La debacle de los Yankees en Miami es algo más que una simple derrota

Yankees manager Aaron Boone and slugger Giancarlo Stanton
Sara Molnick
lunes agosto 14, 2023

La increíble derrota por 8-7 ante los Marlins el domingo no fue una derrota más, sino una de las peores que los Yankees no han podido olvidar. En todos los aspectos imaginables, parecía un revés mucho más debilitante, que podría tener un impacto duradero en su temporada.

En una temporada que se ha visto empañada por un exceso de derrotas dolorosas, Clay Holmes y los Yankees desperdiciaron una ventaja de cuatro carreras en la novena entrada, lo que resultó en una sorprendente y descorazonadora derrota por 8-7 ante los Marlins en un loanDepot Park lleno hasta la bandera.

Tras haber estado a punto de conseguir su primera victoria en una serie contra un equipo con récord de victorias desde finales de junio, los Yankees (60-58) sufrieron un desalentador descalabro.

El colapso de los Yankees en Miami

Los Yankees, que llegaron a tener una ventaja de 7-1, se encontraron en la parte baja de la novena con un 7-3 a su favor. Sin embargo, los Marlins (62-57) remontaron ante Holmes, igualando el marcador y consiguiendo la victoria gracias al decisivo sencillo de Jake Burger ante Tommy Kahnle.

Holmes fue responsable de las cinco carreras, un giro inesperado dado su historial de ceder sólo tres carreras en sus 35 apariciones anteriores, abarcando 34 ²/₃ entradas, hasta el partido del domingo.

Holmes reconoció el creciente reto que supone cada derrota, y señaló que el equipo reconoce la necesidad de acumular victorias y establecer una racha para coger impulso. Mencionó la importancia de ganar potencialmente la serie como un medio para impulsar el impulso para el resto del viaje por carretera. Sin embargo, también transmitió que derrotas como la actual conllevan un cierto nivel de impacto emocional.

En los partidos iniciados por Gerrit Cole, los Yankees han logrado un récord de 16 victorias frente a 9 derrotas, y entre estas derrotas, una parte notable ha sido de tipo descorazonador, categoría a la que se une ahora el partido del domingo.

Al salir del campo con una ventaja de 7-2 tras seis entradas de juego, el lanzador estrella sólo pudo ser testigo de cómo la situación sufría un repentino revés.

En la parte baja de la novena, Yuli Gurriel inició el juego con un doblete en un lanzamiento 1-2, pero Holmes logró ponchar al bateador siguiente.

Posteriormente, Nick Fortes ejecutó un infield single por el medio, mientras que Holmes luego emitió un paseo de cuenta completa a Jazz Chisholm, resultando en las bases cargadas.

A continuación, Josh Bell se adelantó y golpeó una bola en el suelo de vuelta al montículo del lanzador, donde Holmes trató de recoger la bola, pero tuvo dificultades.

Al perder la oportunidad de una potencial doble jugada que podría haber concluido el partido, Holmes logró recuperar la pelota; sin embargo, su apresurado lanzamiento a primera base no sólo agravó la situación, sino que también dio lugar a un lanzamiento erróneo que permitió que una segunda carrera cruzara el plato.

Holmes comentó que el balón fue golpeado en una posición incómoda, directamente hacia su cadera. Reflexionó que incluso si hubiera conseguido lanzarla limpiamente, podría haber tenido la oportunidad de hacer una jugada en casa o potencialmente iniciar una doble jugada. Reconoció que este giro particular de los acontecimientos marcaba un importante cambio de impulso.

clay-holmes-new-york-yankees

Posteriormente, Luis Arraez ejecutó un triple por la línea de primera base, la pelota rodó por el camino hasta la esquina en el jardín derecho, lo que resultó en un empate a siete carreras.

Tras la entrada de Kahnle, éste procedió a dar un paseo a un bateador, allanando el camino para que Burger lanzara un sencillo al jardín izquierdo, superando un arreglo defensivo en el que participaron cinco jugadores del cuadro interior y que culminó con la conclusión del partido.

Los efectos de la derrota de los Yankees

Los Yankees habían conseguido encadenar otro meritorio despliegue de bateos el domingo, pero su bullpen lo desaprovechó.

A falta de menos de dos meses para el final de la temporada, los Yankees necesitaban desesperadamente un impulso que los impulsara en los últimos compases, y se encontraron a sólo tres outs de conseguirlo. Sin embargo, sus esperanzas se desmoronaron dramáticamente al dilapidarlo todo en un notable descalabro.

Su récord es ahora de 1-8-3 en sus doce series más recientes, y se encuentran a cinco partidos de los Blue Jays por el último puesto de comodín en la Liga Americana.

Aaron Judge comentó que afrontar una derrota siempre es un reto, sobre todo dadas las circunstancias actuales, en las que cada partido tiene un peso y una importancia significativos, especialmente a medida que se acercan a la última parte de la temporada.

“Esto es una mierda, especialmente con la ventaja que teníamos y los bateos que tuvimos ……. Quizás cuando acabe la temporada puedas reflexionar sobre partidos como éste”, dijo Judge.

Expresando su sentimiento, mencionó que el resultado actual era decepcionante, particularmente debido a la sustancial ventaja que tenían y a la calidad de sus bateos. Sin embargo, insistieron en la necesidad de reagruparse y estar preparados para el día siguiente.

En lugar de afrontar la desafiante serie contra los formidables Braves con una sensación de optimismo el lunes, los Yankees se enfrentan ahora a la tarea de recuperarse de otra derrota desmoralizadora.

gerrit-cole-new-york-yankees
Twitter-@YankeeWRLD

Desde la segunda entrada hasta la sexta, consiguieron anotar en cada periodo, estableciendo y ampliando gradualmente su ventaja mientras Cole comandaba el montículo de lanzamientos.

Sin embargo, todo el prometedor impulso que habían acumulado se disipó rápidamente en una sola entrada, que tenía el potencial de infligir un daño duradero a la temporada de los Yankees.

El seleccionador Aaron Boone reconoció la incomodidad inherente asociada a este tipo de resultados y subrayó que el equipo es consciente de esa sensación indeseable. Subrayó la urgencia de la situación, destacando el escaso tiempo disponible y expresando la necesidad de reagruparse rápidamente y prepararse para el próximo desafío del lunes.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.