La mala actuación de Marcus Stroman vuelve a centrar la atención en la inquietud de los Yankees por Rodon

marcus-stroman-new-york-yankees
Post photo illustration

Haciendo su debut en el montículo del lanzador adornado con rayas, Marcus Stroman, reconocido por su consistente comando a lo largo de su carrera, se encontró con prolongados bateos en su aparición de 2 1/3 entradas durante una derrota de escuadra dividida. Su problema recuerda a los aficionados el espectro de los Yankees apostando a lo grande por Carlos Rodon, de 160 millones de dólares, y enfrentándose al fracaso en 2023.

Los Yankees sufrieron una derrota por 4-0 contra los Phillies el domingo por la tarde en BayCare Ballpark (aunque consiguieron una victoria por 12-6 en su otro partido de escuadra dividida contra los Blue Jays en Steinbrenner Field, destacada por el jonrón de Juan Soto al jardín izquierdo que despejó el marcador).

En enero, Marcus Stroman se aseguró un contrato de dos años y 37 millones de dólares, eligiendo a los Yankees en lugar de los Dodgers, donde Yoshinobu Yamamoto optó por un contrato más lucrativo. Se espera que Stroman entre en la rotación de los Yankees, tras Gerrit Cole y Carlos Rodon.

Marcus Stroman no consigue marcar a la perfección

Marcus-Stroman-new-york-yankess
Newsday/J. Conrad Williams Jr.

En una reciente sesión de entrenamiento de primavera con lanzamientos en directo, Marcus Stroman compartió su principal énfasis para la próxima temporada. “Actualmente me dedico a perfeccionar mi mecánica”, declaró.

Este ex alumno del instituto de Patchogue-Medford sigue perfeccionando sus habilidades. En su primera aparición en los entrenamientos de primavera, el domingo, el jugador de 32 años permitió tres carreras (dos ganadas) en cuatro hits y una caminata. Realizó 52 lanzamientos, de los cuales 31 fueron a la zona de strike.

Marcus Stroman mencionó que se sintió bien a rachas ese día, pero no se extendió más allá de los 52 lanzamientos. Expresó la necesidad de mejorar la consistencia de sentirse bien en sus mecánicas con más frecuencia, estimando que probablemente era alrededor de 25 a 30 lanzamientos del total de 52.

Durante una primera entrada impecable, Marcus Stroman retiró eficazmente a los tres bateadores con flyouts, utilizando sólo 16 lanzamientos. A pesar de ello, el lanzador se mostró inquieto de vez en cuando, especialmente cuando recibía lanzamientos del receptor Austin Wells. Stroman realizaba con frecuencia rápidos movimientos de vaivén con el brazo derecho, como si buscara algo. Este comportamiento persistió en la segunda entrada, durante la cual realizó 23 lanzamientos.

Marcus Stroman transmitió que el lanzamiento depende en gran medida de las sensaciones, destacando los retos asociados a ello. Hizo hincapié en los aspectos intrincados, como la sincronización y la capacidad de reproducir su entrega de forma coherente a lo largo de un partido. A pesar de la apariencia de uniformidad para un observador, explicó que, como lanzadores, a menudo se producen variaciones sutiles. Alcanzar la precisión en estos aspectos es una tarea exigente, que requiere una atención concentrada.

A pesar de la reputación de Marcus Stroman de generar un débil contacto con su bola sinker, sólo consiguió un groundout en su aparición. Este singular grounder se produjo cuando Kyle Schwarber bateó un chopper a segunda base.

“Basado en su desempeño, parece que cumplió con sus objetivos para la salida”, comentó el entrenador de tercera base Luis Rojas, quien supervisó el juego en Clearwater mientras el manager Aaron Boone se quedó en Tampa.

El lanzador de los Yankees Marcus Stroman en las instalaciones de entrenamiento de Tampa y con sus tatuajes.

Rojas, quien fue instrumental en traer al lanzador, mencionó que después de que Marcus Stroman salió del juego, él estuvo en el dugout entablando conversaciones con varias personas, incluyendo recursos, entrenadores de pitcheo y con quienes ha estado trabajando desde su llegada. Según Rojas, el lanzador está buscando esa escurridiza sensación. Rojas observó que hay instancias en las que Stroman completa un lanzamiento y puede que no caiga donde pretendía, lo que indica su esfuerzo por localizar ese toque preciso. Describió a Marcus Stroman como un importante defensor de la sensación en sus lanzamientos y subrayó que la busca activamente.

Marcus Stroman confía en que ocurrirá, tal vez no del todo en la próxima salida o en la siguiente, pero sin duda cuando realmente cuente.

Marcus Stroman expresó su perspectiva, afirmando: “Veo que todo eso va a salir bien”. Hizo hincapié en el objetivo último de alinearlo todo para la temporada real, concretamente para el primer lanzamiento, cuando los partidos cuentan de verdad. Marcus Stroman destacó que el objetivo actual es llegar a un punto en el que se sientan bien mecánicamente en cada partido, restando importancia a los resultados de los partidos en ese contexto.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.