La entrada del ‘conector’ Sean Casey puede obligar a los Yankees a hacer un reajuste

Sean-Casey-new-york-yankees

Es probable que la entrada de Sean Casey en la organización de los Yankees de Nueva York afecte a la dinámica de poder dentro de la organización de los Yankees. Defensor de la vieja escuela del béisbol, el nuevo entrenador de bateo puede cambiar el enfoque de los Yankees basado en el análisis.

Como subrayó Casey durante su reciente conferencia con los periodistas, aporta a los Yankees una cualidad única como “conector”. Su cálida personalidad y su experiencia de primera mano en la caja de bateo de las Grandes Ligas le permiten establecer una sólida relación con los bateadores veteranos del equipo.

Sin embargo, cabe señalar que Casey no posee conocimientos específicos sobre la filosofía de bateo de la organización de los Yankees. Aunque sus cualidades como conector y su experiencia como jugador son muy valiosas, tendrá que familiarizarse con el planteamiento del equipo y adaptarse en consecuencia.

¿Es el cambio de entrenador un paso hacia la transformación de los Yankees?

El reciente cambio de entrenador, el primero de este tipo durante el mandato de Brian Cashman, arrojó luz sobre la sólida dinámica de poder presente en la organización de los Yankees.

Cashman y el entrenador Aaron Boone buscan el equilibrio perfecto entre análisis y experiencia en el campo. Valoran la integración de datos y tecnología avanzados, pero reconocen la importancia de elementos humanos como la empatía y la ejecución eficaz para que estas herramientas tengan sentido para los yanquis.

La exitosa persuasión de Cashman a Hal Steinbrenner para que despidiera al instructor de bateo Dillon Lawson, junto con el respaldo de Boone a Sean Casey como sustituto, subrayaron la confianza que ambos se han ganado del propietario de los Yankees. Esto demostró su alineación a la hora de valorar un enfoque equilibrado que vaya más allá de una mentalidad basada únicamente en los datos, como puso de relieve la presencia de Michael Fishman, ayudante del Director General de los Yankees, que aboga por la diversidad intelectual dentro de la organización.

Cuando se le preguntó sobre sus planes para familiarizarse con los bateadores locales de los Yankees y sus enseñanzas, Casey hizo hincapié en que la transición de las ligas menores a las grandes ligas conlleva un nivel de experiencia diferente. Cree que, una vez que los jugadores llegan a las grandes ligas, ya poseen una sólida comprensión de su oficio y su enfoque en el plato.

Sin duda, jugadores de los Yankees como Aaron Judge, Giancarlo Stanton y Anthony Rizzo valorarán el reconocimiento y el respeto que conlleva tal declaración. Sin embargo, si consideramos por un momento una perspectiva diferente, los Yankees han dedicado mucho tiempo y esfuerzo a establecer consistencia en todo el sistema de desarrollo de jugadores de Kevin Reese, centrándose en áreas como el bateo, el lanzamiento, la fuerza y el acondicionamiento.

Sean Casey, nuevo entrenador de bateo de los Yankees
Pittsburgh Post-Gazette

Antes de asumir el cargo de entrenador de bateo de las Grandes Ligas, Dillon Lawson fue coordinador de bateo de los Yankees durante tres años. Su promoción desempeñó un papel crucial a la hora de establecer una conexión en todo el sistema, lo que permitió al equipo cultivar un lenguaje y unos valores compartidos en materia de golpes.

Al igual que las organizaciones de éxito, los Yankees siempre han hecho hincapié en la importancia de la unidad y la coherencia entre los distintos niveles. Este compromiso con la cohesión se remonta a los años 80, cuando Billy Martin, entonces entrenador del equipo, invitaba a todos los entrenadores de las ligas menores a los entrenamientos de primavera. Se aseguraba de que aprendieran y pusieran en práctica los mismos ejercicios que utilizaba el equipo de las grandes ligas, fomentando un sentido de coherencia y prácticas compartidas en toda la organización.

Pero la contratación de Casey se ve como alguien ajeno a la era Cashman-Boone que entra en los Yankees. Aunque Caset y Boone son buenos amigos, el primero nunca ha formado parte de la organización de los Yankees.

Sin embargo, Cashman cree que la principal responsabilidad de Casey es concentrarse en preparar a los bateadores para cada partido. El entrenador de bateo de los Yankees debe centrarse en la importancia de planificar el juego y encontrar estrategias para asegurar las victorias a diario. Su función no se extiende a la supervisión del desarrollo de jugadores en ligas menores como Triple-A, Doble-A o la Florida Complex League. En la actualidad, Casey se centra únicamente en ayudar al equipo en su empeño por alcanzar y triunfar en las Series Mundiales.

El propietario de los Yankees, Hal Steinbrenner, con el director general, Brian Cashman, en el centro de entrenamiento de primavera de Tampa en 2023.
Kim Klement/USA Today Sports

Sin esperanzas de cambio en la dinámica de los Yankees

Cashman ya ha aclarado que, a pesar de la decisión de apartar a Lawson de su puesto, los Yankees no tienen intención de alterar sus estrategias organizativas o de desarrollo de jugadores en relación con el bateo. Reconoció la importante contribución de Lawson al diseño de esos enfoques, pero subrayó que la filosofía y las metodologías generales del equipo permanecerán intactas.

El actual coordinador de bateo del equipo, Joe Migliaccio, aprendió su oficio de Lawson. Migliaccio tiene una reputación estelar como entrenador capaz de conectar con los jugadores jóvenes del equipo. El asistente de Lawson hasta este pasado domingo, Casey Dykes, sigue en el equipo de las Grandes Ligas.

Según un funcionario del equipo, se mencionó que Dillon era responsable del proceso de reclutamiento y contratación de la mayor parte del personal de bateo de los Yankees. El enfoque de bateo de los Yankees a menudo se malinterpreta como una prioridad exclusiva del ángulo de lanzamiento y la velocidad de salida, sin tener en cuenta otras habilidades y atributos esenciales. Sin embargo, la verdad es mucho más intrincada y polifacética.

A los bateadores del sistema de los Yankees se les instruye para que se centren en golpear la pelota en el aire, sobre todo hacia el lado del campo hacia el que tiran la pelota de forma natural. Se les instruye sobre las zonas del campo en las que las pelotas bateadas pueden provocar un mayor impacto y en las que batear para conseguir potencia puede ser menos eficaz, evitando a menudo el centro del campo. Para ayudarles a perfeccionar sus habilidades, utilizan sensores de bate y participan en programas de pelota lastrada.

Los principios básicos y las enseñanzas de la filosofía de bateo de los Yankees permanecerán intactos. Sin embargo, el refuerzo y la orientación específicos proporcionados por el entrenador de bateo de las Grandes Ligas serán diferentes durante el resto de la temporada.

Cashman indicó que se llevaría a cabo una reevaluación de las estrategias y el personal del equipo una vez concluida la temporada para evaluar el estado actual y realizar los ajustes necesarios. Pero con la presencia dominante de Casey, es difícil descartar cambios.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.