Harrison Bader sale llorando después de que los Yankees se deshicieran sin contemplaciones del chico del Bronx

Yankees centerfielder Harrison Bader turns emotional during his farewell speech before joining the Reds on Aug 31, 2023, at Comerica Park, Detroit,

De niño, Harrison Bader creció a pocos minutos del Yankee Stadium, y su sueño empieza y termina con jugar a rayas. Sin embargo, el mismo equipo, al que apoyó ardientemente durante años y del que se sentía orgulloso de formar parte, lo abandonó bruscamente haciéndole saber de su renuncia sólo por televisión. Su lacrimógena salida del jueves demostró su amor por los Yankees y su contundente despido.

Harrison Bader está encantado con la perspectiva de unirse a los Reds, un aspirante a los playoffs, pero no sin antes despedirse emocionado de los Yankees.

Esta transacción puso fin a un periodo de incertidumbre de 48 horas desde que los Yankees colocaron al inminente agente libre en waivers el martes. A pesar de la abrupta conclusión, este giro de los acontecimientos no disminuyó la gratitud de Harrison Bader por haber tenido la oportunidad de vestir las rayas diplomáticas.

Una despedida entre lágrimas de Harrison Bader

Expresando su gratitud a los Yankees, un emocionado Harrison Bader contó que nunca esperó tener una carrera en las Grandes Ligas de Béisbol, y mucho menos llegar a formar parte de los Yankees. Se emocionó visiblemente fuera de la casa club visitante en Comerica Park antes de dirigirse a unirse a los Reds. Harrison Bader mencionó que no está seguro de lo que le depara el futuro, pero expresó un fuerte deseo de volver a los Yankees si es una posibilidad.

Además, Harrison Bader destacó el profundo significado de ser natural de Nueva York y de jugar para los Yankees en el Bronx. Reconoció lo especial de esta experiencia por varias razones, recordando numerosos momentos entrañables. El jardinero central transmitió su emoción y gratitud por la oportunidad, subrayando que, independientemente de las circunstancias, vestir el uniforme de los Yankees era una experiencia única y significativa para él y para los entregados seguidores del equipo.

“No tengo ni idea de lo que nos depara el futuro, y desde luego espero que sea con el uniforme de los Yankees otra vez, si es que esa es una opción”, dijo Harrison Bader. “No sabemos lo que nos depara el futuro”.

“Dicho esto, significa mucho para mí ser un chico de Nueva York que juega en el Bronx con los Yankees. Sí, es muy especial por muchas razones. Hubo muchos buenos momentos. Estoy muy emocionado, porque independientemente de la situación, nadie podrá quitarme el hecho de haberme puesto ese uniforme [after] creciendo en esa ciudad, que significa mucho para mí y para mucha gente que apoya a los Yankees. Estoy muy emocionado y agradecido por la oportunidad.

“Hombre, eso fue especial.”

El momento más destacado de Harrison Bader como yanqui tuvo lugar durante la postemporada del año pasado, cuando lanzó cinco jonrones en nueve partidos, haciendo realidad el sueño de su vida.

Harrison Bader de los New York Yankees

Explicó que durante la postemporada, como neoyorquino, afrontaba los partidos con una sensación de libertad, sintiendo que no tenía nada que perder. Harrison Bader relató el momento de su debut como yanqui el 20 de septiembre, haciendo hincapié en que se dijo a sí mismo que todo lo que sucediera a partir de ese momento no era más que un añadido, porque ya estaba viviendo un sueño.

La estancia de Bader en los Yankees fue agitada

En un giro intrigante, el jardinero central fue reclamado por los Reds el jueves por la tarde. Este movimiento transfirió a Harrison Bader de los Yankees, que actualmente ocupan el último lugar, a la NL Central, donde se une a la carrera por el comodín.

Durante dos temporadas en los Yankees, Harrison Bader vivió momentos emocionantes y otros difíciles.

Tras su llegada procedente de los Cardinals en la fecha límite de traspasos del año pasado, Harrison Bader se enfrentó a un contratiempo inicial, entrando en los Yankees con una bota para caminar debido a una fascitis plantar. En consecuencia, su debut con los Yankees se pospuso hasta septiembre, cuando pasó a tener un octubre memorable.

En la temporada actual, Harrison Bader ha tenido sus contratiempos con las lesiones, pasando dos veces por la lista de lesionados, primero por una distensión en el oblicuo y después por una distensión en los isquiotibiales. Cuando no sufría lesiones, exhibía unas excepcionales dotes defensivas al tiempo que mantenía una media de bateo de sólo .240 y un OPS de .643 con 17 bases robadas en 84 partidos. Su actuación más notable se produjo contra lanzadores zurdos, donde Harrison Bader ostentó un impresionante promedio de bateo de .343 y un sobresaliente OPS de 1,079 esta temporada.

A pesar de sus estadísticas sobre el terreno de juego, Harrison Bader se marchó de los Yankees con el máximo respeto y admiración por parte de sus compañeros.

Aaron Judge expresó que se trataba de una situación difícil. Mencionó que Harrison Bader se había convertido en un buen amigo suyo en los dos últimos años, y que habían desarrollado una sólida relación. Aaron señaló que había observado la gran ética de trabajo de Bader, tanto durante la pretemporada como a lo largo de la temporada. Destacó que Bader estaba especialmente centrado en ganar, sobre todo en su año de agente libre, y que su principal objetivo era lograr una victoria en las Series Mundiales. Aaron transmitió sus mejores deseos a Bader.

Aaron Judge con Harrison Bader
Frank Franklin Ii/Associated Press

El mánager Aaron Boone tuvo una breve oportunidad de despedirse de Harrison Bader justo antes de que comenzara el partido del jueves. Reconoció que la ventana para las renuncias se había cerrado momentos antes del primer lanzamiento. A pesar de la poca antelación, Boone expresó su gratitud por el tiempo que el jugador ha pasado con el equipo.

Aaron Boone mencionó que Harrison Bader había llegado a los Yankees y logrado hazañas notables, sobre todo durante la postemporada. Boone, reconociendo las raíces del jugador como aficionado del equipo, subrayó que, aunque el futuro sigue siendo incierto, transmitió sus mejores deseos a Harrison Bader en su marcha.

Actualmente, Harrison Bader está ansioso por sumergirse de lleno en el equipo de los Reds, ya que hasta el jueves se encontraban a sólo seis partidos de los líderes de la NL Central y a un solo partido del último puesto de comodín de la NL.

Harrison Bader expresó su entusiasmo por participar en partidos de béisbol significativos a medida que se acerca el final de la temporada. Destacó su familiaridad con la NL Central debido a su anterior etapa en los Cardinals y subrayó la importancia de jugar partidos importantes en septiembre.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.