Los Yankees buscan bates zurdos con muchos riesgos

Juan Soto hits a home run in the Padres vs. Yankees game on May 26, 2023, at Yankee Stadium.

La temporada baja de los Yankees ha estado marcada por grandes movimientos, especialmente la adquisición de Juan Soto, que conmocionó a la comunidad del béisbol. A cambio de cuatro prometedores brazos y de Higashioka, los Yankees se hicieron con los servicios de Soto, un bateador zurdo considerado un talento generacional. La expectación es palpable, ya que el bate explosivo de Soto y sus carismáticas celebraciones parecen hechas a medida para las emblemáticas rayas diplomáticas, listas para iluminar el Yankee Stadium.

Los Yankees reforzaron aún más su outfield con las incorporaciones de los bateadores zurdos Trent Grisham y Alex Verdugo. Con tres formidables bateadores zurdos, se esperaba un aluvión de jonrones, aprovechando al máximo el famoso porche corto del estadio.

Sin embargo, un análisis más detallado de las estadísticas revela un posible giro en la narrativa. A lo largo de sus carreras, Soto habría bateado algo más de 20 jonrones menos con los Yankees, Grisham sólo dos más y Verdugo, el beneficiario más significativo, unos modestos nueve.

Los Yankees se centran en el zurdo: ¿Un acierto o un error?

La cuestión que se plantea es si el renovado outfield de los Yankees estará a la altura de las altas expectativas. ¿Serán capaces de convertir su potencial en dominio sobre el terreno de juego? Aunque los movimientos de la temporada baja presentan posibilidades apasionantes, sigue habiendo incertidumbres. ¿Se adaptarán los jugadores sin problemas a su nuevo entorno? ¿Puede materializarse realmente la magia del porche corto? Y quizás lo más importante, ¿podrán soportar la intensa presión de Nueva York y cumplir las aspiraciones de campeonato del equipo?

Las respuestas se irán desvelando con el tiempo. Lo que es seguro, sin embargo, es que el rediseñado outfield de los Yankees, con una mezcla de estrellas consagradas y jóvenes promesas, ha cautivado al mundo del béisbol. La temporada 2024 está a punto de convertirse en un experimento apasionante en el que habrá mucho en juego, y en el que cada swing y cada movimiento estratégico se observarán con gran expectación.

El estadio es un factor

yankee-stadium-new-york-yankees
Twitter – @BryanHoch

El famoso porche corto del Yankee Stadium es un factor bien conocido que influye en las cifras de jonrones de los bateadores zurdos y diestros. Convierte el parque en una pesadilla para los lanzadores, especialmente en las noches de viento, cuando los bateadores de los Yankees están en la zona. Sin embargo, un elemento sorprendente entra en juego cuando se considera el factor global del parque, teniendo en cuenta todas las pelotas en juego, no sólo los jonrones.

Para los bateadores zurdos, el número mágico desciende a un 96 por debajo de la media en las tres últimas temporadas. Esta inesperada revelación sugiere que algunos zurdos pueden estar sacrificando singles y dobles al exhibir sus habilidades en el Bronx. A pesar de las seductoras distancias de 314 y 318 pies en los jardines izquierdo y derecho, las vastas extensiones de las esquinas de los jardines central izquierdo y central derecho, que se extienden hasta 399 y 385 pies respectivamente, parecen tragarse los bateos potenciales como ballenas hambrientas.

Factor Parque del Yankee Stadium para zurdos
AñoRRHHHits1B2B3B
2023131979110038
202211283778070
202112385826934
202010895919899
201910393958542
lista de lanzadores

Esta intrigante estadística desvela una verdad oculta: más allá de la reputación del porche corto para impulsar los jonrones, los bateadores zurdos pueden encontrar dificultades para encadenar sencillos y dobles en el Yankee Stadium. Aunque el estadio ofrece una distancia extra para realizar impresionantes tiros a la luna, requiere un cambio estratégico, lo que obliga a los zurdos a reconsiderar su enfoque y a priorizar potencialmente la potencia sobre los molestos bateos a la base.

Una pista del pasado

Aaron Judge, Giancarlo Stanton y Anthony Rizzo celebran después de que los Yankees vencieran 8-3 a los Orioles en Baltimore el 29 de julio de 2023.
Twitter – NYY

Para los Yankees, la búsqueda de potencia consistente desde el lado izquierdo se ha convertido en una búsqueda tan épica como cualquier viaje a las Series Mundiales. Los días de los truenos zurdos de Canó y Matsui, que una vez resonaron por todo el estadio, se han desvanecido. En cambio, el vacío ha sido llenado por jugadores como Brett Gardner, Didi Gregorius, Brian McCann, Aaron Hicks, Joey Gallo y Anthony Rizzo, a menudo con resultados mixtos. En las ocho temporadas transcurridas desde su última victoria en el campeonato, los resultados han sido escasos, con sólo una temporada superando la barrera de los 30 jonrones, muy lejos de las promesas que parecía ofrecer el porche corto del Yankee Stadium.

