Entre los 5 ganadores del Cy Young de los Yankees hay un relevista chispeante

New York Yankees' Cy Young Award winners
Michael Bennington
lunes octubre 2, 2023

Los Yankees de Nueva York tienen un historial de lanzadores excepcionales que han ganado el prestigioso premio Cy Young, el máximo galardón del béisbol. Este exclusivo grupo incluye a Bob “The Rope” Turley, conocido por sus potentes lanzamientos en 1958. Luego está Whitey Ford, un hábil lanzador zurdo que desconcertó a los rivales de los Yankees en 1961.

En 1977, Sparky “The Count” Lyle, un fiable relevista de los Yankees, desempeñó un papel crucial en la consecución de victorias. El lanzallamas “Relámpago de Luisiana” Ron Guidry dejó huella en los Yankees de 1978 con su habilidad para ponchar a numerosos rivales. Por último, el eterno prodigio Roger “The Rocket” Clemens desafió el paso del tiempo con una actuación sobresaliente en 2001. A pesar de sus diferentes épocas y roles, todos estos lanzadores de los Yankees tuvieron temporadas notables que les valieron el Premio Cy Young, un símbolo de ser el lanzador más destacado del juego.

1958-Bob Turley se convierte en el primer Cy Young de los Yankees

Las estadísticas: 21-7 récord, 2.97 ERA, 168 strikeouts

En 1958, Bob Turley superó a Warren Spahn por un estrecho margen para ganar el premio Cy Young, un prestigioso galardón establecido en 1956. Su temporada de ese año fue sobresaliente, ya que ganó más de 20 partidos y demostró excelentes dotes de lanzador para los Yankees. Las actuaciones de Turley fueron decisivas para que los Yankees lograran otro campeonato, por lo que fue un año apropiado para que ganara el premio Cy Young.

Bob “The Rope” Turley cambió su estilo de lanzamiento para mejorar su control, adoptando la posición de no ganar en 1958. Este ajuste dio sus frutos, ya que lideró las Grandes Ligas tanto en victorias como en partidos completos. Turley logró un buen registro de 21 victorias y 7 derrotas y mantuvo un bajo ERA de 2,97. Además, completó 19 partidos y consiguió 5 shutouts, lo que demostró su excelencia sobre el montículo. Además, Turley lideró la Liga Americana en victorias, lo que le convirtió en el mejor lanzador de la liga ese año. Fue el mejor año de su carrera, con 21 victorias, 19 partidos completos y un impresionante total de 336,2 entradas lanzadas. Además, ponchó a 168 bateadores, lo que se consideraba una cifra alta en la década de 1950, cuando los ponches no eran tan comunes como en el béisbol actual.

El control de Turley era extraordinario, con una proporción de 3,64 ponches por caminata, la mejor de la Liga Americana. Su ERA de la temporada fue el segundo de la AL, sólo por detrás de Early Wynn, de los Chicago White Sox, que tuvo un ERA de 2,75. Turley desempeñó un papel crucial para que los Yankees ganaran su cuarto banderín consecutivo de la Liga Americana y derrotaran a los Milwaukee Braves en las Series Mundiales de 1958. Consiguió victorias en los partidos 2 y 6 de la serie, y en ambos lanzó partidos completos. La dominante actuación de Turley le valió el título de MVP de las Series Mundiales. Durante estos dos partidos, sólo permitió una carrera en contra y consolidó su reputación como lanzador destacado.

Pero también lideró la liga en paseos con 128. En el segundo partido de las Series Mundiales de 1958, Turley tuvo un comienzo difícil al ceder un jonrón inicial y durar sólo un tercio de entrada. Esto puso a los Yankees en desventaja, ya que iban por detrás de los Milwaukee Braves dos partidos a cero. Enfrentado a una posible eliminación, Turley se recuperó con una actuación impresionante en el quinto partido, lanzando un partido completo. A continuación, salvó el partido en la 10ª entrada del sexto partido. Al día siguiente, en el séptimo partido, acudió de nuevo al rescate, relevando a Don Larsen en la tercera entrada y consiguiendo su segunda victoria en sólo tres días con 6 entradas y dos tercios de relevo de dos hits.

