Las casas de apuestas apuestan por los Yankees, pero ¿se cumplen sus pronósticos?

New York Yankees captain Aaron Judge

El mundo del béisbol zumba de emoción a medida que se acerca el entrenamiento de primavera, y dos proyecciones importantes han avivado las llamas: tanto ZiPS como PECOTA prevén que los Yankees de Nueva York sean la fuerza dominante en el Este de la Liga Americana.

ZiPS, retransmitido por FanGraphs, predice una temporada de 88 victorias para los Yankees, lo que se traduce en la friolera de un 74,4% de posibilidades de alcanzar los playoffs. PECOTA, a través de Baseball Prospectus, sube aún más la apuesta: 94,4 victorias y un asombroso 90,6% de probabilidades de jugar la postemporada. Esto sitúa a los Yankees entre los cuatro principales aspirantes a las Series Mundiales, junto a potencias como los Dodgers, los Braves y los Astros.

Los Yankees se perfilan sorprendentemente como aspirantes – ¿En serio?

Pero antes de que llueva confeti en el Bronx, la clave es la perspectiva. Son modelos, conjeturas, no bolas de cristal. Aunque ZiPS y PECOTA tienen posiciones respetadas en la comunidad del béisbol, difieren de las opiniones viscerales de los ejecutivos o de las experiencias de los ojeadores experimentados.

Curiosamente, estas proyecciones parecen infravalorar a los Orioles de Baltimore. Después de su sorprendente racha de 101 victorias en 2023, ambos proyectan una regresión significativa, situándolos segundos o terceros en la división con 85-87 victorias. Sin embargo, la narrativa en torno a los Orioles parece divergir. A pesar de una temporada baja tranquila, la adquisición del as Corbin Burnes y el inminente debut del mejor prospecto Jackson Holliday pintan un cuadro de éxito potencial repetido.

Los Yankees, por su parte, no se han quedado de brazos cruzados. A pesar de no contar con el codiciado Yoshinobu Yamamoto y de la preocupación por la salud de la rotación, han reforzado su plantilla.

¿Qué significa todo esto? Las proyecciones favorecen a los Yankees, pero los entrenamientos de primavera y la propia temporada revelarán la verdadera historia. ¿Pueden los Orioles desafiar las expectativas? ¿Se traducirán las mejoras de los Yankees en dominio? Sólo el tiempo lo dirá, pero una cosa es segura: la AL Este promete ser una carrera apasionante.

Los Yankees apuestan por una mezcla de veteranos y jóvenes promesas

Aaron Judge, Juan Soto y Alex Verdugo de los New York Yankees
letsgoyanks

El director general Brian Cashman se lanzó a por todas esta temporada baja, transformando el campo exterior de los Yankees con las adquisiciones de Juan Soto, Alex Verdugo y Trent Grisham. También reforzó el bullpen mediante astutos trueques con los Dodgers. El fichaje de Marcus Stroman, una ganga comparado con el escurridizo Yamamoto, fue otro movimiento inteligente.

Sin embargo, bajo la fanfarria se esconde una apuesta. Los Yankees están redoblando la apuesta por el talento veterano que tuvo problemas con las lesiones la temporada pasada: jugadores como DJ LeMahieu, Anthony Rizzo y Giancarlo Stanton. Su declive podría ser un espectro inminente.

La presión también recae sobre los jóvenes. Su desarrollo y rendimiento serán fundamentales, sobre todo teniendo en cuenta la falta de profundidad, especialmente si se repite el historial de lesiones de Aaron Judge y Gerrit Cole. ¿Quién dará un paso al frente cuando se produzcan lesiones?

Todos los equipos tienen interrogantes antes de los entrenamientos de primavera, pero en el caso de los Yankees, el camino hacia el éxito parece más estrecho. Deben funcionar todos los cilindros para que puedan competir por un título de división, por no hablar de un campeonato. Los Bombarderos del Bronx pueden estar apilados, pero esta temporada podría ser un emocionante regreso o una apuesta que salió mal.

¿Los Yankees volarán alto o caerán?

Mi bola de cristal predice que los Yankees quedarán segundos en la AL Este, persiguiendo a los sorprendentes Orioles. Imagina una temporada de 90 victorias, terminando aproximadamente 5-6 partidos por detrás de los líderes de división. Es probable que consigan un puesto en el Wild Card, pero el camino hacia la gloria en octubre podría pasar por el guante de un solo partido.

Pero antes de coronar a los Orioles, revisemos la profecía del año pasado. FanGraphs ungió a los Yankees como campeones de la división, mientras que Baltimore languidecía en las proyecciones del último puesto con unas míseras 75,7 victorias. Recuerde que estas previsiones son conjeturas, no garantías. Las lesiones, los bajones inesperados y los nuevos talentos pueden reescribir el guión.

¿Y la temporada baja de los Yankees? Los movimientos de Cashman fueron audaces, pero las preocupaciones persisten. ¿Pueden veteranos como LeMahieu y Rizzo evitar el declive? ¿Estarán los jóvenes a la altura de las circunstancias? La profundidad sigue siendo una incógnita, especialmente si Judge y Cole sufren lesiones.

Los Yankees tienen talento para competir, pero el camino es estrecho. Todo tiene que encajar para que destronen a los Orioles, que desafiaron las expectativas la temporada pasada. Esta temporada en la AL Este promete ser un emocionante paseo por la cuerda floja, y los Yankees estarán justo en el meollo. Abróchense los cinturones, aficionados al béisbol: el Bronx bulle de expectación, y la carrera por la corona de la división está muy abierta.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.