El entrenador de lanzadores dice que los Yankees no necesitan otro titular, el manager confía en la profundidad

Yankees manager Aaron Boone and pitching coach Matt Blake at Citizen Park

A pesar de que todavía hay lanzadores destacados disponibles en el mercado de canjes y en la agencia libre, el entrenador de lanzadores de los Yankees, Matt Blake, no está convencido de que sea necesario adquirir otra estrella para la rotación. En declaraciones al Daily News, hizo hincapié en la necesidad de contar con una rotación más amplia que la habitual de cinco hombres, afirmando que una temporada de éxito requiere contar con seis, siete, ocho y nueve lanzadores.

Aunque su principal objetivo, Yoshinobu Yamamoto, se les escapó, los Yankees consiguieron a Marcus Stroman, que se une a Gerrit Cole, Carlos Rodon, Nestor Cortes y Clarke Schmidt en la rotación proyectada. Blake señaló sabiamente que confiar en sólo cinco brazos es insuficiente para construir un equipo de calibre de campeonato, citando los desafíos del año pasado con las lesiones y el bajo rendimiento en la rotación.

¿Está preparada la rotación de los Yankees?

Anticipando un fuerte regreso de Rodón y Cortés, que sufrieron contratiempos en 2023, Blake elogió su temprana dedicación al entrenamiento y su actitud positiva. Sin embargo, reconoció la inevitabilidad de requerir arrancadores adicionales. La lista de posibles candidatos mencionada por Blake incluye a Will Warren, Clayton Beeter, Chase Hampton, Luis Gil, Yoendrys Gómez, Luke Weaver, Cody Poteet y Cody Morris. Mientras que los tres primeros son grandes promesas que aún no han debutado en la MLB, los demás tienen experiencia tanto como titulares como relevistas.

Marcus Stroman se unió a los New York Yankees el 11 de enero de 2024.
Kathy Willens/Associated Press

Mientras que lanzadores notables como Blake Snell, Jordan Montgomery y otros están disponibles en la agencia libre, los Yankees expresan confianza en Schmidt, elogiando su rendimiento en 2023 y previendo un futuro papel en la rotación. El Director General Brian Cashman, aunque reconoce el compromiso del equipo de explorar posibilidades de mejora, afirma firmemente el lugar de Schmidt en la rotación.

luis-gil-new-york-yankees
AP

Weaver, considerado por Blake como una antigua gran promesa con un potencial sin explotar, tiene más experiencia, pero ha tenido problemas a lo largo de su carrera. Gil y Gómez tienen una exposición limitada a la MLB, con ocho partidos combinados.

En cuanto al bullpen, Blake reconoce que hay interés en relevistas como Héctor Neris, Wandy Peralta y Keynan Middleton, pero se distancia de las discusiones internas. Sugiere que estos lanzadores podrían ser incorporaciones valiosas, acordes con las necesidades del equipo, pero subraya la importancia de tener en cuenta las realidades financieras y contractuales.

Blake ofrece soluciones alternativas dentro del roster existente, señalando a Víctor González como posible sustituto de Peralta y destacando fichajes de ligas menores como el especialista en groundball Yerry De Los Santos. Sin embargo, subraya que la toma de decisiones corresponde en última instancia a la dirección, y expresa su confianza en el grupo actual, al tiempo que se muestra abierto a posibles incorporaciones.

El entrenador de los Yankees apuesta por la juventud

Adquirir a Juan Soto y Alex Verdugo a través de traspasos tuvo su precio para los Yankees, sobre todo una plantilla de lanzadores debilitada. La marcha de siete lanzadores, seis de los cuales eran potenciales titulares, dejó importantes vacíos en la rotación. Las inminentes lesiones de Carlos Rodón y Néstor Cortés intensifican la urgencia de conseguir refuerzos fiables.

A pesar de las dificultades, el seleccionador Aaron Boone se muestra optimista. Afirma que los Yankees repusieron eficazmente la profundidad, destacando el impacto potencial de talentos emergentes como Hayden Warren, Ken Waldichuk, Clayton Beeter y el regreso de Luis Gil. Las incorporaciones de Cody Poteet y Luke Weaver amplían aún más las opciones, y este último podría servir como sexto titular o relevista largo.

Los lanzadores de los Yankees Carlos Rodon y Nestor Cortes.

Sin embargo, persisten las reservas. Entre los prospectos mencionados, sólo Weaver posee una experiencia considerable en las grandes ligas, con una ERA media de 5,14. Tanto Poteet, en recuperación de una operación Tommy John, como Gil, que regresa de una intervención similar, introducen incertidumbres. Aunque muy apreciados, Warren, Beeter y Hampton carecen de exposición al más alto nivel de competición. Beeter, ya en la lista de 40 jugadores, podría recibir una oportunidad inicial, pero la impresionante temporada 2023 de Warren (3.35 ERA, 149 ponches) podría influir en esos planes. El prometedor Hampton, que está perfeccionando sus habilidades en Doble A, podría necesitar más tiempo de desarrollo.

Es innegable que los Yankees de 2024 han hecho un movimiento audaz, priorizando la potencia ofensiva a expensas de la profundidad de lanzamiento. El éxito de los jóvenes y la capacidad de los veteranos para mantenerse sanos son variables fundamentales. La próxima temporada se presenta como un cautivador ejercicio de equilibrio para los Bombarderos del Bronx, cuyas aspiraciones al campeonato dependen de que florezcan los talentos no probados y de que sus estrellas, propensas a las lesiones, demuestren su resistencia.

A medida que se acercan los entrenamientos de primavera, persiste la incertidumbre sobre si los actuales brazos de los Yankees son suficientes. Blake confía en su grupo, pero las posibles mejoras siguen siendo tema de debate. El drama que se está desarrollando en el Bronx proporcionará respuestas a medida que avance la temporada.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.