Yankees 3-4 Reales: El bullpen se derrite en la novena y Kansas City evita la barrida

New York Yankees shortstop Anthony Volpe, left, tags out Kansas City Royals’ Bobby Witt Jr., right, as he attempts to steal second base during the sixth inning of a baseball game in Kansas City, Mo., Thursday, June 13, 2024.
AP
Amanda Paula
jueves junio 13, 2024

Yankees de Nueva York 3-4 Reales de Kansas City

Después de tres fuertes actuaciones contra los Reales, los Yankees de Nueva York sufrieron una derrota por 4-3 ante Kansas City, lo que supuso el final de su racha de cuatro victorias consecutivas.

Era la primera vez que los Reales iban por delante en toda la serie, lo que subraya lo dominantes que habían sido los Yankees hasta ese momento.

Esta derrota fue una importante oportunidad perdida para los Yankees, sobre todo porque Baltimore, segundo clasificado, había caído ante Atlanta ese mismo día. Los Yankees podrían haber ganado terreno en la clasificación con una victoria. En cambio, su racha de victorias se quedó en cuatro partidos.

Cómo ocurrió

Anthony Rizzo, de los Yankees, anotó un jonrón el 12 de junio de 2024 contra los Kansas City Royals
NY POST

El partido empezó relativamente tranquilo para ambos equipos. Néstor Cortés, el lanzador inicial de los Yankees, tuvo problemas al principio de la cuarta entrada. Tras dar un paseo de cuatro lanzamientos a Bobby Witt Jr., Cortés cedió un hit, y Vinnie Pasquantino hizo un doblete, impulsando dos carreras y dando a Kansas City una ventaja de 2-0.

A pesar de sus problemas con los lanzamientos secundarios, como el cambio y la deslizadora, Cortés consiguió realizar siete entradas de calidad. Confiaba mucho en su bola rápida de cuatro costuras, que le permitía ponchar a tantos bateadores como caminaba. Aunque su actuación fue encomiable, no fue suficiente para mantener a los Yankees en cabeza.

Alec Marsh, el lanzador inicial de Kansas City, estuvo estelar en el montículo, manteniendo a los Yankees sin batear durante seis entradas. Su actuación fue especialmente impresionante contra Aaron Judge, que se fue 0 de 4 con cuatro ponches, tres de ellos contra Marsh.

Los Yankees consiguieron su primer hit del partido en la séptima entrada, cuando Juan Soto empezó con un sencillo, rompiendo el intento de no-hit de Marsh. Sin embargo, en esa entrada, los Yankees tuvieron su oportunidad de ganar, pero no pudieron hacerlo.

En las ocho entradas se produjo un cambio radical en el juego. Anthony Rizzo, al que se dio descanso en los dos partidos anteriores, parecía haber encontrado un nuevo impulso. Había impulsado una carrera el día anterior y mantuvo vivo el impulso al conectar su octavo jonrón de la temporada, con lo que los Yankees consiguieron llegar al marcador y reducir la desventaja a 2-1. Este home run generó emoción y agallas en la alineación de los Yankees.

Tras el jonrón de Rizzo, inicialmente se dijo que Austin Wells había conseguido un hit, pero más tarde se corrigió que llegó a la base por un error del segunda base Garrett Hampson. Este error hizo que los yanquis mantuvieran el impulso. Con dos corredores en base, Anthony Volpe consiguió anotar un productivo ground out que ayudó a Wells a empatar el partido a 2-2. Juan Soto también aceptó la responsabilidad de conseguir un hit y éste, a su vez, dio a los Yankees una ventaja de 3-2.

Los Yankees optaron por utilizar a Clay Holmes en el montículo del lanzador en la novena entrada. En el primer juego de la serie, Holmes reveló su aspecto inicial. El comportamiento dominante del sinker al que se enfrentaba le causó algunos problemas para escapar del contacto débil y poner bolas de tierra para inducir strikeouts en lugar de golpes de line drive. Este plan no resultó como se esperaba, ya que todos los bateadores de los Reales de Kansas City se la jugaron. Holmes ponchó a dos bateadores, pero al mismo tiempo cedió dos hits seguros.

El momento culminante fue cuando Drew Waters envió un grounder. Clay Holmes tuvo una confusión con Anthony Rizzo, lo que provocó un incidente que permitió a Waters llegar a la base. Este error garrafal se convirtió en la causa de la remontada de los Reales. Kyle Isbel, el último bateador en el orden de bateo, que, sin embargo, estaba 0-2 atrás, hizo una cuenta completa de tres bolas antes de conseguir un sencillo en el que avanzaron los corredores, mientras que el fly-out de Maikel García se convirtió en un RBI de dos carreras mediante un sencillo por la línea del jardín izquierdo. La carrera de la victoria fue entregada, asegurando así la victoria por 4-3 de Kansas City sobre los Yankees de Nueva York.

Se les debió romper el corazón cuando se enteraron de la noticia. Los Yankees han perdido un partido, pero podrían haberlo ganado si hubieran tenido un poco más de potencia a pesar de no tener mucha aquí.

Lista

La rotación de bateo de los Yankees

Siguiente

De cara al futuro, los Yankees se centrarán en su próxima serie contra los Medias Rojas de Boston. El primer partido de esta rivalidad tradicional se ha reprogramado para que comience a las 18.30 h., hora del Este. Luis Gil está listo para subir al montículo, ofreciendo a los Yankees una oportunidad de recuperarse y recobrar el impulso.

A pesar de la decepción de esta derrota, los Yankees han demostrado resistencia a lo largo de la temporada. Los aficionados estarán ansiosos por ver cómo responden contra sus rivales históricos, con la esperanza de dejar atrás la dura derrota y continuar su búsqueda del éxito en la AL Este.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.