Series Mundiales de 1996: Los Yankees ponen fin a 18 años de sequía

The Yankees parade in New York following the 1996 World Series win.
Sara Molnick
sábado noviembre 18, 2023
El acontecimientoSeries Mundiales de 1996
El adversarioBravos de Atlanta
La puntuaciónYankees 4-2 Braves
FechaDel 20 al 26 de octubre
SedesYankee Stadium (Nueva York)
Estadio del Condado de Fulton (Atlanta)
El MVPJohn Wetteland
El partido más memorableJuego 5
Héroes del bateo de los YankeesTino Martinez, Bernie Williams, Wade Boggs, Derek Jeter, Paul O’Neill
Héroes del pitcheo de los YankeesJohn Wetteland, Andy Pettitte, David Cone, Mariano Rivera
Récord del equipo en la temporada regular92-70
Posición ALNº 1
ALDS rivales, puntuaciónTexas Rangers; 3-1
ALCS rivales, puntuaciónOrioles de Baltimore; 4-1
Gerente de los Yankees Joe Torre

La victoria de los Yankees en las Series Mundiales de 1996 puso fin a su sequía de 17 temporadas sin títulos y ganaron las Series Mundiales por primera vez desde 1978. Esta victoria marcó el inicio de una gran época para el equipo, que llegó a ganar cuatro campeonatos en sólo cinco años. La temporada de 1996 fue especial porque tenían un equipo realmente fuerte y con talento. Contaban con jugadores destacados como Derek Jeter, Bernie Williams, Paul O’Neill, Tino Martínez, Mariano Rivera y Andy Pettitte bajo la dirección del entrenador Joe Torre. El equipo tenía una buena mezcla de jugadores experimentados que aportaban liderazgo y jugadores más jóvenes que eran talentos emergentes y desempeñaron un papel clave en la victoria de las Series Mundiales de 1996.

En la temporada regular, a los Yankees les fue muy bien con un récord de 92-70. Esto les convirtió en los ganadores de la división Este de la Liga Americana, lo que supuso una gran mejora con respecto a la temporada anterior, en la que acabaron en segundo lugar. Durante los playoffs, tuvieron que enfrentarse a equipos fuertes como los Texas Rangers y los Baltimore Orioles en su camino hacia las Series Mundiales de 1996. Jugaron contra los Rangers en la Serie de División de la Liga Americana y contra los Orioles en la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Fue una serie dura contra los Orioles, que llegó hasta los cinco partidos, pero al final los Yankees salieron vencedores.

En las Series Mundiales de 1996, los Yankees jugaron contra los Bravos de Atlanta, que eran los campeones defensores. La serie fue realmente emocionante, con ambos equipos luchando duro. Los Yankees no tuvieron un buen comienzo y perdieron los dos primeros partidos en su estadio. Pero luego dieron la vuelta a la situación y ganaron los cuatro partidos siguientes de las Series Mundiales de 1996. Lo que es aún más impresionante es que tres de esas victorias se produjeron en Atlanta, que es el estadio de los Braves. Esta increíble remontada ayudó a los Yankees a hacerse con el título de campeones.

La victoria en las Series Mundiales de 1996 fue el resultado del trabajo conjunto de todo el equipo, incluidos los bateadores y los lanzadores. Un jugador que destacó fue John Wetteland, que fue el cerrador del equipo. Su actuación fue tan impresionante durante las Series Mundiales de 1996 que fue nombrado Jugador Más Valioso (MVP) de las propias Series Mundiales de 1996. Sus lanzamientos desempeñaron un papel fundamental en el éxito de los Yankees en el campeonato.

Derek Jeter, el shortstop novato de los Yankees en aquel momento, reflexionó sobre la importancia de su primera victoria en el campeonato, afirmando que ocupa un lugar especial en la memoria. Según Jeter, este triunfo marcó un punto de inflexión en la historia del béisbol y el comienzo de una nueva era para el equipo, ya que los Yankees habían soportado un largo periodo sin ganar. Con el triunfo en las Series Mundiales de 1996, continuaron su racha de victorias.

