La lucha por el título exige a los Yankees una alineación más potente que la de Judge-Soto

Aaron Judge, Juan Soto, and other Yankees stars at

Los Yankees de Nueva York están listos para embarcarse en su última búsqueda de la gloria del béisbol a medida que se acerca el Día de Apertura, con su viaje que comienza en Houston el jueves. Como eternos aspirantes, los Yankees tienen la vista puesta en conquistar el ilustre título de las Series Mundiales, impulsados por la llegada de la superestrella Juan Soto.

Queda el sabor amargo de una temporada 2023 decepcionante. El récord de 82-80 del año pasado supuso el peor resultado de la franquicia desde 1992, un marcado contraste con su estelar subcampeonato de 2022. Un factor clave en las dificultades de los Yankees fue su inconsistencia ofensiva. Los Yankees, que ocuparán el puesto 19 en carreras anotadas por partido en 2021 y seguirán cayendo hasta el 25 en 2023, son plenamente conscientes de la necesidad de mejorar en el frente ofensivo.

Sin embargo, en el Bronx reina una ola de optimismo. La incorporación de Juan Soto, un talento generacional, inyecta una potente dosis de potencia y consistencia en el orden de bateo. La presencia de Soto junto a estrellas consagradas como Aaron Judge promete crear un escenario de pesadilla para los lanzadores rivales. Con un ataque revitalizado y Néstor Cortés listo para subir al montículo el día de la inauguración, los Yankees están decididos a reclamar su lugar como fuerza dominante en las Grandes Ligas de Béisbol.

Los Yankees aspiran a una ofensiva consistente con Soto a remolque

Juan Soto durante un jonrón, el 10 de marzo de 2024.
Yankees

Los Yankees de Nueva York no han evitado reconocer sus recientes problemas ofensivos. Si echamos la vista atrás a la campaña de 2022, surgió una disparidad flagrante. La temporada dominante de Aaron Judge, que reflejó la legendaria campaña de la Triple Corona de Mickey Mantle en 1956 con un asombroso OPS de 1,111, enmascaró problemas subyacentes en el orden de bateo.

El resto del equipo, excluyendo a Judge, presentaba un marcado contraste. Su OPS colectivo de .708 se asemejaba a los números vistos durante el equipo de los Yankees de Billy Martin en 1956. Este desequilibrio se acentuó aún más en la segunda mitad de la temporada. Mientras Judge continuaba su racha histórica con un fenomenal OPS de 1,286 y 62 jonrones, líder de la MLB, el resto de bateadores flaqueaban, cayendo a un OPS colectivo de 0,652 tras el parón del All-Star, uno de los peores de la liga.

La tendencia persistió en la temporada 2023. En los últimos tres años, Judge ha reinado con el mejor OPS de la liga con 1,017, dejando a Shohei Ohtani en segundo lugar con 0,964. Mientras tanto, el resto de la alineación de los Yankees se quedó atrás, con una media de 0,698 OPS. Según una investigación realizada por MLB Network, esta estadística, excluyendo a los lanzadores, los situaría entre los seis peores equipos de la liga.

Los Yankees atribuyen estos problemas ofensivos en parte a las lesiones. Jugadores clave como Judge y Anthony Rizzo se perdieron un tiempo significativo, jugando en sólo 106 y 99 partidos, respectivamente. Esta excesiva dependencia de las actuaciones individuales, en particular de Judge, se convirtió en una vulnerabilidad para el equipo.

Para hacer frente a este desequilibrio, los Yankees hicieron un gran movimiento al adquirir a Juan Soto. Se espera que un Judge y un Soto sanos juntos eleven significativamente la ofensiva, impulsando al equipo de nuevo a los diez primeros puestos de la clasificación ofensiva. Sin embargo, los Yankees creen que se han asegurado algo más que un dúo dinámico.

Otro motivo de preocupación ha sido la falta de éxito del equipo con los bateadores zurdos. A pesar de presumir de una rica historia con zurdos legendarios como Ruth, Mantle, Reggie Jackson y Don Mattingly, los Yankees no se han colado entre los 22 mejores en OPS de zurdos desde 2012. En las últimas seis temporadas, sus bateadores zurdos también se han situado sistemáticamente por debajo del puesto 22 en número de apariciones en plato. En 2023, la situación llegó a su punto más bajo, con los zurdos de los Yankees registrando la segunda menor cantidad de apariciones en el plato en la liga, luchando con un mísero promedio de bateo de .217 y un OPS de .673, el peor del equipo.

