La camaradería en el club impulsa la ofensiva de los Yankees contra los Royals

New York Yankees’ Austin Wells, center, is congratulated after his home run drove in Giancarlo Stanton (27) and New York Yankees’ Gleyber Torres, left, during the fourth inning of the team’s baseball game against the Kansas City Royals, Tuesday, June 11, 2024, in Kansas City, Mo.
AP Photo/Reed Hoffmann

El martes, los Yankees protagonizaron una dominante ofensiva de 10-1 contra los Reales en el Kauffman Stadium. Esto contrasta fuertemente con sus tácticas de small-ball que aseguraron la victoria en el primer partido de la serie. Los Yankees de Nueva York y su bateador estrella Aaron Judge recuperaron su potencia de bateo y explotaron con tres jonrones, incluido el 25º de la temporada de Judge, líder de la liga.

Con Aaron Judge bien descansado y de vuelta en el centro de la alineación tras disfrutar de su día libre inaugural este año, los Yankees no perdieron el tiempo y volvieron a su característico estilo de bola larga, aporreando lanzamientos y enviando ecos de truenos por todo el estadio.

Al volver a la alineación tras su primer día de descanso del año, Judge conectó un jonrón de dos carreras y 436 pies en la séptima entrada, poniendo el partido fuera de alcance. Esto supuso su 21º jonrón en sus últimos 41 partidos, aumentando su OPS a 1,149, el mejor de las Grandes Ligas. Él, ahora empatado con José Ramírez, de Cleveland, por el liderato de la MLB en carreras impulsadas con 62, registró su 22º partido multi-RBI de la temporada.

El receptor Austin Wells y el bateador designado Giancarlo Stanton también anotaron sendos cuadrangulares. El disparo de Stanton desde 1,80 m al jardín central fue especialmente impresionante, superando tres paredes antes de desaparecer bajo el Jumbotron. La bola salió de su bate a 111,2 mph, con lo que suma 16 jonrones en la temporada.

El entrenador de bateo, James Rowson, explicó los motivos de esta explosión ofensiva y atribuyó el mérito a la camaradería dentro del equipo.

“Pero creo que también: Tienes que fijarte en la sinergia y en la forma en que este grupo se galvaniza junto, y es algo especial de ver”, dijo Rowson. “Tenemos talento, pero también tenemos la química adecuada en este club con estos chicos”.

Alex Verdugo (derecha), de los Yankees de Nueva York, celebra con Aaron Judge (99), de los Yankees de Nueva York, después de que Judge bateara un jonrón de dos carreras contra los Reales de Kansas City durante la séptima entrada de un partido de béisbol, el martes 11 de junio de 2024, en Kansas City, Mo.
AP Photo/Reed Hoffmann

Con la victoria, los Yankees se sitúan con la mejor marca de la temporada, 27 partidos por encima de .500, con 48-21, y continúan su buena racha con victorias en 11 de sus últimos 13 partidos.

La sinergia de los Yankees en plena exhibición contra los Royals

Los Reales de Kansas City se han mostrado prometedores esta temporada, ostentando uno de los cinco mejores ERA de rotación del béisbol y ocupando el cuarto lugar en carreras anotadas. Sin embargo, sus esfuerzos se han quedado cortos contra los Yankees de Nueva York, que han dominado en su serie de cuatro partidos en el Kauffman Stadium.

Los Yankees lograron una victoria por 10-1 el martes por la noche, impulsados por tres jonrones y una defensa impecable que respaldó al abridor Marcus Stroman y a un fuerte bullpen. Esta victoria supuso la 11ª de Nueva York en sus últimos 13 partidos y mejoró su récord contra rivales de la AL Central a un impresionante 16-1, incluyendo victorias sobre los Reales (39-29), Mellizos, Medias Blancas, Guardianes y Tigres.

Judge lideró la carga de los Yankees con su 25º jonrón, líder de las Grandes Ligas, en la séptima entrada. El mánager Aaron Boone alabó la notable actuación de Judge, señalando que intenta no dar por sentados los logros del bateador. Judge amplió su racha de bases a 36 partidos, durante los cuales ha bateado .415 con 35 extrabases.

Los Yankees han demostrado profundidad más allá de las aportaciones de Judge. Todos los titulares, excepto Anthony Rizzo, que realizó importantes jugadas defensivas, alcanzaron la base el martes. Los Yankees se adelantaron en la primera entrada con un triple de Anthony Volpe, un paseo de Juan Soto y un sencillo de Judge, y mantuvieron el control durante todo el partido. Hasta ahora han ido por delante en todas las entradas de la serie.

Jugadores de los Yankees: Juan Soto, Aaron Judge y Alex Verdugo
Jersey Norte

Judge atribuyó el éxito del equipo a su confianza mutua y a la presencia de muchos jugadores de talento en el club. Con esta victoria, los Yankees se situaron 27 partidos por encima de .500, el récord de la temporada, lo que reforzó su condición de fuerza dominante en la Liga Americana.

“Tenemos mucha confianza entre nosotras”, dijo Judge. “Tenemos muchos jugadores especiales en esta sala”.

Mientras continúa la serie, los Reales se enfrentan al reto de contrarrestar el formidable juego de los Yankees para seguir siendo competitivos en la Central de la Liga Americana y en la carrera por el comodín. Mientras tanto, los Yankees pretenden ampliar su dominio y continuar su racha de victorias contra rivales de división.

La victoria de los Yankees se selló en la cuarta entrada, destacada por el gol de Gleyber Torres RBI single y un jonrón de tres carreras de Austin Wells, que el entrenador de los Yankees, Aaron Boone, describió como un “gran golpe justo ahí”.

Judge continuó el aluvión ofensivo en la séptima entrada, conectando su 25º jonrón, líder de la MLB, y empatando con José Ramírez, de Cleveland, en el liderato de carreras impulsadas, con 62. Stanton le siguió con un colosal jonrón de 446 pies al jardín central ante Nick Anderson. Judge reveló más tarde que Stanton había predicho juguetonamente su tiro, diciendo que aún no había golpeado uno a punto muerto en el estadio.

Austin Wells, de los Yankees de Nueva York, en el centro, es felicitado después de que su jonrón impulsara a Giancarlo Stanton (27) y a Gleyber Torres, de los Yankees de Nueva York, a la izquierda, durante la cuarta entrada del partido de béisbol del equipo contra los Reales de Kansas City, el martes 11 de junio de 2024, en Kansas City, Mo.
AP Photo/Reed Hoffmann

El lanzador titular Stroman y el bullpen de los Yankees estuvieron dominantes, incluso sin el apoyo extra de carreras. Stroman diseminó cuatro hits y tres bases por bolas en 5 ²/₃ entradas sin goles, apoyándose en el contacto suave y en una defensa estelar para reducir su ERA a 2,82.

La defensa de los Yankees fue estelar, con el campocorto Anthony Volpe haciendo que una jugada difícil pareciera rutinaria en la segunda entrada, y el primera base Anthony Rizzo haciendo una impresionante recepción a canasta en la cuarta, que recordó a la famosa atrapada de Jim Edmonds en el mismo estadio.

El bullpen, liderado por el recién llamado Ron Marinaccio, proporcionó un apoyo crucial. Marinaccio ponchó a Drew Waters con las bases llenas en la sexta entrada, lo que llevó a Stroman a bromear diciendo que le debía a Marinaccio una botella de vino.

Boone resumió el partido como “sólo una de esas noches realmente buenas” para los Yankees, que mejoraron a 48-21 y ampliaron su ventaja en el Este de la Liga Americana.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.