Anthony Volpe: ¿Una auténtica superestrella en ciernes o un yanqui sobrevalorado?

Yankees' shortstop Anthony Volpe has started his sophomore season with a bang.

Anthony Volpe ha arrasado en las Grandes Ligas de Béisbol. Relegado al noveno puesto en el orden de bateo durante su temporada de novato, el campocorto de 22 años ha experimentado una notable transformación, consolidándose como bateador principal en su segundo año.

El rendimiento de Anthony Volpe al principio de la temporada ha sido nada menos que estelar. Ha bateado en 13 de sus primeros 16 partidos, con una media de bateo de .373. Su velocidad en las bases también ha sido un arma, como demuestran sus seis bases robadas.

Pero su impacto va más allá de las estadísticas de bateo tradicionales. Las métricas avanzadas de Anthony Volpe son igualmente impresionantes. Con 1,4 fWAR (Ganancias por encima del reemplazo de Fangraphs), sólo está por detrás de superestrellas consolidadas como Mookie Betts y José Altuve en esta categoría entre los shortstops de la Liga Americana. Además, Anthony Volpe ha demostrado una notable disciplina en el plato, ponchándose sólo una vez en sus últimas 28 apariciones en el plato. También lidera toda la Liga Americana en lanzamientos por aparición en plato, con un asombroso promedio de 4,54. Estas estadísticas eran inimaginables para él hace sólo unos meses, lo que significa una mejora drástica en su enfoque del plato.

Entonces, ¿está Anthony Volpe en la cúspide del superestrellato? Aunque su rendimiento actual le sitúa entre la élite de los shortstops del béisbol, sólo el tiempo dirá si puede mantener este nivel de juego. Se le considera mejor que la leyenda Derek Jeter a una edad comparable. Sin embargo, una cosa es cierta: el jugador de segundo año ha captado la atención de toda la liga con su meteórico ascenso. Profundicemos en tres factores clave de su cautivador inicio de temporada.

Anthony Volpe: De la lucha por el swing al prodigio del bateo

anthony-volpe-new-york-yankees
instagram-anthonyvolpe

La transformación de Anthony Volpe de un novato propenso a los strikeouts a un disciplinado bateador principal ha sido una de las historias más cautivadoras del béisbol de las Grandes Ligas esta temporada. En 2023, sus problemas con la selección de lanzamientos se manifestaron en un pésimo porcentaje de bases de .283 (el segundo más bajo entre los bateadores cualificados) y una preocupante tasa de ponches del 27,8% (la 13ª más alta). Muchos, aunque optimistas sobre su futuro, no estaban preparados para su irrupción a principios de temporada.

Si avanzamos hasta hoy, Anthony Volpe ha reducido su tasa de strikeouts casi a la mitad, situándose en un notable 14,3%. Esto le sitúa en la élite de los jugadores que batean por encima de .300 con un K% más bajo. Además, ha duplicado su porcentaje de paseos del 8,7% a un 14,3%, mejorando drásticamente su porcentaje de bases, el ingrediente clave que faltaba en su campaña de novato.

Este cambio se debe a un enfoque específico en el plato. Al ajustar su swing para crear una trayectoria de bateo más plana, Anthony Volpe ha conseguido un mayor control sobre los lanzamientos en la zona superior, un área que le aquejaba anteriormente. Este sencillo ajuste ha desbloqueado el talento bateador en bruto que los Yankees siempre imaginaron, y quizá incluso antes de lo esperado.

De novato a maestro del bateo arrollador

Anthony Volpe practica en Minute Maid Park, Houston, el 28 de marzo de 2024, en la víspera del partido entre los Yankees y los Astros.
NYY-insta

Anthony Volpe ha irrumpido en escena, redefiniendo por completo su papel y la alineación de los Yankees en el proceso. A los pocos partidos de empezar la temporada, su abrasador rendimiento le ha consolidado como una de las principales armas ofensivas, liderando a los Yankees con un fulgurante promedio de bateo de .373 y un robusto OPS de 1,006, las marcas tercera y 13ª más altas de toda la liga, respectivamente.

Su ascenso ha sido especialmente impresionante teniendo en cuenta la recién descubierta paciencia de Anthony Volpe en el plato. Ha adoptado sin problemas un enfoque más disciplinado, que complementa sus impresionantes habilidades de bateo. Esta nueva madurez también se ha traducido en un papel más destacado dentro de los Yankees, que ocupan el primer puesto.

Inicialmente pensada para batear en la sexta o séptima posición, las lesiones de DJ LeMahieu y las dificultades de Gleyber Torres abrieron la puerta a Volpe para empezar. Encargado de poner la mesa para jugadores como Juan Soto y Aaron Judge, Anthony Volpe ha prosperado bajo los focos. En su nuevo papel, ha conseguido un impresionante .368 (7 de 29) con cinco paseos y un solo strikeout en sólo cinco partidos. Y lo que es aún más notable, ya ha logrado tres partidos de tres hits esta temporada, una hazaña que sólo consiguió dos veces en 159 partidos durante su año de novato.

