Don Mattingly: El asesino a sueldo de los Yankees

Yankees legend Don Mattingly
PosiciónPrimera base
Años activos1982 a 1995
Equipos (años)Yankees de Nueva York (1982-1995)
Borrador1979
Debut8 de septiembre de 1982, para los New York Yankees
Último partido1 de octubre de 1995, para los New York Yankees
Fecha de nacimiento20 de abril de 1961 (62 años)
Lugar de origenEvansville, Indiana, EE.UU.
BateadoIzquierda
LanzóIzquierda
All-Star6× All-Star (1984-1989)
MVP DE LA ALMVP DE LA AL (1985)
Camisa retiradaNew York Yankees nº 23
Premios MLB3× Premio Silver Slugger (1985-1987)
Mejor entrenador del año en la Liga Nacional (2020)
9× Guante de Oro (1985-1989, 1991-1994)
LegadoMonument Park homenajeado
Director de equiposDodgers de Los Ángeles (2011-2015)
Miami Marlins (2016-2022)
Entrenador del equipoYankees de Nueva York (2004-2007)
Dodgers de Los Ángeles (2008-2010)
Toronto Blue Jays (2023-presente)
Apodo“Hit Man” y “Donnie Baseball”

La biografía

Don Mattingly se erige como epítome de la excelencia en los anales de los Yankees de Nueva York, a pesar del esquivo anillo de las Series Mundiales que nunca adornó su ilustre carrera. El año 1985 marcó un capítulo indeleble en la historia de los Yankees, con las heroicas hazañas de Don Mattingly como núcleo. Conocido cariñosamente como “Donnie Baseball”, se transformó en el “Hit Man” durante esa temporada. Con una asombrosa línea de puntuación de .324/.371/.567, arrasó en el campo de béisbol con 48 dobles, tres triples, 35 magníficos jonrones y unas fascinantes 145 carreras impulsadas. Con estos notables números, llevó a los Yankees sobre sus robustos hombros, asegurándose el codiciado premio MVP, a pesar de que el equipo se perdió por poco los playoffs. La actuación de Don Mattingly en 1985 sigue siendo legendaria, un testimonio de su inquebrantable devoción por los uniformes de rayas.

Además de su inolvidable campaña de 1985, la ilustre carrera de Don Mattingly atesora un tesoro de galardones. Consiguió nueve Guantes de Oro, un logro extraordinario, incluida una notable racha de cinco victorias consecutivas. Don Mattingly también ganó tres premios Silver Slugger y se hizo con el título de bateo de la Liga Americana en 1984. La joya de la corona fue el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana de 1985, que destacó su inigualable contribución a los Yankees. Don Mattingly, capitán del equipo de 1991 a 1995, dejó una huella indeleble en la franquicia y consolidó su estatus como una de las mentes más brillantes del deporte rey.

don-mattingly-new-york-yankees
mlb

Cuando se trata de destreza defensiva, el nombre de Don Mattingly brilla como un faro de excelencia. Posee uno de los porcentajes de campo más notables de la historia del deporte, con un asombroso porcentaje de campo de .9959, cometiendo sólo cuatro errores por cada 1.000 oportunidades. Sus nueve Guantes de Oro, el segundo mejor palmarés entre los jugadores de primera base, ponen de manifiesto su incomparable capacidad defensiva. Sin embargo, sería un flaco favor pasar por alto su destreza en el plato. Una media de bateo de 0,307, 222 jonrones y una increíble racha de tres temporadas con más de 200 hits dan fe de la polifacética brillantez de esta leyenda del béisbol. El impacto de Don Mattingly trasciende las estadísticas; es un legado que perdura como parte integral de la historia de los New York Yankees.

Primeros años y carrera

Nacido el 20 de abril de 1961 en Evansville, Indiana, Donald Arthur Mattingly era el menor de los cinco hijos de Bill y Mary Mattingly. Bill, un dedicado cartero, inculcó a su hijo menor una fuerte ética del trabajo que marcaría significativamente el futuro de Don. Como era el menor de la familia, se unía con entusiasmo a sus hermanos mayores en los juegos del vecindario. Con sólo cuatro años, Don era más pequeño que la mayoría de los demás jugadores, pero su feroz espíritu competitivo le permitía mantenerse firme en cualquier partido de pelota.

El rítmico sonido de las pelotas de Wiffle al golpear la puerta metálica del garaje y los animados partidos entre los árboles muy juntos del vecindario perfeccionaron la habilidad de Don para conducir la pelota con delicadeza. Durante su estancia en el Reitz Memorial High School, Don destacó en tres deportes diferentes, dejando su huella como quarterback del equipo de fútbol, base estrella del equipo de baloncesto y bateador de potencia del equipo de béisbol. Sin embargo, fue un momento crucial durante un partido de béisbol de la Legión Americana en 1976 el que cambiaría su vida. Enfrentado a un formidable lanzador de Owensboro, Kentucky, que resultó ser la mejor elección de los Cincinnati Reds en el draft de ese año, el novato Don Mattingly anotó dos dobles contra el lanzador estrella, llamando la atención de los ojeadores.

La reputación de Don Mattingly siguió creciendo, ya que ayudó a llevar al Reitz Memorial a una impresionante racha de 59 victorias consecutivas, que culminó con una victoria en el partido por el campeonato estatal de Indiana durante su temporada junior. En 1979, Don Mattingly había atraído una considerable atención como prometedora promesa, ganándose un breve artículo en Sports Illustrated por sus notables logros. Aunque la mayoría de los equipos dudaron en reclutar a este destacado jugador de instituto debido a las expectativas de que asistiera a la universidad, los Yankees de Nueva York se arriesgaron y lo seleccionaron en la decimonovena ronda del draft amateur de 1979. Posteriormente le firmaron un contrato de liga menor.

Don Mattingly no tardó en demostrar su valía en las ligas menores, con un impresionante promedio de bateo de 0,349 con los Oneonta Yankees de la clase A (temporada corta) de la New York-Penn League durante la temporada de 1979, en sólo 53 partidos. Al año siguiente, ascendió a Greensboro, en la Liga del Atlántico Sur de Clase A, donde lideró la liga con un notable promedio de bateo de .358. Tras una buena actuación con el equipo Double-A Nashville (Southern League) en 1981, donde bateó .315 y consiguió 98 carreras impulsadas, Don Mattingly fue ascendido al equipo Triple-A Columbus para la temporada de 1982. Allí siguió destacando con una media de bateo de .315, 10 jonrones, 75 carreras impulsadas y recibió elogios por su destreza defensiva.

Con la ampliación de las listas de las Grandes Ligas a 40 jugadores en septiembre, los Yankees de Nueva York tomaron la decisión crucial de llamar a filas a Don Mattingly, lo que marcó el comienzo de un viaje extraordinario en las Grandes Ligas. Años más tarde, su impacto en el juego sería celebrado y apreciado por los aficionados al béisbol de todo el mundo.

El primera base de los New York Yankees, Don Mattingly, en la década de 1980.

El debut en la MLB

La odisea de Don Mattingly en las Grandes Ligas de Béisbol comenzó el 8 de septiembre de 1982, en los venerables confines del Yankee Stadium. Fue aquí donde debutó contra los Orioles de Baltimore, entrando inicialmente como sustituto de Dave Winfield en la novena entrada en el jardín izquierdo. Sin embargo, tuvieron que pasar tres días más para que Don Mattingly se acercara a la caja de bateo en su primer turno en las grandes ligas, un momento crucial contra el relevista de los Milwaukee Brewers Jim Slaton. Lamentablemente, el primer lanzamiento resultó en un pop-out a tercera base. No fue hasta pasadas casi tres semanas, precisamente el 1 de octubre, cuando Don Mattingly anotó su primer hit en las grandes ligas. En la undécima entrada, logró un sencillo decisivo contra Steve Crawford, de Boston, en el sagrado Yankee Stadium. En su temporada de debut en las grandes ligas, sólo bateó 12 veces, con dos sencillos y una carrera impulsada.

