Oswaldo Cabrera hace una sincera introspección y se compromete a cambiar su mentalidad

oswaldo-cabrera-new-york-yankees

Oswaldo Cabrera es ampliamente reconocido como una de las personalidades más brillantes del béisbol, famoso por su genuina amabilidad y su inquebrantable positividad. Aunque su vibrante comportamiento no pudo protegerlo de una difícil temporada 2023, quienes conocen al infielder/outfielder venezolano pueden dar fe de su contagioso optimismo. Aunque algunos recordarán la energía edificante que Luke Voit aportó a los Yankees, podría decirse que el espíritu positivo de Oswaldo Cabrera está a un nivel aún más alto.

A su llegada a Tampa para los entrenamientos de primavera, Oswaldo Cabrera hizo una sincera autorreflexión sobre su actuación en 2023 y prometió subir de nivel.

“Creo que ése fue mi problema el año pasado: soy muy optimista, así que en mi mente es como ‘estoy bien, estoy bien, estoy bien'”, afirmó. “Y nunca volví, ‘¿Qué estoy haciendo mal?’ Cada vez en mi mente estaba como, ‘Tengo esto, tengo esto, tengo esto’. “

La temporada de cambios empieza por dentro para el polivalente Oswaldo Cabrera

El buen final de la temporada 2022 de Oswaldo Cabrera, destacado por un promedio de bateo de .247 y un OPS de .740, le valió el codiciado puesto de jardinero izquierdo titular de los Yankees en 2023, superando al veterano Aaron Hicks.

Lamentablemente, a pesar de la oportunidad de oro, la actuación de Oswaldo Cabrera flaqueó. En 115 partidos, obtuvo un promedio de bateo inferior de .211 y un OPS significativamente inferior de .574, no cumpliendo las expectativas. Con la esperanza de encender su chispa ofensiva, los Yankees enviaron a Oswaldo Cabrera a Triple-A Scranton/Wilkes-Barre tres veces a lo largo de la temporada. Sin embargo, cada viaje duró poco, ya que las lesiones en la plantilla de las Grandes Ligas hicieron necesaria su rápida reincorporación.

En un sorprendente giro de los acontecimientos, Oswaldo Cabrera, conocido por su contagioso optimismo, reveló el lunes que su visión positiva podría haberle perjudicado involuntariamente durante el año anterior.

Reflexionó sobre sus dificultades del año anterior, atribuyéndolas a su optimismo inherente. En lugar de evaluar críticamente su rendimiento, se aseguraba constantemente de que todo iba bien, lo que le impedía identificar y rectificar cualquier problema.

El cambio de rumbo de Oswaldo Cabrera comenzó con una constatación crucial: necesitaba un cambio. Durante su tercera estancia en Triple-A, mantuvo conversaciones abiertas con el entrenador de bateo Trevor Amicone y con un entrenador de habilidades mentales. Estas conversaciones le llevaron a profundizar en sus éxitos pasados y a identificar los elementos que alimentaron su destreza bateadora.

Esta introspección provocó un enfoque renovado en la construcción de la confianza durante la temporada baja. Participó en 25 partidos en su Venezuela natal, jugando junto a su hermano Leobaldo, una experiencia que describió como profundamente enriquecedora. Además, se asoció con un nuevo entrenador de bateo, James Rowson, para perfeccionar su mecánica. En concreto, hicieron hincapié en la importancia de adoptar antes su postura de golpeo, con el objetivo de mejorar su mecánica de swing y liberar su potencial.

Oswaldo Cabrera mencionó que ha estado recopilando información de varias fuentes, incluidos antiguos compañeros de equipo y mentores, para mejorar su juego. Las conversaciones con su hermano y receptor Carlos Narváez le han recordado ciertos aspectos que había pasado por alto. Reflexionando sobre estas conversaciones, Cabrera expresó su entusiasmo por aplicar estos ajustes en la próxima temporada.

Oswaldo-Cabrera-new-york-yankees
instagram-ocabrera13

“Son conversaciones con gente que me vio jugar en su día, en las ligas menores y todo eso. Es coger algo de gente diferente”, dijo. “Mi hermano me cuenta algo y yo le digo: ‘Sí, se me ha olvidado’. [Catcher Carlos] Narváez me dijo algo y yo dije: ‘Cierto, lo he estado haciendo en mi mente’. Hay un par de cosas que siento que no hice el año pasado. Por eso este año estoy tan emocionada”.

Durante su estancia en la pelota invernal venezolana, Oswaldo, que puede batear con el switch, optó por enfrentar todos los lanzamientos desde el lado izquierdo del plato, incluso cuando se enfrentaba a lanzadores zurdos.

