Carlos Rodon desbloquea el siguiente nivel, la cuchilla afilada, con la ayuda de la tecnología moderna

Yankees' pitcher Carlos Rodon is throwing his cutter and modern tech used to hone his skills.
Michael Bennington
miércoles mayo 1, 2024

Carlos Rodon tuvo una actuación magistral el sábado por la noche, sofocando el ataque de los Cerveceros de Milwaukee e impulsando a los Yankees de Nueva York a una contundente victoria por 15-3. El zurdo de 31 años lanzó seis entradas dominantes, permitiendo sólo dos hits (un jonrón solitario de Rhys Hoskins y un doblete inicial de Joey Ortiz) y una carrera. Ponchó a ocho bateadores y sólo concedió un paseo, mejorando su récord a 2-1 en la temporada.

Aunque la actuación de Carlos Rodón fue innegablemente impresionante, el entrenador de los Yankees, Aaron Boone, destacó la capacidad del lanzador para adaptar su enfoque de lanzamiento en función de su repertorio. En particular, el entrenador de los Yankees destacó la forma en que la calidad y la eficacia de los lanzamientos de Carlos Rodón aumentaron a medida que avanzaba el partido.

Para los aficionados y analistas de la MLB, ese día destacó el devastador cutter de Carlos Rodón.

El cutter de Carlos Rodon se vuelve afilado gracias a la tecnología

El lanzador de los Yankees de Nueva York Carlos Rodón lanza durante la primera entrada de un partido de béisbol contra los Cerveceros de Milwaukee el sábado 27 de abril de 2024, en Milwaukee.
(AP Photo/Morry Gash)

El lanzador de los Yankees de Nueva York Carlos Rodon ha desvelado un arma secreta en 2024: un cutter. Debutó con el lanzamiento incluso antes de que empezaran los entrenamientos de primavera, y lo ha transformado rápidamente en un componente clave de su arsenal.

Tradicionalmente conocido por confiar en su combinación de bola rápida y deslizador, Carlos Rodón lanza ahora el cortador como su tercera oferta principal. Ya está demostrando su valía. Utilizado en más del 15% de sus lanzamientos antes de enfrentarse a los Cerveceros el sábado, el cortador ha mantenido a los rivales en un mísero promedio de bateo y porcentaje de slugging de .125. Es incluso más eficaz en la generación de strikeouts, con una tasa del 15,4% que supera a la de su tradicional bola rápida de cuatro costuras.

A pesar del éxito inicial del cortador (que ha contribuido a un ERA de 2,70 en cinco salidas), Carlos Rodón reconoce que puede mejorar. Sin embargo, el rápido desarrollo de este terreno de juego es especialmente impresionante si se tiene en cuenta el corto plazo de tiempo.

Carlos Rodon atribuye esta curva de aprendizaje acelerada a varios factores. Admite que al principio de su carrera carecía de la madurez y la paciencia necesarias para dominar un nuevo lanzamiento y comprender la intrincada biomecánica implicada, como la propiocepción y la cinemática. El lanzador titular también destaca la importancia de los avances tecnológicos que no estaban disponibles durante su debut en 2015. Estos avances mejoraron significativamente su proceso de aprendizaje.

Carlos Rodón cree que sin las herramientas e innovaciones de vanguardia de hoy en día, dominar un nuevo lanzamiento a una edad temprana (como los 22 años) habría sido mucho más difícil. Su experiencia subraya el papel fundamental que desempeña la tecnología moderna para acelerar el desarrollo de los jugadores y perfeccionar las técnicas de lanzamiento. Los Yankees, y el béisbol en su conjunto, se están beneficiando de la dedicación de Carlos Rodón y del mundo en constante evolución de la analítica de lanzamientos.

Cómo la tecnología turboalimentó el lanzamiento en la era de Rodon

An-Edgertronic-camera-yankees
Marques Gagner

Los diez años de carrera de Carlos Rodón en la MLB proporcionan una ventana fascinante a los espectaculares avances en la tecnología de los lanzamientos. Recordando sus comienzos, el lanzador recuerda que en su tercera temporada sólo utilizaba cámaras Rapsodo y tecnología de radar, una tecnología que ha experimentado mejoras significativas incluso en ese periodo de tiempo relativamente corto.

Hoy en día, los lanzadores como Carlos Rodón se benefician de herramientas mucho más sofisticadas. TrackMan, por ejemplo, permite a los equipos analizar el arsenal de un lanzador con increíble detalle, capturando la trayectoria de los lanzamientos y la velocidad de giro. Las cámaras de alta velocidad Edgertronic, que ni siquiera estaban disponibles durante sus primeros años, proporcionan otra capa de análisis.

En su juventud, las valoraciones eran mucho más subjetivas. Las sesiones de bullpen se basaban en gran medida en la “prueba visual”, sin el enfoque basado en datos que se ha convertido en la práctica habitual hoy en día.

