La mordaz crítica de Aaron Boone a los Yankees por “enfermos” deja al descubierto las crecientes desavenencias con el equipo

Aaron Boone, the manager of the New York Yankees, is making a gesture during the post-game press meet on Aug 19, 2020, at Yankee Stadium.

El arrebato del mánager Aaron Boone tras la derrota de los Yankees por 8-3 ante los Red Sox el sábado es un indicio de que ha perdido el mando sobre el equipo. El capitán apuntó al equipo calificándolo de “enfermo” en una clara expresión de frustración y deterioro de la fe en los Yankees, al tiempo que apuntaba a una posible relación tensa con los jugadores.

“Somos animales enfermos, en muchos sentidos”, dijo Bryan Hoch de MLB.com citando a Aaron Boone a los periodistas después del partido. “Es la rutina del deporte. Tenemos que estar preparados para mañana y seguir luchando. Así se conoce a la gente. Descubres tu carácter. Hay que seguir dando la cara”.

Los Yankees están atravesando un momento realmente difícil, peor que en los últimos 25 años. Su entrenador, Aaron Boone, mantuvo una reunión privada con el equipo el viernes por la noche para tratar de levantarles el ánimo y la energía. Por desgracia, los Yankees apenas prestan atención a sus esfuerzos para levantar la moral y su difícil situación quedó patente en otra derrota el sábado.

Aaron Boone reconoció que habló con el equipo la noche anterior y les aconsejó que mantuvieran la coherencia en sus acciones y preparativos y que consideraran el próximo sábado como el comienzo de sus esfuerzos por mejorar.

Pero justo después de que Aaron Boone compartiera sus pensamientos, sus jugadores siguieron a lo suyo. Es probable que esta temporada esté llegando a su fin. Incluso Gerrit Cole, que suele tener un gran rendimiento con los Yankees, lo pasó mal. El rendimiento de bateo del equipo tampoco estuvo a la altura.

La incapacidad de Aaron Boone para inspirar al equipo en apuros fue claramente visible, ya que los Yankees sufrieron una dura derrota por 8-1 ante los Red Sox ante unos 42.599 aficionados en el Yankee Stadium el sábado por la tarde. La mayoría de los aficionados parecían bastante indiferentes al partido.

La tendencia a la baja de los Yankees continuó (su récord es ahora de 60-63) y encajaron su séptima derrota consecutiva, lo que obligó a Aaron Boone a enfrentarse a las burlas de los aficionados por sus continuas y optimistas promesas. Los Yankees se encuentran ahora en su punto más bajo de la temporada, con tres partidos por debajo de un récord de victorias y derrotas de .500. Además, estaban por detrás de los Mariners, que actualmente ocupan el tercer y último puesto para el wild card de la AL, por un margen de 7 ½ partidos.

Aaron Boone afirma que la lucha pica a los jugadores de los Yankees

Aaron Boone reacciona durante la derrota de los Yankees ante los Red Sox el 18 de agosto.
Charles Wenzelberg / New York Post

Aunque Aaron Boone trató de asegurar a todo el mundo que el ánimo del equipo seguía siendo algo bueno, admitió que los jugadores estaban sintiendo comprensiblemente el aguijón de sus continuas luchas.

Según Aaron Boone, está sintiendo el impacto de la situación y la experiencia que está viviendo no es buena. Por otra parte, expresó su convencimiento de que el equipo está gestionando adecuadamente las circunstancias y de que se vislumbra un cambio positivo en el horizonte. Aaron Boone mencionó además que su comunicación se centraba principalmente en abordar el estado mental de los jugadores más que en estrategias específicas.

Aaron Boone añadió que el propósito de su conversación era reconocer los retos a los que se enfrentaban los Yankees. Quería asegurarse de que controlaran su planteamiento diario y su preparación para los partidos. El entrenador de los Yankees también les aconsejó que no lo perdieran de vista, especialmente en los momentos difíciles.

Se esperaba que la charla que Aaron Boone mantuvo con el equipo los animara, sobre todo teniendo en cuenta que se produjo la noche antes de que el lanzador estrella Gerrit Cole, candidato al premio Cy Young, saliera de inicio. Se esperaba que su actuación contribuyera a romper la racha de derrotas del equipo.

