Gracias, Brian Cashman, por sacar a los Yankees de la competición.

New York Yankees GM Brian Cashman

Durante los últimos seis años, los Yankees de Nueva York, que actualmente se encuentran en la parte baja de la clasificación, dirigidos por Brian Cashman no han sido capaces de crear un equipo exitoso a pesar de tener a Aaron Judge como uno de sus jugadores clave.

Entre la serie de derrotas paralizantes y absolutamente catastróficas que han asolado a los Yankees a lo largo de esta temporada, la última resulta especialmente angustiosa. El reciente partido del domingo contra Miami mostró un descalabro colosal, semejante a una implosión épica. En un sorprendente giro de los acontecimientos, los Marlins lograron borrar una desalentadora diferencia de cuatro carreras durante la novena entrada. Brian Cashman no puede preverlo a pesar de que todo apunta a lo inevitable. Este sombrío giro de los acontecimientos ha dejado a los Yankees a cinco partidos de una codiciada posición de playoff, con sólo 44 partidos restantes en el horizonte. Esta desafortunada situación coloca a los Yankees en una precaria posición en la cima del montón de retos a los que se enfrentan.

Con un récord de 60-58, los New York Yankees de Brian Cashman se enfrentan a un reto importante. No solo podrían perderse los playoffs por primera vez desde 2016, sino que además corren el riesgo de acabar la temporada con más derrotas que victorias por primera vez en treinta años. La última vez que terminaron con más derrotas que victorias fue en 1992, con un récord de 76-86. Su impresionante racha de temporadas ganadoras durante los últimos treinta años sólo es superada por la de los Yankees de 1926-1964, que lograron una racha de 39 temporadas ganadoras consecutivas en la historia de las Grandes Ligas de Béisbol.

El mánager Aaron Boone comentó que están claramente necesitados de victorias, tras la decepcionante y debilitante derrota del domingo ante los Miami Marlins. Hizo hincapié en la importancia de acumular victorias y reconoció que, aunque la derrota era difícil de aceptar, debían seguir adelante y centrarse en lo que tenían por delante. Pero, ¿podrá seguir con este equipo de Brian Cashman?

Desde que Aaron Judge regresó tras su lesión en el dedo del pie, los Yankees han ganado 6 partidos y perdido 10. Cabe destacar que ha estado jugando a pesar de tener un ligamento roto. Si nos fijamos en su rendimiento en los últimos 57 partidos, el equipo de Brian Cashman ha ganado 24 y perdido 33. Si nos remontamos aún más atrás, a los últimos 162 partidos, que incluyen la postemporada del año pasado, han ganado 84 y perdido 78. Esto demuestra que los yanquis llevan tiempo atravesando dificultades, no sólo un breve periodo. Su rendimiento no ha sido excelente; de hecho, ha sido bastante mediocre durante todo un año y, recientemente, ha sido incluso peor que eso.

El equipo no tiene muchos jugadores destacados aparte de Judge y Gerrit Cole. Aunque cuentan con jugadores experimentados como Giancarlo Stanton y DJ LeMahieu, sus actuaciones no han sido tan impresionantes como se esperaba. Jugadores clave como Carlos Rodon y Luis Severino, de quienes se esperaba un gran impacto, han estado lidiando con lesiones y no han sido efectivos. Y ha sido Brian Cashman, quien los ha reunido.

Además, un número significativo de bateos van a parar a jugadores como Billy McKinney y Ben Rortvedt, que no son considerados de primer nivel. Anthony Volpe, el esperadísimo campocorto novato, se ha mostrado prometedor, aunque sus estadísticas no reflejen del todo sus habilidades. Aunque su porcentaje de bases más slugging (OPS) es de 0,674, que no es gran cosa, las estadísticas son una representación objetiva de lo que ocurre en el campo.

