Los Yankees se apiñan en la cumbre de Tampa para planear los movimientos de la temporada baja

Aaron Judge is presented with a Fiorentina jersey in Italy watching soccer games in Florence in Nov 2023.

A sólo cinco semanas de los entrenamientos de primavera, la directiva y el cuerpo técnico de los Yankees se reunieron el lunes en Tampa para celebrar una sesión estratégica crucial. El director general Brian Cashman y sus principales colaboradores se reunieron con el entrenador Aaron Boone y todo su equipo técnico, en el que figuran tanto caras conocidas como prometedores recién llegados.

El socio gerente Hal Steinbrenner probablemente participó en las discusiones, ya sea en persona o a distancia, dado que su aprobación tiene un peso significativo para cualquier fichaje importante de agentes libres que Cashman pueda proponer para abordar las acuciantes necesidades de lanzamiento del equipo.

La reunión de los Yankees en Tampa, crucial para ultimar las adquisiciones de la temporada baja

La cuestión central en la mente de todos gira en torno a las próximas plazas de rotación. Los dos nombres más prominentes en consideración ya son familiares: Blake Snell, dos veces ganador del premio Cy Young, y Jordan Montgomery, el lanzador zurdo que rindió admirablemente para los Yankees antes de ser traspasado hace dos años.

Los Yankees podrían fichar a Blake Snell, candidato al premio Cy Young, en un movimiento muy necesario fuera de temporada
Tribuna de San Diego

Aunque ambos lanzadores serían incorporaciones valiosas, los informes indican una preferencia por Montgomery dentro de las filas de los Yankees. Sin embargo, la incertidumbre rodea su regreso. Se especula con la posibilidad de que Montgomery se incline por permanecer en los Rangers de Texas, con los que celebró la victoria en las Series Mundiales el pasado otoño. Además, los susurros en el aire insinúan un resentimiento persistente de Montgomery hacia los Yankees por excluirlo de la rotación de postemporada de 2022.

Con la temporada baja en pleno apogeo, los Yankees se encuentran en una encrucijada crucial. La decisión que se avecina gira en torno a si están dispuestos a dejar de lado cualquier preocupación por el orgullo y perseguir activamente a Montgomery o redirigir su atención hacia alternativas como Snell. Una cosa sigue siendo cierta: solucionar las carencias de lanzadores es la principal prioridad de los Bombarderos del Bronx, que se preparan para luchar de nuevo por el título de campeones.

Snell dominará las discusiones de los Yankees en Tampa

Blake-Snell-yankees
X-@gingersnaphyde

El nombre de Blake Snell resonó sin duda durante toda la reunión de los Yankees en Tampa. Su atractivo potencial es incuestionable: un zurdo habilidoso que muestra destellos de dominio del calibre del Cy Young. Aunque su récord de 4-6 en su carrera contra los Yankees puede que no provoque asombro, el dolor de esas derrotas probablemente venga acompañado del recuerdo de su dinámico brazo y su espíritu competitivo. Sin embargo, junto a la brillantez reside una preocupación persistente: la naturaleza salvaje. Incluso durante su destacada campaña de 2023 con los Padres, sus 99 caminatas, líderes en la liga, sirvieron como un recordatorio cauteloso de su imprevisibilidad.

La temporada 2018 de Snell en el Cy Young, marcada por un récord de 21-5, probablemente fue examinada a fondo durante la sesión de estrategia de los Yankees. Los alicientes eran sin duda tentadores: una formidable bola rápida, una potente deslizadora y el aura de un as de la postemporada. Sin embargo, el delicado equilibrio con sus problemas de control justificaba una reflexión detenida.

Adquirir a Snell mejoraría innegablemente la rotación de los Yankees, infundiéndole potencial para la grandeza. Sin embargo, la perspectiva de conseguir un contrato que supere el importante acuerdo de seis años y 162 millones de dólares de Carlos Rodon, y la posibilidad de encontrarse con un rendimiento igual de decepcionante, probablemente le hizo fruncir el ceño. Dado que el agente de Snell es el conocido Scott Boras, reconocido por maximizar el potencial de ganancias de sus clientes, los Yankees pueden anticipar un precio sustancial asociado a ese potencial.

El atractivo de Jordan Montgomery, también representado por Boras y al parecer en busca de un pago comparable, introduce otra capa de complejidad al rompecabezas de lanzadores de los Yankees. Ambos lanzadores zurdos ofrecen interesantes posibilidades, pero el cálculo riesgo-recompensa exige un análisis exhaustivo. ¿Apostarán los Yankees por la grandeza potencial, reconociendo la volatilidad inherente, o explorarán opciones más estables, aunque menos llamativas, en otros lugares? El camino a seguir sigue siendo incierto, pero una cosa es cierta – la decisión tiene un peso significativo en el objetivo de los Yankees de fortalecer su rotación y perseguir otro campeonato de la Serie Mundial.

Los Yankees harán una última llamada en la lista de deseos de comercio

Perseguir al as de los Brewers, Corbin Burnes, es una opción para los Yankees tras fracasar en su intento de fichar a Yamamoto.
X-@NY_EvilEmpire

Mientras que la reunión de Tampa del lunes abordó principalmente las necesidades inmediatas, los Yankees, sin lugar a dudas, dirigieron su atención hacia la inminente fecha límite y las posibles adquisiciones de lanzadores. En lo alto de su lista de deseos está Corbin Burnes, el ganador del Cy Young de la NL en 2021, cuyo innegable talento le convierte en un codiciado objetivo. Sin embargo, los rumores en los pasillos del béisbol sugieren que los Cerveceros de Milwaukee se inclinan por retener a su as hasta al menos julio, con el objetivo de capitalizar los dos años restantes de control del equipo.

