El meteórico ascenso de Luis Gil amenaza el puesto de rotación de Cortés en los Yankees

Yankees rotation stars Luis Gil and Nestor Cortes
Michael Bennington
martes mayo 14, 2024

El reciente rendimiento de la estrella emergente Luis Gil ha supuesto una inyección de moral para la rotación de los Yankees. Con su última actuación de seis entradas cerradas contra los formidables Rays de Tampa Bay, el lanzador está muy bien situado para superar a Néstor Cortés en la próxima remodelación de la rotación. Con el inminente regreso de Gerrit Cole, puede que al zurdo le resulte difícil permanecer en la rotación de cinco hombres.

Aunque Cortés fue innegablemente el titular más destacado de los Yankees en 2022, parece que el tiempo y posiblemente las lesiones han mermado su toque antaño mágico. En cambio, Luis Gil ha estado diezmando absolutamente a los bateadores rivales con un arsenal tan impresionante que los deja totalmente abrumados, como describió el manager Aaron Boone tras el triunfo del equipo por 10-6 el domingo.

El ascenso del diestro de 25 años no sólo es fascinante de presenciar, sino que también tiene importantes implicaciones para la plantilla del equipo. Como Cole regresará de la Lista de Lesionados en junio o principios de julio, Boone se enfrentará a una decisión crucial sobre cómo gestionar hábilmente la rotación. Con las largas extremidades de Luis Gil y su increíble velocidad de brazo, es innegable que es un fichaje apasionante para la plantilla de lanzadores de los Yankees.

La velocidad de la bola rápida de Cortés ha caído por debajo de 91 mph, y los elementos engañosos de su entrega han estado notablemente ausentes en las últimas salidas. Además, ha tenido serias dificultades en los desplazamientos, con un balance de 0-3 y un ERA de 6,75 lejos de los amistosos confines del Yankee Stadium, incluida una decepcionante actuación en Tropicana Field, donde cedió cuatro carreras, incluidos dos jonrones, en sólo 5,1 entradas.

Visiblemente conmocionado, Cortés admitió: “Es duro lanzar en esta liga sin una bola rápida”, una dura constatación que subraya los retos a los que se enfrenta actualmente.

La actuación de Luis Gil contrastó fuertemente con los problemas de Cortés, ya que dominó a los Rays con una fulgurante bola rápida que alcanzó un máximo de 99,4 mph y una media impresionante de 96,6 mph. Los Rays fueron incapaces de hacer avanzar a un corredor hasta la tercera base y sólo consiguieron cinco bolas bateadas fuera del infield, un testimonio de la potencia de Luis Gil.

Luis Gil florece bajo la dirección de Cole

En una cautivadora muestra de tutoría, Gerrit Cole, el gran maestro de los Yankees, fue visto recientemente impartiendo sabiduría a Luis Gil en una sesión privada en el bullpen que fue bellamente captada por la YES Network. El agudo ojo de Cole para el talento ha reconocido sin duda las prodigiosas habilidades del joven lanzador.

Cole, que había observado un pequeño defecto en la entrega de Luis Gil relacionado con el momento en que la bola salía de su guante, estaba decidido a impartir su sabiduría al joven protegido.

Con la ayuda del intérprete Marlon Abreu, Cole explicó cuidadosamente la importancia de lograr la transferencia perfecta. Hizo hincapié en que, aunque el estilo de cada lanzador puede variar, el momento óptimo puede medirse por los resultados: si los lanzamientos alcanzan sistemáticamente los objetivos previstos y mantienen un buen movimiento.

Luis Gil, y sobre todo los Rays, pueden dar fe de la eficacia de la dirección de Cole. La actuación del joven diestro fue tan dominante que la decisión de los Yankees de retirarlo tras la sexta entrada pareció un gesto misericordioso hacia la oposición.