En los entrenamientos de primavera de 1983, Don Mattingly se ganó un puesto en el roster, pero la temporada regular le ofreció pocas oportunidades. Después de casi dos semanas de temporada, sólo había bateado siete veces y había bateado dos veces. En consecuencia, el 14 de abril fue degradado al equipo Triple-A Columbus. En 43 partidos con el Columbus, Don Mattingly exhibió sus dotes de bateador, con un promedio de más de .340, ocho jonrones y 37 carreras impulsadas. Un afortunado giro de los acontecimientos se produjo cuando Bobby Murcer, de los Yankees, anunció su retirada el 12 de junio, creando una vacante en la plantilla y un puesto de reserva en el campo. Este acontecimiento supuso el regreso de Don Mattingly al equipo de las grandes ligas. Durante el resto de la temporada, desempeñó las funciones de titular, bateador suplente y sustituto defensivo, demostrando su versatilidad en el jardín derecho, el jardín izquierdo y la primera base.

Don Mattingly inscribió su nombre en los anales de la historia del béisbol el 18 de agosto de 1983, haciendo gala de su capacidad de adaptación al ocupar la segunda base. Durante la temporada de 1983, el joven de 22 años se hizo un hueco en las grandes ligas. Demostró su habilidad como bateador de grandes ligas y como defensor, culminando una temporada con una media de bateo de .283, complementada con cuatro jonrones y 32 carreras impulsadas en 279 turnos.

Los entrenamientos de primavera de 1984 introdujeron un giro cuando el nuevo entrenador, Yogi Berra, anunció inicialmente que Don Mattingly no sería titular al principio de la temporada. Berra creía que el golpe de bateo único de Mattingly le permitía destacar como jugador reserva y bateador emergente, incluso durante largos periodos de inactividad. Mattingly estaba bateando un impresionante .474 durante este tiempo. Sin embargo, a las pocas semanas de los entrenamientos de primavera, el rendimiento de Mattingly en el campo y su excepcional juego en la primera base hicieron cambiar de opinión a Berra. Se decidió que Mattingly empezaría la temporada como primera base titular.

Entre los que reconocieron pronto el extraordinario talento de Don Mattingly se encontraba nada menos que el propietario de los Yankees , George Steinbrenner. Ya en junio de 1984, Steinbrenner declaró: “Mattingly es el mejor talento joven del béisbol”, afirmando firmemente su fe en la estrella emergente.

Una estrella brilla en el Bronx

La temporada de 1984 fue testigo de una notable transformación en las capacidades ofensivas de Don Mattingly, especialmente en su recién descubierta potencia. Aunque nunca había superado los 10 jonrones en una sola temporada de ligas menores, Don Mattingly ya había conseguido la asombrosa cifra de 12 jonrones a finales de junio. Lou Piniella, entrenador de bateo de los Yankees en aquel momento, divulgó su papel en este impresionante desarrollo. Piniella había trabajado incansablemente con el joven bateador durante todo el año, haciendo hincapié en la importancia de mantener el equilibrio y de mantener el peso centrado durante todo el swing. Este sutil ajuste del peso corporal se tradujo en un aumento de la potencia de Don Mattingly en el plato.

don-mattingly-new-york-yankees
Twitter-Paul

La increíble actuación de Don Mattingly no pasó desapercibida, y en julio recibió su primera invitación para el Partido de las Estrellas, atribuida a su sobresaliente promedio de bateo de .339 y a sus impresionantes cifras de potencia. Hizo una aparición crucial durante la novena entrada del partido como bateador emergente, con la Liga Americana perdiendo 3-1.

A medida que se desarrollaba la última parte de la temporada de 1984, Don Mattingly y su compañero de equipo Dave Winfield se enzarzaron en una electrizante carrera por el título de bateo de la Liga Americana. Winfield tuvo una notable primera mitad de temporada, con un promedio de .377 a principios de julio. Sin embargo, a medida que se acercaba agosto, la forma de Winfield decayó ligeramente, lo que permitió a Mattingly recortar distancias. A principios de septiembre, Don Mattingly tenía una media de bateo de .352, superando la de .351 de Winfield. Esta apasionante competición por la corona de bateo cautivó la imaginación del mundo del béisbol de Nueva York.

Los periódicos de la ciudad, incluidos el Daily News y el Post, ofrecieron cobertura diaria de la contienda, dedicando a menudo páginas enteras a los contendientes. En una ciudad fervientemente hambrienta de éxitos beisbolísticos, esta carrera de bateo se convirtió en una carrera por el banderín para los fervientes seguidores de los Yankees. Los propietarios de los equipos aceptaron la competición, que siguió llenando los asientos del Yankee Stadium, a pesar de que los Yankees iban 15 partidos por detrás de los Tigers de Detroit. El marcador del estadio mostraba con orgullo la media de bateo de cada jugador hasta el noveno dígito durante las dos últimas semanas de la temporada. El entusiasmo estaba bien justificado, dado que ningún Yankee había ganado una corona de bateo desde Mickey Mantle en 1956, y ningún par de Yankees había terminado como los dos mejores bateadores de la liga.

Don Mattingly se aseguró finalmente la victoria en la carrera, con una media de .343 frente a la de .340 de Winfield. También lideró la Liga Americana en hits con 207 y dobles con 44. Además, se clasificó entre los cinco primeros en carreras impulsadas, bases totales, porcentaje de bateo y extrabases.

Durante la temporada baja, George Steinbrenner realizó la estratégica adquisición de Rickey Henderson a los Oakland A’s. La combinación Mattingly-Henderson se desarrolló exactamente como Steinbrenner había previsto. Mattingly sacó provecho de la habilidad de Henderson para poner la mesa, acumulando 69 carreras impulsadas en sus 83 partidos iniciales. Su rendimiento tras la pausa del All-Star fue espectacular, con una media de bateo de 0,340, 26 jonrones y 76 carreras impulsadas en los últimos 76 partidos.

Don Mattingly concluyó la temporada con un promedio de bateo de .324, el tercero mejor de la Liga Americana. Lanzó 35 jonrones e hizo 145 carreras, la cifra más alta de un bateador zurdo desde Ted Williams en 1949. Mattingly también lideró las Grandes Ligas en dobles, con la impresionante cifra de 48. Consiguió su primer Guante de Oro y, en noviembre, el MVP de la Liga Americana con 23 de los 28 primeros votos, culminando una temporada que quedará grabada para siempre en la historia del béisbol.

Don Mattingly y Dave Winfield de los New York Yankees
Richard Mackson

A pesar de que los Yankees concluyeron la temporada sin un puesto en los playoffs, la actuación de Don Mattingly empezó a cosechar efusivos elogios de compañeros, entrenadores y escritores de béisbol. En la temporada de 1986, logró un extraordinario promedio de bateo de .352, acumulando la impresionante cifra de 238 bateos, 53 dobles, 31 jonrones y 113 carreras impulsadas. Su excepcional actuación le valió el segundo puesto en la votación para el MVP, en la que Roger Clemens se hizo con el primer puesto. Una nota histórica adicional surgió en la carrera de Don Mattingly en 1986 cuando, el 30 de agosto, se convirtió en el primer jugador de tercera base zurdo en adornar las Grandes Ligas desde Wee Willie Keeler a principios del siglo XX.

