El lanzamiento perfecto de Juan Soto pone la guinda al “clásico de los Yankees” en la jornada inaugural

Juan Soto's excellent debut helps the Yankees beat the Astros 5-4 in Houston on March 28, 2024.
NYY
Michael Bennington
viernes marzo 29, 2024

En un electrizante partido inaugural en Minute Maid Park, la antigua rivalidad entre los Yankees y los Astros fue testigo de un nuevo capítulo. Aunque la llegada de Juan Soto al prestigioso equipo se celebró sobre todo por su gran capacidad de bateo y su perspicacia en el plato, fue su inesperada brillantez defensiva la que acaparó la atención en su debut.

A pesar de encontrarse con una desventaja inicial de 4-0, los Yankees imitaron el enfoque paciente de Juan Soto, recortando metódicamente el marcador. Sin embargo, fue la contribución defensiva de Juan Soto la que cambió el partido.

Aunque no es famoso por su destreza defensiva, Juan Soto se había dedicado a un entrenamiento riguroso durante la primavera, y su duro trabajo dio sus frutos de forma importante. En la parte baja de la novena entrada, con el partido delicadamente empatado, su decisivo lanzamiento desde el jardín derecho detuvo con contundencia la posible carrera ganadora, asegurando una dramática victoria por 5-4 para los Yankees.

Aaron Judge, jardinero de los Yankees, definió el partido como un “clásico de los Yankees”, subrayando el impacto polifacético que tuvo Juan Soto en la primera victoria del equipo en la temporada. Este eléctrico debut anuncia un nuevo capítulo para el bateador con las emblemáticas rayas, al tiempo que promete reavivar la intensa rivalidad entre los Yankees y los Astros.

“Fue un clásico de los Yankees”, dijo el capitán de los Yankees sobre el debut de la estrella de la Domicana.

El debut de Juan Soto hace especial la jornada inaugural

Juan Soto, jugador de los New York Yankees
Yankees

El fenómeno de 25 años demostró su excepcional disciplina en el plato y su destreza en el bateo, exhibiendo su capacidad para trabajar eficazmente con los lanzadores. En el partido inaugural de la temporada de los Yankees, Juan Soto demostró su agudeza al hacer dos bases por bolas decisivas, una de ellas al principio del partido, después de luchar contra varios lanzamientos de cuenta completa.

Conocido como uno de los mejores bateadores del juego durante su etapa en los Nationals y los Padres, Juan Soto volvió a demostrar su destreza al bate en la quinta entrada. Con las bases llenas, bateó un hit decisivo al jardín derecho que propició la extraordinaria remontada de los Yankees, que perdían por 4-0 y consiguieron una emocionante victoria por 5-4.

La actuación estelar de Juan Soto en el Día Inaugural fue un giro sorprendente de los acontecimientos, teniendo en cuenta su defensa en el campo, considerada anteriormente como media en el mejor de los casos por los ojeadores. Sin embargo, su brazo lanzador desde el jardín derecho resultó ser decisivo, ya que impidió que los Astros empataran el partido en la novena entrada al realizar un lanzamiento decisivo al home, frustrando su oportunidad de anotar.

El Minute Maid Park estalló en estruendosas ovaciones mientras se desarrollaba una tensa jugada en la parte baja de la novena entrada. Con un marcador de 1-1 y corredores en primera y segunda posición con un solo out, el ambiente estaba cargado de expectación. El bateador de los Astros Kyle Tucker lanzó un fuerte sencillo al jardín derecho, enviando a Mauricio Dubon a la carrera hacia el home en un intento de empatar potencialmente el marcador.

Los héroes del día: Juan Soto y José Treviño. Juan Soto, haciendo gala de unos reflejos y un atletismo impresionantes, recogió limpiamente la pelota en carrera y lanzó un tiro láser hacia la base. El balón llegó con una precisión y rapidez milimétricas, y Treviño, en una posición perfecta para evitar una obstrucción, ejecutó una barrida impecable sobre Dubon, que se había extendido completamente, negándole la carrera del empate en el último momento. El posterior groundout de Alex Bregman sentenció la contienda, asegurando una reñida victoria por 1-0 para los Yankees.

La jugada estuvo tan cerca que los Astros impugnaron la decisión en el home. Sin embargo, la repetición de la jugada confirmó el fallo inicial, confirmando la emocionante victoria de los Yankees. El seleccionador Aaron Boone se deshizo en elogios hacia Trevino por su impecable ejecución de la marca, pero también destacó la contribución crucial de Juan Soto a lo largo del partido.

La heroicidad defensiva de Juan Soto fue la culminación de una actuación estelar en su debut. Terminó el partido 1 de 3 en el plato, con dos paseos y una carrera impulsada. Su enfoque paciente en el plato fue evidente en su caminata anterior de ocho lanzamientos, un ejemplo perfecto del estilo de bateo disciplinado que los Yankees están tratando de cultivar en toda su alineación. Esta victoria fue un testimonio tanto del talento de Juan Soto como del gran esfuerzo de equipo de los Yankees.