El clubhouse de los Yankees se llenó de música atronadora mientras hacían planes para prolongar su estancia en Florida un día más antes de su serie contra los Twins. El ambiente era eléctrico, alimentado por una trifecta de logros: una victoria en la serie contra los Rays, el hito del primer jonrón de Jahmai Jones en su carrera y la creciente creencia de que Luis Gil ha llegado de verdad.

La creciente admiración del seleccionador Aaron Boone por el joven diestro no es de extrañar. Destacó las características únicas y la velocidad de la bola rápida de Luis Gil, que resultó ser un desafío formidable para los bateadores. Boone también destacó la fuerza de sus lanzamientos secundarios, que imponían respeto a los bateadores rivales.

Los comentarios de los bateadores reforzaron aún más la potencia del arsenal de Luis Gil, ya que se veían abrumados y les costaba hacer un contacto significativo incluso cuando conectaban con la bola. Boone lo atribuyó a la capacidad del lanzador para engañar a los bateadores por diversos medios, como la velocidad, el efecto u otros elementos engañosos.

El as de los Yankees Gerrit Cole enseña al lanzador Luis Gil en Tropicana Field el 10 de mayo de 2024.

Curiosamente, a pesar de la ferocidad de sus lanzamientos, la entrega de Luis Gil es notablemente convencional, carente de peculiaridades distintivas. Además, en contraste con la fogosa personalidad de compañeros de equipo como Carlos Rodon o Marcus Stroman, la estrella emergente de los Yankees desprende un comportamiento apacible fuera del montículo.

Con “Dios me bendiga” tatuado en el cuello, el dominicano expresó su gratitud tanto a Dios como a la organización de los Yankees por la oportunidad de demostrar su talento y mantenerse sano. Luis Gil hizo hincapié en su compromiso de mantener la concentración y realizar el trabajo necesario para continuar su impresionante ascenso en la rotación de los Yankees.

Para el entrenador Aaron Boone, esta abundancia de aspectos positivos es un escenario de ensueño, pero si se viera obligado a elegir, podría inclinarse por la tercera opción: la aparición de una nueva estrella de la rotación en Luis Gil. A medida que el joven lanzador sigue brillando, cada vez está más claro que ha llegado su momento de ocupar el centro del escenario.

El yanqui Luis Gil reacciona durante su inicio contra los Rays en Tropicana Field el 12 de mayo de 2024.
E 161 CALLE

Carlos Rodon llevó los elogios de Boone un paso más allá, expresando su propia sensación de estar abrumado por la actuación de Gil. Rodon destacó la notable capacidad de Gil para lanzar strikes constantemente, sin dar tregua a los bateadores y manteniéndolos constantemente alerta.

Los Yankees tienen suerte de no tener que tomar una decisión inmediata respecto a Luis Gil y Néstor Cortés, ya que la elección va más allá de estos dos lanzadores. También deben considerar el potencial de Gil para contribuir al éxito del equipo, al tiempo que gestionan cuidadosamente su carga de trabajo para proteger su brazo.

A lo largo de su década de carrera, Luis Gil sólo ha superado la marca de las 50 entradas en dos ocasiones, y ya ha lanzado 43 entradas esta temporada. Como el tiempo apremia, los Yankees podrían optar por cerrarle pronto, preservando las entradas que le quedan para la crucial postemporada.

Alternativamente, podrían limitar a Luis Gil a cinco entradas por salida y gestionar su carga de trabajo implementando una rotación de seis hombres (salvando el puesto de Cortés), una estrategia posible gracias a la profundidad del equipo, que incluye varios relevistas capaces de actuar como titulares de corta duración.

Independientemente del enfoque, Luis Gil ha demostrado que su éxito no es mera casualidad. Ascender desde el puesto nº 5 hasta ostentar el ERA más bajo de la rotación (2,51) es una prueba de su auténtico talento. Sin embargo, a medida que la estrella de Gil asciende, el rendimiento de Nasty Nestor ha ido disminuyendo a un ritmo alarmante.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.