La mente por encima de la materia para el evolucionado yanqui Oswaldo Cabrera

La sonrisa característica de Oswaldo Cabrera se exhibió de nuevo el martes por la mañana en el complejo de desarrollo de jugadores de los Yankees. Durante una sesión de entrenamiento previa a la primavera, rastreó pelotas voladoras en el jardín derecho, con una sonrisa radiante incluso mientras recogía una pelota de béisbol cerca de la pared del campo exterior. Con alegres saludos y chasquidos de puño, saludó a los redactores de sucesos reunidos al otro lado del campo.

Esta contagiosa positividad ha sido una constante en la vida de Oswaldo Cabrera, y pretende llevarla a lo que espera que sea una temporada de recuperación. Mientras los Yankees se enfrentan a salidas de agentes libres como la de Isiah Kiner-Falefa, el ex jugador estrella está listo para asumir el papel de nuevo jugador superútil del equipo.

El utillero expresó su actual estado positivo, afirmando que no puede prever el futuro, pero que se siente confiado en su capacidad de bateo y en los progresos realizados durante la temporada baja. Transmitió su entusiasmo por la próxima temporada, indicando que cree que su juego se encuentra en una posición sólida.

La temporada pasada, la vibrante energía de Oswaldo Cabrera, sello distintivo de su año de novato, pareció atenuarse. Durante su prolongado bajón de segundo año, que siguió a su prometedor debut en 2022, reconoció la necesidad de un cambio de mentalidad.

A pesar de ganarse el puesto de jardinero izquierdo titular en el Día Inaugural de 2023, Oswaldo Cabrera luchó por encontrar su ritmo en el plato. Múltiples descensos a Triple A erosionaron aún más su habitual confianza inquebrantable.

Mencionó su agradecimiento por recibir consejos de los demás, pero recalcó que ya tenía una idea clara de lo que debía hacer. Sin embargo, al sentir molestias durante los bateos en Triple A a lo largo de varios partidos, tomó la iniciativa de reunirse con el entrenador de bateo y el entrenador mental para abordar el problema.

“Me gusta que la gente me hable (con consejos), pero en mi mente está: ‘Sé lo que tengo que hacer'”, dijo. “Pero cuando llegué a Triple-A por tercera vez y en tres o cuatro juegos no me sentí bien bateando, fui a la oficina con el entrenador de bateo y el entrenador mental y dije: ‘Hombre, no me siento bien. Tengo que hacer otra cosa’.

“Esas conversaciones me hicieron pensar en quién soy por las cosas que había estado haciendo en el pasado y simplemente jugar. Simplemente ir al campo y dejarlo correr”.

Oswaldo Cabrera señaló que estas conversaciones le hicieron reflexionar sobre su identidad y sus acciones pasadas, lo que le llevó a adoptar la actitud de jugar libremente y sin inhibiciones al llegar al campo.

Cabrera mostró destellos tras una temporada de dificultades

oswaldo-cabrera-juez-new-york-yankees

De vuelta a los Yankees a principios de agosto, Oswaldo Cabrera terminó la temporada con el equipo de las grandes ligas. Sin embargo, a pesar de sus destellos de brillantez, sus números globales dejaron mucho que desear: un promedio de bateo de .211, cinco jonrones, 29 carreras impulsadas y un OPS de .574 en 115 partidos. En particular, jugó en siete posiciones distintas, excluyendo las de lanzador y receptor, lo que demuestra su versatilidad.

A pesar de los obstáculos de la temporada, Oswaldo Cabrera terminó con una nota mental positiva. Participó en 25 partidos con su equipo de la Liga Invernal Venezolana, La Guaira, e incluso jugó junto al actual MVP de la Liga Nacional, Ronald Acuña Jr. Esta experiencia alimentó su confianza, y ahora entra en los entrenamientos de primavera con un sentimiento notablemente optimista sobre sus perspectivas.

Expresó su entusiasmo por jugar en Venezuela, destacando la agradable experiencia, en particular la interacción con la población local, que conversaba en español, lo que contribuyó al disfrute general de la experiencia.

El punto culminante de la temporada baja de Oswaldo Cabrera fue experimentar la novedad de ser compañeros de equipo con su hermano mayor Leobaldo, quien anteriormente había sido jardinero de ligas menores en el sistema de los Yankees y había jugado béisbol independiente el verano anterior. Oswaldo, que estaba a punto de cumplir 25 años el 1 de marzo, reflexionó sobre la experiencia y la describió como el momento más hermoso de su carrera.

