Agenda de la temporada baja: Arreglar el rompecabezas ofensivo de los Yankees

Aaron Judge and Giancarlo Stanton, players of the New York Yankees

Los Yankees de Nueva York necesitan urgentemente reforzar su orden de bateo, sobre todo con bateadores capaces de impulsar carreras cuando los jugadores están en posición de anotar. En 2023, los Yankees anotaron sólo 650 carreras, situándose entre los cinco equipos que menos carreras anotaron en la MLB. Incluso su antiguo MVP, Giancarlo Stanton, que suele ocupar el puesto de limpiador, tuvo una temporada pésima con una línea de .191/.275/.420, lo que supone el peor resultado de su carrera.

Los problemas de bateo de los Yankees

Josh Donaldson recibió críticas por su juego mediocre cuando bateaba en cuarta posición durante la temporada, lo que agravó aún más los problemas de anotación del equipo. Con dos de sus jugadores estrella luchando por producir, Nueva York se encuentra en una posición en la que Stanton necesita recuperar su forma o el equipo debe explorar opciones alternativas para poner puntos en el marcador de forma consistente.

Gleyber Torres ha ocupado el tercer puesto en la rotación de bateo y ha contribuido con 68 carreras impulsadas en 596 turnos al bate, pero los Yankees requieren más de sus jugadores de primer nivel.

Una posible vía de mejora podría ser la búsqueda del jardinero estrella Juan Soto, que pronto será agente libre. Soto fue el responsable de conducir 109 carreras mientras bateaba tercero para los Padres de San Diego en la misma temporada. Adquirir un jugador del calibre de Soto podría ser un paso importante en la dirección correcta.

Explorando el camino hacia el renacimiento ofensivo

Además de sus problemas de bateo, los Yankees tuvieron problemas para hacer avanzar a los corredores en base. Sólo registraron 221 dobles, empatando con los Mets de Nueva York en la marca más baja de la MLB, y ocuparon el puesto 13º de 15 equipos de la Liga Americana en triples, con sólo 15. Conseguir que los bateadores pasen de la primera base resultó un reto para el equipo, y sus métricas de bateo reflejaron este problema con un porcentaje de line drive entre los 10 peores y un porcentaje de bolas por el suelo en el medio del pelotón con un 42,5%.

Aunque los Yankees eran muy buenos bateadores de jonrones, depender únicamente de la potencia de bateo a menudo provocaba un rendimiento ofensivo irregular, lo que dificultaba sus aspiraciones a los playoffs. La ausencia de Aaron Judge durante 56 partidos también afectó a la capacidad del equipo para presionar a los lanzadores rivales al principio de la alineación. Además, tuvieron problemas en áreas como las bases robadas y los bateos de sacrificio, situándose entre los 10 últimos equipos en esas categorías.

A medida que se acerca la temporada baja, la directiva y el cuerpo técnico de los Yankees deben abordar estas cuestiones para reforzar sus posibilidades de regresar a la postemporada. A pesar de las estadísticas de bateo mediocres, el equipo logró una temporada ganadora, pero su objetivo principal sigue siendo llegar a los playoffs y luchar por un campeonato.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.