El influyente sobrino de Steinbrenner frena la renovación de los Yankees

Yankees managing partner Hal Steinbrenner is at Yankee Stadium in September 2023.

Last Updated on octubre 14, 2023 at 9:42 am by dopse

Hal Steinbrenner ha adoptado una postura un tanto misteriosa al hablar de los planes de renovación de los Yankees antes de la próxima temporada baja. Esto indica su reticencia a aplicar cualquier cambio importante que los aficionados de los Yankees quieran ver. Para complicar más las cosas, puede que no esté dispuesto a anular a su influyente sobrino, que respalda a Cashman y al grupo de analistas.

Durante una conferencia el miércoles, optó por un enfoque bastante vago. Aunque el propietario de los Yankees admitió haber identificado áreas susceptibles de mejora, mencionó la intención de aplicar algunas modificaciones e hizo hincapié en que ciertos cambios pueden ser menos llamativos que otros. Al abordar la posible reorganización, Steinbrenner aludió a posibles ajustes de personal, aunque no exclusivamente a cambios de personal.

El socio gerente de los Yankees lo echó todo tras el manto de la ambigüedad. Steinbrenner no respondió a un correo electrónico en el que se le pedían más aclaraciones. Por otra parte, Brian Cashman, al ser contactado por el post, declinó hacer comentarios sobre el curso de acción de los Yankees en este momento. Esto no hace más que aumentar la incertidumbre sobre la promesa de cambios en los Yankees que Steinbrenner dio por perdida durante años.

Steinbrenner es poco probable que anule su sobrino

Parece existir un sentimiento de insatisfacción respecto a cómo se toman las decisiones en los distintos aspectos del equipo y quién ejerce la mayor influencia en estos asuntos. Brian Cashman siempre ha afirmado que valora las aportaciones de todas las áreas de la organización, incluido el que se considera el mayor departamento de ojeadores profesionales de las Grandes Ligas de Béisbol.

Hal Steinbrenner en un entrenamiento de los Yankees.
Charles Wenzelberg/New York Post

Sin embargo, ha surgido una percepción externa predominante, que sugiere que Cashman se alinea fuertemente con su equipo analítico, con el jefe de esa facción, el GM asistente Mike Fishman, que ejerce una influencia significativa. Steinbrenner también aludió a la implicación de su sobrino mayor, Steve Swindal Jr., en el desempeño de un papel sustancial en muchas de las decisiones tomadas por la organización. En particular, Swindal tiene una estrecha relación con el grupo analítico.

Steinbrenner ya está encontrando resistencia al mantenerse firme en retener a Cashman a pesar de la oposición vocal de algunos de los aficionados más apasionados del equipo. Parece que Aaron Boone también será retenido, según las indicaciones actuales.

El miedo a que Steinbrenner evite grandes cambios en los Yankees

Steinbrenner es un maestro en el arte de la ambigüedad, al igual que su padre, conocido por su franqueza y sus acciones públicas audaces y grandiosas. Posee un comportamiento más reservado, que es otra forma de decir que difiere significativamente de su padre. Esta distinción se ha hecho evidente para cualquiera que haya observado su liderazgo de los Yankees en los últimos 15 años.

Su preferencia por evitar la mirada de los medios y discutir abiertamente los asuntos del equipo le permite renegar de sus promesas de forma sutil. Steinbrenner es reacio a despedir empleados, parece que puede inclinarse por hacer pequeños ajustes en lugar de grandes revisiones.

El socio gerente de los Yankees destacó recientemente varias áreas, incluida la cultura de la casa club, que fueron examinadas durante las reuniones celebradas en Tampa por los 15 principales directivos de béisbol de la organización. Esto resonó entre los aficionados porque se entiende que algunos jugadores tuvieran preocupaciones sobre el acceso que ciertos empleados del equipo tenían a la sede del club, la información que se compartía con ellos y cómo se comunicaba.

El capitán de los Yankees Aaron Judge está con el GM Brian Cashman y el propietario Hal Steinbrenner.
Charles Wenzelberg / NYP

Los fans saben que Steinbrenner valora La aportación de Aaron Judge, y no es ningún secreto que Judge tuvo su ración de quejas durante la temporada 2023 de los Yankees. Consideran seguro suponer que Judge habría transmitido todo esto a Steinbrenner. Sin embargo, su alusión a las tensiones y desacuerdos en la tormenta de ideas de los Yankees en Tampa dejó claro que no todos dentro de la organización comparten los mismos puntos de vista y opiniones.

Esto es un indicio, sin pretensiones, de que no todos están de acuerdo con los cambios que esperan los aficionados de los Yankees y de que los propietarios no están dispuestos a imponerles sus decisiones. Steinbrenner no tiene apetito para afrontar una situación más delicada dentro de la organización tras una importante remodelación.

En el mejor de los casos, el cambio prometido por Steinbrenner implicará hacer cambios como dejar marchar a uno o dos entrenadores, alterar la estructura de liderazgo en áreas como el departamento internacional y establecer una reunión semanal con personal experimentado del béisbol como Omar Minaya y Brian Sabean para garantizar que el equipo mantiene un enfoque equilibrado entre la analítica y la sabiduría tradicional del béisbol. Esto podría servir como respuesta a una temporada en la que los Yankees terminaron con un récord de 82-80, una ofensiva de bajo rendimiento que recuerda a la temporada de 1968, continuos problemas con las lesiones y una serie de transacciones cuestionables.

Es probable que un cambio así traicione las expectativas de los aficionados y los jugadores de los Yankees.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.