1961: El récord de temporada de Whitey Ford gana el Cy Young

Las estadísticas: 25-4 record, 3.21 ERA, 209 strikeouts.

En 1961, Whitey Ford tuvo una de sus mejores temporadas, ya que lideró la liga en victorias y ayudó a los Yankees a ganar otro campeonato. Esta sobresaliente actuación le valió su primer premio Cy Young. También logró un récord en la MLB al lanzar 33 entradas consecutivas sin anotar, lo que consolidó su candidatura al Cy Young y contribuyó a la victoria de los Yankees en las Series Mundiales.

Ford tuvo una temporada excepcional con un récord de 25-4, una ERA de 3,21, 18 partidos completos y 5 shutouts. Lideró la Liga Americana en victorias, a pesar de que la atención se centraba en la carrera de jonrones entre Roger Maris y Mickey Mantle. Ford también ocupó el segundo lugar de la liga con 209 ponches y demostró un excelente control, con sólo 77 bases por bolas. Lo que hizo aún más notable este logro fue que Ford se había perdido dos temporadas de primera debido al servicio militar y aún así destacó en 1961 a la edad de 32 años.

Los Yankees se aseguraron su cuarto título de las Series Mundiales con la importante contribución de Ford. Ganó el partido 1 e hizo una parada crucial en el partido 4 contra Cincinnati. La extraordinaria actuación de Ford le valió su primer premio Cy Young, superando por poco a Frank Lary, de Detroit, que tuvo una gran temporada con un récord de 23-9 y un ERA de 3,24. Ford también quedó en segundo lugar en la votación para el MVP de la Liga Americana, justo por detrás de su compañero Roger Maris, que bateó la increíble cifra de 61 jonrones esa temporada.

Ford realizó una temporada sobresaliente en la Liga Americana y probablemente habría ganado el premio Cy Young de la Liga Americana. Pero durante ese tiempo, no había un premio separado para cada liga, y no pudo eclipsar la impresionante actuación de Sandy Koufax para los Dodgers de Los Ángeles en la Liga Nacional.

1977: Sparky Lyle se convierte en el primer relevista de la Liga Americana en ganar el Cy Young

Estadísticas: 13-5 récord, 2.17 ERA, 26 paradas en 72 partidos lanzados

Sparky Lyle hizo historia en 1977 al convertirse en el primer relevista de la Liga Americana en ganar el Premio Cy Young. Su excepcional actuación incluyó asegurar partidos para los Yankees, conduciéndoles a su primer título desde 1962. Completó 72 partidos y 26 paradas, con un récord de 13-5 y una impresionante ERA de 2,17.

Lyle terminó la temporada con un récord de 13 victorias y 5 derrotas, junto con una ERA de 2,17. Este ERA fue el segundo más bajo entre los lanzadores de la AL que habían lanzado al menos 150 entradas. El relevista lanzó un total de 137 entradas en sus 72 apariciones, lo que supone una carga de trabajo notablemente alta para un lanzador de relevo. Durante ese tiempo, ponchó a 68 bateadores y sólo dejó pasar a 34.

Sus 26 paradas y 72 partidos terminados fueron récords de la Liga Americana en aquella época. Lyle desempeñó un papel crucial como relevista clave en el bullpen de los Yankees durante la temporada en la que los Yankees ganaron las Series Mundiales contra los Dodgers de Los Ángeles.

Fue el primer lanzador de relevo de la Liga Americana en ganar el premio Cy Young. Lyle ganó el premio a Fergie Jenkins, titular de los Medias Rojas de Boston, a pesar de que Jenkins tenía un ERA (promedio de carreras ganadas) más bajo, de 2,83, pero menos victorias, 16.

La actuación de Lyle en 1977 demostró lo importante que podía ser el papel de un cerrador y el impacto que podían tener los lanzadores de relevo en los equipos campeones. También lideró la Liga Americana en paradas en 1972 y 1976. Formó parte de los equipos de los Yankees que ganaron las Series Mundiales de 1977 y 1978, ambas veces contra los Dodgers de Los Ángeles.

