Los aficionados reciben por fin una pista sobre la transformación de los Yankees de 2024

Yankees rookies Oswald Peraza, Austin Wells, and Everson Pereira in action
Michael Bennington
martes septiembre 26, 2023

La victoria por 6-4 de los Yankees sobre Arizona el lunes proporcionó a sus seguidores un atisbo de lo que sería la próxima temporada para ellos con un pivote en el equipo juvenil. Los Baby Bombers de Nueva York ofrecieron un espectáculo que orquestó una emocionante remontada y puso de relieve su capacidad para ocupar el centro del escenario en 2024.

El entrenador de los Yankees, Aaron Boone, comentó que había sido un día emocionante y que le parecía emocionante ver cómo sus jóvenes jugadores tenían un impacto significativo en un partido, sobre todo teniendo en cuenta que los Diamondbacks se jugaban mucho.

Exhibición de jóvenes promesas de los Yankees

A pesar de que los Yankees se encuentran fuera de la lucha por la postemporada, por primera vez bajo la dirección de Aaron Boone a partir del domingo, los siete partidos restantes de la temporada regular todavía tienen importancia para los jóvenes talentos emergentes dentro del equipo.

Los mejores prospectos de las filas de los Yankees, que actualmente visten el uniforme de las grandes ligas, están decididos a concluir la temporada con una nota alta mientras se esfuerzan por establecer sus posiciones en la tabla de profundidad del equipo. En particular, el receptor Austin Wells y el tercera base Oswald Peraza exhibieron su potencia con colosales jonrones durante las entradas centrales. Además, las estrellas emergentes de los Yankees montaron un rally enérgico en la octava entrada, produciendo tres carreras que finalmente aseguraron un triunfo por 6-4. Al hacerlo, desempeñaron el papel de aguafiestas, echando por tierra las esperanzas de un aspirante al Wild Card para Arizona.

oswald-cabrera-erverson-new-york-yankees
Twitter-NYY

En la octava entrada, Peraza hizo gala de una notable paciencia en el plato, logrando un paseo con las bases llenas y sólo un out, que empató el marcador. Durante este bate decisivo, el novato de los Yankees demostró tener buen ojo contra el formidable relevista de Arizona Kevin Ginkel, conocido por su destreza en el montículo. Para entonces, Austin Wells ya había iniciado la entrada con un sencillo, contribuyendo al impulso ofensivo del equipo.

Tras la aparición en el plato de Peraza, el ex mejor prospecto Estevan Florial llegó con un fly de sacrificio al jardín izquierdo, un golpe preciso que resultó lo suficientemente profundo como para llevar a Wells a casa y conceder a los Yankees una ventaja de una carrera.

Y para rematar esta productiva entrada, el jardinero Everson Pereira proporcionó un colchón adicional al conducir un sencillo RBI a través del infield, ya que la pelota encontró su camino al suelo, anotando Anthony Volpe.

El rendimiento de Oswald Peraza en el plato ha mejorado notablemente gracias a una mayor sensación de comodidad. En sus 18 partidos más recientes, el jugador de campo ha mostrado una sólida presencia ofensiva, logrando un promedio de bateo de .290 (20 de 69). Durante este tramo, ha contribuido significativamente con seis carreras, seis dobles, ocho carreras impulsadas y dos jonrones.

El entrenador de los Yankees, Boone, expresó su admiración por el extraordinario jonrón de Peraza, de 443 pies, que lanzó al jardín central izquierdo. Este monumental batazo supuso el primer jonrón de su incipiente carrera en el Yankee Stadium, lo que le valió el reconocimiento de una hazaña notable que suele corresponder a la potencia de un jugador experimentado.

Boone señaló que cuando Peraza regresó la última vez, había experimentado algunas dificultades al principio, pero que recientemente había empezado a encontrar su ritmo. Peraza había empezado a producir más hits y a obtener mejores resultados, aunque no estaba necesariamente golpeando la bola excepcionalmente bien. El capitán de los Yankees admiró a Peraza por su constante contacto con la pelota.

Segundo home run de Austin Wells

El novato catcher manifestó que, a pesar de estar fuera de la contienda, cada at-bat seguía teniendo importancia. Subrayó que para ellos, como para todos los demás, cada bate representa una parte de su carrera, y ofrece la oportunidad de adquirir nuevas experiencias de aprendizaje.

En los últimos siete partidos, Austin Wells ha demostrado un mejor rendimiento al bate, con un promedio de .280 (7 de 25). En particular, en sus últimos cuatro partidos, ha registrado dos salidas con múltiples hits. Este notable resurgimiento se produce tras un difícil comienzo de su carrera en las Grandes Ligas, en el que pasó apuros y sólo bateó tres hits en 29 turnos, lo que se tradujo en una media de bateo de 0,103 en sus ocho primeros partidos.

Explicó que había notado una diferencia en la forma en que los lanzadores se dirigían a él en comparación con sus experiencias en las ligas menores. Esto requirió cierta adaptación, sobre todo porque se enfrentaba a lanzadores con los que nunca se había encontrado. Sin embargo, señaló que, con más partidos, había empezado a sentirse mucho más cómodo. Reiteró la importancia de cada bate como parte del proceso de aprendizaje y afirmó que su principal objetivo era seguir mejorando cada día.

Los Yankees Austin Wells y Gleyber Torres celebran tras la victoria por 6-4 ante Arizona el 25 de septiembre de 2023.
Twitter-NYY

Si bien las estadísticas recientes de Everson Pereira todavía pueden levantar cejas, ya que ha mantenido un promedio de bateo de .162 desde su ascenso desde Triple-A Scranton/Wilkes-Barre, su regreso de una ausencia de una semana debido a una lesión en el tendón de la corva con un juego de dos hits es sin duda una señal alentadora.

Estos tres jóvenes jugadores siguen aspirando a jugar en la próxima temporada de primavera. Entre ellos, Austin Wells parece tener el camino más directo para asegurarse un puesto en la lista del Día Inaugural, donde podría trabajar en un pelotón con el receptor José Treviño. Mientras tanto, los otros dos talentos emergentes pueden aspirar a la titularidad si siguen avanzando en su desarrollo y se posicionan para competir por oportunidades regulares la próxima primavera.

Concluir la actual temporada de los Yankees con buena nota reforzaría sin duda su confianza en sí mismos y dejaría una impresión positiva en la organización con respecto a sus actuaciones veraniegas, a pesar de los inevitables altibajos experimentados por estos jugadores novatos.

Con esta victoria, los Yankees han alcanzado un récord de 79-77. Su récord desde el 28 de agosto, 17-9, es el mejor de las Grandes Ligas durante ese periodo. El próximo destino del equipo es Toronto, donde se preparan para el último viaje de la temporada, en el que se enfrentarán a los Blue Jays y a los Royals en una serie de tres partidos cada uno.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.