Aaron Judge, Juan Soto y Alex Verdugo celebran cuando los Yankees vencen 5-4 a los Astros en Houston el 28 de marzo de 2024.
NYY

El drama, la desesperación y el lanzamiento decisivo

Tras el partido, el club de los Yankees se llenó de admiración por el lanzamiento de Juan Soto y el marcaje de Trevino, ambos aclamados como momentos que cambiaron el partido y resultaron decisivos para asegurar la victoria.

El lanzador inicial Néstor Cortés alabó la precisión y exactitud del lanzamiento de Juan Soto, destacando la habilidad de Treviño para aplicar la etiqueta sin obstaculizar la trayectoria del corredor. Cortés subrayó la importancia de la hábil ejecución de Treviño para completar la obra a la perfección.

Observando el momento crucial desde su posición ventajosa en el centro del campo, Aaron Judge destacó la importancia de recuperar rápidamente la pelota y realizar un lanzamiento decisivo. Hizo hincapié en la necesidad de una práctica constante, señalando que el lanzamiento de Juan Soto era un testimonio de la memoria muscular desarrollada a través de rigurosos entrenamientos fuera de temporada y de primavera.

“Creo que lo más importante es tener el balón”, afirmó el capitán. “Mucha gente se salta ese paso, y ahí es donde surgen muchos problemas. Fue agradable y fácil. (Soto) recibió el balón, y a partir de ahí confió en él para soltarlo.

“Hacemos 1.000 lanzamientos durante la temporada baja y los entrenamientos de primavera. Es memoria muscular. Lo más importante es dejarse llevar”.

jose-trevino-new-york-yankees
X-NYY

El propio Juan Soto se centró en realizar un lanzamiento preciso al plato, confiando en que Treviño realizaría la marca decisiva al recibir la pelota. Atribuyó el éxito de su ejecución a su inquebrantable empeño en perfeccionar sus habilidades de lanzamiento durante las sesiones de entrenamiento.

Treviño, reflexionando sobre la jugada, expresó su confianza en la capacidad de Juan Soto para leer la situación con eficacia y tomar la decisión correcta. Elogió a Juan Soto por realizar un lanzamiento bien colocado, lo que facilitó su ejecución sin problemas de la etiqueta en el plato, asegurando en última instancia el out fundamental.

Un grito ahogado resonó en Minute Maid Park cuando el lanzamiento desde el jardín derecho se elevó hacia la base. Mauricio Dubon, desesperado por empatar el marcador, se lanzó de cabeza en un atrevido deslizamiento. Detrás del plato, el receptor José Treviño se preparó para lo que sabía que sería una jugada de morderse las uñas en el home.

“Siempre está cerca de llegar al plato”, reconoció Treviño más tarde, haciéndose eco del sentimiento de los receptores de todo el mundo. Había aplicado la etiqueta rápidamente cuando Dubon extendió la mano izquierda, pero el momento exacto seguía siendo incierto. Treviño admitió un atisbo de duda, inseguro de si Dubon había conseguido colar la mano por el plato antes de la etiqueta.

El juez de línea James Hoye decretó el out de Dubon, pero el entrenador de los Astros, Joe Espada, pidió inmediatamente que se repitiera la jugada. La tensión en el estadio era palpable mientras todos esperaban la llamada oficial con la respiración contenida.

Treviño, a pesar de su incertidumbre inicial, seguía confiando en su ejecución. “Sabía que lo tenía”, dijo. El banquillo de los Yankees reflejaba su confianza, con los ojos fijos en la pantalla del estadio que reproducía el momento crucial.

Para Juan Soto, la espera fue angustiosa. Había lanzado con fuerza desde el jardín derecho, pero el resultado del partido dependía de un margen muy estrecho. “Sin duda, fue angustioso”, admitió. Sin embargo, al igual que sus compañeros de equipo, se mantuvo firme en su creencia en la habilidad de Trevino y en el criterio del árbitro.

La repetición se alargó, pero para los Yankees, el resultado parecía evidente. Juan Soto alabó al árbitro por su acertada decisión y elogió a Treviño por su impecable ejecución.

Finalmente, llegó el veredicto: Hoye confirmó que la marca de Treviño había precedido al toque de Dubon en el plato. Los Yankees estallaron en vítores de júbilo, celebrando la emocionante victoria por 1-0.

Para Juan Soto, esta obra dramática supuso el broche de oro a un debut fenomenal. No sólo contribuyó con una jugada defensiva clave, sino que también tuvo la oportunidad de vivir el ambiente eléctrico del estadio en un partido de alto riesgo contra un rival formidable. “Fue una sensación increíble”, sonrió, “salir ahí fuera con el uniforme de los Yankees por primera vez, especialmente en un partido tan igualado”. Esta victoria aseguró dos puntos fundamentales para los Yankees y también sirvió como una poderosa introducción al impacto que Juan Soto tendría en el equipo a lo largo de la temporada.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.