A pesar de que el equipo se enfrenta a muchos problemas claros, se espera que el GM Brian Cashman continúe en su puesto en 2024, lo que marcará su 27º año en el cargo. Por un lado, los Yankees nunca han terminado una temporada con más derrotas que victorias durante la etapa de Brian Cashman, y suelen tener uno de los mejores récords de la liga. Por otro lado, la actual alineación del equipo indica que podrían ser necesarios nuevos puntos de vista y una nueva forma de ver las cosas.

El propietario de los Yankees, Hal Steinbrenner, con el director general, Brian Cashman, en el centro de entrenamiento de primavera de Tampa en 2023.
Kim Klement/USA Today Sports

Es dudoso que haya otro año de reconstrucción para un equipo del mercado principal en 2024. Esto se debe a que jugadores como Cole y Judge, que están en sus mejores años de juego, no estarán en su máximo rendimiento durante mucho más tiempo, y no sería prudente dejar que esos años se desperdicien. Sin embargo, parece un paso necesario para Brian Cashman.

Brian Cashman jugó con la vitalidad financiera de los Yankees

En 2017, los Yankees llegaron al séptimo partido de la ALCS, lo que fue un logro notable. Estaban en una posición muy buena en ese momento. Su equipo de la MLB tenía muchos jugadores jóvenes con talento como Judge, Severino, Sánchez, Greg Bird y Jordan Montgomery. Además, su sistema de granjas estaba muy bien considerado, clasificado en segundo lugar por Baseball America. Además, no tenían mucho dinero inmovilizado en contratos, al contrario que en el pasado reciente. Los contratos de Alex Rodriguez y Mark Teixeira habían finalizado, y los caros años de contrato de CC Sabathia habían terminado. Con jóvenes promesas y fondos disponibles, los Yankees se encontraban en una fase apasionante.

La serie de errores comenzó en 2018, justo después de que los Yankees casi llegaran a la Serie Mundial, pero se quedaron a una victoria. Brian Cashman supervisó un plan para reducir la nómina del equipo a fin de mantenerla por debajo del umbral impositivo del equilibrio competitivo de 195 millones de dólares. En pocas palabras, en 2018, los Yankees redujeron la cantidad de dinero que gastaron en salarios de jugadores. Redujeron notablemente sus gastos.

Justo un año después de alcanzar el séptimo partido de la ALCS, los Yankees, bajo la dirección de Brian Cashman, redujeron en 31,2 millones de dólares la cantidad que gastaban en salarios de jugadores por el impuesto de equilibrio competitivo. Es importante tener en cuenta que todavía tenían una nómina de 193 millones de dólares en 2018, que es una suma significativa. Sin embargo, si se tiene en cuenta que redujeron sus gastos en un 14% después de quedarse tan cerca de las Series Mundiales, es algo que podría disgustar a cualquier aficionado. Este movimiento suscita dudas sobre el grado de dedicación de Brian Cashman a la hora de formar el equipo más fuerte posible. Normalmente, cuando un equipo está a punto de ganar un campeonato, es el momento de invertir a fondo, no de recortar gastos.

Las razones aducidas no fueron muy convincentes. Brian Cashman explicó que los Yankees pretendían mantenerse por debajo del umbral de la CBT para evitar proporcionar dinero extra a otros equipos que pudieran utilizarlo en su contra. Entonces, les habría facilitado intentar conseguir jugadores como Bryce Harper o Manny Machado en la temporada baja del año siguiente (2018-19) invirtiendo los dólares de penalización. Aunque podría parecer una buena idea, los Yankees no acabaron fichando ni a Harper ni a Machado. Ni siquiera hicieron una oferta real a Machado, y no hablaron con Harper en absoluto cuando estaba disponible para firmar con cualquier equipo.

Una de las principales razones para intentar mantenerse por debajo del umbral de la CBT es que ello conlleva menores penalizaciones a la hora de fichar a un jugador que sea bueno y esté disponible como agente libre. Pero curiosamente, Brian Cashman no fichó a ninguno de esos jugadores esa temporada baja.

