Carlos Rodon retira 11 seguidos, no permite bases por bolas en la goleada 5-1 de los Yankees a los gemelos

New York Yankees starting pitcher Carlos Rodon is in action against the Minnesota Twins, Tuesday, May 14, 2024, in Minneapolis.
Michael Bennington
miércoles mayo 15, 2024

El martes, en una victoria decis iva por 5-1 contra los Twins, el lanzador de los Yankees Carlos Rodon volvió a demostrar su destreza sobre el montículo. A pesar de un comienzo titubeante, el zurdo encontró rápidamente su ritmo, dejando a los bateadores de Minnesota con dificultades para avanzar más allá de la primera base durante la mayor parte del partido.

Es la cuarta vez en sus últimas cinco salidas que el zurdo lanza seis o más entradas impresionantes. De la tercera a la sexta entrada, Carlos Rodón estuvo especialmente dominante, retirando a 11 bateadores consecutivos, de los cuales sólo dos fueron ponchados. A lo largo de su actuación de seis entradas, los Mellizos consiguieron anotar una sola carrera contra el formidable lanzador.

Carlos Rodon alabó el excepcional esfuerzo defensivo de sus compañeros, reconociendo los difíciles golpes que consiguieron lanzar. Para él, el éxito del equipo sigue siendo la máxima prioridad, y se esfuerza por crear oportunidades para que sobresalgan cada vez que sube al montículo. El lanzador hizo hincapié en su responsabilidad de dar constantemente a sus Yankees una oportunidad de luchar manteniéndolos competitivos en cada partido, permitiendo a sus compañeros mostrar sus habilidades y determinación en el campo.

“Tengo que reconocer a mis compañeros que hoy han defendido muy bien”, dijo Carlos Rodón. “Se golpearon algunas pelotas duras y ellos hicieron muchas jugadas, y marcamos algunas carreras y ganamos el partido, y eso es lo importante. Sólo quiero salir ahí fuera y dar a nuestro equipo la oportunidad de ganar cada noche. Intentar mantener al equipo en el partido y dejar que los chicos trabajen”.

Carlos Rodon encuentra rápidamente el ritmo y arrolla a los Mellizos

La salida de Carlos Rodon contra los Mellizos tuvo un comienzo difícil, con Ryan Jeffers lanzando un jonrón en el segundo lanzamiento del partido. El bambinazo, que según las proyecciones de Statcast salió del bate de Jeffers a 107,4 mph, fue el 10º de la temporada para el equipo. Carlos Rodón cedió entonces un sencillo de 109 mph a Carlos Correa, contribuyendo a que tres de los seis hits que permitió llegaran sólo en la primera entrada.

El lanzador inicial de los Yankees de Nueva York, Carlos Rodón, permanece en el montículo tras un jonrón solitario de Ryan Jeffers, de los Mellizos de Minnesota, durante la primera entrada de un partido de béisbol el martes 14 de mayo de 2024, en Minneapolis.
AP Photo/Abbie Parr

Sin embargo, el zurdo recuperó rápidamente la compostura y encontró su ritmo. Tras el revés inicial, Carlos Rodón se asentó y retiró a los siguientes 11 bateadores seguidos, demostrando su capacidad para recuperarse y limitar el daño. La única carrera de los Mellizos en la primera entrada fue la única mancha en su actuación, que por lo demás fue estelar, ya que mantuvo a raya a la oposición hasta que cedió un sencillo para abrir la séptima entrada.

Carlos Rodon, sin embargo, se negó a dejar escapar la ventaja inicial. Tras el sencillo de Correa, rápidamente registró dos outs antes de que Manuel Margot lograra un suave liner al jardín derecho para un hit de base. Esto llevó al plato a Carlos Santana, un oponente formidable que había bateado en tres partidos consecutivos durante el fin de semana y tenía un impresionante promedio de bateo de .382 en su carrera contra Carlos Rodon.