El entrenador de lanzadores de los Yankees, Matt Blake, destaca el papel transformador de las cámaras Edgertronic y TrackMan. Estas herramientas han creado un bucle de retroalimentación mucho más estrecho para los lanzadores, permitiéndoles perfeccionar su arte con mayor precisión. TrackMan proporciona datos cruciales sobre el comportamiento de un lanzamiento, mientras que las cámaras de alta velocidad de Edgertronic captan con detalle los efectos de giro. Este enfoque integral permite a los lanzadores comprender los matices del efecto y realizar los ajustes necesarios con mayor eficacia.

En esencia, la analítica avanzada y la tecnología han reconfigurado por completo el mundo del lanzamiento. Los lanzadores como Carlos Rodón tienen ahora acceso a una gran cantidad de información que acelera su desarrollo y libera todo su potencial. Sin duda, esta revolución tecnológica ha contribuido al dominio del lanzamiento moderno, y seguirá moldeando el futuro del juego.

Rapsodo-cámaras-yankees
rapsodo.com

Toda la industria del béisbol se ha obsesionado con maximizar factores mensurables como la velocidad, el índice de efecto y el movimiento de los lanzamientos. Esta búsqueda incesante, que a menudo conduce a la invención de nuevos lanzamientos, está impulsada por la necesidad de mantenerse a la vanguardia en un juego que evoluciona rápidamente.

Aunque el uso de la analítica avanzada es ahora una práctica habitual, todavía hay un debate en curso sobre su impacto. Algunos argumentan que los equipos podrían estar dando prioridad a las estadísticas sobre otros aspectos cruciales del juego. Es probable que en el futuro del béisbol esta conversación continúe a medida que el papel de los datos siga evolucionando.

¿Un arma de doble filo?

Charles Wenzelberg/NYP

Gerrit Cole, el as de los Yankees de Nueva York, encendió una conversación crucial a principios de abril, suscitando el debate en torno al creciente número de lesiones de codo que asolan a los lanzadores esta temporada. Aunque reconoce el impacto positivo de la mejora de los métodos de enseñanza, que permite a los lanzadores ampliar rápidamente sus arsenales, Cole expresó su preocupación por los posibles efectos a largo plazo.

Destacó la falta de datos históricos. En el pasado, cuando las lesiones eran menos frecuentes, los lanzadores no tenían acceso a sofisticados “laboratorios de lanzamiento” donde pudieran desarrollar e integrar rápidamente nuevos lanzamientos. Cole sugirió que esta rápida integración, sin una formación y adaptación adecuadas, podría ser un factor contribuyente, aunque no se ha establecido una relación definitiva.

La propia experiencia de Cole con la incorporación de un cortador a su repertorio durante las dos últimas temporadas sirvió como caso de estudio. Sin embargo, reconoció otros factores que podrían estar influyendo en la tendencia de las lesiones. Entre ellas se incluyen el mayor énfasis en maximizar la velocidad y la tasa de rotación, el reloj de lanzamiento recientemente implementado y la perturbación causada por el reciente paro laboral. El entrenador de lanzadores Matt Blake se hizo eco de estas preocupaciones, sobre todo en lo que respecta a los riesgos potenciales asociados a la adopción precipitada de nuevos lanzamientos.

Al igual que en cualquier programa de entrenamiento, Blake hizo hincapié en la importancia de aumentar gradualmente la tensión sobre el cuerpo. Abogó por un enfoque prudente al introducir nuevos lanzamientos, asegurándose de que los niveles de repetición no superen las capacidades naturales del lanzador y provoquen lesiones por uso excesivo.

Sin embargo, crear un plan infalible para proteger a los lanzadores de los rigores de la competición sigue siendo un reto. Tanto Cole como Blake reconocieron la dificultad de regular la curva de aprendizaje de nuevos lanzamientos o de limitar la intensidad durante los partidos.

Reflexionando sobre la situación, Blake hizo una analogía que invitaba a la reflexión. Para él, la situación actual del béisbol es similar a la de “Parque Jurásico”, donde los avances tecnológicos y los métodos de entrenamiento no se han evaluado a fondo para detectar posibles inconvenientes. Subrayó la necesidad de un enfoque global, instando tanto a la organización de los Yankees como a las Grandes Ligas de Béisbol en su conjunto a examinar cómo se están utilizando estas tecnologías y a garantizar una aplicación responsable.

La cuestión de cómo equilibrar la innovación con la salud de los jugadores sigue sin respuesta, lo que supone un reto importante para la industria del béisbol. Encontrar una solución requerirá la colaboración y el uso responsable de la tecnología para garantizar la salud y la longevidad de los lanzadores, permitiendo al mismo tiempo que el juego evolucione.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.