Tres décadas después: Los Yankees últimos tras 95 partidos

The Yankees' manager Aaron Boone and their general manager, Brian Cashman.

Los Yankees atraviesan un pésimo momento en la Liga Americana, encontrándose en una situación calamitosa después de 95 partidos, que recuerda a su situación en 1990.

Tras dos derrotas consecutivas ante los Ángeles Angels, una ola de frustración y decepción se apoderó de los aficionados de los Yankees, lo que provocó una avalancha de peticiones en las redes sociales para la destitución inmediata tanto de Aaron Boone como de Brian Cashman. El rendimiento del equipo esta temporada ha sido pésimo, muy por debajo de las altas expectativas que tenían de dominar la AL Este, asegurarse un puesto en los playoffs y competir por su primer título de la Serie Mundial desde 2009.

El lanzador de los Yankees Clarke Schmidt.
AP Photo/David Zalubowski

En lugar de luchar por el primer puesto, la realidad es muy distinta, ya que los Yankees languidecen actualmente en el último puesto de la AL Este, por detrás de los Tampa Bay Rays, líderes de la división, por un margen significativo de nueve partidos. Además, se encuentran dos partidos por detrás en la carrera por los comodines, lo que les obliga a recuperar su ventaja competitiva de antaño.

La gravedad de la situación se hace aún más evidente cuando se echa la vista atrás más de tres décadas hasta la última vez que los Yankees se enfrentaron a una situación tan desesperada después de 95 partidos, lo que ocurrió en 1990. Este penoso declive supone un gran reto para un equipo famoso por su ilustre historia y su entregada afición.

Contraste entre las expectativas y la realidad de los Yankees

El vicepresidente senior y mánager general Brian Cashman estrecha la mano del mánager de los New York Yankees Aaron Boone en el Yankee Stadium el 6 de diciembre de 2017 en el barrio del Bronx de la ciudad de Nueva York.
Mike Stobe

La frustración entre los aficionados de los Yankees se ha ido gestando durante semanas, lo que ha llevado a algunos a expresar su enfado con la cúpula directiva del equipo, en particular con el director general Brian Cashman y el mánager Aaron Boone.

Recientemente, los Yankees hicieron un movimiento audaz al despedir a su antiguo entrenador de bateo Dillon Lawson y sustituirlo por Sean Casey. Esta decisión alimentó las especulaciones sobre posibles cambios importantes dentro de la organización, pero hasta ahora no se han visto mejoras significativas en el campo.

A medida que el rendimiento del equipo sigue deteriorándose, los aficionados están cada vez más furiosos y opinan que tanto Cashman como Boone deben rendir cuentas si los Yankees esperan recuperar su condición de aspirantes a las Series Mundiales.

El entrenador Aaron Boone, en particular, se ha enfrentado a críticas por decisiones cuestionables, como no hacer caminar a Shohei Ohtani durante su reciente derrota ante los Angels, lo que resultó en un jonrón que empató el partido. Durante su entrevista semanal a Talkin’ Yanks, Boone defendió su elección, pero recibió reacciones negativas de los aficionados que creían que había sido un error costoso.

La ausencia del jugador clave Aaron Judge ha afectado innegablemente al equipo, y otros veteranos como Anthony Rizzo y Giancarlo Stanton también han rendido por debajo de lo esperado. Sin embargo, los aficionados sostienen que los problemas del equipo van más allá del rendimiento individual de los jugadores y apuntan al entrenador, la gestión del juego y las tácticas como factores que contribuyen a su decepcionante temporada.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.