El comienzo de la temporada de 1987 vio a Don Mattingly luchando por encontrar su ritmo. Tras los 33 partidos iniciales, su promedio de bateo era de tan sólo .240, acompañado de unos escasos tres jonrones. Sin embargo, no tardó en dar con la tecla. Entre el 14 de mayo y el 4 de junio, logró elevar su promedio de bateo a un respetable .311, y durante ese tramo de 20 partidos, aportó 15 carreras impulsadas. Justo cuando recuperaba la forma, se produjo un desafortunado contratiempo. El 4 de junio, Don Mattingly se lesionó la parte baja de la espalda, y las circunstancias que rodearon el incidente fueron objeto de debate. Algunos periódicos sugirieron que ocurrió durante un juguetón combate de lucha libre con el lanzador Bob Shirley en la sede del club. La lesión obligó a Don Mattingly a pasar cinco días en tracción en el Hospital de la Universidad de Nueva York. Sin embargo, a su regreso, tres semanas después, demostró una notable capacidad de recuperación. En sus primeros 13 partidos, Mattingly bateó un impresionante .370 (20 de 54) e impulsó 12 carreras.

El comercio inmaculado

Una racha extraordinaria comenzó el 8 de julio de 1987, durante un partido en el Yankee Stadium contra los Minnesota Twins. Don Mattingly bateó un jonrón de tres carreras en la primera entrada, preparando el terreno para lo que se convertiría en una serie icónica de actuaciones. La noche siguiente, a pesar de la derrota ante los White Sox, brilló con luz propia con su jonrón solitario en la sexta entrada. La noche siguiente, logró un grand slam durante la segunda entrada de siete carreras de los Yankees, lo que supuso su tercer jonrón con las bases llenas de la temporada, una hazaña notable, teniendo en cuenta que nunca había logrado un grand slam en su carrera antes de 1987. Don Mattingly siguió deslumbrando, con sendos jonrones solitarios en los dos partidos siguientes contra los White Sox, ampliando su racha a la asombrosa cifra de cinco partidos consecutivos con jonrones, a sólo uno del récord de la Liga Americana.

Las hazañas ofensivas de Don Mattingly durante la racha fueron espectaculares. En ocho partidos, disparó 10 jonrones, incluidos dos grand slams, e hizo 21 carreras. Su bate estuvo al rojo vivo, ya que acumuló 17 hits en 37 bateos, con un impresionante promedio de bateo de .459. La actuación de Don Mattingly también incluyó dos dobles, que contribuyeron a su total de 11 carreras anotadas. Sorprendentemente, sólo se ponchó dos veces durante este notable tramo. Con un asombroso total de 49 bases en sólo 37 bateos, Mattingly logró un estratosférico promedio de 1,324 slugging.

Cuando la temporada de 1987 llegaba a su fin, Don Mattingly grabó su nombre en los libros de récords una vez más. El 29 de septiembre, frente al abridor de los Red Sox Bruce Hurst, lanzó otro grand slam, enviando la pelota a la cubierta superior del jardín derecho. Este fue su sexto grand slam de la temporada, eclipsando el récord anterior de cinco que ostentaban Jim Gentile y Ernie Banks.

Las estadísticas finales de Don Mattingly fueron impresionantes, sobre todo teniendo en cuenta los 21 partidos que se perdió por su lesión de espalda. Terminó la temporada con una media de bateo de .327, 30 jonrones, 115 carreras impulsadas y un formidable porcentaje de bateo de .559. Aunque obtuvo el séptimo puesto en la votación para el MVP, los Yankees tuvieron problemas y terminaron la temporada con 89-73 puntos y cuartos en su división. A pesar de su sobresaliente rendimiento, Don Mattingly aún no había jugado en la postemporada en cinco temporadas completas con los Yankees.

Don Mattingly siguió exhibiendo un juego de nivel All-Star en los dos años siguientes. A pesar de conseguir 88 carreras en 1988, su promedio de dos años en 1988-89 incluía un promedio de bateo de .307, 21 jonrones y 101 carreras impulsadas. Durante sus seis primeras temporadas completas, Mattingly mantuvo un impresionante promedio de bateo de .327. Consiguió un promedio constante de 203 bateos, 43 dobles, 27 jonrones, 114 carreras impulsadas y 97 carreras anotadas. En este periodo también se convirtió en cinco veces ganador del Guante de Oro y apareció seis veces consecutivas en el Equipo de las Estrellas. Deseoso de un nuevo contrato o de una prórroga más allá de su acuerdo actual, que concluyó al final de la temporada de 1990, Don Mattingly expresó su deseo. Los Yankees respondieron convirtiéndole en el jugador mejor pagado de la historia del béisbol en aquel momento.

El 10 de abril de 1990, el primera base firmó un contrato de cinco años por un valor total de 19,3 millones de dólares, con una impresionante media de 3,86 millones por temporada. Este acuerdo histórico estableció un nuevo récord en términos de salario medio. El propietario de los Yankees, George Steinbrenner, defendió la cuantiosa inversión afirmando: “Una superestrella es una superestrella, así que puedo justificar ese salario. Un Don Mattingly atraerá a la gente a ver jugar a mi club”, subrayando el inmenso valor que Mattingly aportaba a la franquicia.

El ganador de los Yankees George Steinbrenner y el capitán Don Mattingly en 1991.
TrueBlue

El regreso

En los primeros meses de la temporada de 1990, el bate de Don Mattingly permaneció inusualmente silencioso. El 1 de junio, había logrado una respetable media de bateo de .278, pero su potencia parecía haber desaparecido. Con sólo cinco jonrones y 24 carreras impulsadas en 45 partidos, era evidente que algo iba mal. La situación se deterioró aún más en junio. En 28 partidos y 116 bateos en junio, Don Mattingly pasó apuros, bateó apenas .216 y no logró lanzar ni un solo jonrón. A mediados de julio, su promedio se había desplomado a .248, y su inexplicable racha sin jonrones se prolongaba más allá de los 200 partidos. Don Mattingly había estado lidiando con una persistente rigidez en la espalda y espasmos, lo que le llevó a solicitar su retirada de la alineación tras unas impresionantes 231 salidas consecutivas.

Aunque regresó con valentía para un periodo de 10 días cargado de dolor, del 14 al 24 de julio, los Yankees acabaron colocando a Don Mattingly en la lista de incapacitados el 26 de julio. Tras su reincorporación el 12 de septiembre, se hizo evidente que la lesión crónica de espalda le había pasado factura, alterando significativamente su swing. En los últimos días de la temporada de 1990, Mattingly vio poca acción en el campo, concluyendo el año con las estadísticas más mediocres de su ilustre carrera: un promedio de bateo de .256, apenas 5 jonrones y 42 carreras impulsadas en casi 400 turnos.

El verano de 1991 fue testigo de la creciente frustración de Don Mattingly con la dirección del equipo, lo que le llevó a solicitar un traspaso. Sin embargo, los Yankees rechazaron firmemente su petición. Además, en cumplimiento de la conocida “regla del corte de pelo” del equipo, estipulada en su contrato, Don Mattingly se sometió a regañadientes a un corte de pelo, aunque con una perspectiva diferente. A pesar de un razonable promedio de bateo de .288, su temporada de 1991 terminó con una nota decepcionante, ya que sólo consiguió nueve jonrones y 68 carreras impulsadas.

La temporada de 1992 marcó un punto de inflexión para los Yankees de Nueva York, que mostraron signos de mejora y unidad. Aunque el equipo ganó 76 partidos, lo que supuso una modesta mejora con respecto al año anterior, mostró un renovado sentido del propósito. Don Mattingly también experimentó una especie de resurgimiento. Terminó la temporada con el mismo promedio de bateo de .288 que en 1991, pero esta vez, su poder regresó, aunque no a su máximo nivel. Tras promediar sólo siete jonrones, 25 dobles y 55 carreras impulsadas en las dos temporadas anteriores, Don Mattingly se recuperó con 14 jonrones, 40 dobles y 86 carreras impulsadas. Además, consiguió su séptimo Guante de Oro, lo que significó el regreso a la forma de los Yankees y de su emblemático primera base.

