Bobby Richardson: el grande de los Yankees que se retiró a los 31 años

Bobby Richardson of the New York Yankees

Conocido cariñosamente como Bobby Richardson, Robert Clinton Richardson Jr. ocupó el puesto de segunda base de los Yankees de 1955 a 1966. Hábil bateador y lanzador diestro, este 8 veces All-Star creó una formidable pareja de doble juego junto a sus compañeros de los Yankees Clete Boyer y Tony Kubek. Un hito excepcional de su carrera es haber sido el único Jugador Más Valioso de las Series Mundiales elegido del equipo perdedor. Esta distinción le llegó cuando obtuvo el galardón por su destacada actuación durante las Series Mundiales de 1960. Además, en 1962 se proclamó campeón de bateo de la Liga Americana (AL) con una impresionante cifra de .209 bateos y contribuyó a la victoria de los Yankees en las Series Mundiales de 1962 al realizar una captura decisiva del bate de Willie McCovey.

Bobby Richardson debutó el 5 de agosto de 1955, logrando su primer hit contra el célebre miembro del Salón de la Fama Jim Bunning en una triunfal victoria por 3-0 contra los Tigres de Detroit. Tras consolidar su puesto en el equipo en 1957, ascendió rápidamente a la segunda base, sucediendo a Billy Martin. En particular, el tempestuoso jugador de los Yankees había protagonizado un choque autoinfligido con Mickey Mantle en un carrito de golf durante los entrenamientos de primavera, seguido de una sonada pelea en el Club Copacabana en mayo. Estos acontecimientos le llevaron a ser traspasado a los Kansas City Athletics en junio.

Bobby Richardson lo aprovechó al máximo y, para el 25 de junio de la temporada de 1957, tenía un promedio de bateo de .331, el segundo mejor después de Mantle en la lista de los Yankees. Ese mismo año se ganó también su primer puesto en el Partido de las Estrellas.

Pero el comienzo no fue fácil para Bobby Richardson

En medio de sus dificultades durante esa temporada, Bobby Richardson se planteó seriamente abandonar el mundo del béisbol. Sin embargo, una figura crucial en su trayectoria, Ralph Houk, entrenador de primera base de los Yankees y antiguo entrenador de Bobby Richardson en Denver, consiguió convencerle para que se quedara. Esta decisión resultó ser transformadora, ya que Bobby Richardson consiguió su victoria inaugural en las Series Mundiales de 1958. Otro pináculo surgió en 1960, cuando su notable actuación le llevó a ser designado MVP de las Series Mundiales, con una media de bateo de .367 y 12 carreras impulsadas. Su destreza defensiva también saltó a la palestra durante las Series Mundiales de 1962, donde desempeñó un papel fundamental en el triunfo de los Yankees en el séptimo partido y en la consecución del trofeo de campeones. Al año siguiente, en el enfrentamiento de las Series Mundiales de 1964 contra los Cardenales de San Luis, Bobby Richardson inscribió su nombre en la historia al establecer un récord en las Series Mundiales con 13 hits.

La trayectoria de Bobby Richardson se desarrolló íntegramente en el ámbito de los Yankees, entre 1955 y 1966. Esta notable época abarcó siete participaciones en las Series Mundiales, que se saldaron con tres triunfos junto a compañeros de equipo emblemáticos como Mickey Mantle, Roger Maris y Yogi Berra. Sus logros brillaron con luz propia al ser seleccionado para siete Juegos de las Estrellas, distinción que logró antes de alejarse del fútbol a la temprana edad de 31 años.

La decisión de la jubilación

A pesar de tener sólo 31 años al final de la temporada de 1966, Bobby Richardson optó por la retirada. Su decisión inicial de retirarse había surgido tras la temporada de 1965, pero los Yankees consiguieron persuadirle para que regresara por un último año, dada la retirada de Tony Kubek debido a las lesiones. La motivación de Bobby Richardson radicaba en su deseo de participar en la vida familiar cotidiana, incluidas las actividades escolares, la ayuda con los deberes y el entrenamiento de los equipos de sus hijos. Como sentido homenaje a su extraordinaria carrera, los Yankees designaron el 17 de septiembre como “Día de Bobby Richardson”, un distinguido honor que sólo comparten unos pocos elegidos en la historia del Yankee Stadium.

