La media de bateo de Stanton cae por debajo de .200, lo que afecta a la temporada de los Yankees

Giancarlo Stanton, player of the New York Yankees.
Amanda Paula
miércoles septiembre 20, 2023

A medida que la temporada 2023 se acerca a su fin, los Yankees de Nueva York se encuentran ante un dilema con su bateador designado, Giancarlo Stanton. Stanton, que antaño era una fuerza impresionante en el plato, ha disminuido considerablemente su rendimiento, lo que plantea dudas sobre su lugar en los planes futuros del equipo.

La reciente mala racha de Stanton: Dos hits en 35 turnos y 16 ponches.

La carrera de Giancarlo Stanton ha estado salpicada de momentos de pura brillantez. Su capacidad para lanzar pelotas de béisbol a los asientos del jardín izquierdo en un abrir y cerrar de ojos es un espectáculo digno de contemplar. Sin embargo, estos momentos se han vuelto cada vez más escasos, eclipsados por las crecientes preocupaciones sobre su rendimiento y durabilidad.

Un problema evidente es la media de bateo de Stanton, que se ha desplomado por debajo de la temida marca de .200. Este bajón ha persistido durante los numerosos partidos que ha pasado en la lista de lesionados, a menudo con distensiones musculares en las piernas. En una temporada en la que cada partido cuenta, sus problemas han resultado muy costosos para los Yankees.

En un partido decisivo contra los Blue Jays de Toronto, Stanton tuvo una noche para olvidar, con 0 de 4, dos ponches y dos dobles jugadas que frustraron posibles remontadas. Su falta de velocidad en las bases también se ha convertido en una debilidad evidente, dejando a los aficionados perplejos y frustrados.

En sus últimos diez partidos, el rendimiento de Stanton ha sido pésimo, con sólo dos hits en 35 bateos y la asombrosa cifra de 16 ponches. Es difícil ignorar tal declive en la forma.

Aunque Stanton ha sido en general un tipo de pie, su negativa a hablar con los medios de comunicación después de una actuación particularmente pobre contra los Blue Jays habló volúmenes acerca de su frustración. El entrenador Aaron Boone reconoció los problemas de Stanton, atribuyéndolos en parte a una lesión a principios de temporada y a la incapacidad de encontrar una forma de bateo consistente.

Las mediocres carreras de Stanton y su rendimiento cada vez menor hacen temer por su futuro con los Yankees. Está empezando a parecerse a una versión diestra de Joey Gallo, otro ex Yankee que fue traspasado. A diferencia de Gallo, que aportó destreza defensiva al outfield, las dificultades de Stanton se extienden a múltiples facetas de su juego.

De cara a la temporada baja, los Yankees tienen que tomar varias decisiones críticas. ¿Volverán el General Manager Brian Cashman y el Manager Aaron Boone? Y, sobre todo, ¿destinarán los 51 millones de dólares liberados por los jugadores que se marchan a la nómina de 2024?

Una cosa está clara: para que los Yankees maximicen sus posibilidades de éxito en 2024 y más allá, es posible que tengan que separarse de Giancarlo Stanton. Esta decisión depende del propietario del equipo, Hal Steinbrenner, que debe sopesar los costes y los beneficios.

A partir del final de la temporada 2023, Stanton tiene garantizados otros 128 millones de dólares durante los cuatro años restantes de su enorme contrato de 13 años y 325 millones de dólares. Aunque los Marlins de Miami aportarán 30 millones de dólares de esa suma, los Yankees siguen pagando 98 millones.

Liberar a Stanton es poco probable, dadas las importantes implicaciones financieras. Sin embargo, existe una vía potencial para que los Yankees se liberen de parte de esa carga financiera al tiempo que se aseguran una mejor adaptación al equipo.

En primer lugar, Cashman podría acercarse a Stanton y proponerle un papel reducido como jugador a tiempo parcial a partir de la próxima temporada. Esto puede hacer que Stanton se muestre más receptivo a renunciar a la totalidad de su cláusula de no traspaso, especialmente si surge la oportunidad de regresar a su California del Sur natal.

Aunque los Dodgers podrían no estar interesados, los Ángeles Angels podrían ser un destino viable, especialmente si pierden a Shohei Ohtani en la agencia libre. Para endulzar el acuerdo, los Yankees tendrían que absorber una parte significativa del salario de Stanton, aproximadamente 73,5 millones de dólares, lo que equivale a un ahorro sustancial de 24,5 millones de dólares para la organización.

Para hacer la propuesta irresistible a los Angels, los Yankees también podrían incluir un prometedor prospecto de lanzador. Este enfoque, aunque exigente, puede representar el mejor camino a seguir para los Yankees, dada la disminución de las contribuciones de Stanton y las limitaciones financieras.

Al final, la decisión de separarse de Giancarlo Stanton es todo un reto. Aun así, es una decisión que debe tomarse si los Yankees aspiran a recuperar su estatus de potencia en la Liga Americana en 2024 y más allá. Aunque las implicaciones financieras son sustanciales, no hay que subestimar los beneficios potenciales para el rendimiento y el éxito futuro del equipo. Es hora de que los Yankees exploren todas las vías y hagan un movimiento que sea en el mejor interés de la franquicia.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.