En 1993, Don Mattingly continuó su resurgimiento, ofreciendo su mejor temporada desde la década de 1980. Logró una sólida media de bateo de .291, con 17 jonrones y 86 carreras impulsadas. Don Mattingly también consiguió su octavo Guante de Oro y terminó 19º en la votación para el MVP.

La temporada de 1994 comenzó de forma prometedora para los Yankees, ya que el 9 de mayo se hicieron con el primer puesto de la AL Este y mantuvieron su ventaja. Sin embargo, una nube negra se cernía sobre la temporada. El 12 de agosto de 1994, la Asociación de Jugadores inició una huelga que ensombreció el mundo del béisbol. Los Yankees, con un récord de 70-43 y una ventaja de 6½ partidos sobre los Orioles, segundos, vieron interrumpida su temporada. Fue el día en que abandonó el Yankee Stadium rumbo a Evansville cuando Don Mattingly expresó su decepción por la huelga. Incluso contempló la posibilidad de retirarse, ya que la oportunidad de perseguir el codiciado anillo de campeón se desvaneció debido al aplazamiento de la postemporada el 15 de septiembre de 1994.

En 1995, Don Mattingly hizo por fin realidad su sueño de llegar a los playoffs. Este fue un momento de celebración para los aficionados de los Yankees, ya que el equipo llegó a la postemporada por primera vez en 14 años. Los dos primeros partidos de la nueva ALDS al mejor de cinco tuvieron lugar en el Yankee Stadium. En su primer partido de playoffs, Don Mattingly demostró sus habilidades al conseguir un 2-4 con un doble y una carrera impulsada en la victoria por 9-6 de los Yankees. El segundo partido fue testigo de una tensa batalla con el

Seattle Mariners, que tomaron una ventaja de 2-1 después de cinco entradas. Sin embargo, en la parte baja de la sexta entrada, los esfuerzos de Rubén Sierra empataron el partido. En medio del frenesí de 56.000 exuberantes neoyorquinos, Don Mattingly entró en la caja de bateo para enfrentarse a Andy Benes. Con un rugido ensordecedor de la multitud, estrelló el segundo lanzamiento del turno sobre el cartel “385” del jardín central derecho, encendiendo el estadio con vítores explosivos. Los aficionados de las gradas superiores regaron el campo con gorras, cascos, vasos llenos de cerveza, frisbees e incluso un pomelo. Un indignado Lou Piniella, que ahora dirigía a los Mariners, retiró temporalmente a su equipo del campo, negándose a enviarlos de vuelta hasta que amainara el caos.

Don Mattingly con Derek Jeter

Sin embargo, los cánticos de “Don-nie Base-ball, Don-nie Base-ball” persistieron hasta que el capitán salió del banquillo, inclinando amablemente su gorra ante el público que le adoraba. El monumental jonrón de Don Mattingly aseguró la victoria por 7-5 y proporcionó a los Yankees una dominante ventaja de 2-0 en la serie. A pesar de sus heroicas contribuciones, que incluyeron 10 hits en 24 bateos, lo que resultó en un notable promedio de bateo de .417, junto con cuatro dobles, un jonrón y seis carreras impulsadas, los Yankees, lamentablemente, no pudieron avanzar en la serie y cayeron tras perder el Juego 5.

Jubilación y carrera posterior

Tras la temporada de 1995, los Yankees de Nueva York decidieron contratar a Tino Martínez como sucesor de Don Mattingly. Al acercarse la temporada de 1996, el jugador se encontró sin contrato y ante una decisión crucial. Al final, optó por no jugar en todo el año, e incluso rechazó una tentadora oferta de los Orioles de Baltimore, que intentaron hacerse con sus servicios a mitad de temporada.

No fue hasta el 22 de enero de 1997, tras un paréntesis autoimpuesto de un año, cuando Don Mattingly hizo un anuncio significativo. En una rueda de prensa celebrada en el Yankee Stadium, declaró su retirada del béisbol profesional. Siete meses después, el 31 de agosto de 1997, los Yankees rindieron homenaje a su querido capitán celebrando el Día de Don Mattingly en el Yankee Stadium. Durante la emotiva ceremonia, el equipo retiró el emblemático número 23 de Mattingly y descubrió una placa en Monument Park, un testamento imperecedero del carácter de Don Mattingly, etiquetándolo como “un hombre humilde de gracia y dignidad, un capitán que predicaba con el ejemplo, orgulloso de la tradición de la raya diplomática y dedicado a la búsqueda de la excelencia, un yanqui para siempre”.

Durante los siete años siguientes, Don Mattingly siguió vinculado al mundo del béisbol, aunque a tiempo parcial, como instructor de entrenamiento de primavera y entrenador de bateo itinerante en ligas menores. A pesar de las numerosas súplicas para que volviera al béisbol a tiempo completo, se mantuvo firme en su respuesta de “sólo soy un granjero de caballos de Indiana” siempre que se le preguntaba sobre la posibilidad de reanudar su carrera como entrenador.

Sin embargo, el 4 de noviembre de 2003, los Yankees hicieron un anuncio sorprendente, revelando su decisión de contratar a Don Mattingly como entrenador de bateo del equipo. En la temporada 2004, los Yankees protagonizaron una actuación impresionante, empatando con los White Sox en el liderato de las Grandes Ligas en jonrones, con un total de 242, y asegurándose el segundo puesto en carreras, con 892. Don Mattingly recibió muchos elogios tanto de los jugadores como de los expertos. En particular, su trabajo con Jason Giambi destacó como uno de sus logros notables. Giambi, que había afrontado una difícil temporada 2004 empañada por las revelaciones sobre el uso de esteroides y un tumor benigno en la glándula pituitaria, protagonizó un notable regreso con la valiosa orientación y el apoyo de Don Mattingly.

Don Mattingly se dedicó a tutelar a Giambi, invirtiendo horas de orientación diaria durante todo un mes. Los resultados fueron evidentes cuando el rendimiento de Giambi empezó a repuntar. En junio, aparecieron signos de progreso con una media de bateo de .310, un jonrón y nueve carreras impulsadas. Entonces, se produjo la explosión. Julio fue testigo del notable resurgimiento de Giambi, que obtuvo una deslumbrante media de .355, además de 14 jonrones y 24 carreras impulsadas. Este resurgimiento continuó a lo largo de la temporada, concluyendo con un encomiable promedio de bateo de .271, 32 jonrones y 87 carreras impulsadas. La culminación de su resurgimiento fue el premio al Jugador de Regreso del Año de la Liga Americana, un galardón bien merecido que Giambi atribuyó a la inestimable orientación y apoyo de Don Mattingly.

El papel de Don Mattingly como entrenador de bateo de los Yankees se mantuvo hasta el final de 2006, cuando fue ascendido al puesto de entrenador de banquillo en 2007. El año 2007 marcó el final del mandato de 12 años de Joe Torre como entrenador de los Yankees, allanando el camino para una nueva era directiva. Inicialmente, Don Mattingly fue aclamado por los medios de comunicación como el favorito para el puesto de seleccionador, pero finalmente fue Joe Girardi. Tras su decepción como entrenador, Torre tomó el timón de los Dodgers de Los Ángeles, donde lo primero que hizo fue anunciar a Don Mattingly como entrenador de bateo. Sin embargo, unas semanas más tarde, tuvo que pedir una excedencia en el club debido a un divorcio complicado. Finalmente regresó a los Dodgers tras la pausa del All-Star.