En 2019 y 2020, los Yankees gastaron más dinero en los salarios de sus jugadores, pero aún no fue tanto como en 2016. En 2021, se aseguraron de gastar aún menos para mantenerse dentro de un cierto límite. Cuando Brian Cashman fichó a Cole en diciembre de 2019, el propietario, Steinbrenner, dijo que querían ganar varios campeonatos.

Sin embargo, sólo un año después, los Yankees redujeron su gasto en un 14% para mantenerse por debajo de ese límite. Esto no concuerda con su objetivo de ganar muchos campeonatos. Brian Cashman culpó a la pandemia de este cambio, pero hay un par de cosas que no tienen mucho sentido. En primer lugar, otros equipos aumentaron su gasto de 2020 a 2021, que es diferente de lo que hicieron los Yankees. En segundo lugar, sus acciones de 2017-18 nos hacen cuestionar si lo que dicen de ganar campeonatos va en serio.

Un aficionado de los Yankees sostiene un cartel de FIRE CASHMAN en el Yankee Stadium el 5 de agosto de 2023.
@bronxtalks

Como a los Yankees les importaba mucho mantenerse dentro de un determinado límite de gasto (CBT), hicieron algunos contratos de forma que el salario medio anual del jugador pareciera menor a efectos del CBT. Pero estos contratos no eran buenos para el equipo en general.

Por ejemplo, cuando LeMahieu se convirtió en agente libre después de 2020, el salario normal para un buen jugador de campo de 30 años era de unos 90 millones de dólares por cuatro años (como lo que obtuvo Josh Donaldson). Pero los Yankees repartieron los 90 millones en seis años. Esto hizo que la remuneración anual de LeMahieu por los cálculos de la CBT se redujera, pasando de 22,5 millones de dólares a 15 millones. Sin embargo, esto significa que LeMahieu permanecerá firmado con los Yankees hasta 2026 en lugar de 2024.

En febrero de 2019, cuando Brian Cashman decidió mantener a Aaron Hicks en el equipo por más tiempo, miraron cuánto les pagaban a otros buenos jardineros centrales. Normalmente, jugadores como Lorenzo Cain y Dexter Fowler reciben alrededor de 80 millones de dólares por cinco años. Pero los Yankees hicieron algo diferente. Tomaron un acuerdo de 70 millones de dólares por cinco años y lo hicieron durar siete. De este modo, la cantidad que mostraban en sus cálculos del límite de gasto era menor, pasando de 14 millones a 10 millones cada año.

A principios de este año, Brian Cashman dejó ir a Hicks, pero todavía tienen que darle dinero hasta 2025. Normalmente, un contrato de cinco años habría terminado después de esta temporada. Pero debido a algunas decisiones tomadas por Brian Cashman, estos contratos que no quieren se mantendrán durante mucho más tiempo del que deberían.

Gracias a jugadores como Judge, los Yankees volvieron a ser buenos en 2017. Pero en lugar de gastar más dinero en jugadores en 2018 para seguir mejorando, Brian Cashman decidió gastar menos dinero. Aunque gastaron menos para mantenerse por debajo de un determinado límite de gasto, no pareció ayudarles a rendir mejor en el campo.

En los últimos veinte años, los Yankees han utilizado mucho dinero para pagar a sus jugadores, pero en 2018, de repente, gastaron mucho menos dinero cuando era un momento importante. Brian Cashman no presionó mucho para mejorar el equipo cuando sus rivales, como los Tampa Bay Rays, se estaban reagrupando y los Baltimore Orioles no iban bien. Ahora, la competencia en la AL Este se ha vuelto mucho más dura. Los Yankees son el único equipo de la división que parece tener dificultades para mantener el ritmo.