Para mucha gente de la organización, incluido Brian Cashman, que empezó como becario en 1986 y más tarde se convirtió en ayudante del director general Bob Watson, ganar las Series Mundiales de 1996 fue una experiencia nueva y emocionante. Aunque el propietario del equipo, Steinbrenner, llevaba deseando ganar un título desde 1978, para muchos miembros de la plantilla ésta era la primera ocasión de celebrar el éxito. Cashman estuvo presente la noche en que Lemke cometió la falta, y marcó un momento memorable en su camino hacia el campeonato de la Serie Mundial de los Yankees.

George M. Steinbrenner, principal propietario de los Yankees, quería poner fin a un periodo de 18 años sin campeonatos. En octubre de 1995, tomó la decisión de sustituir a Buck Showalter como entrenador y nombró a Joe Torre, que en aquel momento aún no había alcanzado el nivel de éxito que más tarde le valdría un lugar en el Salón de la Fama del Béisbol.

Tras sufrir una devastadora derrota contra los Mariners en las Series de la División AL de 1995, los Yankees descubrieron en 1996 su identidad combinando veteranos experimentados con novatos de talento. La calma y la serenidad del entrenador Joe Torre ayudaron a proteger a los jugadores del intenso escrutinio de los medios de comunicación en Nueva York. Su habilidad para contar historias y desviar la atención resultó ser exactamente lo que el equipo necesitaba para triunfar en la batalla por las Series Mundiales de 1996.

El no-hitter de Dwight Gooden el 14 de mayo fue un momento significativo que simbolizó la transformación de los Yankees de un comienzo difícil a una temporada exitosa. El jugador de campo Mariano Duncan inspiró al equipo con un lema que se convirtió en un grito de guerra, incluso impreso en camisetas: “Jugamos hoy, ganamos hoy, eso es todo”. Los Yankees siguieron este consejo a rajatabla y tuvieron una sólida temporada regular con un récord de 92-70. Continuaron su racha de victorias en los playoffs, derrotando a los Orioles y a los Rangers, y hubo un momento memorable en el que participó Jeffrey Maier, de 12 años, que ayudó al equipo en el camino.

El receptor Jorge Posada reflexionó sobre la importancia de la temporada de 1996, afirmando que sentó las bases del éxito del equipo. Según Posada, las expectativas fueron altas desde el principio, ya que el entrenador Joe Torre declaró durante los entrenamientos de primavera que su objetivo final era llegar a las Series Mundiales de 1996. La insistencia de Torre en trabajar duro para lograr ese objetivo marcó la pauta de la mentalidad del equipo durante toda la temporada.

El preludio de las Series Mundiales de 1996: La temporada regular de los Yankees

Media de bateo en temporada regular.288
Mejor marca individualMariano Duncan (.340)
ERA de lanzadores en temporada regular4.65
Mejor marca individualMariano Rivera (2,09)

Los New York Yankees tuvieron una buena temporada en 1996, con 92 victorias y 70 derrotas. Fueron los campeones de la división Este de la Liga Americana, aventajando en cuatro partidos a los Orioles de Baltimore. Su maestría para remontar y ganar partidos les convirtió en favoritos para las Series Mundiales de 1996.

El éxito de los Yankees en la temporada regular de 1996 puede atribuirse a su capacidad para batear bien y lanzar con eficacia. Tenían una potente alineación con jugadores como Bernie Williams, Paul O’Neill, Derek Jeter, Tino Martínez y Wade Boggs, que contribuían a su poder ofensivo. El equipo anotó 871 carreras a lo largo de la temporada, ocupando el cuarto lugar en la Liga Americana, y tuvo un impresionante promedio de bateo de equipo de .288.

En cuanto a los lanzadores, los Yankees contaban con una sólida rotación inicial formada por Andy Pettitte, David Cone, Jimmy Key y Kenny Rogers. Mariano Rivera, que emergió como una fuerza dominante en el bullpen y preparó al cerrador John Wetteland, les apoyó. El equipo de lanzadores tuvo una media combinada de carreras ganadas (ERA) de 4,65, lo que les situó sextos en la Liga Americana. Esto les fue mejor, ya que ganaron las Series Mundiales de 1996.

