Los Yankees hacen historia tras 10 entradas sin hit

Oswald Cabrera, player of the Yankees

New York Yankees 4, Milwaukee Brewers 3

En un electrizante choque el domingo por la tarde en el Yankee Stadium, los Yankees de Nueva York libraron una batalla inolvidable. Gerrit Cole, el as de los Yankees y favorito para el premio AL Cy Young 2023, mantuvo su actuación estelar en el montículo del lanzador. Sin embargo, todas las miradas estaban puestas en el destacado lanzador derecho de los Milwaukee Brewers, Corbin Burnes, que parecía casi impenetrable al mantener a los Yankees sin un hit durante ocho entradas, lo que resultó en un tenso empate sin goles. Esta épica contienda resultó ser el partido más largo del año para ambos equipos.

Los Yankees, conocidos por su resistencia, se enfrentaron a un reto formidable mientras Burnes seguía con su intento de no-hit. El partido dio un giro inesperado en la undécima entrada, cuando Oswaldo Cabrera, que acababa de ser llamado de las ligas menores, conectó un doblete al jardín derecho que empató el partido, obra de Joel Payamps, un momento que inyectó nueva vida a las esperanzas de los Yankees.

A medida que el partido se adentraba en la prórroga, quedaba claro que ambos equipos estaban inmersos en una batalla de altos vuelos. Giancarlo Stanton, el potente jardinero de los Yankees, se erigió en héroe en la duodécima entrada con un decisivo jonrón de dos carreras, que supuso sólo el segundo hit de los Yankees ese día. La explosión de Stanton en el centro del campo insufló nueva vida a los Yankees y empató el partido a 3-3.

Devin Williams, el formidable cerrador de los Brewers, había mantenido vivo el intento de no-hit con una novena entrada impecable, incluyendo un strikeout decisivo sobre Aaron Judge. Su actuación fue crucial para llevar el partido a la prórroga.

En la 10ª entrada, los Yankees se acercaron agónicamente a la victoria, con Abner Uribe en el montículo por Milwaukee. El jardinero derecho Sal Frelick realizó una extraordinaria atrapada contra la pared que salvó el partido y evitó que Anthony Volpe consiguiera el hit ganador.

En la undécima entrada, los Brewers tomaron una ventaja de 1-0, pero los Yankees respondieron rápidamente con un doblete de Cabrera, que marcó la primera vez que un equipo perdía un partido sin hit en la undécima entrada desde 1965. La regla de la prórroga, que colocó a un corredor en segunda base, también echó por tierra las esperanzas de Milwaukee de conseguir una blanqueada.

Giancarlo Stanton salva a los Yankees de sufrir otra derrota.

El partido siguió cautivando a los aficionados, ya que los Brewers consiguieron anotar dos carreras en la duodécima entrada, haciéndose momentáneamente con el control. Sin embargo, Giancarlo Stanton volvió a jugar el papel de héroe, lanzando un cuadrangular de dos carreras en la parte baja de la primera parte para empatar el partido a 3-3.

En la parte baja de la decimotercera, los Yankees finalmente lograron la victoria, con un doblete de Kyle Higashioka sobre Hoby Milner, que selló una notable victoria por 4-3 en lo que se convertiría en uno de los partidos más memorables de la temporada de los Yankees.

La resistencia de los Yankees y la heroicidad de Stanton brillaron con luz propia en esta extraordinaria contienda, demostrando su inquebrantable determinación y su capacidad para estar a la altura de las circunstancias cuando se enfrentan a la adversidad.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.