1978: El récord de temporada de Ron Guidry le vale el premio Cy Young

Ron Guidry, lanzador titular de los Yankees en un partido de 1978 contra los Red Sox.
MLB

Estadísticas: 25-3 récord, 1.74 ERA, 248 strikeouts, 9 shutouts

La temporada 1978 de Ron Guidryes un excelente ejemplo de lanzamiento excepcional y una parte memorable de la historia de los Yankees. Guidry terminó la temporada con 25 victorias y sólo 3 derrotas, el mayor número de victorias de cualquier lanzador en las Grandes Ligas ese año. Su actuación le valió el prestigioso premio Cy Young.

Guidry encabezó la clasificación de la Liga Americana en promedio de carreras ganadas (ERA) con un increíble 1,74, lo que pone de relieve su maestría sobre el montículo. Este bajo ERA fue el mejor de la liga y demostró su excepcional capacidad como lanzador. También logró la impresionante cifra de 248 strikeouts durante la temporada, subrayando su capacidad para dominar a los bateadores con su bola rápida y su slider. El número de strikeouts de Guidry fue también el más alto de la Liga Americana.

Entre sus momentos más destacados se encuentran un asombroso partido de 18 ponches el 17 de junio y una extraordinaria racha en junio y julio, cuando logró un 6-0, concediendo sólo 3 carreras en 45 entradas (con un ERA de 0,60). Además, Guidry tuvo una actuación destacada el 28 de julio, cuando lanzó una blanqueada de dos hits contra los California Angels y ponchó a 15 bateadores.

Guidry demostró su durabilidad y su habilidad para lanzar hasta el final de los partidos al completar 16 encuentros con los Yankees. En la American League Championship Series (ALCS) contra los Kansas City Royals, desempeñó un papel fundamental al lanzar un partido completo en el cuarto partido, asegurando el pase de los Yankees a las Series Mundiales.

Guidry desempeñó un papel crucial en las Series Mundiales de 1978, contribuyendo a la victoria de los Yankees sobre los Dodgers de Los Ángeles para proclamarse campeones. Fue el lanzador titular en dos partidos y se aseguró la victoria en el primer partido.

2001: El sexto Cy Young de Roger Clemens

Las estadísticas: 20-3 récord, 3.51 ERA, 213 strikeouts

A la edad de 39 años, Roger Clemens logra el sexto premio Cy Young de su carrera, pero el primero a rayas. Tuvo una temporada extraordinaria, con 20 victorias y 3.51 derrotas en 31 salidas a la edad de 38 años. Clemens lideró las Grandes Ligas tanto en victorias como en porcentaje de victorias (.870).

Eliminó a 213 bateadores en 220 1/3 entradas y sólo dejó caminar a 72. Su tasa de ponches de 10,84 por cada 9 entradas lideró la Liga Americana. Momentos notables de su temporada fueron un partido en el que ponchó a 15 jugadores de los Tigres de Detroit el 28 de mayo y otro en el que lanzó una blanqueada de un hit contra los Medias Rojas de Boston el 4 de septiembre.

Durante los playoffs, Clemens logró un récord de 3-0 con un ERA de 2,51, contribuyendo al avance de los Yankees a las Series Mundiales. Pero al final perdieron contra los Diamondbacks de Arizona en una serie de siete partidos.

A los 38 años, Clemens hizo historia al convertirse en el jugador de más edad en ganar el premio Cy Young. También se unió a un grupo de élite al ser el tercer lanzador que gana el premio tanto en la Liga Americana (AL) como en la Liga Nacional (NL).

En 2001, Clemens se convirtió en el primer lanzador de la historia de la MLB en comenzar una temporada con un récord de 20 victorias y 1 derrota. Terminó la temporada con un impresionante récord de 20 victorias y 3 derrotas. Este logro le convirtió en el lanzador de la Liga Americana (AL) de más edad en 95 años en lograr 20 victorias en una sola temporada. Clemens también desempeñó un papel fundamental en el séptimo partido de las Series Mundiales de 2001 para los Yankees contra los Diamondbacks de Arizona. Lanzó excepcionalmente bien durante seis entradas, se enfrentó a Curt Schilling y sólo permitió una carrera. A pesar de sus esfuerzos, los Diamondbacks consiguieron ganar el partido en la 9ª entrada.

¿Cuál cree que es el mejor? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.