Durante la temporada regular, los Yankees vivieron momentos memorables. Empezaron la temporada con buen pie, ganando 11 de sus 12 primeros partidos. Bernie Williams tuvo una temporada excepcional, con una media de bateo de 0,305, 29 jonrones y 102 carreras impulsadas. Derek Jeter, que era un novato ese año, tuvo un gran impacto, bateando.314 con 10 jonrones y 78 carreras impulsadas.

Aunque los Yankees tuvieron que hacer frente a dificultades como las lesiones de jugadores importantes, no dejaron que ello afectara a sus aspiraciones de ganar las Series Mundiales de 1996. Se mantuvieron fuertes y pudieron ganar el título de división. Su éxito durante la temporada regular sentó las bases de su trayectoria en los playoffs, que les llevó a proclamarse campeones en 1996.

La batalla de la ALDS de 1996: Yankees 3-1 Rangers

El adversarioRangers de Texas
La puntuaciónYankees 3-1 Rangers
FechaDel 1 al 5 de octubre
SedesEstadio de los Yankees
El estadio de Arlington
El partido más memorableJuego 2
Juego 1Resultado: Yankees 2-6 Rangers
Lugar: Yankee Stadium
La multitud: 57,205
Juego 2Resultado: Yankees 5-4 Rangers
Lugar: Yankee Stadium
La multitud: 57,156
Juego 3Resultado: Yankees 3-2 Rangers
Lugar: El Ballpark de Arlington
La multitud: 50,100
Juego 4Resultado: Yankees 6-4
Lugar: El Ballpark de Arlington
La multitud: 50,066

El primer partido de la serie tuvo lugar el 1 de octubre de 1996 en el Yankee Stadium. Los Yankees consiguieron una temprana ventaja, pero los Rangers la revirtieron con un 3-1 en el tercero. Los, Texas ampliaron la ventaja a 6-2 para lograr su primera victoria de la historia en la postemporada obstruyendo el camino de los Yankees hacia las Series Mundiales de 1996.

En el segundo partido, Juan González conectó un jonrón en la cuarta entrada, dando la ventaja a los Rangers. Esta sería su única carrera en toda la serie, a pesar de que habían anotado muchas carreras a lo largo de la temporada. Andy Pettitte lanzó bien para los Yankees, y en la parte baja de la quinta entrada, Scott Brosius bateó un doble que empató el partido.

En la séptima entrada, Ricky Ledee bateó un doble que trajo una carrera, dando a los Yankees la ventaja. En la parte baja de la octava entrada, los Yankees añadieron otra carrera cuando Mike Venafro hizo caminar a Jim Leyritz con las bases llenas, permitiendo que Chad Curtis anotara. Mariano Rivera lanzó una novena entrada perfecta, asegurando el salvamento y una victoria por 3-1 para los Yankees, que vuelven a luchar por la Serie Mundial de 1996.

En el tercer partido, Bernie Williams adelantó a los neoyorquinos con un cuadrangular solitario, pero Darren Oliver, el abridor de Texas, logró contener a los Yankees con una sola carrera. Los Rangers empataron en el cuarto con el cuarto bambinazo de Juan González en la serie antes de adelantarse 2-1 en el quinto. Pero Williams igualó a los Yankees con un fly de sacrificio, y el sencillo RBI de Mariano Duncan en el siguiente bateo puso a Nueva York por delante 3-2. El cerrador John Wetteland cerró la puerta ponchando a Darryl Hamilton para terminar.

El cuarto partido empezó bien para Kenny Rogers con un primer tiempo sin anotaciones, pero Texas anotó dos carreras en el segundo. Juan González aumentó la ventaja a 3-0 en el tercero, y un error de Derek Jeter hizo el 4-0 para los Rangers. Los Yankees comenzaron su remontada en el cuarto con el sencillo RBI de Cecil Fielder. El sencillo RBI de Mariano Duncan recortó la desventaja a 4-2, y el RBI de Jeter lo convirtió en un partido de una sola carrera. Bernie Williams empató en el quinto con un jonrón solitario. En la séptima, Fielder anotó el primer gol del partido y Nueva York se puso 5-4 por delante. Williams aseguró el triunfo en la novena y Wetteland cerró la victoria de los Yankees por 6-4 para llevarse la serie.

