Aaron Judge arrolla a sus rivales y devuelve a los Yankees a la lucha por el título

Los Yankees necesitaron 30 partidos para conseguir sus primeras 15 victorias de la temporada. Sin embargo, en los 19 partidos siguientes, lograron 14 victorias, lo que muestra una tendencia positiva de progreso. Se considera que avanza en la dirección correcta. Hubo varias reacciones exageradas cuando los Rays parecían ir camino de ganar unos 170 partidos este año. Además, las preocupaciones surgieron cuando los Yankees quedaron 10 partidos por detrás el 5 de mayo y de nuevo el 7 de mayo.

Antes de que los Rays se enfrentaran a los Blue Jays el lunes por la noche en San Petersburgo, su ventaja sobre los Yankees se había reducido a 5 ½ partidos. A falta de 113 partidos, los Yankees se disponían a comenzar una interesante serie contra los confiados Orioles el martes por la noche. Cabe señalar que, con el tiempo, las cosas tienden a resolverse como se esperaba.

Los Yankees recuperan el bate de Aaron Judge

Esta noción tiene aún más importancia cuando en tu equipo está el jugador ofensivo más dominante de todo el deporte. Los Yankees tienen la suerte de contar con Aaron Judge como jugador, que, aunque no supere el récord de 62 jonrones este año, sigue exhibiendo sus excepcionales habilidades incluso unas semanas después de celebrar su 31 cumpleaños. Judge sigue estando en la cima de su capacidad como atleta profesional.

Tener a Aaron Judge bateando en el puesto número 2 ha demostrado ser bastante ventajoso para los Yankees, ya que ahora tienen esencialmente un bateador limpio en esa posición.

El relevista de los Yankees Ron Marinaccio compartió su admiración por Aaron Judge, señalando que le resulta impresionante observar el rendimiento de Judge de manera constante. Según Marinaccio, el enfoque de Judge en el plato sigue siendo de alta calidad, lo que crea expectativas de hits o jonrones impactantes. Añade, además, que Judge siempre cumple en los momentos cruciales, por lo que es agradable presenciar de cerca sus contribuciones a diario.

Aaron Judge de los Yankees en Great American Ballpark, Cincinnati, el 20 de mayo de 2023.
Twitter/ Sí

Para los aficionados de los Yankees, el impacto de Aaron Judge en el equipo es innegable. A pesar de perderse 10 días debido a una lesión y de que el domingo le dieron un día libre, Judge ha jugado en 38 partidos, y el equipo ha salido victorioso en 24 de ellos. Esta correlación no es casual. El valor de Judge va más allá de los meros logros estadísticos. En su temporada inaugural como capitán de los Yankees, ha ejemplificado realmente el significado de ser el “jugador más valioso”.

Tras regresar de la lista de lesionados el 9 de mayo, Aaron Judge tuvo la oportunidad de recuperar poco a poco su forma en ese partido en el que los Yankees dominaban cómodamente a su rival, los Athletics. Sin embargo, en los 11 partidos siguientes, Judge mostró un nivel de rendimiento excepcional. Presume de una impresionante media de bateo de 0,405, un porcentaje de slugging de 0,976 y un impresionante porcentaje de bases del 51,9%. Además, ha bateado siete jonrones y contribuido con 16 carreras impulsadas durante este periodo.

Cuando Aaron Judge está sano y en plena forma, demuestra sistemáticamente su poderío como fuerza dominante. En los últimos tiempos, ha seguido haciendo gala de esta habilidad, actuando como una bola de demolición unipersonal para los equipos contrarios. Como era de esperar, los Yankees han prosperado durante este tramo, ostentando un impresionante récord de 8 victorias y 3 derrotas.

La extraordinaria actuación de Aaron Judge es de las que provocan el asombro de casi todos los que no llevan su emblemática camiseta con el número 99. Deja a los espectadores sacudiendo la cabeza asombrados por sus extraordinarias habilidades.

Aaron Judge menciona que evita conscientemente pensar en su rendimiento. Según el capitán de los Yankees, afronta cada bate independientemente del resultado del anterior. Su atención se centra únicamente en la situación actual, como evaluar al lanzador en el montículo y determinar cómo puede contribuir al éxito del equipo. Al adoptar esta mentalidad, Judge cree que es irrelevante si se encuentra en una racha caliente o fría.

Mucha gente anticipó que replicar o superar el increíble rendimiento de Aaron Judge del año pasado sería una tarea difícil. Las impresionantes cifras que logró en 2022, como 62 jonrones, 131 carreras impulsadas y 1,111 OPS, no eran estadísticas fáciles de alcanzar. Además, su estancia de 10 días en la lista de lesionados no hace sino complicar la tarea de igualar esos excepcionales logros.

Comparación interanual

A pesar de las circunstancias, comparemos las estadísticas que Aaron Judge tenía la mañana del 23 de mayo del año pasado con las que tendrá este año. El 23 de mayo del año pasado, se despertó con 15 jonrones, 35 carreras impulsadas y un OPS de 1,065. En cambio, en la misma mañana de este año, se despertará con 13 jonrones, 32 carreras impulsadas y un OPS de 1,042. Es importante señalar que la temporada del año pasado comenzó más tarde debido al cierre patronal, lo que significa que Judge tuvo más oportunidades de batear en comparación con este año. Por consiguiente, lograr un total de 62 jonrones este año podría seguir siendo una hazaña difícil de conseguir.

Con un jugador como Aaron Judge en el periodo actual, es difícil imaginar que algo esté fuera de su alcance.

Aaron Judge bateó un enorme jonrón en el Rogers Center para llevar a los Yankees a la victoria el 16 de mayo de 2023.

Clarke Schmidt sugiere que el reciente rendimiento de Aaron Judge se asemeja mucho a lo visto el año pasado. Según Schmidt, Judge sigue siendo el mismo jugador, y no percibe cambios notables en comparación con la temporada anterior.

Uno de los momentos más notables se produjo durante una situación aparentemente infructuosa. Tuvo lugar el pasado domingo en el estadio de los Yankees contra los Rays. Los Yankees iban perdiendo 8-7, y había dos outs en la novena entrada. Aaron Judge se acercó con confianza al plato. A pesar de la naturaleza impredecible del béisbol, había una innegable sensación de certeza entre los 42.116 espectadores en las gradas, las 25 personas en el dugout y el bullpen de los Yankees, y quizás incluso los 24 jugadores que vestían los uniformes de los Rays. Todos compartían la creencia de que Judge estaba a punto de igualar el partido.

Tras su swing, Aaron Judge consiguió crear un impacto significativo. El único jugador de los Rays que quedaba, Jason Adam, que había realizado el lanzamiento, reconoció inmediatamente el resultado. El potente bateador de los Yankees reaccionó doblándose por la cintura, plenamente consciente de lo que había ocurrido. Sorprendentemente, a pesar de que la pelota cayó a escasos centímetros de la señal de 399 pies en el desafiante campo exterior conocido como el Valle de la Muerte, José Siri logró atraparla. En ese momento, Adam tomó aire y el juez le mostró su agradecimiento saludándole.

Lo destacable de este momento fue que, en un juego en el que predomina el fracaso, Judge se había quedado corto. Sin embargo, el viaje y el despliegue de habilidad fueron realmente notables. Judge demostró una vez más lo excepcional que es, y esta temporada sigue mostrando su excepcional talento que puede llevar a los Yankees.

¿Qué le parece?

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.