Conoce a Matt Hyde, el hombre del viernes para Anthony Volpe y Ben Rice

matt-hyde-anthony-volpe-new-york-yankees
New York Yankees
Michael Bennington
miércoles junio 19, 2024

Ben Rice alcanzó el lunes el sueño de su vida: jugar en las Grandes Ligas. Tras informar a su familia, enseguida se puso en contacto con Matt Hyde, el ojeador de la zona noreste de los Yankees que le había fichado. Al día siguiente, de pie en el banquillo del Yankee Stadium, Rice expresó su más sincera gratitud a Matt Hyde.

Del mismo modo, cuando Anthony Volpe descubrió que sería el shortstop titular de los Yankees la pasada primavera, Matt Hyde fue de los primeros a los que llamó. Tanto Rice como Volpe atribuyeron sus viajes a las grandes ligas al ojeador, subrayando la importancia de la relación ojeador-jugador.

El debut de una gran promesa entusiasma a los aficionados, pero para los ojeadores que han invertido años en estos jóvenes jugadores y sus familias, representa la validación definitiva de su dedicación. Matt Hyde, ojeador de los Yankees desde 2005, es ahora testigo del cumplimiento de sus esfuerzos con dos de sus fichajes, Ben Rice y Anthony Volpe, en el infield de los Yankees.

Su influencia va más allá de la búsqueda de jugadores; también desempeñó un papel fundamental en la formación de Matt Blake para que se convirtiera en uno de los entrenadores de lanzadores más respetados del béisbol. Al reconocer pronto el potencial de Blake, Hyde lo reclutó como ojeador asociado, lo que catalizó su rápido ascenso al éxito.

Aunque la selección de un recluta implica la colaboración entre varios evaluadores, el director de ojeadores toma en última instancia la decisión final. No obstante, la evidente excitación entre el departamento de aficionados de los Yankees el martes tras la convocatoria de Ben Rice subraya su profundo respeto por Matt Hyde, el ojeador decisivo para fichar tanto a Rice como a Anthony Volpe.

Matt Hyde colaboró estrechamente con el difunto Kelly Rodman, un venerado ojeador que falleció de cáncer en 2020, en la identificación y el fichaje de Volpe. El campocorto expresó su más sincero agradecimiento al ojeador, reconociéndole que le llevara a la organización de los Yankees y le ayudara a hacer realidad sus sueños, cimentando una conexión de por vida poco después de su tope en la MLB.

Quién es Matt Hyde

Matt Hyde, director regional de ojeadores de los Yankees de Nueva York, aporta a su cargo una rica y diversa experiencia en el béisbol. Se graduó en la Academia Phillips en 1992 y pasó a jugar al béisbol universitario durante cuatro años en la Universidad de Michigan. Tras su carrera como jugador, Hyde se embarcó en un periodo de nueve años como entrenador asistente universitario en Harvard, Michigan y Boston College.

Desde 2007, Hyde también ha entrenado al Equipo del Código del Área Noreste, acumulando una amplia experiencia en la identificación y formación de talentos del béisbol desde la escuela secundaria hasta las filas profesionales. A lo largo de su carrera, Hyde ha estado asociado a equipos que consiguieron dos títulos de la Big Ten, dos títulos de la Ivy League y dos títulos de Cape Cod, consolidando su reputación como figura muy estimada en la comunidad de ojeadores de béisbol.

Ben Rice, inicialmente reconocido como un destacado jugador de hockey de instituto de Massachusetts, fue inicialmente pasado por alto como prospecto de béisbol. Según Matt Hyde, el ojeador de los Yankees que descubrió a Rice, aunque Cornell mostró cierto interés, sólo Dartmouth se comprometió a reclutarlo, ya que no estaba en el radar de programas de béisbol de primer nivel como N.C. State o Vanderbilt. Matt Hyde señaló que los atletas como Rice, que destacan en otros deportes, a menudo se enfrentan al reto de demostrar su valía en el béisbol.