La trayectoria de Don Mattingly continuó como entrenador de bateo de los Dodgers hasta la conclusión de la temporada 2010, tras la cual asumió el cargo de mánager, sucediendo a Joe Torre. Luego, el 29 de octubre de 2015, los Miami Marlins nombraron a Mattingly como su mánager, sellando el acuerdo con un contrato de cuatro años.

Avancemos rápido hasta el 25 de septiembre de 2022, y Don Mattingly y los Marlins llegaron a un acuerdo mutuo para que concluyera la temporada como mánager, sin planes de regresar al cargo en 2023. Posteriormente, el 30 de noviembre de 2022, los Toronto Blue Jays anunciaron el nuevo papel de Mattingly como su entrenador de banquillo. Vale la pena señalar que Don Mattingly había dirigido previamente al Equipo de las Estrellas de la MLB en la Serie de las Estrellas de Japón de la MLB 2018, lo que demuestra su compromiso duradero con el deporte.

El legado

El legado de Don Mattingly en el béisbol es notable. Durante seis años, se erigió en el mejor jugador del juego, manteniendo una media de .327, acumulando 203 bateos, 43 dobles, 27 jonrones, 114 carreras impulsadas y anotando 97 carreras de media por temporada.

El célebre analista estadístico Bill James, en su Historical Baseball Abstract de 2001, clasificó a Don Mattingly como el 12º mejor jugador de primera base de la historia del béisbol. Caracterizó a Mattingly como un “jugador de béisbol al cien por cien, cero por ciento de mierda”.

Su ilustre carrera terminó con unas estadísticas impresionantes: 2.153 bateos, 222 jonrones, 1.007 carreras anotadas, 1.099 carreras impulsadas y una media de bateo de .307 de por vida.

A pesar de su sobresaliente carrera, Don Mattingly es citado a menudo como el mejor jugador de los Yankees que nunca ha participado en unas Series Mundiales. Su momento fue un tanto desafortunado, ya que los Yankees perdieron las Series Mundiales justo antes de su debut en la MLB y posteriormente las ganaron en el primer año tras su retirada. La huelga de jugadores de 1994 agravó aún más la sequía de Series Mundiales, ya que los Yankees tenían el mejor récord de la Liga Americana ese año antes de que se interrumpiera la temporada.

El número 23 de Don Mattingly fue retirado por los Yankees, y el 31 de agosto de 1997 se dedicó una placa en su honor en el Monument Park del Yankee Stadium. Se ganó un puesto en el equipo All-Star de la Liga Americana durante seis años consecutivos. También consiguió una impresionante colección de galardones, entre ellos nueve Guantes de Oro (cinco consecutivos), tres Silver Slugger, el título de bateo de la Liga Americana de 1984 y el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana de 1985.

Durante su carrera como jugador, Don Mattingly sólo apareció una vez en los playoffs, donde brilló en los ALDS de 1995 contra los Seattle Mariners, con una media de bateo de .417, un porcentaje de bases de .440 y un porcentaje de slugging de .708, con un jonrón y seis carreras impulsadas en cinco partidos.

Como mánager de los Dodgers, Don Mattingly logró una hazaña histórica al llevar al equipo a tres apariciones consecutivas en la postemporada, asegurándose tres títulos seguidos del Oeste de la Liga Nacional de 2013 a 2015.

Grandes momentos y premios

  • Ganó el primero de sus nueve Guantes de Oro en 1985, el segundo más importante entre los jugadores de primera base en la historia de las Grandes Ligas.
  • Bateó .340 con 26 jonrones y 76 carreras impulsadas en sus últimos 76 partidos de la temporada de 1985, terminando la temporada con un promedio de bateo de .324, 35 jonrones y 145 carreras impulsadas, la mayor cantidad de un bateador zurdo desde que Ted Williams logró 159 en 1949.
  • Líder de las Grandes Ligas en dobles con 48 en 1986.
  • Ganó el título de bateo de la Liga Americana en 1984 con una media de bateo de .343.
  • Ser nombrado MVP de la Liga Americana en 1985.
  • Bateó seis grand slams en 1987, empatando el récord de las Grandes Ligas de más grand slams en una sola temporada.
  • Ser nombrado miembro de seis equipos All-Star.
  • Bateó un jonrón en ocho partidos consecutivos en 1987, empatando el récord de las Grandes Ligas de más partidos consecutivos con un jonrón.
  • Ingreso en el Salón de la Fama de los Yankees de Nueva York en 1997.
  • Los New York Yankees retiraron su número 23 en 1997.
  • Nueve Guantes de Oro.
  • MVP de la Liga Americana en 1985.
  • Título de bateo de la Liga Americana en 1984.
  • Ingresó en el Salón de la Fama de los Yankees de Nueva York en 1997.
  • Número 23 retirado por los New York Yankees en 1997.
  • Subcampeón en la votación al Manager del Año de la Liga Nacional en 2013.
  • Elegido miembro del Salón de la Fama por el Comité de la Era Moderna en 2022.

Preguntas frecuentes

¿Qué edad tiene Don Mattingly?

A 7 de noviembre de 2023, Mattingly tiene 62 años.

¿Por qué Don Mattingly no está en el Salón de la Fama?

Don Mattingly no ha sido incluido en el Salón de la Fama a pesar de su impresionante carrera debido a una combinación de factores, entre ellos las lesiones que acortaron su carrera, la falta de éxito en la postemporada y la percepción de que sus números no eran lo suficientemente buenos como para merecer ser incluido.

¿Cuándo se retiró Don Mattingly?

Mattingly se retiró del béisbol tras la temporada de 1995.

¿En qué posición jugaba Don Mattingly?

Mattingly jugó en primera base.

¿Con quién jugó Don Mattingly?

Mattingly jugó toda su carrera en los Yankees de Nueva York.

¿Dónde está Don Mattingly ahora?

Mattingly fue mánager de los Miami Marlins hasta 2022.

¿Cuánto vale la tarjeta de novato de Don Mattingly?

El valor de la tarjeta de novato de Don Mattingly varía según el estado y la tarjeta específica, pero algunas pueden valer miles de dólares.

¿Dónde vive Don Mattingly?

No se sabe públicamente dónde vive actualmente Don Mattingly.

¿De dónde es Don Mattingly?

Don Mattingly nació y creció en Evansville, Indiana.

¿A quién sustituyó Don Mattingly?

Don Mattingly no sustituyó a nadie en los Yankees, ya que era un prometedor jugador al que se preparó para ser el primera base del equipo.

¿Dónde estudió Don Mattingly?

Don Mattingly no fue a la universidad, ya que fue reclutado por los Yankees nada más salir del instituto.

¿Quién es Don Mattingly?

Don Mattingly es un ex jugador profesional de béisbol de los Yankees y entrenador de los Miami Marlins.

¿Cuánto vale Don Mattingly?

Se calcula que el patrimonio neto de Don Mattingly ronda los 25 millones de dólares.

¿Qué edad tiene la mujer de Don Mattingly?

La esposa de Don Mattingly, Lori Mattingly, nació el 2 de febrero de 1971 (52 años).

¿Cuántos grand slams bateó Don Mattingly en 1987?

Don Mattingly bateó seis grand slams durante la temporada de 1987.

¿Por qué se retiró Don Mattingly?

Don Mattingly se retiró debido a las persistentes lesiones de espalda que le habían aquejado durante toda su carrera.

¿Cuánto mide Don Mattingly?

Don Mattingly mide 1,80 m.

¿A quién entrena Don Mattingly?

Don Mattingly era el manager de los Miami Marlins.

¿Cuántos años jugó Don Mattingly?

Don Mattingly jugó 14 temporadas en las Grandes Ligas.

¿Dónde nació Don Mattingly?

Don Mattingly nació en Evansville, Indiana.

¿Cuándo jugó Don Mattingly con los Yankees?

