Néstor Cortés se convierte en la sorpresa inesperada de los Yankees

Yankees starter Nestor Cortes is seen during the game against the Astros on August 6, 2023, at Yankee Stadium.

La leyenda de Nasty Nestor está de vuelta con Nestor Cortes impulsando a los Yankees a una convincente victoria contra los Astros. El lanzador titular de 28 años subió al montículo el sábado tras una larga ausencia de 67 días y demostró de inmediato lo que les faltaba a los Yankees para afrontar un periodo difícil.

Néstor Cortés hizo algo más que sofocar la ofensiva de Houston durante sus cuatro entradas en el montículo, estableciendo el ritmo en una victoria por 3-1. Sus primeros 64 lanzamientos aseguraron que Houston no tomara una ventaja arrolladora en las primeras entradas en el Yankee Stadium como ocurrió un día antes.

Néstor Cortés se vuelve desagradable contra Houston

Los Yankees depositaron grandes esperanzas en Néstor Cortés, que se estaba recuperando rápidamente de sus tareas de rehabilitación, y lo llamaron de vuelta sin una tercera rehabilitación. A cambio, demostró por qué se pensaba que era crucial para que los Yankees consiguieran un puesto en el Wild Card de la Liga Americana.

Néstor Cortés ofreció su mejor actuación de la temporada, cediendo sólo una carrera con un solo hit, dejando a un bateador y ponchando a ocho. Sorprendentemente, consiguió todo esto dentro del límite de 64 lanzamientos.

El titular de los Yankees demostró un dominio absoluto sobre el montículo, anotando un récord de la temporada de ocho ponches. Los bateadores de los Astros tuvieron dificultades para hacer contacto, ya que se balancearon y fallaron en 17 ocasiones contra Néstor Cortés, lo que se tradujo en una tasa de balanceo y fallo del 50%. A pesar de su actuación dominante, hubo un contratiempo cuando Néstor Cortés cedió un jonrón solitario a José Altuve. Sucedió en un cortador de dos strikes que inadvertidamente encontró su camino hacia el centro del plato, y Altuve capitalizó, enviando la bola volando 403 pies hacia el jardín izquierdo.

Néstor Cortés indujo un contacto débil en casi todas las bolas que los Astros consiguieron poner en juego contra él. A lo largo de toda su actuación, se mantuvo alerta y mantuvo a Houston a la expectativa utilizando varios ángulos de brazo, impidiendo que se asentaran en un ritmo. Esta clásica exhibición de las habilidades de Néstor Cortés fue muy prometedora y sirve como señal positiva a medida que sigue afianzando su presencia en el equipo de las Grandes Ligas.

Néstor Cortés terminó su actuación tras realizar 64 lanzamientos, y la responsabilidad recayó en manos del mejor bullpen del béisbol, que tomó el relevo en la quinta entrada.

El lanzador titular de los New York Yankees, Nestor Cortes, en el Yankee Stadium.

Los yanquis asumieron un riesgo calculado, Néstor Cortés demostró su valía

Los Yankees se arriesgaron al activar a Néstor Cortés de la lista de lesionados el sábado. Aunque rindió bien en sus dos salidas de rehabilitación con equipos de ligas menores, recuperándose de una importante distensión del manguito rotador, no se había enfrentado a bateadores de las grandes ligas desde el 30 de mayo, y su número de lanzamientos no era suficiente para aguantar las entradas intermedias.

Aunque su principal objetivo era recuperar la salud, a Néstor Cortés no le importaba volver a la rotación antes de tiempo porque estaba deseando volver al montículo y lanzar de nuevo.

El mánager Aaron Boone había mencionado que Néstor Cortés tendría un límite de lanzamientos antes del partido, teniendo en cuenta que se saltó su última salida de rehabilitación. A pesar de la limitación, Cortés sacó el máximo partido de su abreviada salida, impresionando a todos con una soberbia actuación. En la victoria de los Yankees por 3-1, ponchó a ocho Astros, la cifra más alta de la temporada, y sólo cedió un hit, que resultó ser un jonrón solitario de José Altuve.

El mánager Aaron Boone expresó su satisfacción por la actuación de Néstor Cortés, reconociendo que, aunque aún no estaba completamente formado, se le veía afilado en el montículo. Boone elogió el dominio de la bola rápida y la cortadora del abridor de los Yankees, así como la eficacia de su deslizador para mantener a los bateadores fuera de balance.