Durante la pandemia, varios acontecimientos desempeñaron un papel crucial para llamar la atención de los yanquis sobre Rice. Damon Oppenheimer, director de ojeadores amateurs del equipo, pasó mucho tiempo en el noreste en 2020 viendo a su hijo jugar al hockey, lo que coincidió con la aparición de Rice. Además, Rice tomó la iniciativa de organizar entrenamientos con jugadores de la Ivy League en un complejo de béisbol de Northborough, Massachusetts. Matt Hyde quedó impresionado por su dedicación y automotivación, y observó cómo llegaban de uniforme, dispuestos a jugar sin ayuda externa.

El perspicaz ojo de Matt Hyde para detectar talentos y la determinación de Rice acabaron llevando a los Yankees a fichar a la prometedora promesa. El ascenso de Rice a las mayores el lunes subrayó su esfuerzo incesante y la confianza de los Yankees en sus habilidades. También supuso un momento de orgullo para Hyde, que desempeñó un papel fundamental en el viaje de Rice a las Grandes Ligas.

Damon Oppenheimer, director de ojeadores amateurs de los Yankees, consideró seriamente la posibilidad de reclutar a Rice basándose en las firmes recomendaciones de Matt Hyde. Finalmente, los Yankees eligieron a Rice en la 12ª ronda del draft de 2021, reconociendo su potencial y el valor que podía aportar a su plantilla.

Según Matt Hyde, tanto Rice como Anthony Volpe poseen una cualidad poco común entre los jugadores jóvenes: un profundo conocimiento del juego. Mientras que muchos lanzadores jóvenes se centran hoy en día en la velocidad y el índice de rotación, y los bateadores confían en la tecnología para analizar los ángulos de lanzamiento y la velocidad del bate, Rice y Volpe mantienen un enfoque holístico del béisbol. Matt Hyde atribuye esta mentalidad a su educación, en la que ambos jugadores participaban en escenarios similares a los del juego durante las sesiones de entrenamiento con sus padres.

Ben Rice, de los Yankees de Nueva York, sonríe en primera base tras batear un sencillo contra los Orioles de Baltimore durante la tercera entrada de un partido de béisbol el martes 18 de junio de 2024, en Nueva York.
AP Photo/Pamela Smith

Matt Hyde cree que esta capacidad de prever y ejecutar mentalmente distintos escenarios ha sido fundamental para su éxito, diferenciándoles de sus compañeros. Al dar prioridad a todo el juego en lugar de a habilidades aisladas, Rice y Volpe han desarrollado un enfoque integral del béisbol. Este enfoque ha impulsado su rápido avance por el sistema de los Yankees y ha culminado en sus recientes debuts en las Grandes Ligas.

Matt Hyde: Embajador de Béisbol y Experto en Juegos

En un emotivo homenaje a los héroes del béisbol, a menudo ignorados, el director general de los Yankees de Nueva York, Brian Cashman, elogió el año pasado al ojeador Matt Hyde como auténtico embajador de este deporte. Con más de dos décadas guiando las operaciones de béisbol de los Yankees, Cashman reveló el papel fundamental de Hyde en la evaluación de las perspectivas de los aficionados, apodándolo su asesor de confianza en el campo.

Las inmensas contribuciones de Hyde se celebraron en los recientes premios de la Hot Stove League, donde se hizo con el preciado título de Explorador del Año. Este galardón, concedido anteriormente a figuras legendarias como Gene Michael, Tom ‘T. Bone’ Giordano y Cesar Presbott, subraya la magnitud del logro de Hyde.

En su discurso de aceptación, Hyde tuvo la gentileza de dar las gracias a sus colegas y a la comunidad scout, subrayando la esencia colaborativa de sus esfuerzos. Su compromiso inquebrantable y su experiencia han moldeado significativamente el futuro del béisbol, ya que sigue identificando y fomentando la próxima cosecha de jugadores superdotados.