Don Mattingly jugó toda su carrera en los New York Yankees, de 1982 a 1995.

¿Quién jugó en la primera base de los Yankees antes que Don Mattingly?

Bob Watson jugó en primera base para los Yankees antes que Don Mattingly.

¿Qué hace Don Mattingly en la organización de los Marlins?

Don Mattingly era el entrenador de los Miami Marlins.

¿Cuántas Series Mundiales ganó Don Mattingly?

Don Mattingly no ganó ningún campeonato de las Series Mundiales durante su carrera como jugador.

¿Qué número llevaba Don Mattingly?

Don Mattingly llevó el número 23 durante su carrera como jugador.

¿Cuánto gana Don Mattingly al año como entrenador de los Marlins?

No se conoce públicamente el salario de Don Mattingly como manager de los Marlins.

¿Qué número lleva Don Mattingly con los Marlins?

Don Mattingly lleva el número 8 como entrenador de los Marlins.

¿Cuánto vale un Fleer Ultra Don Mattingly del 92?

El valor de una tarjeta Fleer Ultra Don Mattingly del 92 varía dependiendo de la condición, pero generalmente no vale más de unos pocos dólares.

¿Cuánto vale un Topps J Don Mattingly del 88?

El valor de una tarjeta Topps J Don Mattingly del 88 varía dependiendo de la condición, pero generalmente no vale más de unos pocos dólares.

¿Cuándo vivió Don Mattingly en Indiana?

Don Mattingly nació y creció en Indiana, pero no se sabe públicamente cuándo se mudó.

¿Cuál es el apodo de Don Mattingly?

El apodo de Don Mattingly es “Donnie Baseball”.

¿Con quién está casado Don Mattingly?

Don Mattingly está casado con Lori Mattingly.

¿Cuánto vale un Pinnacle Don Mattingly de 92 puntos?

El valor de una tarjeta Pinnacle 92 Score Don Mattingly varía en función del estado, pero por lo general no vale más que unos pocos dólares.

¿Cuánto vale el libro 6 de la colección Don Mattingly?

El valor de un libro 6 de la colección de Don Mattingly varía dependiendo de la condición y del libro específico, pero generalmente no vale más de unos pocos dólares.

¿En qué equipo de ligas menores jugó Don Mattingly en 1981?

Don Mattingly jugó en los Nashville Sounds, la filial Triple-A de los Yankees, en 1981.

¿Cuánto tiempo lleva Don Mattingly como entrenador de los Dodgers?

Don Mattingly ya no es el mánager de los Dodgers, pero dirigió al equipo de 2011 a 2015.

¿Qué edad tenía Don Mattingly cuando se retiró?

Don Mattingly tenía 34 años cuando se retiró.

¿Por qué Jeter mantiene a Don Mattingly?

Derek Jeter, propietario de los Marlins, había mantenido a Don Mattingly como manager debido a su liderazgo y experiencia en el juego.

¿Quién es mejor, Don Mattingly o Keith Hernández?

Las opiniones sobre quién es mejor entre Don Mattingly y Keith Hernández varían según a quién se pregunte. Ambos fueron estrellas de éxito en el estadio.

¿Por qué Don Mattingly dejó a los Dodgers?

Don Mattingly dejó los Dodgers después de la temporada 2015 debido a desacuerdos con la oficina principal del equipo.

¿Cuáles son las estadísticas de la carrera de Don Mattingly?

Don Mattingly tuvo una media de bateo en su carrera de .307, bateó 222 jonrones e impulsó 1.099 carreras en 14 temporadas.

¿Quién estuvo casado con Don Mattingly, jugador de béisbol?

Don Mattingly está casado con Lori Mattingly.

¿Qué significa el número 8 en la tarjeta de novato Topps de 1984 de Don Mattingly?

El número 8 en la tarjeta de novato Topps de 1984 de Mattingly es simplemente su número de uniforme.

En 1987, Don Mattingly batió el récord de jonrones. ¿En cuántos partidos hizo al menos un home run?

Mattingly estableció el récord de batear al menos un jonrón en ocho partidos consecutivos en 1987. Durante esa temporada, bateó un total de 30 jonrones

¿Cómo agarraba Don Mattingly su bate?

Don Mattingly utilizaba un agarre único para su bate, con el dedo meñique fuera del pomo y los otros dedos fuertemente envueltos alrededor del mango.

¿Qué tipo de gafas de sol lleva Don Mattingly?

Como entrenador de los Dodgers, Mattingly llevaba gafas de sol Beacon Rx.

¿Cómo ver el documental de Don Mattingly?

Depende del documental sobre Don Mattingly al que te refieras. Puede buscarla en los servicios de streaming o consultar la programación de su televisión local.

¿Cuál es el número de Don Mattingly?

Don Mattingly llevó el número 23 durante su carrera como jugador.

¿Cuántos Guantes de Oro tiene Don Mattingly?

Don Mattingly ganó nueve Guantes de Oro a lo largo de su carrera.

¿Por qué Don Mattingly se llama Donnie Baseball?

A Don Mattingly le llaman Donnie Baseball por sus impresionantes habilidades como bateador y jardinero durante su carrera como jugador.

¿De quién es el récord que batió Don Mattingly con 7 grand slams en una temporada?

Don Mattingly empató el récord de más grand slams en una sola temporada con siete, un récord que antes ostentaban varios jugadores.

¿Por qué Don Mattingly lleva el 8?

Don Mattingly llevaba el número 8 en honor a Yogi Berra.

¿Cuándo jugaron juntos Paul O’Neill y Don Mattingly?

Paul O’Neill y Don Mattingly jugaron juntos en los Yankees de 1991 a 1995.

¿Cuánto vale una moneda de Don Mattingly?

El valor de una moneda de Don Mattingly varía en función de la moneda concreta y de su estado.

¿Por qué fue despedido Don Mattingly?

Don Mattingly no fue despedido de su último trabajo como entrenador de los Marlins. Dejó los Dodgers después de la temporada 2015 debido a desacuerdos con la oficina principal del equipo.

¿A quién sustituyó Don Mattingly como entrenador de los Marlins?

Don Mattingly sustituyó a Dan Jennings como mánager de los Marlins en 2016.

¿Por qué se permitió a Don Mattingly llevar bigote con los Yankees?

A Don Mattingly se le permitió llevar bigote con los Yankees porque no estaba explícitamente prohibido por la política de acicalamiento del equipo.

¿Cuántos jonrones hizo Don Mattingly en su carrera?

Don Mattingly bateó 222 jonrones durante su carrera.

¿Dónde ver el documental de Don Mattingly?

Depende del documental sobre Don Mattingly al que te refieras. Puede buscarla en los servicios de streaming o consultar la programación de su televisión local.

¿Cómo perdió Don Mattingly el Novato del Año?

Don Mattingly no ganó el premio al Novato del Año debido a la impresionante actuación de Cal Ripken Jr. en su temporada de novato.

¿Qué edad tenía Don Mattingly cuando llegó a las Grandes Ligas?

Mattingly tenía 21 años cuando debutó en las Grandes Ligas.

¿Cuántos partidos ha dirigido Don Mattingly?

Mattingly ha dirigido más de 1.000 partidos como entrenador en las Grandes Ligas.

¿En qué equipo jugó Don Mattingly?

Mattingly jugó toda su carrera en los Yankees de Nueva York.

¿En qué posición del campo jugaba Don Mattingly?

Don Mattingly jugó principalmente en la primera base, pero también jugó algunos partidos en el outfield durante su carrera.

¿Y si Don Mattingly jugara en otra época?

Es imposible saber cómo habría sido la carrera de Mattingly si hubiera jugado en otra época.

¿Cómo contribuyó Don Mattingly a Indiana?

Don Mattingly es natural de Indiana y ha participado en diversas actividades benéficas y comunitarias en el estado.