El duelo por el banderín de 1996: Yankees 4-1 Orioles

El adversarioOrioles de Baltimore
La puntuaciónYankees 4-1 Orioles
FechaDel 9 al 13 de octubre
SedesEstadio de los Yankees
Parque Oriole en Camden Yards
El partido más memorableJuego 3
Juego 1Resultado: Yankees 5-4 Orioles
Lugar: Yankee Stadium
La multitud : 56.495
Juego 2Resultado: Yankees 3-5 Orioles
Lugar: Yankee Stadium
La multitud: 58,432
Juego 3Resultado: Yankees 5-2 Orioles
Lugar: Oriole Park en Camden Yards
La multitud: 48,635
Juego 4Resultado: Yankees 8-4 Orioles
Lugar: Oriole Park en Camden Yards
La multitud: 48,974
Juego 5Resultado: Yankees 6-4 Orioles
Lugar: Oriole Park en Camden Yards
La multitud: 48,718

En el primer partido de la ALCS de 1996, se produjo un incidente memorable en el que se vio implicado un joven aficionado llamado Jeffrey Maier. Derek Jeter bateó un fly profundo al jardín derecho y, a pesar de los esfuerzos del jardinero derecho Tony Tarasco, Jeffrey alcanzó la valla y atrapó la pelota, arrebatándosela al jardinero.

Esta acción ayudó a los yanquis, ya que los puso en una mejor posición. Más tarde, Bernie Williams conectó un jonrón en la prórroga que dio la victoria a los Yankees por 5-4.

En el segundo partido, los Orioles derrotaron a los Yankees por 5-3, y su lanzador David Wells continuó con su impresionante récord en el Yankee Stadium, ganando por décima vez en 11 partidos. Sin embargo, los Yankees remontaron en el tercer partido. En la octava entrada, Derek Jeter inició un rally con un tercer doble play y anotó en el RBI infield single de Bernie Williams, que empató el partido. A continuación, Cecil Fielder conectó un potente jonrón que dio a los Yankees una ventaja de 5-2. John Wetteland lanzó una novena entrada perfecta para asegurar el salvamento, permitiendo a los Yankees tomar una ventaja de 2-1 en su camino a la Serie Mundial de 1996.

Los Yankees tuvieron una gran actuación en el cuarto partido, con Darryl Strawberry bateando dos jonrones y Bernie Williams y Paul O’Neill contribuyendo también con un jonrón cada uno. Su esfuerzo colectivo se tradujo en una victoria por 8-4. En el quinto partido, los Yankees se adelantaron por 6-0. Sin embargo, los Orioles remontaron y redujeron la diferencia a 6-4. Afortunadamente, John Wetteland cerró la novena entrada de forma efectiva, evitando más carreras de Baltimore y asegurando el puesto de los Yankees en las Series Mundiales de 1996.

La Serie Mundial de 1996: New York Yankees 4-2 Atlanta Braves

El adversarioBravos de Atlanta
La puntuaciónNew York Yankees 4 – 2 Atlanta Braves
FechaDel 20 al 26 de octubre
SedesYankee Stadium (Nueva York)
Estadio del Condado de Fulton (Atlanta)
El MVPJohn Wetteland (Yankees)
El partido más memorableJuego 5. El final de uñas 1-0 a favor de los Yankees.
Juego 1Resultado: Yankees 1-12 Braves
Lugar: Yankee Stadium
La multitud: 56,365
Juego 2Resultado: Yankees 0-4 Braves
Lugar: Yankee Stadium
La multitud: 56,340
Juego 3Resultado: Yankees 5-2 Braves
Lugar: Estadio del condado de Atlanta-Fulton
La multitud: 51,843
Juego 4Resultado: Yankees 8-6 Braves
Lugar: Estadio del condado de Atlanta-Fulton
La multitud: 51,881
Juego 5Resultado: Yankees 1-0 Braves
Lugar: Estadio del condado de Atlanta-Fulton
La multitud: 51,881
Juego 6Resultado: Yankees 3-2 Braves
Lugar: Yankee Stadium
La multitud: 56,375

Los Yankees ganaron las Series Mundiales de 1996 al derrotar a los Braves en cuatro de los seis partidos. Esta victoria supuso su primer campeonato desde 1978 y su 23º en total. La serie tuvo lugar del 20 al 26 de octubre de 1996 y fue televisada por Fox. John Wetteland, lanzador de relevo de los Yankees, fue nombrado Jugador Más Valioso de las Series Mundiales de 1996 por su impresionante actuación al salvar las cuatro victorias del equipo.

