Clay Holmes alcanza la cifra de cuatro paradas perdidas, lo que ensombrece la renovación del contrato con los Yankees

Yankees' closer Clay Holmes reacts after blowing a save against the Royals on June 13, 2024, at Kansas City.
Inna Zeyger
viernes junio 14, 2024

El cerrador de los Yankees Clay Holmes, que ocupa el tercer lugar en el béisbol con 19 salvamentos, experimentó un raro error en la derrota del equipo por 4-3 ante los Reales de Kansas City en el Kauffman Stadium el jueves. A pesar de los impresionantes esfuerzos de Juan Soto, que bateó dos hits decisivos, y de Néstor Cortés, que lanzó siete entradas de dos carreras, los Yankees se quedaron cortos cuando recurrieron a su relevista más fiable.

Clay Holmes, conocido por su habilidad para inducir bolas suaves en el suelo en lugar de confiar en los strikeouts, de vez en cuando ve cómo esas bolas en el suelo se cuelan entre la defensa. Este fue el caso en la entrada crucial del jueves, en la que falló su cuarto salvamento de la temporada, un escenario no del todo desconocido para el experimentado cerrador.

Esto adquiere más importancia porque Clay Holmes está en año de contrato y los Yankees aún no han iniciado ninguna discusión. Es probable que su rendimiento esta temporada le dé ventaja en las conversaciones sobre el contrato.

Los Yankees han tenido éxito esta temporada apoyándose en sus jugadores clave y confiando en Clay Holmes para cerrar los partidos. Esta estrategia ha sido eficaz, y el equipo sigue apoyándola. Sin embargo, el partido del jueves presentó un contratiempo poco común en su fórmula, por lo demás fiable.

A pesar del contratiempo, Cortés expresó una confianza inquebrantable en Clay Holmes, señalando que ha sido el cerrador del equipo durante varios años y que está altamente cualificado. Reconoció que tales desafíos forman parte del juego, pero sigue siendo optimista en cuanto a que el cerrador continuará rindiendo al alto nivel que ha mantenido constantemente.

“Toda la confianza del mundo [in Holmes]. Clay es nuestro cerrador”, dijo. “Lleva unos años haciendo esto y es muy bueno. Van a pasar cosas aquí y allá. … [We hope he] siga lanzando como hasta ahora”.

El cerrador de los Yankees Clay Holmes sube al montículo contra los Royals el 13 de junio de 2024, en Kansas City.

Clay Holmes admite que no puede permitirse quedarse atrás

Clay Holmes subió al montículo en la novena entrada con una ventaja de 3-2, asegurando inicialmente el primer out con un flyout al jardín derecho. Sin embargo, luego permitió un infield single a Drew Waters, que bateó un débil grounder entre Holmes y el primera base Anthony Rizzo. Tras el segundo out, Clay Holmes se enfrentó a un at-bat crucial contra Kyle Isbel, que el entrenador de los Yankees, Aaron Boone, describió más tarde como el “at-bat de la entrada”.

A pesar de ir por delante en la cuenta 0-2, Clay Holmes no pudo cerrar a Isbel, que trabajó la cuenta hasta el final antes de lanzar un sinker a 97 mph que cogió demasiado del plato para un sencillo por el centro, colocando corredores en las esquinas. El cerrador señaló más tarde que su intención era inducir un contacto débil, pero no lo ejecutó como había planeado.

“Sólo intentaba hacer un buen lanzamiento. Sabía que el sinker tenía algo de fondo. Intentaba conseguir un contacto débil”, admitió. “Obviamente no hizo un buen lanzamiento. [Isbel] lo volvió a trabajar 3-2 y consiguió un sencillo allí”.

Las dificultades de Clay Holmes persistieron contra el siguiente bateador, Maikel García. Tras ir perdiendo 2-0 con dos sinkers fallidos, Holmes lanzó un tercer sinker hacia abajo y dentro. García aprovechó la ocasión para lanzar un doblete por la línea del jardín derecho, anotando dos carreras y asegurando la victoria de los Reales.

La derrota fue un duro trago para los Yankees, sobre todo porque estaban a punto de realizar un exitoso viaje por carretera. Clay Holmes, normalmente fiable durante toda la temporada, no pudo encontrar su ritmo en la novena entrada, permitiendo a los Reales montar una remontada tardía y hacerse con el último partido de la serie.

Asumió la responsabilidad de su actuación en la derrota del equipo ante los Reales el jueves, reconociendo que necesitaba hacer mejores lanzamientos y evitar quedarse atrás en la cuenta, especialmente contra Maikel García, que bateó el doble ganador del partido. Clay Holmes explicó que García, tras ver dos sinkers, probablemente estaba anticipando ese lanzamiento. El cerrador destacó la importancia de empezar con mejores lanzamientos y mantener el apalancamiento de la cuenta para evitar esas situaciones.

“En resumen, tengo que hacer un mejor lanzamiento ahí”, dijo Clay Holmes. “Simplemente no puedo quedarme atrás ahí. Una vez que ha visto dos sinkers y tiene apalancamiento en la cuenta, se está vendiendo por ese lanzamiento. Tengo que empezar con mejores lanzamientos y conseguir un poco de ventaja en la cuenta. Lanzamientos difíciles. Estaba por delante del tipo anterior y no pude hacer un lanzamiento y no pude hacer un lanzamiento allí”.

Un error

Antes de los bateos críticos de Kyle Isbel y García, la entrada podría haber empezado de otra manera si Drew Waters no hubiera llegado a una suave base por el lado derecho. El jugador de primera base Anthony Rizzo parecía esperar que Holmes recogiera la pelota, pero cuando Clay Holmes se movió para cubrir la primera, la jugada se vino abajo.

Un error de Anthony Rizzo y Clay Holmes permite a Drew Waters, de los Reales, robar una base contra los Yankees el 13 de junio de 2024, en Kansasa City.

Rizzo aclaró que se había colocado atrás y había hecho una señal a Clay Holmes para que siguiera yendo a por la pelota. Admitió que podría haber hecho el out si lo hubiera lanzado limpiamente y se lo hubiera pasado al cerrador, pero también elogió a Waters por esforzarse en la línea.

A pesar de la mala jugada, se acordó que el balón estaba bien colocado y que era una jugada difícil de hacer. Clay Holmes señaló que no quería alejarse demasiado de la línea por si Rizzo iba a por él, ya que necesitaba estar preparado para cubrir la primera base.

El entrenador de los Yankees, Aaron Boone, la describió como una bola “tweener”, de difícil lectura tanto para Clay Holmes como para Rizzo. Cuestionó que Rizzo hubiera podido llegar antes que Waters a la bolsa, pero señaló que el cerrador parecía tener la mejor oportunidad de hacer la jugada.

La derrota fue un final decepcionante de la serie para los Yankees, que estuvieron a punto de barrer. Sin embargo, el equipo intentará aprender de la experiencia y recuperarse en sus próximos partidos.

Expresando su decepción, Holmes señaló que sentía que había defraudado al equipo, sobre todo tras la gran actuación de Cortés y el esfuerzo del ataque por remontar. Admitió que era su responsabilidad terminar el partido para sus compañeros.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.