Oswaldo Cabrera apunta al repunte

Los novatos de los Yankees Jasson Dominguez, Oswald Peraza y Oswaldo Cabrera.

El buen final de novato de Oswaldo Cabrera en 2022, con un promedio de .246, seis jonrones, 19 carreras impulsadas y un OPS de .740 en 44 partidos, sirve de modelo para el éxito este año. Es probable que juegue en el interior (segunda, corta, tercera) y en las dos esquinas del campo, mostrando su característica versatilidad. Incluso insinuó juguetonamente su guante de primera base y sus habilidades con la bola curva, añadiendo potencialmente otra capa a su valor de utilidad.

Aunque no se espera que siga las hazañas de lanzamiento de IKF de la temporada pasada, los Yankees anticipan la fiable defensa de Oswaldo Cabrera y sus contribuciones ofensivas desde ambos lados del plato. Curiosamente, planea batear principalmente a la derecha contra zurdos esta temporada, a pesar de haber mostrado recientemente una tendencia a batear a la izquierda. Sigue siendo un switch-hitter, ofreciendo una valiosa flexibilidad a la alineación.

Oswaldo Cabrera expresó confianza en su capacidad para batear desde el lado derecho, señalando que se desempeñó ligeramente mejor desde ese lado en 2023, bateando .215 en comparación con .200 desde el lado izquierdo.

La temporada pasada se enfrentó a dificultades en el plato, especialmente con las bolas rápidas. A menudo las rechazaba en lugar de golpearlas con eficacia, y su porcentaje de bolas por los suelos se disparó del 30,4% en 2022 a un preocupante 48,5%.

A pesar de estas dificultades pasadas, Oswaldo Cabrera sigue siendo optimista de cara a la próxima temporada. Cree que la mejora de la sincronización en el plato será clave, lo que le permitirá lanzar bolas rápidas a los huecos y liberar su potencial ofensivo.

Aaron Judge celebra con Oswaldo Cabrera, quien conectó un jonrón en el partido Yankees vs. Pirates el 16 de septiembre de 2023, en PNC Park.
Twitter-NYY

Reconoció estar familiarizado con su swing y sus capacidades, y subrayó la necesidad de volver a la posición de preparado que mantuvo durante su estancia en las ligas menores. Reflexionando sobre su año de novato, también destacó su éxito.

Oswaldo Cabrera expresó la importancia de recuperar la confianza, señalando que sin ella le costaría tomar decisiones acertadas y ejecutar swings de calidad. Su confianza en sí mismo es cada vez mayor, en parte gracias a la orientación que recibe del recién nombrado entrenador de bateo, James Rowson.

Oswaldo Cabrera hizo hincapié en el gran esfuerzo y dedicación dedicados a su preparación, destacando el enfoque en la sincronización como un área significativa de mejora. Reconoció que el año pasado tuvo problemas por ser demasiado precipitado en su planteamiento, por lo que intenta hacer ajustes para situarse antes en posición.

Oswaldo Cabrera cuenta los días que faltan para que los jugadores de posición de los Yankees se presenten a los entrenamientos de primavera la próxima semana. Ya está inmerso en conversaciones sobre bateo con la adquisición de la temporada baja Alex Verdugo y espera ansiosamente la oportunidad de aprender del bateador estrella Juan Soto, otra importante incorporación de la temporada baja.

Su objetivo es brillar ofensivamente durante los entrenamientos de primavera y entrar en la temporada regular listo para tener un impacto en las dos bandas. Su objetivo es contribuir tanto al juego como a la defensa, utilizando su característica versatilidad en varias posiciones.

Aaron Judge con Oswaldo Cabrera

Oswaldo Cabrera expresó su entusiasmo y determinación por ganarse un puesto en el equipo y contribuir de cualquier manera posible a satisfacer las necesidades del equipo. Mencionó el lunes, tras su entrenamiento en el complejo de desarrollo de jugadores de los Yankees, que está centrado en recuperar su confianza. Hizo hincapié en la importancia de la fortaleza mental, afirmando que trabajó mucho para mejorarla durante la temporada baja. Oswaldo Cabrera admitió haber sentido un ligero declive en su habitual estilo de juego agresivo el año pasado, pero afirmó su intención de recuperar esa mentalidad para la próxima temporada.

Expresó su confianza en su capacidad para batear desde el lado derecho, mencionando que ha estado practicando el bateo desde ambos lados del plato durante las prácticas de bateo de los dos últimos días. Oswaldo Cabrera explicó que su enfoque en los emparejamientos izquierda-izquierda en la práctica tenía como objetivo mejorar su preparación para este tipo de situaciones durante los partidos.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.