¿Podrá la rotación de los Yankees de 2024 ofrecer una temporada ganadora?

Gerrit Cole, player of the New York Yankees
Amanda Paula
miércoles enero 24, 2024

La contrapartida a la peor temporada que han vivido los Yankees en los últimos 5 años es que las expectativas se extienden más allá de las fases preliminares, y el éxito se define como alcanzar al menos los octavos de final de los playoffs de la MLB, una hazaña que los Yankees no lograron el año pasado.

El fichaje de Juan Soto y Alex Verdugo ha llevado a muchos a ver a los Yankees como serios aspirantes, dado el gasto del club de alrededor de 20 a 40 millones en jugadores libres hasta ahora, como informó Jon Heyman de MLB.com.

Ecos de 1990-91: ¿Podrá la rotación de los Yankees evitar los errores del pasado?

Según Joel Sherman, columnista del NY Post, los años 1990-91 representaron un punto bajo para los New York Yankees, marcados por su peor porcentaje de victorias desde 1913. Con dificultades para encontrar el éxito durante este período, el equipo se enfrentó a una difícil posición en el draft de 1992, que finalmente resultó en la selección del icónico Derek Jeter. Al reflexionar sobre estos tiempos difíciles, parecidos a la versión del béisbol del síndrome de Estocolmo, la atención se centró en encontrar el optimismo incluso ante la adversidad.

En la temporada de 1990, el entrenador de lanzadores Billy Connors se mostró entusiasmado con un cuarteto de titulares -Andy Hawkins, Dave LaPoint, Tim Leary y Pascual Pérez-, todos los cuales habían logrado victorias de dos dígitos en las dos temporadas anteriores. El optimismo continuó en 1991, con Mark Connor destacando otro grupo de cuatro titulares que habían logrado hazañas similares en las tres temporadas anteriores. Sin embargo, la realidad no se alineó con las expectativas, lo que llevó a fichajes de agentes libres excesivamente remunerados y a la decepción.

En 2024, los Yankees se encuentran en una situación similar a la del pasado, pero con una diferencia crucial: la presencia de un as dominante como Gerrit Cole. Esta vez, la rotación cuenta con tres recientes All-Stars Marcus Stroman, Nestor Cortes y Carlos Rodon. La pregunta que se plantea es: ¿Pueden estos lanzadores impulsar colectivamente a los Yankees a una temporada exitosa?

Los paralelismos son evidentes: la necesidad de optimismo, la confianza en los éxitos recientes y los peligros potenciales. La responsabilidad de aprovechar el pasado reciente recae en el entrenador de lanzadores Matt Blake, quien, armado de optimismo yanqui, pretende extraer lo mejor de su rotación. Gerrit Cole se erige como el faro de esperanza, proporcionando lo que los Yankees de 1990-91 echaban en falta: un verdadero as.

En 2022, Cortés, Rodón y Stroman mostraron su destreza, combinando 84 salidas, un ERA estelar de 2.92, un promedio de bateo en contra de .206 y un impresionante 11.9 Fangraphs Wins Above Replacement. El trío pasó un tiempo mínimo en la lista de lesionados, demostrando habilidad y durabilidad.

Sin embargo, el éxito de la rotación de los Yankees de 2024 depende de la naturaleza impredecible de las lesiones y las fluctuaciones en el rendimiento. La temporada 2023 del trío pintó un panorama diferente, con 53 partidos (51 salidas), un ERA de 4,90, un promedio de bateo en contra de .240 y 3,4 WAR. Las lesiones desempeñaron un papel importante, suscitando preocupaciones sobre la salud general de la rotación.

La profundidad de los lanzadores titulares de los Yankees se ha enfrentado a retos en los últimos años, y la pérdida de prospectos clave durante la temporada baja plantea dudas sobre su capacidad para capear posibles contratiempos. El entrenador Aaron Boone cita la reposición de la rotación, pero la dependencia de los prospectos y los nuevos fichajes como Cody Poteet y Luke Weaver añade un elemento de incertidumbre.

A medida que se acerca la temporada 2024, los fanáticos de los Yankees se preguntan sobre la salud y la consistencia de Stroman, Cortés y Rodon. ¿Podrán repetir su actuación estelar de 2022? Hay mucho en juego, ya que el éxito del equipo depende de la capacidad de la rotación para complementar a Gerrit Cole.

En el imprevisible mundo del béisbol, el optimismo es crucial, pero también lo es una dosis de realismo. La rotación de los Yankees de 2024 tiene potencial para estar entre las mejores de las Grandes Ligas, pero sólo si pueden superar los problemas que asolaron a sus homólogos de 1990-91. A medida que se desarrolle la temporada, todos los ojos estarán puestos en el montículo, esperando un resurgimiento que trascienda los fantasmas del pasado e impulse a los Yankees a nuevas cotas.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.