Los periodistas preguntaron a Aaron Boone si alguna vez había tenido ganas de gritar al equipo a puerta cerrada, sin cámaras de televisión alrededor, para hacerles salir de su estado actual. El director respondió que se relaciona con el equipo regularmente. Señaló que ha habido varias razones para las difíciles situaciones en las que se encuentran. Boone insistió en que evitar estas dificultades no es la solución, sino afrontarlas y aceptarlas. Subrayó la importancia de que todos mantengan una mentalidad positiva al abordar su trabajo cada día. El objetivo es trabajar para mejorar constantemente, y Boone expresó su confianza en este planteamiento.

Cuando se le preguntó si creía que sus mensajes seguían siendo eficaces con sus jugadores, Boone se limitó a responder con un único “Sí”. Pero después de que Aaron Boone les animara a mantener una actitud decidida y concentrada en la preparación y los entrenamientos, el equipo se limitó a ignorarle. A la hora de jugar, él quería que se acordaran de disfrutar jugando, pero ellos hacían lo contrario, con una mentalidad aburrida y derrotada.

Aaron Boone, entrenador de los New York Yankees
New York Post

Aaron Boone animó al equipo a esforzarse al máximo y a creer que podían iniciar un cambio positivo a partir de ese día concreto. Esto puede parecer creer sin pruebas claras. Pero el sábado, los Yankees ya habían perdido seis partidos seguidos, la peor racha de la temporada. Su última racha de este tipo se produjo del 4 al 10 de septiembre de 2021, cuando perdieron siete partidos seguidos. Y luego perdieron otro partido, lo que supuso su séptima derrota.

El déficit de confianza es evidente

En el béisbol, hay un dicho que dice que los entrenadores suelen parecer inteligentes cuando tienen una reunión de equipo justo antes de un partido en el que juega su mejor lanzador. Pero en el caso de Gerrit Cole, las cosas no fueron bien incluso después de la promesa privada del manager Aaron Boone de iniciar un “cambio de rumbo”.

Aaron Boone tuvo que admitir que los Yankees no han dado a nadie una razón para creer en esa promesa. Aunque Aaron Judge volvió al equipo, a los Yankees no les ha ido bien. Desde que Judge regresó de una lesión en el dedo del pie el 28 de julio, el equipo sólo ha ganado 6 de 20 partidos.

Los Yankees no están ganando a nadie, y no han ganado una serie en sus últimos ocho intentos desde que barrieron a los Royals en julio. Especialmente contra sus principales rivales, los Red Sox, no están rindiendo bien.

Este año, han perdido siete de los ocho partidos que han jugado contra los Red Sox. Cole comentó que no recordaba haberse enfrentado a una situación así en su carrera. Había concedido seis carreras, la cifra más alta de la temporada, todas de dos jonrones, en un lapso de cuatro entradas. El as de los Yankees afirmó que la forma en que una persona afronta los retos y los supera es lo que realmente determina cómo se le evalúa al final.

Aaron Boone, entrenador de los Yankees, en la rueda de prensa posterior al partido.

Antes del partido, Aaron Boone declaró que se avecinaba un “cambio de rumbo”. Sin embargo, lo que realmente ocurrió durante el partido fue que los bateadores de los Yankees subieron al plato sólo para acabar volviendo al banquillo sin mucho éxito.

Comentando la situación de los Yankees, un frustrado Aaron Boon los caracterizó como animales enfermos en ciertos aspectos. Se refirió a la gran dificultad ofensiva del equipo, que sólo ha anotado siete carreras en los últimos cinco partidos. El director también reconoció que los últimos resultados no habían sido positivos y que todos los implicados estaban descontentos por ello. Dejó claro que no dudaba del esfuerzo ni de la motivación del equipo.

Pero, sin duda, los Yankees se están esforzando, aunque su frustración podría estar afectando a su rendimiento. Desafortunadamente, no tuvieron la oportunidad de golpear mientras tenían un corredor en buena posición para anotar.

Boone mencionó que, como bateador, el deseo de darlo todo puede ser a veces abrumador, lo que puede suponer un reto. Explicó que es importante encontrar un equilibrio entre forzar demasiado y mantener el control.

Antes del partido, Boone admitió que el ambiente en el club era tenso, pero les aseguró que lo estaban haciendo bien. Pero los jugadores del equipo de los Yankees procedieron a comportarse de una manera que parecía contradecir sus palabras tranquilizadoras.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.