La guerra de ofertas por Yamamoto enfrenta a Yankees y Mets

Yoshinobu-Yamamoto

Los Mets y los Yankees expresan su clara intención de perseguir a la sensación japonesa Yoshinobu Yamamoto. Esto sirve para recordar su intensa rivalidad y su batalla por fichar jugadores desde la década de 1980.

Yamamoto, según todos los indicios, parece encajar tanto en los Mets como en los Yankees. Sin embargo, esto no garantiza su lugar de aterrizaje definitivo, teniendo en cuenta el mayor número de equipos con recursos financieros en comparación con los primeros días de la agencia libre en 1976. Por aquel entonces, el panorama financiero era lo suficientemente modesto como para que incluso equipos con mercados más pequeños, como Montreal y Cleveland, participaran de forma significativa en la búsqueda de agentes libres.

A medida que se desarrolla el proceso de licitación, suponiendo que Yamamoto tenga una opinión favorable de Nueva York, podría encontrarse en la posición única de orquestar una guerra de ofertas a gran escala entre las dos potencias financieras del béisbol.

yoshinobu-yamamoto
instagram-yoshinobu__yamamoto

Guerra de ofertas entre Yankees y Mets: Un recuerdo del pasado

Este tipo de situaciones han sido poco frecuentes en temporadas anteriores. Un caso notable fue el de Dave Winfield, en el que los Mets no presentaron una oferta convincente, lo que llevó a Steinbrenner a cerrar el trato. Otra situación notable se produjo en 1995, cuando los Mets, en un esfuerzo desesperado (más que nada por aparentar), intentaron atraer de nuevo a David Cone cuando estaba a punto de llegar a un acuerdo para volver a firmar con los Yankees.

En 1980, los Mets, dirigidos por los nuevos propietarios Nelson Doubleday y Fred Wilpon, se vieron inmersos en una importante persecución. Winfield era la figura codiciada, y los Mets estaban decididos a causar un impacto sustancial. Con el objetivo de superar la oferta de George Steinbrenner por Winfield, el recién nombrado GM, Frank Cashen, dio un paso al frente por ellos.

Steinbrenner comunicó, a principios de diciembre, que, basándose en la información que había recibido, los Mets le habían hecho una oferta de ocho años y 1,2 millones de dólares, que reconoció como significativa. Sin embargo, destacó una ventaja contrastada que poseen los Yankees: la capacidad de ofrecer un entorno ganador, algo que, como afirmó, los Mets no podían proporcionar en ese momento.

Al final, Steinbrenner endulzó el trato ampliando dos años más el acuerdo con los Mets e incorporando una cláusula de aumento del coste de la vida. Esta decisión acabó provocando una disputa legal entre ambas partes en los años siguientes. Sin embargo, en ese momento crucial, frente a los Mets en su primer enfrentamiento financiero importante, Steinbrenner consiguió el resultado deseado.

En 2004, se produjo el intrigante baile con Carlos Beltrán, en el que los Mets adoptaron su postura más agresiva como agente libre, ofreciendo siete años y 119 millones de dólares. Scott Boras, agente de Beltrán, llegó a proponer a los Yankees una cifra inferior, pero éstos optaron por adquirir a Randy Johnson. Tres años más tarde, los Mets hicieron un gran esfuerzo por fichar a Jorge Posada, que finalmente optó por seguir siendo un Yankee durante toda su carrera.

Steve Cohen está a la altura de las circunstancias

A pesar de las declaraciones públicas de restricción financiera de los Mets durante el verano, Steve Cohen sigue al timón con los bolsillos más profundos del deporte. A pesar de los intentos de los Yankees por remodelar su discurso en las últimas semanas, tras una complicada temporada 82-80, todos los relacionados con los Yankees son conscientes de que la expectativa de campeonato o fracaso sigue siendo un elemento perdurable de la identidad de la franquicia.

Otro posible objetivo es Juan Soto, aunque para ello habría que estar dispuesto a deshacerse de posibles candidatos y a aceptar una ampliación sustancial a largo plazo. Por lo tanto, Yamamoto se perfila como el campo de batalla perfecto para un tipo único de Subway Series, cuyas apuestas iniciales se espera que ronden los sustanciosos 200 millones de dólares.

Y el momento es ideal para ello. En los últimos años, se ha debatido mucho sobre los riesgos potenciales de buscar en la parte más profunda del mercado de agentes libres como estrategia para construir un equipo. Las ediciones de 2023 de los Mets, Padres y Yankees se citan a menudo como ejemplos que apoyan este punto de vista.

Sin embargo, los Phillies han contradicho esta noción al ganar cinco series de playoffs en los últimos dos años, transformando efectivamente a Filadelfia en una ciudad de béisbol admirada por su éxito, impulsado por importantes adquisiciones de agentes libres como Bryce Harper, Kyle Schwarber, Trea Turner y Nick Castellanos. Los recién coronados campeones de Texas se recuperaron de una pésima temporada de 102 derrotas en 2021 construyendo estratégicamente sus cimientos en torno a Corey Seager y Marcus Semien. Este éxito subraya que la agencia libre sigue siendo una vía viable, siempre que se consigan los agentes libres adecuados.

Y no olvidemos el escenario especulativo del “sí o no” que nunca llegó a materializarse entre los Mets y Aaron Judge hace un año. Muchos anticiparon que Steve Cohen flexionaría su poder financiero para desafiar a los Yankees, pero Judge finalmente consideró ofertas alternativas de San Diego y San Francisco, y los Mets se mantuvieron al margen.

Parece que habrá otra batalla de ofertas.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.