Los rápidos ajustes de Anthony Volpe son aún más impresionantes si se tiene en cuenta su escasa experiencia frente a los lanzadores de las grandes ligas y las difíciles condiciones meteorológicas de principios de temporada en la Costa Este. Su arranque de temporada recuerda al de Robinson Canó en 2009, el último yanqui que mantuvo una media de bateo superior a .417 en los 10 primeros partidos.

La capacidad de realizar cambios tan significativos al principio de su carrera, antes incluso de llegar a las 700 apariciones en plato, demuestra el innegable talento de Anthony Volpe y su excepcional potencial para el éxito continuado. Los Yankees tienen una auténtica estrella en ciernes, y los aficionados al béisbol son testigos de la aparición de una futura superestrella en potencia.

Una superestrella en ciernes

anthony-volpe-new-york-yankees
anthonyvolpe_fanpage11

Con sólo 23 años (su cumpleaños se acerca a finales de este mes), Anthony Volpe ya ha grabado su nombre en la historia del béisbol. Ganador del Guante de Oro y miembro del prestigioso club 20/20 (20 jonrones y 20 bases robadas en una sola temporada), ostenta un currículum que supera al de muchos jugadores consagrados. A modo de comparación, Aaron Judge, a los 23 años, seguía ascendiendo en las ligas menores, pasando de Doble-A a Triple-A. Su explosiva campaña de 52 jonrones como Novato del Año no llegaría hasta los 25 años.

Aunque el rendimiento general de Anthony Volpe en 2023 no fue llamativo, mostró destellos de brillantez, con 21 jonrones y 24 bases. Incluso bajo la intensa presión de jugar en Nueva York como novato, Volpe demostró una notable capacidad para bloquear las distracciones, un rasgo que sigue sirviéndole esta temporada.

A lo largo de los altibajos de su año de novato, su comportamiento se mantuvo imperturbable. Ahora, Anthony Volpe disfruta de un éxito reservado normalmente a las estrellas veteranas. Este nivel de compostura es una cualidad muy apreciada en las Grandes Ligas de Béisbol, que los jugadores luchan por desarrollar. Pero Volpe parece poseerla de forma natural.

La madurez que ha impresionado a la organización de los Yankees desde que Anthony Volpe era su principal prospecto es evidente en sus acciones. Su dedicación en la temporada baja, que se ha traducido en un comienzo estelar esta temporada, lo ejemplifica. Con un OPS de principios de temporada de 1,154, Volpe ocupa actualmente el quinto puesto de todos los tiempos entre los jugadores de los Yankees de 22 años o menos (con al menos 40 apariciones en plato). ¿Los únicos nombres por delante de él? Leyendas del béisbol como Lou Gehrig, Derek Jeter, Bernie Williams y Bobby Murcer.

La actuación de Anthony Volpe le sitúa en un lugar privilegiado, incluso dentro de la historia de los Yankees. Y para los aficionados al béisbol, lo mejor está aún por llegar. El apogeo de este joven fenómeno está aún en el horizonte, prometiendo años de emoción por venir.

¿Otro Guante de Oro?

Aunque su bate enmudeció el miércoles, la magia de Anthony Volpe con el cuero lo dijo todo. Mientras los Yankees se aferraban a una tenue ventaja de 6-4 sobre los implacables Blue Jays, el campocorto novato conjuró la magia con una impresionante joya defensiva.

Vladimir Guerrero Jr. se lanzó por el centro y parecía destinado a prolongar el intento de remontada de Toronto. Sin embargo, Volpe tenía otras ideas, mostrando su alcance y atletismo preternaturales. Con una secuencia que no veas, se lanzó al agujero, se tendió completamente extendido y, con un movimiento de sus muñecas, lanzó un golpe a la primera para extinguir el levantamiento tardío de los Jays.

“Ha sido impresionante”, dijo Aaron Judge, que tenía una buena vista desde el centro del campo. “Justo cuando la golpea, pienso que probablemente viene hacia mí, sólo hay que meter la pelota. Hace un enganche increíble. Tengo que dejar de dudar de él con esas jugadas. Lleva haciéndolo todo el año pasado y para empezar éste. Fue una forma impresionante de acabar el partido”.

Si la heroicidad de Volpe hubiera fallado, el corredor en segunda habría acercado a Toronto a uno, prolongando el drama de la novena entrada. En cambio, la asombrosa jugada del novato no sólo selló la victoria, sino que proporcionó otra tentadora visión de su floreciente brillantez defensiva, dejando al Universo Yanqui soñando con las joyas que aún están por llegar del guante mágico de su estrella emergente.

“Por algo es un Globo de Oro”, dijo el receptor José Treviño. “Era una bola muy dura. Ir a su izquierda para hacer ese tipo de jugada, fue una jugada realmente buena”.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.