Sin inmutarse, el zurdo de los Yankees aceptó el reto. Lanzó un devastador deslizador que se hundió en la tierra, induciendo a Santana a golpear y fallar uno de los seis ponches de Rodon en la noche. Esta fue la tercera salida consecutiva en la que Carlos Rodón no concedió ni un solo paseo, una hazaña que ya había logrado dos veces en su carrera, pero nunca como miembro de los Yankees. Su habilidad para dominar la zona de strike y dominar a los bateadores se puso de manifiesto, mientras navegaba con confianza por la alineación de los Mellizos.

El entrenador Aaron Boone hizo hincapié en la importancia de obligar a los rivales a trabajar para conseguir sus carreras, y alabó la habilidad de Carlos Rodon para evitar los paseos. Señaló que, eliminando los pases libres y aprovechando su arsenal de bateos, el lanzador podía manejar con eficacia los escenarios en los que el otro equipo generaba bateos y corredores de base. Boone cree que esta estrategia de hacer que los rivales se ganen el camino a la base, junto con el potencial de ponches de Carlos Rodon, aumenta enormemente las posibilidades del equipo de salir victorioso en situaciones difíciles.

“Es importante. Quieres que se lo ganen”, dijo Boone. “Si puede eliminar eso, con algunas de las cosas que tiene de oscilar y fallar, te permite trabajar alrededor de algunas cosas en las que te cuadran, en las que crean tráfico, y no lo haces dando pases libres. Te prepara para tener más éxito”.

El cambio de Carlos Rodon hace el truco

El lanzador inicial de los Yankees de Nueva York, Carlos Rodón, realiza un lanzamiento durante la primera entrada de un partido de béisbol contra los Mellizos de Minnesota, el martes 14 de mayo de 2024, en Minneapolis.
AP Photo/Abbie Parr

El cambio de Carlos Rodón demostró ser un arma potente en su arsenal, a pesar de que sólo lo desplegó nueve veces a lo largo del partido. La alineación de los Mellizos, compuesta por nueve jugadores diestros o bateadores, tuvo dificultades para enfrentarse al lanzamiento, lanzándolo seis veces y fallando en cuatro ocasiones.

Dos de los ponches de Carlos Rodón fueron cortesía de su cambio con corredores en base, lo que demuestra su eficacia en situaciones de alta presión. El compañero de batería del zurdo, Gleyber Torres, se atribuyó en broma la responsabilidad de este ajuste estratégico, revelando que durante el vuelo del equipo desde Tampa el día anterior, había sugerido a Rodon que utilizara su cambio con más frecuencia.

Ante una alineación de los Twins dominada por diestros y bateadores, Carlos Rodon hizo caso sabiamente del consejo de Torres. Al incorporar un lanzamiento que se alejaba de los bateadores en lugar de meterse dentro, mantenía a la oposición fuera de equilibrio y neutralizaba eficazmente su amenaza ofensiva.

Gleyber Torres relató juguetonamente su conversación con Carlos Rodon, animando al lanzador a confiar en sus consejos debido a su propio conocimiento del juego, y expresando su alegría por estos momentos de colaboración entre compañeros de equipo.

“Así que simplemente le digo: ‘Créeme. Conozco un poco el juego'”. dijo Torres riendo. “Pero ése es el tipo de momento que disfrutamos”.

Carlos Rodon, por su parte, observó astutamente que la alineación de los Mellizos se basaba en gran medida en una combinación de bolas rápidas y deslizantes. Reconociendo la naturaleza predominantemente diestra de sus oponentes, el zurdo y su receptor, Wells, incorporaron estratégicamente cambios en la mezcla. Ejecutando estos lanzamientos con eficacia e induciendo swings y misses, Carlos Rodon y Wells sortearon con éxito la desafiante alineación.

Giancarlo Stanton alabó la fortaleza mental de Carlos Rodon, destacando que el éxito del lanzador dependía de la capacidad de los Yankees para deshacerse del jonrón tempranero que concedió a los dos primeros bateadores. Stanton elogió a Carlos Rodon por permanecer imperturbable ante el contratiempo inicial, recuperar la compostura y realizar una impresionante labor de más de seis entradas, una actuación que consideró “impresionante”.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.