La actuación del sábado fue sobresaliente para Néstor Cortés en 2023, mostrando su “material” más efectivo sobre el montículo. Provocó un impresionante 17 swings y misses durante la salida, el más alto desde el 1 de octubre del año anterior, cuando tuvo 20. Además, el abridor de los Yankees alcanzó el récord de la temporada en velocidad de su bola rápida de cuatro costuras con 95,6 mph. De acuerdo con los datos de Statcast, se produjo un aumento de la velocidad media tanto en su lanzamiento de cuatro costuras como en el de corte, y las tasas de rotación en cuatro de sus cinco lanzamientos también experimentaron un aumento.

nestor-cortes-new-york-yankees
Twitter – @MLBONFOX

Aunque Boone no pone mucho énfasis en las lecturas de la pistola de radar para Néstor Cortés, el zurdo no pudo ignorar el notable cambio en sus lanzamientos. Era muy consciente de que sería un día favorable, ya que estaba en el campo jugando a atrapar la pelota antes del partido.

Néstor Cortés mencionó que se sentía mucho más fuerte en comparación con hace tres meses o incluso al principio de la temporada. No tenía dolores ni molestias, y creía que la mejora de la condición de su brazo le permitía dominar sus lanzamientos con eficacia, como demostró en su actuación de aquel día.

Néstor Cortés tiene el potencial de ofrecer algo de estabilidad muy necesaria a la rotación de los Yankees, que ha estado enfrentando desafíos con la colocación de Germán en la lista restringida y las luchas de Severino. Si puede mantenerse sano y mantener la regularidad que le llevó al éxito en 2022, Cortés podría convertirse en un activo crucial para los Yankees.

Boone elogió a Néstor Cortés como un activo valioso para el equipo, destacando su rendimiento desde que se unió a la rotación a mediados de 2021. A pesar de la preocupación que suscitaron las lesiones a principios de temporada, Néstor demostró sus capacidades, aportando un importante impulso al equipo. Los Yankees estaban impacientes por tenerle de vuelta en la alineación, sabedores del impacto que podía causar.

Grandes esperanzas de los Yankees

Si Néstor Cortés repite su actuación estelar de 2022 en los dos meses restantes, los Yankees podrían tener una oportunidad legítima de llegar a los playoffs. A pesar de una rotación titular que parece improvisada con la presencia de Carlos Rodon y Luis Severino, el rendimiento de primera categoría de Cortés podría cambiar las cosas para las aspiraciones de playoffs del equipo.

Incluir a Néstor Cortés en la rotación no es sólo un deseo; es una necesidad para el equipo.

Néstor Cortés manifestó que creía que repetir su actuación del año pasado beneficiaría enormemente al equipo. Reconoció la presencia de nombres destacados en la rotación y destacó el esfuerzo colectivo para apoyar a Gerrit Cole y Clarke Schmidt.

Con Domingo Germán fuera por el resto de la temporada y Luis Severino luchando durante todo el año, la rotación se compone ahora de Gerrit Cole, Clarke Schmidt, Carlos Rodon, y Luis Severino o Jhony Brito, junto a Néstor Cortés, cuyo regreso se precipitó debido a la inclusión de Germán en la lista restringida el pasado miércoles.

Schmidt, quien ha surgido como el segundo abridor más confiable de los Yankees, ya ha lanzado 109 ²/₃ entradas, superando su anterior máximo de carrera en una sola temporada de 90 ²/₃ entradas lanzadas en 2019 durante su tiempo en las menores. Dadas las difíciles circunstancias, los Yankees sin duda vigilarán de cerca su carga de trabajo durante el resto de la temporada.

nestor-cortes-new-york-yankees
Gregory Fisher-USA TODAY Sports

Esta versión de Néstor Cortés era una fuerza a tener en cuenta, mostrando un nivel de dominio que no habíamos visto antes. En sus 1.001 lanzamientos anteriores a este partido, su bola rápida había alcanzado un máximo de 94,7 mph. Sin embargo, el sábado, la elevó a 95,6 mph en un lanzamiento de cuatro saetas a Kyle Tucker en la primera entrada, marcando una notable diferencia. Aunque la velocidad no es el único factor que determina el éxito de Néstor Cortés, sin duda desempeña un papel importante en su rendimiento general.

Néstor Cortés mantuvo un impresionante promedio de 93 mph en su cuatro-seamer, superando su promedio de temporada en 1,5 mph. Su bola rápida resultó ser increíblemente engañosa, ya que generó ocho swings-and-misses de los 15 intentos de los bateadores. En total, indujo 17 golpes y fallos, una hazaña notable. Por el contrario, los Yankees lucharon para conectar contra Justin Verlander durante su regreso de siete entradas con sólo cinco swings y misses.

Es todo un logro para una alineación que, durante el periodo comprendido entre el 17 y el 31 de julio, había sido ponchada 11 veces o más en cinco de 12 partidos. En ese lapso de tiempo, incluso experimentaron partidos con 16, 17 y 18 strikeouts, una vez cada uno.

La actuación de Néstor Cortés ofrece la esperanza de que los Yankees puedan dar un empujón a pesar de sus dificultades. Con dos victorias de tres contra Houston, tienen la oportunidad de conseguir su segunda victoria en la serie desde principios de julio.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.