Dylan Cease, jugador de los Whitesox podría estar en el radar de los Yankees
AP

Otro nombre intrigante en el radar de los Yankees es Dylan Cease, el lanzador derecho de los White Sox. Cease tuvo una temporada 2023 de montaña rusa después de su impresionante subcampeonato del Cy Young en 2022, añadiendo un elemento de imprevisibilidad a su perfil. Con dos años de control sobre el equipo, Cease se perfila como uno de los principales objetivos de traspaso. Sin embargo, las fuentes indican que los White Sox ven a los Orioles de Baltimore, reforzados por un floreciente sistema de granjas después de la adquisición de JuanSoto, como posibles contendientes para presentar un acuerdo más tentador.

shane-bieber
AP

Shane Bieber de los Guardianes también entra en consideración. A pesar de los números estelares de su carrera, preocupa su velocidad decreciente y los problemas que tuvo en el pasado con el brazo, que le dejaron fuera de juego durante una parte importante de la temporada pasada. El riesgo asociado podría hacer dudar a los Yankees, a pesar del innegable talento de Bieber.

Los Yankees se enfrentan a un complejo juego de malabares, que incluye la búsqueda del traspaso adecuado, el delicado equilibrio entre riesgo y recompensa, y el manejo de las exigencias de otros equipos. Sólo el tiempo revelará si pueden asegurarse su codiciado as a través de un intercambio o si tendrán que explorar vías alternativas para fortalecer su rotación en busca de otro campeonato.

Una reunión crucial en Tampa dará forma a los planes de los Yankees para 2024

A medida que se acercan los entrenamientos de primavera, los Yankees se encuentran con un rompecabezas de rotación incompleto. La alineación actual cuenta con Gerrit Cole, el actual ganador del Cy Young de la Liga Americana, junto con el fiable Néstor Cortés y el prometedor Clarke Schmidt. Carlos Rodon, la importante adquisición del año pasado, completa los brazos establecidos. Sin embargo, sigue existiendo una brecha notable.

Los Yankees han apuntado a uno de los cinco mejores titulares disponibles en el mercado para llenar este vacío, considerando opciones como Blake Snell, Jordan Montgomery, Corbin Burnes, Dylan Cease o Shane Bieber. Sin embargo, ¿qué ocurre si sus aspiraciones a estos codiciados ases no se materializan? ¿Y si estos lanzadores optan por oportunidades alternativas?

Un posible plan de contingencia está en la agencia libre, aunque las opciones disponibles vienen con su propio conjunto de consideraciones. Marcus Stroman, dos veces All-Star conocido por su estilo, al parecer comparte interés mutuo con los Yankees. Sin embargo, los murmullos sugieren que el equipo sigue teniendo dudas sobre su extravagante personalidad y lo bien que encaja con los focos del Bronx. Shota Imanaga, un importado japonés, puede que no sea el más adecuado para el Yankee Stadium debido a su tendencia a volar.

Además de estas opciones, Michael Clevinger y Michael Lorenzen están disponibles, ofreciendo experiencia pero careciendo del mismo nivel de emoción que los nombres de primer nivel. Esencialmente, los Yankees se enfrentan a una decisión: si perseguir brazos probados como Stroman, apostar por posibles incertidumbres con Clevinger y Lorenzen, o confiar en opciones internas como el joven Luis Gil para llenar el vacío.

La magnitud de esta decisión es significativa. Llenar el vacío de lanzadores es primordial para las aspiraciones de campeonato de los Yankees. Ya sea que se aseguren un as, opten por un brazo confiable o se arriesguen a un desarrollo interno, las próximas semanas darán forma a la configuración final de su rompecabezas de lanzadores y potencialmente determinarán el curso de su temporada.

Los Yankees ultiman su estrategia de rotación

Las repercusiones de las estrategias de lanzamiento continúan tras la cumbre de los Yankees en Tampa. En medio de rumores y susurros cada vez más intensos, persisten numerosas preguntas acuciantes sin respuestas claras.

¿Podría Marcus Stroman surgir como una opción alternativa si las búsquedas de lanzadores más prominentes como Snell y Cease enfrentan contratiempos? Sigue siendo una posibilidad, pero sólo después de explorar todas las vías para el codiciado dúo. Resulta especialmente interesante el atractivo que rodea a Cease, pero apartarlo de los White Sox exige una negociación delicada. ¿Podrán los Yankees hacerse con sus servicios sin desprenderse de uno de sus activos más preciados, los deslumbrantes prospectos de jardinero central Spencer Jones y Jasson Domínguez? Mientras Domínguez se considera intocable, el destino de Jones pende de un hilo.

La apuesta de alto riesgo: ¿Estará Cashman dispuesto a apostar con Jones y su mejor prospecto de lanzador, Chase Hampton, para evitar que Cease caiga en manos de los Orioles? Tal movimiento podría propulsar a Baltimore como favorito para el campeonato de la AL Este, dejando a los Yankees pensando en sus propias aspiraciones al título.

Una certeza prevalece: los Yankees no retrasarán su decisión. Cease se erige como su principal objetivo, con Snell como alternativa disponible. ¿La advertencia? El elevado precio. ¿Abrirá Cashman el monedero o agotará la reserva de prospectos para asegurarse uno de estos ases antes de que se escapen a otro contendiente?

En los próximos días surgirán respuestas, grabadas en acuerdos o en un silencio rotundo. La finalización del rompecabezas de lanzadores de los Yankees se acerca, y sólo el tiempo revelará si la pieza final es un Cese o una solución Snell.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.