Cuando los Yankees tenían una buena oportunidad de ganar campeonatos en 2017, Brian Cashman optó por gastar menos dinero en jugadores. Que tengan razones para esta elección no importa. Siguieron adelante, y esta decisión va en contra de la idea de poner en el campo al equipo más fuerte. Al reducir ocasionalmente el gasto en jugadores, las posibilidades del equipo de ganar las Series Mundiales se vieron negativamente afectadas.

Las malas decisiones de Brian Cashman

Aunque los Yankees tenían planes para gestionar sus gastos, han gastado una enorme cantidad de dinero en los jugadores de su equipo a lo largo de los años. Han estado en la cima en términos de pago a sus jugadores en comparación con todos los demás equipos de béisbol, excepto un año (el año pandémico de 2020). Casi todos los años están entre los tres equipos que más gastan. Ahora mismo, sólo los Mets de Nueva York tienen una nómina superior a la de los Yankees. Los Yankees tienen un total de 291,0 millones de dólares reservados para gastos basados en ciertas reglas, y están gastando 277,7 millones de dólares.

Pero la forma en que Brian Cashman decidió distribuir este dinero entre los jugadores está causando problemas -por decirlo suavemente, es un problema.

El intercambio entre los Yankees y los Minnesota Twins del año pasado, en el que participaron Josh Donaldson y Kiner-Falefa, muestra bien los problemas de los Yankees. Brian Cashman no quería contratar a un buen shortstop que esté en sus mejores años de juego (como Carlos Correa o Corey Seager). Parte de la razón es que los contratos largos a menudo acaban causando problemas cuando los jugadores se hacen mayores. En su lugar, intentaron solucionarlo consiguiendo a Kiner-Falefa, que es un jugador decente. Brian Cashman consiguió a Donaldson, que tiene 36 años y gana mucho dinero. El problema es que lo que han conseguido con Donaldson es exactamente lo que les preocupaba si hubieran fichado a Correa o Seager: un jugador que se hace mayor y gana mucho dinero.

El gerente general de los Yankees, Brian Cashman, es visto con el gerente Aaron Boone en una sesión de entrenamiento y el dúo debe finalizar la elección del campocorto de los Yankees.

Los Yankees tenían un problema con su posición de shortstop, pero no lo solucionaron. En su lugar, cambiaron a un jugador llamado Donaldson, cuyas habilidades estaban empeorando y al que se le pagaba mucho dinero. Este trade ayudó a los Twins a conseguir un buen shortstop, Correa, a muy buen precio por solo un año. Brian Cashman pensó que estaba haciendo un movimiento inteligente, pero salió mal porque consiguieron jugadores que eran caros y no muy buenos, mientras que el otro equipo consiguió un gran jugador. Cualquier aficionado puede imaginar lo mucho que los Yankees podrían haberse beneficiado del excelente rendimiento de Correa en 2022.

Echemos un vistazo a los siete jugadores por los que los Yankees están pagando más este año. A excepción de Cole y Judge, el equipo está gastando mucho dinero en jugadores que no han rendido demasiado bien.

JUGADOR2023 SALARIO CBT 2023 GUERRA
RF Aaron Judge40 millones de dólares3.0
SP Gerrit Cole36 millones de dólares4.7
SP Carlos Rodón27 millones de dólares-0.5
3B Josh Donaldson25 millones de dólares-0.1
DH Giancarlo Stanton22 millones de dólares0.1
1B Anthony Rizzo20 millones de dólares 0.6
IF DJ LeMahieu15 millones de dólares0.6

Judge ha estado realmente bien, incluso cuando tuvo una extraña lesión en un dedo del pie, y Cole ha estado sobresaliente desde el comienzo de la temporada. Ha sido el mejor lanzador de todo el béisbol, y el dinero que Brian Cashman le está pagando definitivamente lo vale. Pero cuando miras a todos los demás del equipo, la cosa no pinta tan bien. Los Yankees están gastando mucho dinero en jugadores que deberían tener un gran impacto, pero sólo están jugando al nivel de jugadores regulares. Y el problema es que la mayoría de estos jugadores tienen más de 30 años, y tres de ellos (LeMahieu, Rodon y Stanton) están firmados por Brian Cashman para permanecer con el equipo hasta al menos 2026. Esto hace realmente difícil para los Yankees planificar su equipo para los próximos años con estos jugadores como base.

