Aaron Boone, de los Yankees, entra en ‘modo competición’ pero su desesperación por sobrevivir es evidente

Yankees manager Aaron Boone and ex-Yankees star Tino Martinez at Steinbrenner Field, Tampa, in February 2024.
Sara Molnick
jueves marzo 28, 2024

HOUSTON – A medida que Aaron Boone entra en el capítulo final de su contrato con los Yankees, carga con el peso de las expectativas de la postemporada. El jueves comienza esta temporada crucial, una etapa en la que numerosas campañas de los Yankees han visto su conclusión en octubre.

Cuando los Yankees viajen a Minute Maid Park para la jornada inaugural, la intensidad en el banquillo visitante alcanzará niveles abrasadores. Mientras los jugadores de ambos equipos luchan por la victoria, Aaron Boone se enfrenta a una presión distinta. A diferencia de sus jugadores, su puesto en la plantilla no está asegurado: los entrenadores deben rendir cuentas a la dirección, que, a su vez, escucha la voz de los fieles del Bronx (y puede que incluso los murmullos del palco de propietarios). El futuro de Aaron Boone depende de la dirección que tome el sentimiento de los aficionados esta temporada.

El aura que rodea a los pinstripes no ha estado tan cargada -o volátil- en bastante tiempo. Cuando el reloj marque las 4:10 p.m. del jueves y se realice el primer lanzamiento, las promesas de la temporada baja de los Yankees se enfrentarán a la realidad. Aunque las declaraciones de Aaron Boone durante la pretemporada hayan despertado expectación, su periodo de gracia concluye en el instante en que cae el primer golpe.

aaron-boone-bernie-william-new-york-yankees
instagram-aaronboone

Aaron Boone presume de “estado de ánimo competitivo

Tras la decepción de una temporada 2023 sin playoffs, los Yankees se encontraron con una nueva realidad a la que no se habían enfrentado en siete años. Este rendimiento inferior empujó al mánager Aaron Boone, que ha dirigido al equipo desde 2018, al punto de mira de un intenso escrutinio. Los analistas lo consideraban la baja más probable de cara a la nueva temporada.

Aaron Boone hizo hincapié en su firme dedicación a guiar a los Yankees hacia el triunfo en las Series Mundiales. Afirmó que dedicaba toda su atención y esfuerzo a maximizar las capacidades del equipo. Aaron Boone aclaró que su principal objetivo no era su propia seguridad laboral, sino la búsqueda de la excelencia en el campeonato. Afirmó que estaba totalmente atrincherado en el “modo competición” y dispuesto a conducir sin descanso hacia el éxito final.

Durante una sesión de Zoom con periodistas el miércoles, Aaron Boone expresó su principal objetivo: ayudar al equipo en su búsqueda del objetivo final, ganar una Serie Mundial. Subrayó que toda su energía y concentración estaban dedicadas a elevar a los Yankees a su máximo potencial.

“Estoy en modo competición”, dijo el entrenador de los Yankees. “Estoy aquí para intentar ganar unas Series Mundiales. Toda mi energía y toda mi concentración están en intentar desempeñar mi papel para ayudarnos a ser el mejor equipo posible. Y nuestro objetivo es ser campeones del mundo”.

Con un impresionante porcentaje de victorias de 0,585, Aaron Boone es el sexto entrenador de los Yankees con más de 800 partidos a sus espaldas. Se sitúa justo por detrás del fogoso Billy Martin (.591) y por delante de su predecesor inmediato, Joe Girardi (.562). Cabe destacar que Martin es el único entrenador de esta estimada compañía que no ocupa un lugar en el Salón de la Fama del Béisbol, una distinción que comparten los demás: múltiples victorias en las Series Mundiales.

El manager Aaron Boone de los Yankees en Tampa en marzo de 2024.
haniflicks

Pero la supervivencia está en juego

Sin embargo, a pesar de su sólida trayectoria en la temporada regular, el mandato de Aaron Boone, ahora en su séptimo año, carece del logro más importante para la organización de los Yankees: una aparición en las Series Mundiales. Esto se convierte en un punto focal más prominente dada la singular aspiración de la franquicia a la gloria del campeonato.