¿Qué carta de novato de Don Mattingly vale más?

El valor de las tarjetas de novato de Mattingly varía según la tarjeta específica y su estado, pero su tarjeta de novato Topps de 1984 se considera generalmente la más valiosa.

¿Quién es Don Mattingly, jugador de la MLB?

Don Mattingly es un ex jugador de la MLB y actual entrenador de los Miami Marlins.

¿Qué es el escándalo del pelo de Don Mattingly?

No hubo ningún “escándalo capilar” específico que implicara a Mattingly, pero era conocido por llevar el pelo largo durante su carrera como jugador, lo que iba en contra de la política de aseo de los Yankees en aquella época.

¿Cuánto tiempo lleva Don Mattingly como entrenador de los Dodgers de Los Ángeles?

Mattingly fue el mánager de los Dodgers de Los Ángeles de 2011 a 2015.

¿Cómo se compara Don Mattingly con David Wright?

Don Mattingly y David Wright jugaron en épocas y posiciones diferentes, por lo que es difícil hacer una comparación directa entre ellos.

Don Mattingly ¿cuántas dobles jugadas?

Mattingly convirtió 169 dobles jugadas durante su carrera.

¿En qué años jugó Don Mattingly con los Yankees?

Don Mattingly jugó en los Yankees de 1982 a 1995.

Estadísticas

RESUMENGUERRAABHRRHHBARRBISBOBPSLGOPSOPS+
Carrera profesional42.4700321532220.30710071099140.3580.4710.83127

Bateo estándar

AñoGPAABRH2B3BRRHHRBISBCSBBSOBAOBPSLGOPSOPS+TBPIBHBPSHSFIBBPos
19827131202000100010.1670.1540.1670.321-11220010/73H9
19839130527934791544320021310.2830.3330.4090.74210711481225397/H4
198415366260391207442231101141330.3430.3810.5370.918156324151898*37/9H8
1985159727652107211483351452256410.3240.3710.5670.93915637015221513*3
1986162742677117238532311130053350.3520.3940.5730.96716138817111011*3/5D
198714163056993186382301151451380.3270.3780.5590.9371463181610813*3/DH
19881446515999418637018881041290.3110.3530.4620.8161282771330814*3/D7H
198915869363179191372231133051300.3030.3510.4770.82813330115101018*3D/9
1990102428394401011605421028200.2560.3080.3350.6438113213303133D/H7
1991152646587641693509682046420.2880.3390.3940.7331032312140911*3D/H
19921576866408918440014863039430.2880.3270.4160.742108266111067*3D/H
19931345965307815427217860061420.2910.3640.4450.809120236202039*3/DH
199497436372621132016510060240.3040.3970.4110.80811315380047*3/H
1995128507458591323227490240350.2880.3410.4130.75497189171087*3/HD
GPAABRH2B3BRRHHRBISBCSBBSOBAOBPSLGOPSOPS+TBPIBHBPSHSFIBB
14 años178577227003100721534422022210991495884440.3070.3580.4710.831273301191211396136
162 Juego Avg.16270163691195402201001153400.3070.3580.4710.831273001721912

Bateo en postemporada

AñoGPAABRH2B3BRRHHRBISBCSBBSOBAOBPSLGOPSTBPIBHBPSHSFIBBWPAcWPA
199552524310401600150.4170.440.7081.14817100000.194.90%
1 ALDS52524310401600150.4170.440.7081.14817100000.194.90%

