Mike Francesa afirma que Cashman sacrificó a Dillon Lawson para protegerse

La personalidad de la radio WFAN Mike Francesa ha acusado a Brian Cashman de despedir al entrenador de bateo Dillon Lawson para ocultar su fracaso y proteger su puesto de trabajo. Criticó duramente al director general de los Yankees culpándole de despedir injustamente a Lawson y de utilizarle como chivo expiatorio de los problemas del equipo.

El domingo, el entrenador de bateo Dillon Lawson fue des tituido de su cargo, y el ex jugador Sean Casey fue nombrado su sustituto. Esta decisión se produjo después de que los Yankees sufrieran una derrota por 7-4 ante los Chicago Cubs en El Bronx, lo que marcó el final de la primera mitad de temporada del equipo.

Sin embargo, Mike Francesa responsabilizó directamente a Cashman de los problemas ofensivos del equipo.

“Realmente el chivo expiatorio es el entrenador de bateo que hace un cambio en la temporada, lo cual es extremadamente raro para los Yankees y su cuerpo técnico”, dijo en el podcast de BetRivers.

Mike Francesa critica la decisión de Brian Cashman de despedir a Lawson

Mike Francesa comenzó el último episodio de su podcast autotitulado BetRivers expresando su opinión de que los Yankees estaban realmente señalando a Lawson, su entrenador de bateo, y recurriendo a un cambio en la temporada, lo que consideró muy poco común para el equipo y su cuerpo técnico.

Francesa señaló que los Yankees estaban esencialmente asignando la culpa a alguien. Mencionó que su rendimiento ofensivo en la primera mitad de la temporada, especialmente tras la ausencia de Aaron Judge, había sido extremadamente pobre. Esto llevó al equipo a sentirse obligado a actuar y encontrar a alguien a quien responsabilizar de sus luchas.

“Básicamente echar la culpa a alguien”, afirmó. “Su rendimiento en la primera parte, especialmente desde que Judge salió, ha sido tan pésimo ofensivamente que tenían que hacer algo, tenían que culpar a alguien”.

A medida que se acercaba la pausa del All-Star, los Yankees tenían un OPS combinado de 0,710, lo que les situaba en el puesto 20 de todos los equipos de las Grandes Ligas de Béisbol.

Mike Francesa hizo hincapié en la importancia de ser honestos y culpar a los responsables de la confección de la plantilla, siendo Brian Cashman la figura principal. El conocido presentador de deportes no perdió el tiempo para criticar la alineación que Brian Cashman y la oficina delantera reunieron para esta temporada, destacando cómo no ha cumplido con las expectativas puestas en ella.

Durante su extenso comentario sobre los Bombarderos del Bronx, que duró casi 15 minutos, Mike Francesa expresó su convicción de que siempre ha considerado que los instructores de bateo en las grandes ligas son ineficaces y carecen de credibilidad.

Mike Francesa ridiculizó la ofensiva del equipo, afirmando que si retirar al instructor de bateo se consideraba una medida drástica, era de risa. Según él, este movimiento de Brian Cashman fue simplemente una forma de que los Yankees parecieran proactivos y demostraran que tomaron medidas al despedir al instructor de bateo.

Cuestionó la actuación del entrenador de bateo en los momentos cruciales, afirmando que no hubo fallos porque él no estaba al bate. Según él, el papel de Dillon Lawson consistía principalmente en proporcionar apoyo y no en ser la razón de las dificultades ofensivas de los Yankees.

El presentador deportivo y radiofónico Mike Francesa
ALM

La responsabilidad es de los murciélagos, no del entrenador, dice Mike Francesa

Las estadísticas ofensivas de los Yankees han sido medias o se han situado en el extremo inferior de la clasificación de la liga durante la primera mitad del año. Tras la derrota del domingo, el ataque de los Yankees ocupa el puesto 28º en promedio de bateo (.231), el 26º en porcentaje de bases (.300) y el 19º en carreras (400).

Mike Francesa señaló que durante el período en que el equipo requería contribuciones ofensivas significativas de sus bateadores clave, a saber, Stanton y Rizzo, que poseen el potencial para 30 jonrones y fuertes actuaciones de RBI como jugadores de mitad de la orden, ambos no cumplieron con las expectativas.

Además, expresó su frustración por la reticencia de los Yankees a aceptar cualquier posible avance o cambio, percibiéndolo como un desprecio por el progreso. Mike Francesca destacó que los Yankees se enfrentaban a un reto debido a su limitado bateo zurdo, lo que resultaba especialmente problemático teniendo en cuenta sus dificultades contra lanzadores diestros a lo largo de la temporada.

En los 75 partidos jugados contra titulares diestros, los Yankees han registrado una línea de slash de .229/.292/.403.

Mike Francesca explicó que los equipos rivales tienen la ventaja de utilizar repetidamente lanzadores diestros contra los Yankees, lo que tiene sentido dadas las circunstancias. Destacó la eficacia de los lanzadores diestros que poseen una fuerte bola curva, ya que pueden dominar fácilmente a los Yankees, puesto que carecen de bateadores zurdos impactantes.

Además, mencionó que, en el pasado, los Yankees tenían una alineación formada por cinco jugadores capaces de batear potentes jonrones en cualquier momento. Sin embargo, con el rendimiento actual de Rizzo, el equipo ya no posee tal amenaza.

A Mike Francesca le hizo gracia que despidieran al entrenador de bateo Dillon Lawson, teniendo en cuenta la situación. Además, comentó que si los Yankees querían contratar a un nuevo instructor de bateo, eran libres de hacerlo, pero en su opinión, no supondría una diferencia significativa. Hizo hincapié en que la verdadera solución a sus problemas era adquirir bateadores competentes. Aquí es donde Brian Cashman ha fallado.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.