En respuesta, la adquisición de Soto, junto con Alex Verdugo y Trent Grisham, aborda directamente esta debilidad. Combinadas, estas nuevas incorporaciones registraron más apariciones en el plato (1,865) la temporada pasada que todo el grupo de bateadores zurdos de los Yankees han logrado desde 2018.

Los Yankees se han comprometido a construir una alineación más equilibrada y eficaz. Al abordar sus deficiencias ofensivas y añadir jugadores como Soto, Verdugo y Grisham, esperan crear una fuerza ofensiva más potente y completa para la próxima campaña.

El poderío combinado de Judge y Soto levantará a los Yankees

aaron-judge-juan-soto-new-york-yankees
X-NYY

La llegada de Juan Soto a Nueva York ha reavivado la ilusión por un dúo de jonrones monstruosos en el Bronx. No es la primera vez que los Yankees sueñan con una asociación de este tipo.

Ya en 2018, la llegada de Giancarlo Stanton, recién salido de una temporada MVP de 59 jonrones en Miami, junto al joven slugger Aaron Judge, que acababa de pulverizar el récord de novato de la AL con 52 jonrones, alimentó las expectativas de un dúo de poder histórico. Sin embargo, las lesiones desbarataron la regularidad de Stanton, dejando el sueño sin cumplir.

Entra Juan Soto. Los Yankees podrían haber encontrado por fin la respuesta a su talento generacional con una operación de gran envergadura. Suponiendo que tanto Judge como Soto puedan mantenerse sanos y acercarse a los 150 partidos jugados cada uno, alcanzar un total combinado de 100 jonrones parece una posibilidad muy realista.

La temporada récord de 62 jonrones de Judge en 2022 muestra su inmenso potencial, con la posibilidad de que repita o incluso supere esa cifra. Para Soto, la transición del cavernoso Petco Park de San Diego, apto para lanzadores, a los confines del Yankee Stadium, aptos para bateadores, en particular el corto porche derecho, podría desbloquear un nuevo nivel de potencia. El récord de su carrera, 35 jonrones la temporada pasada, podría superarse fácilmente a rayas.

La combinación de Judge y Soto tiene el potencial de ser el dúo de potencia más potente que los Yankees hayan visto desde que los legendarios Mickey Mantle y Roger Maris aterrorizaban a los lanzadores a principios de la década de 1960. Con sus bates en la alineación, los lanzadores rivales tendrán mucho trabajo por delante, y el Yankee Stadium podría ser testigo de una exhibición récord de bolas largas a lo largo de la temporada.

Los Yankees necesitan resistir la temprana ausencia de Cole

gerrit-cole-new-york-yankees
NY POST

Los New York Yankees se enfrentan a un obstáculo importante para comenzar la temporada: la ausencia del as Gerrit Cole durante los dos primeros meses debido a una lesión en el codo. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿podrán los Yankees capear el temporal y mantener su ventaja competitiva?

La respuesta podría estar en el rendimiento de sus titulares sanos. Aunque confiar en un trío de estrellas -Carlos Rodon, Néstor Cortés y Marcus Stroman- para sobresalir constantemente puede parecer ambicioso, sus recientes entrenamientos de primavera ofrecen un rayo de esperanza. Los tres han mostrado un estado de forma impresionante y no han sucumbido a ninguna lesión.

Además, Clarke Schmidt, a pesar de una inestable temporada de debut en 2023 que empezó mal antes de estabilizarse, se ha mostrado prometedor como posible colaborador en la rotación.

Entre este grupo, Carlos Rodón tiene una importancia especial. Sus pasadas temporadas All-Star con los White Sox (2021) y Giants (2022) sugieren su potencial para funcionar como un segundo as confiable junto a Cole. Sin embargo, las lesiones han sido un tema recurrente a lo largo de la carrera de Rodon, y su primer año con los Yankees en 2023 no cumplió con las expectativas teniendo en cuenta su abultado contrato.

A pesar de la ausencia de Cole, hay un resquicio de esperanza. Su regreso, previsto para finales de mayo o principios de junio, podría suponer que se encuentre fresco y dominante a su vuelta. La reducción de la carga de trabajo durante la temporada regular podría incluso traducirse en una actuación rejuvenecida del calibre del Cy Young cuando llegue el momento de los playoffs.

Las próximas semanas serán una prueba crítica para el cuerpo de lanzadores de los Yankees. Si el trío sano de Rodon, Cortés y Stroman puede estar a la altura de su potencial, y Schmidt sigue desarrollándose, los Yankees tienen la oportunidad de mantenerse a flote hasta que el regreso de Cole refuerce su rotación y los impulse a la lucha por el campeonato.