El golpe maestro de Brian Cashman sobre Stanton también ha fracasado. Los Yankees lo obtuvieron en un canje en el que no tuvieron que ceder mucho, y esto sucedió justo después de que fuera nombrado el mejor jugador de la Liga Nacional en 2017. Cuando Brian Cashman hizo este intercambio, sabía que la última parte de su contrato podría no ser buena. Desgraciadamente, se lesionó mucho en esa época.

Cuando hay disponibles jugadores realmente buenos en sus mejores años, es inteligente ficharlos. Pero Brian Cashman se equivocó. Jugadores como Harper, Machado y Seager se convirtieron en agentes libres cuando tenían 26 o 27 años. Esto significaba que sus contratos cubrían sus mejores años, y los Yankees decidieron no ficharlos. En su lugar, Brian Cashman optó por soluciones temporales como Donaldson y Kiner-Falefa, y muchos jugadores en el jardín izquierdo que no lo hicieron bien convirtiéndolo en un problema persistente.

Los aspirantes de Brian Cashman estuvieron por debajo de las expectativas

Muchos de los jóvenes bateadores y futuros talentos de los Yankees llegaron a jugar en las Grandes Ligas y lo hicieron bien al principio. Pero después de eso, no siguieron mejorando, y algunos incluso empeoraron, excepto Aaron Judge. Gleyber Torres ha encontrado su lugar como jugador mejor que la media, pero no ha alcanzado el nivel de ser verdaderamente grande.

Bird, Miguel Andújar y Clint Frazier eran considerados por Brian Cashman como jugadores jóvenes realmente buenos de los que se esperaba que hicieran grandes cosas en las Grandes Ligas. Pero no pudieron mantener su buen rendimiento por diferentes motivos, como lesionarse. Sánchez es otro jugador en esta situación. Pero Brian Cashman nunca intentó encontrarles sustitutos permanentes. Siguió con arreglos temporales.

Cuando esto ocurre con los Yankees y sus jugadores, es hora de preguntarse por qué. Los propios jugadores tienen parte de responsabilidad porque son los que juegan el partido, pero los Yankees también tienen que mirar sus decisiones y acciones, donde Brian Cashman y su equipo elegido hicieron una gran decepción.

Brian Cashman nunca aprendió de sus fracasos

Desde hace años, cada vez está más claro que Brian Cashman no presta atención a lo que necesitan los Yankees. Por ejemplo, cuando Boone habla de “carriles” para sus lanzadores de relevo. Quiere decir que quiere poner a determinados lanzadores contra determinados bateadores de la alineación del equipo contrario porque tienen más posibilidades de hacerlo bien. Esta idea lleva rondando al menos desde 2019. Es una estrategia inteligente que los equipos de éxito utilizan para aprovechar al máximo los puntos fuertes de sus lanzadores de relevo. Los Yankees no son el único equipo que hace esto, muchos buenos equipos también lo hacen. Los Yankees han tenido bullpens fuertes durante los últimos 10 años.

El GM de los Yankees, Cashman, y el gerente Boone tomarán decisiones sobre agentes libres y posibles traspasos.
Boston Globe

Sin embargo, Brian Cashman se ha centrado mucho en tener bateadores diestros en su alineación en los últimos años. Esto hace que su alineación sea fácil de manejar para el otro equipo. Mientras que los Yankees tratan de encontrar las situaciones adecuadas para sus propios lanzadores de relevo, no parecen preocuparse por cómo los lanzadores de relevo del otro equipo se enfrentan a sus bateadores.