Aunque Aaron Boone tiene parte de responsabilidad en la reciente sequía de playoffs, es crucial reconocer la transformación más amplia que se está produciendo en el béisbol de las Grandes Ligas. La supremacía de los Yankees durante la era de Joe Torre parece un recuerdo lejano, y su influencia financiera ya no asegura triunfos en la postemporada como lo hizo para el equipo campeón de 2009 de Joe Girardi. Llegar a octubre ya no es una certeza para los Yankees: los playoffs se han convertido en una lotería, en la que cualquier equipo, aunque no sea favorito, tiene la posibilidad de hacer carreras similares a la Cenicienta, como las que se ven en la Locura de Marzo.

Esta temporada no hay lugar para excusas en el Bronx. Tras un año turbulento con un escaso margen por encima de .500 (82-80), el margen de error de Boone ha disminuido. En el pasado, un récord así podría haber supuesto un desastre para un entrenador de los Yankees, especialmente con una plantilla plagada de lesiones. La pérdida de su MVP, Aaron Judge, durante siete semanas debido a una inusual lesión en un dedo del pie sufrida en el Dodger Stadium, ciertamente agravó las cosas. Siendo realistas, incluso leyendas de la gestión como Joe Torre o Miller Huggins podrían haber luchado para extraer más de ese equipo maltratado.

Con la llegada del Día Inaugural, la intensidad alcanza su punto álgido en el Bronx. Los Yankees se han jugado mucho esta temporada baja -desde las reuniones estratégicas de octubre en Tampa hasta el sonado traspaso de Juan Soto y las disculpas públicas de Hal Steinbrenner- y no cumplir con su compromiso de “todo incluido” no es una opción.

Aaron Boone y Cashman en un partido de los Yankees en la mlb
FOX

Boone es consciente de la presión, pero presume de “ventaja extra

Aaron Boone, aunque sin duda es consciente del escrutinio, no se fija en la negatividad. Mientras que su alineación presenta una potencia de fuego formidable, la incertidumbre se cierne sobre la plantilla de lanzadores, especialmente con el as Gerrit Cole que se espera que esté fuera de juego durante los dos primeros meses (en el mejor de los casos).

Este movimiento arriesgado podría empujar a los Yankees hacia un puesto en los playoffs mientras esperan el regreso de Cole para apuntalar sus lanzamientos. Sin embargo, también conlleva el potencial de fallar, dejándoles expuestos en las primeras etapas. No obstante, la permanencia de Aaron Boone en el equipo seguirá siendo un tema de discusión frecuente, típico de cualquier entrenador que se acerca al final de su contrato. A pesar de ello, insiste en que su único objetivo es ganar.

La capacidad de liderazgo de Aaron Boone sigue siendo incuestionable, a pesar de los recientes problemas del equipo en la postemporada. Impone respeto y goza de auténtica popularidad en el club, probablemente reforzada por su distinguida carrera como jugador. Además, cultiva una sólida relación de trabajo con la dirección. El General Manager Brian Cashman apoya sistemáticamente a Aaron Boone, y la creciente influencia de Aaron Judge en los asuntos del equipo, reconocida por Hal Steinbrenner, fomenta un ambiente favorable para el manager.

“Tengo la sensación de que nuestra preparación ha tenido un toque especial”, afirma. “E incluso a medida que avanzamos en nuestras reuniones previas (para la serie de los Astros) como grupos, hay una ventaja y un enfoque y un compromiso que es donde creo que tiene que estar”.

Evaluar el impacto de un directivo puede ser todo un reto. Mientras que las deficiencias obvias son fáciles de identificar, el éxito a menudo implica matices sutiles. Aaron Boone, sin embargo, ejemplifica numerosas cualidades muy apreciadas por los Yankees. Sin embargo, en última instancia corresponde a los jugadores ejecutar y afirmar esas selecciones. Aunque las mejoras de la plantilla y las decisiones financieras no eran exclusivamente de su incumbencia, el destino de Aaron Boone estará entrelazado con los resultados del equipo, como es habitual en el puesto de entrenador.

El día de la inauguración ahoga los murmullos y presenta una nueva oportunidad para que Aaron Boone guíe a los Yankees hacia el ansiado destino.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.