Dirigiéndose a los aficionados, Bobby Richardson expresó humildemente: “Qué suerte he tenido de ser un Yankee. A Dios sea la gloria”.

En los siguientes capítulos de su vida, Bobby Richardson asumió el papel de entrenador de béisbol universitario para tres equipos distintos, incluyendo incluso a Carolina del Sur entre ellos. Más allá de sus actividades deportivas, se convirtió en un reputado orador cristiano que compartía sus ideas con un público más amplio.

Durante una reciente entrevista con el podcast “Sports Legends of the Carolinas”, al ser preguntado por su prematura retirada, Bobby Richardson respondió:

“Sí, jugué en mi primer partido de veteranos cuando aún tenía 31 años. Podría haber jugado cinco años más. Estaba en buena forma. Estuve en el equipo de las estrellas los últimos (cinco) años seguidos. Pero sentí que ya había estado allí y lo habíamos hecho tan bien, y quería pasar más tiempo con mi familia. Tenía dos hijos que me perdí todos los años que jugaron a las ligas menores y demás. Tenía dos niñas. Y en aquel momento no había nacido nuestro quinto hijo. Nació cuando me jubilé y volví a Sumter. Probablemente sea la mejor decisión que he tomado”.

Los mejores momentos de Bobby Richardson

El recuerdo más preciado de Bobby Richardson sobre los Yankees tuvo lugar durante el tercer partido de las Series Mundiales de 1960. En un momento crucial, el entrenador Casey Stengel le colocó octavo en el orden de bateo, justo antes del turno del lanzador. Con las bases llenas y los Yankees con ventaja de 1-0 en la primera entrada, Stengel pidió un toque. A pesar de dos faltas, en el tercer intento, Bobby Richardson dirigió la pelota al jardín derecho, evitando una doble jugada. En un giro inesperado, bateó un hit monumental, dándose cuenta mientras sus compañeros le abrazaban en el home de que había ejecutado un grand slam home run. Caminando de vuelta al banquillo, Stengel comentó en broma: “Buen toque”.

Otro momento decisivo para Bobby Richardson se produjo durante el séptimo partido de las Series Mundiales de 1962. Al entrar en la novena entrada con una escasa ventaja de 1-0, un bateador dio uno de los golpes más difíciles del partido, que Bobby Richardson atrapó hábilmente. Esta jugada decisiva llevó a los Yankees a la victoria.

Procedente de Sumter, a sólo 110 millas al sureste de Charlotte, Bobby Richardson tiene profundas raíces, ya que sigue residiendo allí junto a su esposa, Betsy. Bobby Richardson se sorprende de cómo el dinero ha transformado significativamente el juego con el paso del tiempo. Recuerda vívidamente haber ganado 5.000 dólares durante su primer año, cantidad que más tarde aumentó a 7.500 dólares. Si lo comparamos con los actuales contratos multimillonarios que adornan la actual plantilla de los Yankees, la evolución era palpable.

Bobby Richardson, galardonado cinco veces con el prestigioso Guante de Oro, compartía una clara camaradería con Mickey Mantle. Los dos se embarcaron juntos en diversas aventuras, como estancias en Boone, ejercer de grandes mariscales en un festival de esquí y realizar excursiones.

Además, Bobby Richardson estuvo en el centro de la rivalidad entre Roger Maris y Mickey Mantle en 1961. Durante esta temporada, Maris acabó pulverizando el récord de jonrones de Babe Ruth con la impresionante cifra de 61 cuadrangulares, mientras que Mantle concluyó con unos notables 54.

También hubo una famosa frase de Casey Stengel sobre Bobby Richardson: “No bebe, no mastica, no sale hasta tarde y aún así no puede batear .250”. Esto le convierte claramente en un modelo a seguir para las personalidades del deporte.

¿Cuál es tu valoración de Bobby Richardson? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.