Los Yankees de Nueva York demostraron su firme apoyo a Matt Hyde, recientemente galardonado con el prestigioso premio al Explorador del Año en la ceremonia anual de entrega de premios de la Hot Stove League. La asistencia del jefe de ojeadores de los Yankees, Damon Oppenheimer, y del corrector Tim Kelly subrayó el profundo respeto de la organización por los excepcionales logros de Hyde.

Kelly elogió a Hyde, afirmando que nadie se merecía más el premio, sobre todo teniendo en cuenta los retos del escultismo en el noreste de Estados Unidos. Elogió a Hyde por ofrecer sistemáticamente resultados sobresalientes año tras año, a pesar de las dificultades inherentes a la región.

En un conmovedor discurso de aceptación, Hyde rindió homenaje a la leyenda del escultismo Tom ‘T. Bone’ Giordano, mentor de muchos miembros de la comunidad scout. Las enseñanzas de Giordano sobre el profundo significado del scouting en el béisbol calaron hondo en Hyde, que reconoció los sacrificios y la dedicación que exige esta exigente profesión.

La ferviente dedicación de Hyde garantiza que los jóvenes jugadores que aspiran a llegar a las grandes ligas reciban oportunidades equitativas de reconocimiento y desarrollo. Su compromiso, compartido por todos los ojeadores de béisbol, ofrece esperanza a los aspirantes a jugadores que antes esperaban la tarjeta de visita de un ojeador.

Aunque la analítica ha ganado importancia en el béisbol moderno, los dirigentes de este deporte reconocen que nada puede sustituir el inestimable papel de los ojeadores de béisbol. El evento, perpetuado por el veterano ojeador de los Cachorros de Chicago Billy Blitzer, sirve de homenaje a estos héroes del juego, a menudo olvidados, destacando sus indispensables contribuciones.

El ojeador de los Yankees Matt Hyde y Anthony Volpe

Matt Hyde, ojeador del área noreste de los Yankees de Nueva York, describió el domingo como el día más crucial de su carrera en el béisbol. Durante una sesión de ojeo doble en el Boston College, recibió una llamada inesperada de Damon Oppenheimer, director de ojeo amateur de los Yankees.

Anthony Volpe estará en el Yankee Stadium en 2023.

Oppenheimer le habló del próximo calendario y le instó a asistir a un partido en el Yankee Stadium el jueves. Para sorpresa de Matt Hyde, se enteró de que Anthony Volpe, un jugador al que había estado ojeando desde 2017, debutaría en las Grandes Ligas el día de la inauguración en el Bronx.

También fue el domingo, cuando los Yankees habían informado a Volpe de su inclusión en el equipo, y querían que Matt Hyde fuera testigo de este momento tan significativo. Justo después de oír el anuncio, Volpe le llamó, mientras salía del aparcamiento del Steinbrenner Field. Aunque al principio se quedó sin palabras, Volpe consiguió transmitir su gratitud a Matt Hyde, quien aseguró a Volpe su asistencia al partido del jueves, un gesto que Volpe describió como “verdaderamente especial”.

El vínculo entre Matt Hyde y Volpe se remonta al verano de 2017, cuando Hyde entrenaba al equipo Area-Code de los Yankees. Por aquel entonces, Volpe, que estaba en transición entre su segundo y tercer año en el Instituto Delbarton, llevaba con orgullo el dorsal nº 2 en homenaje a su ídolo, Derek Jeter. Durante este periodo, Volpe causó una impresión indeleble en Matt Hyde, al igual que lo hizo en los responsables de los Yankees esta primavera durante la intensa competición por el puesto de shortstop, que ganó convincentemente.

Según Matt Hyde, Volpe poseía una capacidad innata para influir en los resultados y contribuir a jugadas fundamentales que impulsaron a su equipo a la victoria. Hyde destacó los esfuerzos constantes de Volpe, ya fuera mediante jugadas defensivas estelares, bateos decisivos o robos de bases, que tuvieron un impacto tangible cada día. La presencia dinámica de Volpe garantizaba que siempre estuviera al frente de las acciones críticas del equipo.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.