De 2018 a 2022, la ofensiva de los Yankees a menudo luchó en la postemporada contra lanzadores derechos duros porque no tenían suficientes bateadores zurdos para equilibrar las cosas. Pero Brian Cashman apenas le prestó atención de cara a la temporada 2023 a pesar de que todo apuntaba a ello. Veamos las alineaciones en tres años: 2019, 2020 y 2022. De un total de 24 puestos, 18 fueron ocupados por bateadores diestros. Entonces, quedan 6 plazas, y dos de ellas fueron para Gardner, que estaba más avanzado en su carrera.

No se trata sólo de tener muchos bateadores diestros, sino de tener otros similares. Ha habido muchos diestros como Judge, Stanton y Donaldson. Todos ellos tienen potencia, pero también suelen fallar la bola cuando hacen el swing. Tener uno o dos está bien, sobre todo cuando uno de ellos es Juez. Pero tener tres, cuatro o incluso cinco es demasiado. Pero a Brian Cashman no le importa comerciar en función de las necesidades.

Es realmente desconcertante que los Yankees hayan estado utilizando tantos bateadores diestros en su alineación, a pesar de que juegan en el Yankee Stadium, donde el campo derecho es más corto y perfecto para los bateadores zurdos. Esta temporada, ocupan el puesto 28 en el número de veces que los bateadores zurdos suben a batear, y desde 2017, ocupan el puesto 27.

A pesar de tener resultados negativos en la postemporada todos los años, Brian Cashman seguía haciendo alineaciones con demasiados diestros. Este es un gran problema para Brian Cashman y los responsables del equipo. Es un problema evidente que lleva varios años causando problemas.

Durante el tiempo en que Judge ha sido un jugador clave para los Yankees, Brian Cashman cometió repetidamente un error al no hacer su alineación de bateo más variada. El problema es que esto lleva ocurriendo desde hace tiempo, y Brian Cashman no ha intentado realmente solucionarlo. La forma en que se están desarrollando los partidos demuestra que lo que están haciendo los Yankees no está funcionando, y necesitan hacer cambios. Pero Brian Cashman no ha prestado atención a estas señales ni ha hecho los ajustes necesarios. Incluso en la fecha límite de 2023 consiguió activos de bullpen cuando la ofensiva estaba en peligro.

En pos de la filantropía, Brian Cashman dedicó una noche de insomnio en una acera de Nueva York en 2015.
STAN GROSSFELD/PERSONAL DEL GLOBO

Brian Cashman ha metido a los Yankees en un agujero

Años de errores han colocado por fin a los Yankees en una posición en la que los jugadores pueden pensarse dos veces su incorporación al equipo. Por ejemplo, Brian Cashman tenía muchas ganas de fichar a Ohtani de Japón e incluso negoció por mucho dinero para hacerlo, pero él rechazó educadamente su oferta sin siquiera escuchar.

Mientras tanto, los Yankees sufren más lesiones que nunca por tener un equipo envejecido. Aaron Judge, su pivote ofensivo, cae atrapando, y con él, el equipo se fue por la senda de la victoria. Otro gran fichaje, Carlos Rodon, también tiene un destino similar. También lo son Harrison Bader y Nestor Cortes. Siguieron con un Anthony Rizzo lesionado durante dos meses antes de su daignosis por conmoción cerebral. Estos son sólo algunos ejemplos de cómo las cosas pueden ir mal en el béisbol y la responsabilidad de este desastre recae en Brian Cashman.

Sus problemas actuales no se deben principalmente a la mala suerte. Esto se debe a que Brian Cashman no ha conseguido potenciar el equipo y asegurarlo contra el envejecimiento. No ha tomado buenas decisiones de gasto cuando tenían suficiente dinero y no ha solucionado realmente los problemas, muchos de los cuales han causado ellos mismos.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.