Los Yankees no tuvieron un buen comienzo en las Series Mundiales de 1996, perdiendo los dos primeros partidos en su estadio contra los Braves. 16-1 era una ventaja significativa sobre ellos. Sin embargo, no se rindieron y remontaron con fuerza en los cuatro partidos siguientes. Ganaron la serie al imponerse en los cuatro partidos siguientes, siendo los tres últimos muy reñidos y emocionantes. En el cuarto partido, lograron una remontada extraordinaria para empatar la serie.

Se convirtió así en el tercer equipo de la historia en ganar unas Series Mundiales tras perder los dos primeros partidos en su estadio. Los Kansas City Royals lo hicieron en 1985 y los New York Mets en 1986. Los Yankees también se convirtieron en el primer equipo desde los Dodgers de Los Ángeles en 1981 en ganar cuatro partidos consecutivos en unas Series Mundiales tras perder los dos primeros.

Juego 1: Yankees 12-1 Braves

En las Series Mundiales de 1996, un joven jardinero novato llamado Andruw Jones, que sólo tenía 19 años, conectó un jonrón contra Andy Pettitte. Jones se convirtió en el jugador más joven de la historia de las Series Mundiales en conectar un jonrón en su primer bateo en las Series, batiendo un récord que hasta entonces ostentaba Mickey Mantle. En la tercera entrada, los Bravos de Atlanta ampliaron su ventaja a 5-0, por lo que el entrenador de los Yankees, Joe Torre, tuvo que sustituir a Pettitte por el relevista Brian Boehringer. Por desgracia, Boehringer no pudo evitar que los Braves anotaran más carreras.

La ofensiva de los Yankees tuvo problemas en el partido y no pudo conseguir ningún hit hasta la quinta entrada, cuando Derek Jeter, un novato sensación, bateó un doble. Sin embargo, los Bravos de Atlanta dominaban el partido y ampliaron su ventaja a 11-1. Andy Pettitte, que era su primer partido como titular en las Series Mundiales, acabó perdiendo, ya que permitió siete de las 12 carreras anotadas por los Braves en sólo 2,2 entradas de lanzamiento.

Juego 2: Yankees 0-4 Braves

Una vez más, los Yankees tuvieron un duro enfrentamiento con Greg Maddux, que había ganado el premio Cy Young cuatro veces consecutivas. Maddux, el pitcher titular de los Braves, dominó el partido lanzando ocho entradas sin permitir ninguna carrera. Aunque los Yankees consiguieron seis hits ante Maddux, tuvieron problemas para hacer avanzar a sus corredores, ya que sólo dos llegaron a la tercera base. Por el contrario, los Braves marcaron en la primera, tercera y quinta entradas, logrando una ventaja de 4-0 en la sexta.

Mark Wohlers, un ex lanzador de los Braves que ahora es su cerrador, sustituyó a Maddux en la novena entrada. Wohlers se enfrentó a tres bateadores de los Yankees – Bernie Williams, Tino Martínez y Paul O’Neill – y los ponchó a todos. Esto aseguró la victoria para los Braves, dándoles una ventaja de 2-0 en la Serie Mundial de 1996, mientras se preparaban para jugar los dos siguientes partidos en Atlanta.

Después del partido, el entrenador de los Yankees, Joe Torre, y su entrenador de primera base, José Cardenal, se reunieron con el propietario del equipo, George Steinbrenner. Steinbrenner estaba muy enfadado porque el equipo ya había jugado las Series Mundiales de 1996. Sin embargo, Torre se mostró confiado e hizo una promesa. Garantizó que el equipo ganaría tres partidos en Atlanta y luego devolvería la serie al Yankee Stadium para ganarlo todo en casa. Steinbrenner expresó sus dudas sobre la garantía de Torre, diciendo que si el equipo no podía vencer a los Braves en casa, seguramente no podrían vencerles en Atlanta.