Gráfico de carrera

Salón de la FamaPartido de las EstrellasPremiosMVP (clasificación, cuota)
2001 BBWAA (28,2%)
2002 BBWAA (20,3%)
2003 BBWAA (13,7%)
2004 BBWAA (12,8%)
2005 BBWAA (11,4%)
2006 BBWAA (12,3%)
2007 BBWAA ( 9,9%)
2008 BBWAA (15,8%)
2009 BBWAA (11,9%)
2010 BBWAA (16,1%)
2011 BBWAA (13,6%)
2012 BBWAA (17,8%)
2013 BBWAA (13,2%)
2014 BBWAA ( 8,2%)
2015 BBWAA ( 9,1%)
1984 *
1985 *
1986 *
1987 (1B)
1988 *
1989 *
1984 Título de bateo de la AL
1984 AL TSN All-Star
1985 AP All-Star
Jugador del Año de las Grandes Ligas en 1985
1985 MVP DE LA AL
1985 AL TSN All-Star
1986 AP All-Star
1986 AL TSN All-Star
1987 AP All-Star
1987 AL TSN All-Star
Premio Lou Gehrig 1993
2020 NL Mgr of the year
1984 AL (5, 28%)
1985 AL (1, 94%)
1986 AL (2, 66%)
1987 AL (7, 23%)
1989 AL (15, 6%)
1993 AL (19, 2%)
1994 AL (18, 2%)
1 MVP
2,22 Acciones de carrera (86º)
Guantes de oroBateadores de PlataPremios mensualesPremios semanales
1985 AL (1B)
1986 AL (1B)
1987 AL (1B)
1988 AL (1B)
1989 AL (1B)
1991 AL (1B)
1992 AL (1B)
1993 AL (1B)
1994 AL (1B)
Todos los ganadores múltiples
1985 AL (1B)
1986 AL (1B)
1987 AL (1B)
Todos los ganadores múltiples
Jugador AL del mes de agosto de 1985
Jugador AL del mes de septiembre de 1985
Jugador del mes de septiembre de 1986 en la Liga Americana
Jugador del mes de julio de 1987 de la AL
1984 Jul 29th Jugador AL de la Semana
1985 11 de agosto Jugador AL de la Semana
1987 Jul 12th Jugador AL de la Semana
1987 Jul 19th Jugador AL de la Semana
1988 Jul 17th Jugador AL de la Semana
1993 18 de julio Jugador AL de la semana
Ganancias por encima de la sustituciónWAR Jugadores de posiciónWAR ofensivoPromedio de bateo
1984 AL 6,3 (7º)
1985 AL 6,5 (9º)
1986 AL 7,2 (6º)
1984 AL 6,3 (5º)
1985 AL 6,5 (5º)
1986 AL 7,2 (3º)
1987 AL 5.1 (9º)
1984 AL 5.8 (6º)
1985 AL 6,5 (4º)
1986 AL 7,2 (2º)
1984 AL .343 (1º)
1985 AL .324 (3º)
1986 AL .352 (2º)
1987 AL .327 (5º)
1988 AL .311 (8º)
Carrera .307 (131º)
On-Base%.Porcentaje de bateoBase más SluggingJuegos jugados
1984 AL .381 (10º)
1986 AL .394 (5º)
1984 AL .537 (2º)
1985 AL .567 (2º)
1986 AL .573 (1º)
1987 AL .559 (7º)
1989 AL .477 (8º)
1984 AL .918 (3º)
1985 AL .939 (2º)
1986 AL .967 (1º)
1987 AL .937 (7º)
1986 AL 162 (2º)
1989 AL 158 (10º)
En BatsApariciones en platoCarreras anotadasHits
1985 AL 652 (4ª)
1986 AL 677 (3ª)
1989 AL 631 (7ª)
1992 AL 640 (5ª)
1985 AL 727 (4ª)
1986 AL 742 (1ª)
1989 AL 693 (7ª)
1985 AL 107 (6ª)
1986 AL 117 (3ª)
1988 AL 94 (10º)
1984 AL 207 (1º)
1985 AL 211 (2º)
1986 AL 238 (1º)
1987 AL 186 (7º)
1988 AL 186 (7º)
1989 AL 191 (7º)
1992 AL 184 (6ª)
Carrera 2.153 (204º)
Bases totalesDoblesHome RunsCarreras bateadas
1984 AL 324 (4ª)
1985 AL 370 (1º)
1986 AL 388 (1ª)
1987 AL 318 (6ª)
1989 AL 301 (4ª)
Carrera 3.301 (222º)
1984 AL 44 (1ª)
1985 AL 48 (1ª)
1986 AL 53 (1ª)
1987 AL 38 (3º)
1989 AL 37 (6º)
1992 AL 40 (3º)
Carrera 442 (118º)
1985 AL 35 (4º)
1986 AL 31 (6º)
1984 AL 110 (5º)
1985 AL 145 (1º)
1986 AL 113 (3º)
1987 AL 115 (5º)
1989 AL 113 (2º)
Carrera 1.099 (219º)
SolterosOPS+ ajustadoCarreras creadasAdj. Carreras de bateo
1984 AL 138 (6ª)
1985 AL 125 (10º)
1986 AL 152 (2º)
1988 AL 131 (7ª)
1989 AL 129 (10º)
1992 AL 130 (10º)
Carrera 1.469 (235º)
1984 AL 156 (2º)
1985 AL 156 (3º)
1986 AL 161 (1ª)
1987 AL 146 (6º)
1989 AL 133 (10º)
Carrera 127 (236º)
1984 AL 120 (4ª)
1985 AL 136 (4ª)
1986 AL 150 (1º)
1989 AL 104 (9º)
Carrera 1.168 (228º)
1984 AL 46 (2º)
1985 AL 51 (3º)
1986 AL 58 (1ª)
1987 AL 38 (6º)
Carrera 268 (178º)
Adj. Ganancias por bateoExtra Base HitsTiempos en la basePorcentaje de victorias ofensivas
1984 AL 4,5 (2º)
1985 AL 4,9 (3º)
1986 AL 5.6 (1º)
1987 AL 3.6 (6º)
Carrera 25,9 (184º)
1984 AL 69 (4º)
1985 AL 86 (1º)
1986 AL 86 (1º)
1987 AL 70 (4º)
1989 AL 62 (5º)
Carrera 684 (214º)
1985 AL 269 (5º)
1986 AL 292 (2ª)
1984 AL .716 (3º)
1985 AL .719 (4º)
1986 AL .753 (2º)
1987 AL .677 (8º)
Moscas del sacrificioBases por bolas intencionadasDobles jugadas por tierraAB por SO
1984 AL 9 (6º)
1985 AL 15 (1ª)
1986 AL 10 (2º)
1987 AL 8 (8º)
1988 AL 8 (4º)
1989 AL 10 (5º)
1991 AL 9 (3º)
1995 AL 8 (10º)
Carrera 96 (45º)
1985 AL 13 (3º)
1986 AL 11 (5º)
1987 AL 13 (3º)
1988 AL 14 (5º)
1989 AL 18 (2º)
1990 AL 13 (4º)
1991 AL 11 (10º)
Carrera 136 (72º)
1991 AL 21 (6º)
1993 AL 20 (4º)
1995 AL 17 (7º)
Carrera 191 (136º)
1984 AL 18,3 (2º)
1985 AL 15,9 (3º)
1986 AL 19,3 (3º)
1987 AL 15,0 (4º)
1988 AL 20,7 (1º)
1989 AL 21,0 (2º)
1991 AL 14,0 (8º)
1992 AL 14,9 (5º)
1993 AL 12,6 (6º)
1994 AL 15,5 (3º)
1995 AL 13,1 (5º)
AB por HROuts MadeCarreras de Base-Out Añadidas (RE24)Probabilidad de victoria añadida (WPA)
1985 AL 18,6 (9º)1989 AL 465 (9ª)1984 AL 41.07 (6º)
1985 AL 55.28 (4º)
1986 AL 46.56 (2º)
1987 AL 33,99 (10º)
1989 AL 36,62 (7º)
Carrera 242,45 (238º)
1984 AL 4.2 (4º)
1985 AL 4,7 (4º)
1986 AL 4,5 (3º)
1989 AL 3,7 (8º)
Carrera 23,1 (219º)
Situación. Ganancias añadidas (WPA/LI)Campeonato WPA (cWPA)Ganancias de Base-Out Añadidas (REW)Putouts
1984 AL 3.6 (5º)
1985 AL 4,7 (4º)
1986 AL 5,5 (1º)
1989 AL 2.8 (10º)
1985 AL 4.4 (3º)
1986 AL 2.9 (7º)
1988 AL 4.0 (6º)
1984 AL 4.1 (5º)
1985 AL 5,4 (4º)
1986 AL 4,5 (2º)
1987 AL 3,2 (10º)
1989 AL 3,7 (7º)
Carrera 23,8 (239º)
1986 AL 1.378 (1ª)
1987 AL 1.239 (5º)
1988 AL 1.250 (4º)
1989 AL 1.276 (5º)
1992 AL 1.209 (4ª)
1993 AL 1.258 (2º)
1994 AL 919 (3ª)
Carrera 14.270 (59º)
Def. Juegos como 1BPutouts como 1BAsiste como 1BErrores cometidos como 1B
1985 AL 159 (3º)
1986 AL 160 (1ª)
1992 AL 143 (4º)
Carrera 1.634 (54º)
1986 AL 1.377 (1ª)
1987 AL 1.239 (5º)
1988 AL 1.250 (4º)
1989 AL 1.274 (5º)
1992 AL 1.209 (4ª)
1993 AL 1.258 (2º)
1994 AL 919 (3ª)
Carrera 14.148 (57º)
1984 AL 124 (2º)
1992 AL 116 (3ª)
1994 AL 68 (3ª)
Carrera 1.104 (41º)
1988 AL 9 (4º)
1989 AL 7 (5º)
1995 AL 7 (4º)
Jugadas dobles convertidas en 1BTotal de carreras de zona como 1B (s.1953)Factor de alcance/9Inn como 1BFactor de alcance/Juego como 1B
1984 AL 135 (2º)
1985 AL 154 (1º)
1986 AL 132 (2º)
1987 AL 122 (5º)
1988 AL 131 (3ª)
1989 AL 143 (3º)
1991 AL 135 (1ª)
1992 AL 129 (3º)
1993 AL 123 (3º)
1994 AL 95 (2º)
Carrera 1.500 (23º)
1987 AL 9 (5º)
1991 AL 6 (2º)
1992 AL 6 (1ª)
1993 AL 5 (4º)
1994 AL 4 (3º)
Carrera 33 (31º)
1987 AL 9,76 (5º)
1989 AL 9,95 (5º)
1990 AL 10.15 (2º)
1993 AL 10.80 (1º)
1994 AL 10.62 (1º)
Carrera 9,71 (52º)
1986 AL 9.23 (5º)
1987 AL 9.50 (4º)
1989 AL 9,39 (5º)
1990 AL 9,87 (1º)
1991 AL 9,42 (5º)
1992 AL 9.27 (5º)
1993 AL 10.32 (1º)
1994 AL 10.18 (1ª)
Fielding % como 1BSalarioEl más joven
1984 AL .996 (1º)
1985 AL .995 (1º)
1986 AL .996 (1º)
1987 AL .996 (1º)
1988 AL .993 (5º)
1989 AL .995 (5º)
1991 AL .996 (4º)
1992 AL .997 (1º)
1993 AL .998 (1º)
1994 AL .998 (1º)
Carrera .996 (11º)
1986 AL 1.375.000 $ (7º)
1987 AL 1.975.000 $ (4º)
1988 AL 2.000.000 $ (4º)
1989 AL 2.200.000 $ (7º)
1990 AL 2.500.000 $ (6º)
1991 AL 3.420.000 $ (8º)
1982 AL nacido el 20-04-1961 (4º)
1993 AL 10.32 (1º)
1994 AL 10.18 (1ª)

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.