Zurdos que lo consiguieron en el Bronx
Jugador, AñoHRsTire %FBBarril
Anthony Rizzo, 20223445.90%35%10.90%
Brett Gardner, 20192944.30%20.70%3.90%
Didi Gregorius, 20182737.50%25.80%4.70%
Brian McCann, 20162047.60%35.20%5.70%
lista de lanzadores

Entonces, ¿por qué la lucha? Profundicemos en las pocas temporadas de éxito y descubramos los puntos en común que las hicieron funcionar. A pesar de las diferencias individuales, como la velocidad de barril dominante de Rizzo, surge un patrón consistente. En cada año exitoso, los bateadores zurdos de los Yankees tiraron la bola consistentemente al menos el 37% de las veces y la lanzaron al aire al menos el 20% de las veces. El 2019 de Gardner, considerado un año de jonrones récord en su carrera (con una advertencia del entorno de juiced ball), todavía enfatiza la efectividad del enfoque de tirar y levantar.

La verdad es que no hay una fórmula mágica más allá de estos conceptos básicos. Para conquistar el porche corto, los bateadores zurdos deben adoptar una estrategia de tirar y elevarse: simple física en acción. A menudo surgen problemas cuando se desvía de este plan, como es evidente en el 2023 de Rizzo, donde tanto las tasas de lanzamiento como las de fly-ball disminuyeron significativamente, lo que llevó a una sequía de home runs.

Sin embargo, los fervientes llamamientos de los fieles del Bronx a favor del poder de la izquierda no han caído en saco roto. Las recientes adquisiciones de Soto, Grisham y Verdugo indican que los Yankees están dispuestos a darse un festín, no a pasar hambre. Habiendo aprendido del experimento a veces explosivo que fue Joey Gallo, parecen estar preparados para dar rienda suelta a una fuerza zurda más refinada en la próxima temporada 2024.

¿Se darán un festín los nuevos bates de los Yankees?

Los Yankees adquirieron a Juan Soto, Trent Grisham y Alex Verdugo a través de canjes en diciembre de 2023.

El Bronx tiene hambre. Tras una temporada mediocre en la que su bateo colectivo languideció en el 19º puesto de la liga, con un rendimiento aún más desalentador en el 24º puesto de sus bateadores zurdos, los Yankees buscaron un remedio. Aparece el trío Soto, Grisham y Verdugo, un banquete de jardineros zurdos ante los dioses del porche corto. Pero la pregunta persiste: ¿satisfarán sus ofertas al exigente paladar del Bronx?

Mientras que las tasas de tirón de Soto y Verdugo pueden no alinearse perfectamente con el festín ideal del Bronx, Grisham emerge como el potencial plato durmiente preparado para hacer un impacto. Este jardinero central, conocido por su excepcional defensa, sus bolas duras y su índice de cañonazos por encima de la media, lleva mucho tiempo insinuando que puede despuntar. Si es capaz de elevar su ángulo de lanzamiento al tiempo que mantiene una disciplina de élite en el plato, la temporada 2024 podría ser testigo de cómo Grisham prepara el año de su carrera.

Los zurdos elegidos, 2023
JugadorHRsHRs en YSTire %FBBarril
Juan Soto352735.50%25.20%13%
Alex Verdugo131234.90%23%5%
Trent Grisham131443.80%28.10%11.90%
lista de lanzadores

En cuanto a Soto, el gastrónomo reinante del mundo del béisbol, no acostumbra a darse el gusto con platos tirados. En su lugar, elabora festines equilibrados, salpicando el campo exterior de jonrones y batazos de campo contrario. Sin embargo, su clase magistral en el Derby mostró una flexibilidad que puede resultar intrigante. ¿Le seducirán los Yankees con delicias basadas en datos, destacando el potencial de atracción del porche? Una cosa es cierta: su llegada es una mejora de cinco estrellas para el ataque.

Verdugo, a pesar de ser el rey teórico del porch-power, puede carecer de las llamativas estadísticas de sus compañeros. Sin embargo, no cabe duda de que se saboreará su refinado enfoque. Tal vez los Yankees le guíen hacia bolas más altas en su lado de tiro, añadiendo una capa extra de picante a su juego.

En conclusión, aunque los nuevos bates no estén hechos a medida para el horno del Yankee Stadium, es innegable que su presencia eleva la temperatura en la cocina del Bronx. Esta otrora mediocre unidad ofensiva ha recibido una mejora significativa, y la temporada 2024 promete un tentador festín para los hambrientos aficionados de los Yankees. ¿Los nuevos ingredientes chisporrotearán o se esfumarán? Sólo el tiempo lo dirá, pero una cosa es segura: la espera del día de la inauguración en el Bronx se ha vuelto mucho más atractiva.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.