Juego 3: Yankees 5-2 Braves

Antes del tercer partido de las Series Mundiales de 1996, los Yankees hicieron cambios en su alineación con la esperanza de mejorar su rendimiento. El manager Joe Torre decidió dar descanso a algunos de los jugadores veteranos y puso a Darryl Strawberry en el jardín derecho. Paul O’Neill, Wade Boggs y Tino Martínez fueron enviados al banquillo para este partido. Bernie Williams bateó el único jonrón del tercer partido, anotando una sola carrera.

En el partido, Derek Jeter ayudó a los Yankees a anotar su primera carrera mediante un toque de sacrificio. Bernie Williams bateó entonces un sencillo para llevar a Jeter a casa y anotar una carrera para el equipo. En la cuarta entrada, los Yankees consiguieron añadir otra carrera a su marcador.

El pitcher titular de los Yankees, David Cone, mantuvo el marcador de los Braves en sólo 2-1 hasta la séptima entrada. En la octava entrada, los Yankees tomaron el control del partido. Derek Jeter consiguió un sencillo de Greg McMichael, y luego Bernie Williams conectó un jonrón para aumentar la ventaja a 4-1. Los Braves intentaron una remontada en la mitad inferior de la entrada, pero el cerrador de los Yankees, John Wetteland, impidió que anotaran y aseguró la primera victoria de los Yankees en las Series Mundiales de 1996.

Juego 4: Yankees 8-6 Braves

Los Braves empezaron fuertes, tomando una ventaja de 4-0 y ampliándola a 6-0 en la quinta entrada. Por un momento, pareció que las Series Mundiales de 1996 serían suyas. Pero en la sexta entrada, Derek Jeter bateó un pop-up en territorio de foul en el lado derecho, pero debido a un error de varios jugadores, tuvo otra oportunidad. Jeter aprovechó la oportunidad y consiguió un sencillo, y luego Bernie Williams caminó. Cecil Fielder bateó una pelota al jardín derecho, pero el jugador de los Braves la tocó mal, permitiendo que ambos corredores anotaran. Charlie Hayes siguió con un sencillo, llevando a Fielder a casa. Darryl Strawberry caminó, pero los Braves lograron evitar que se anotaran más carreras en esa entrada.

En la octava entrada, los Yankees tuvieron otra fuerte ronda de bateo. Los Braves cometieron un par de errores defensivos que favorecieron a los Yankees en el cuarto partido de las Series Mundiales de 1996. Sin embargo, Atlanta consiguió remontar y empatar el partido. Derek Jeter, Bernie Williams y Wade Boggs colaboraron para dar de nuevo la ventaja a los Yankees. Graeme Lloyd, lanzador de los Yankees, volvió a desempeñar un papel crucial para asegurar la victoria del equipo local.

Esta remontada de los Yankees en el partido de las Series Mundiales de 1996 fue la segunda mayor de la historia de la franquicia. La mayor remontada se produjo en 1929, cuando los Philadelphia Athletics anotaron 10 carreras en la séptima entrada para derrotar a los Chicago Cubs por 10-8 en el cuarto partido.

Juego 5: Yankees 1-0 Braves

En el duelo de lanzadores, John Smoltz y Andy Pettitte se enfrentaron una vez más, con Smoltz tratando de dar a los Braves la ventaja en la serie y Pettitte con la esperanza de compensar su mala actuación anterior en el quinto partido de las Series Mundiales de 1996.

Andy Pettitte tuvo una gran actuación en el quinto partido, impidiendo que los Braves anotaran ninguna carrera y llevando su récord de la serie a un 1-1. Pero el quinto partido de las Series Mundiales de 1996 resultó ser un duelo muy reñido entre los lanzadores. Sólo se anotó una carrera en todo el partido. Ocurrió en la cuarta entrada, cuando Charlie Hayes bateó un fly al jardín central derecho. Marquis Grissom, el jardinero de los Braves, parecía tener una captura directa en la jugada de arriba.