Evitar las lesiones es la clave

El capitán de los Yankees Aaron Judge rompió la puerta del bullpen en el Dodger Stadium mientras realizaba una espectacular atrapada el 3 de junio de 2023.
Twitter

Un tema recurrente ha perseguido a los Yankees desde 2019: una cadena aparentemente interminable de lesiones de jugadores clave. Ya sean problemas de entrenamiento, mala suerte o una combinación de factores, el impacto en el rendimiento ha sido innegable.

Uno de los principales contratiempos del año pasado fue la colisión de Aaron Judge con el muro del Dodger Stadium el 3 de junio, en la que se rompió un ligamento del dedo gordo del pie derecho. Este desafortunado suceso le dejó fuera de juego durante casi dos meses y coincidió con un brusco declive de los éxitos del equipo.

En total, los Yankees soportaron un asombroso 39 estancias en la lista de lesionados (IL) en 2023, afectando a casi todos los jugadores principales excepto Gleyber Torres, Gerrit Cole y el prospecto en ascenso Anthony Volpe. Esta cifra representó el tercer total más alto de la Liga Americana, y los Yankees acumularon el segundo mayor total de días IL (2.158).

Un cambio de rumbo en el frente de las lesiones este año podría impulsar significativamente a varios jugadores clave que se perdieron un tiempo considerable la temporada pasada. Esta lista incluye a Anthony Rizzo, José Treviño, Jonathan Loaisiga, Tommy Kahnle, Aaron Judge, Carlos Rodon, Néstor Cortés y otros.

Sin embargo, persiste la preocupación por los veteranos DJ LeMahieu (35), Anthony Rizzo (34) y Giancarlo Stanton (34). Un extraño incidente en los entrenamientos de primavera con una pelota de foul en el pie podría dejar a LeMahieu fuera de juego el día de la inauguración. Rizzo, aunque restó importancia a la gravedad del problema, luchó contra un problema en los gemelos, además de un problema crónico de espalda. Aunque en los entrenamientos de primavera parecía estar físicamente en forma, el historial de Stanton de ocho periodos de IL en las últimas cinco temporadas levanta una bandera roja.

Afortunadamente, también hay señales positivas. Rizzo estaba rindiendo excepcionalmente bien antes de su conmoción cerebral de la temporada pasada. LeMahieu demostró una mejoría tras un cambio de entrenador y una mayor recuperación de su lesión en el pie hacia finales de 2023. Stanton parece estar incorporando sus piernas de manera más efectiva en su swing, reduciendo potencialmente la dependencia de la parte superior de su cuerpo y minimizando el riesgo de lesiones. Estos avances ofrecen un rayo de esperanza para una alineación sana y productiva junto a las estrellas Soto y Judge.

En última instancia, un equipo sano es un equipo ganador. Los Yankees esperan evitar los problemas de lesiones de los últimos años y aprovechar una plantilla más sana para maximizar sus aspiraciones de campeonato.

Los Baby Bombers deben complementar

anthony-volpe-new-york-yankees
X-NYY

El campocorto de los Yankees de Nueva York Anthony Volpe, un héroe local de Watchung, Nueva Jersey, tuvo un debut extraordinario la temporada pasada. Logró la rara hazaña para un novato de los Yankees de una temporada 20-20 (21 jonrones y 24 bases robadas), solidificando su destreza defensiva al ganar un Guante de Oro.

Sin embargo, a pesar de su impresionante combinación de potencia-velocidad, Volpe tenía una media de bateo de 0,209 y 167 ponches, la sexta más alta de la historia de los Yankees.

Decidido a perfeccionar su enfoque en el plato, Volpe dedicó la temporada baja a trabajar en una trayectoria de swing más plana. Este ajuste parece estar dando sus frutos. Los partidos de entrenamiento de primavera mostraron una mejora del contacto y una reducción de los strikeouts, pero el verdadero reto será trasladar este éxito a la temporada regular contra lanzadores de élite de las Grandes Ligas.

Con sólo 22 años al comienzo de la temporada, el innegable talento de Volpe y su dedicación fuera de temporada sugieren un salto potencial en la media de bateo y el índice de contacto. Mientras mantiene sus impresionantes cifras de potencia y bases robadas, los Yankees estarían encantados con un promedio de bateo de .255 y alrededor de 110 ponches, lo que refleja un importante paso adelante ofensivamente.

La próxima temporada será una prueba crucial para la Volpe en su intento de consolidarse como piedra angular del futuro de los Yankees.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.