Pero, mientras Grissom se movía hacia el jardín derecho, Dye se movía desde el lado izquierdo de la vara derecha y se cruzó delante de él. Esto provocó que Grissom perdiera de vista la pelota, que acabó cayendo entre Grissom y Dye. Gracias a la doble jugada y al error, Hayes pudo avanzar hasta la segunda base. Dos bateadores más tarde, Fielder bateó un doble que permitió a Hayes anotar, dando a los Yankees la ventaja.

Smoltz, que había ganado dos partidos en las Series Mundiales de 1996, sufrió su primera derrota en siete partidos como titular. La barrida de los Yankees en los tres partidos intermedios los convirtió en el primer equipo en lograrlo desde que los Braves lo hicieran en 1991.

Juego 6: Yankees 3-2 Braves

En la tercera entrada, los Yankees tuvieron una fuerte entrada ofensiva contra Maddux. Tras el doblete de O’Neill, Girardi bateó un fly al jardín central que Grissom juzgó mal, permitiendo a O’Neill anotar y a Girardi tomar la línea de tercera base y avanzar a tercera base. El sencillo de Jeter llevó a Girardi a casa, y después de que Jeter anotara, él mismo anotó tras robar la segunda base y Williams batear un sencillo. Maddux cedió estas tres carreras en las Series Mundiales de 1996.

Los Braves consiguieron anotar una carrera en la cuarta entrada para reducir la diferencia a una carrera de empate. Sin embargo, el árbitro tomó una decisión polémica en la quinta entrada. Con Lemke bateando y un out, Girardi no pudo retener un lanzamiento de Key. Grissom intentó avanzar, y aunque las repeticiones mostraron que Grissom estaba a salvo, el árbitro, Terry Tata, lo declaró out.

El entrenador de Atlanta, Bobby Cox, salió del banquillo y empezó a discutir la decisión con el árbitro, pero sus argumentos no cambiaron la decisión. Cuando Cox regresaba al banquillo, dirigió su ira hacia el árbitro de tercera base, Tim Welke. En respuesta, Welke expulsó a Cox del partido, lo que supuso la primera expulsión de un entrenador en las Series Mundiales desde 1992.

A John Wetteland se le pidió una vez más que salvara el partido para los Yankees en el último partido de las Series Mundiales de 1996, que sería su cuarto salvamento de la temporada y el cuarto partido de esta serie. Los Braves hicieron un esfuerzo por recuperarse y marcar más carreras, pero al final, Mark Lemke bateó un pop-up que Charlie Hayes atrapó en territorio de falta, lo que dio a los Yankees el partido y la victoria en las Series Mundiales de 1996.

Wade Boggs, de los New York Yankees, monta un caballo de policía alrededor del campo después de que los Yankees ganaran las Series Mundiales de 1996.
MLB

Con este out, el partido, las Series Mundiales de 1996, la temporada de béisbol y el reinado de Atlanta como campeones del mundo llegaron a su fin. Los Yankees llevaban 18 años esperando celebrar otro título en Nueva York.

Fuera de la senda ganadora

Los Yankees consiguieron su 23º campeonato de las Series Mundiales, el primero desde 1978. Las Series Mundiales de 1996 fueron también la última temporada del estimado locutor de televisión Phil Rizzuto, que abandonó el equipo de retransmisión del equipo ese año.

Curiosamente, algunas de las decisiones más críticas fueron las que no se tomaron. En primavera, hubo dudas sobre las habilidades de Jeter en el campo, lo que llevó a Steinbrenner a sugerir cambiar a Rivera por el jugador de campo Félix Fermín. Esta decisión, de haberse llevado a cabo, podría haber hecho descarrilar la dinastía del equipo antes incluso de que empezara. Rivera habría jugado en Seattle y Jeter habría sido enviado a Triple-A. Sin embargo, tras una intensa discusión, el súper ojeador Gene Michael acabó convenciendo a Steinbrenner para que lo reconsiderara, aunque con algunas quejas. Rivera se convirtió en un jugador clave para el MVP de las Series Mundiales de 1996, John Wetteland, y Jeter emergió como el Novato del Año de la Liga Americana.

El partido 1 de la ALCS adquirió notoriedad debido al infame “Incidente Jeffrey Maier”. En particular, ésta fue la primera Serie Mundial en la que el logotipo de la serie aparecía en el lateral de la gorra de cada equipo.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.