Aaron Boone intenta enmascarar la sombría realidad de los Yankees con un giro optimista

aaron-boone-new-york-yankees
Brad Penner | USA TODAY Sports
Inna Zeyger
sábado julio 6, 2024

El manager de los Yankees, Aaron Boone, está siendo criticado por su forma de gestionar los errores de los jugadores, en medio de recientes fallos defensivos. Conocido por sus respuestas diplomáticas, el capitán ha sido acusado de ser demasiado indulgente en sus comentarios públicos sobre los errores de los jugadores.

Un notable incidente en el que se vio implicado el jardinero central Trent Grisham durante un partido contra los Rojos de Cincinnati puso este tema sobre el tapete. La aparente falta de urgencia de Grisham al lanzar un sencillo supuso una base extra para los Rojos. Los comentarios iniciales y posteriores de Aaron Boone restaron importancia al error, atribuyéndolo a la facilidad natural y al talento de Grisham en el campo exterior.

“Tiene mala pinta”, dijo Aaron Boone el viernes, “pero, al mismo tiempo, una de las razones por las que es un jardinero central Guante de Oro es por su ritmo cardíaco, las lecturas, los saltos, la facilidad con la que juega en esa posición. Así que no querrás perder eso ahí. Pero con eso, ten en cuenta ciertas cosas rutinarias.

Abordó las críticas sobre su gestión de los errores de los jugadores, centrándose en el fallo defensivo del jardinero central Trent Grisham. Aaron Boone confirmó que tuvo una conversación directa con Grisham sobre el incidente, y Grisham admitió que debería haber hecho la jugada.

“Créeme, ese aspecto displicente a veces es lo que hace de Trent Grisham un jardinero central Guante de Oro. Juega con facilidad y fluidez. Ahora, atrapa la pelota. No queremos a ese tipo en segunda. Y se magnifica un poco cuando atravesamos una racha como ésta”.

Este enfoque ha suscitado las críticas de aficionados y observadores que consideran necesaria una respuesta más directa. Los críticos argumentan que el hábito de Aaron Boone de encontrar ángulos positivos en errores evidentes podría socavar el rendimiento y la responsabilidad de los Yankees.

Trent Grisham, de los Yankees, comete un error defensivo en el noveno contra los Reds en el Yankee Stadium el 4 de julio de 2024.

¿Está Aaron Boone salvando jugadores para asegurarse el puesto?

El estilo diplomático de Aaron Boone ha contribuido a su longevidad como entrenador de los Yankees, ahora en su séptimo año. Sin embargo, algunos sostienen que un enfoque más equilibrado, que incluya la crítica sincera cuando esté justificada, podría beneficiar al equipo. Este incidente ha suscitado un debate sobre el equilibrio adecuado entre apoyar a los jugadores y abordar directamente los errores cometidos en el campo.

El capitán explicó su enfoque de los comentarios públicos, destacando su preferencia por mantener un tono positivo al hablar de los jugadores con los medios de comunicación. Aaron Boone hizo hincapié en la importancia de abordar las conversaciones necesarias en privado, en lugar de reaccionar emocionalmente a los resultados de los partidos en público.

Aaron Boone contiene al lanzador de los Yankees Carlos Rodon para poner fin a su salida contra los Reds en el Yankee Stadium el 3 de julio de 2024.
Charles Wenzelberg/NYP

El estilo diplomático de Aaron Boone refleja una tendencia más amplia en la gestión del béisbol, donde muchos líderes favorecen un discurso público positivo. Conocido por su natural amabilidad y optimismo, el entrenador de los Yankees trata siempre de resaltar los aspectos más brillantes de las situaciones, reservando las críticas para las discusiones privadas.

A pesar de enfrentarse a las críticas externas, Aaron Boone mantiene su estrategia, que a veces requiere una redacción cuidadosa. Incluso rechazó los comentarios en las redes sociales del entrenador privado de bateo de Aaron Judge, Richard Schenck, que criticó el rendimiento y la organización del equipo.

Aunque algunos argumentan que el método de Aaron Boone puede ser demasiado indulgente, se ajusta a su estilo personal y a las normas actuales en la gestión del béisbol. Sigue dando prioridad a la comunicación directa y privada con los jugadores, al tiempo que mantiene una postura pública positiva, incluso cuando el equipo se enfrenta a continuos retos.

El contraste entre el enfoque diplomático de Aaron Boone y las perspectivas más sinceras sobre el rendimiento de los Yankees se ha convertido en un punto central. Aunque algunos aficionados y analistas aprecian las opiniones contundentes, como las del entrenador de bateo de Aaron Judge, Richard Schenck, el entrenador de los Yankees sigue adoptando una postura pública comedida.

Schenck, acudió a las redes sociales para criticar el desarrollo de jugadores ofensivos de los Yankees. Schenck destacó la mala trayectoria del equipo a pesar del bateo de Judge, digno de un MVP. Sus sinceras declaraciones contrastan fuertemente con las declaraciones más comedidas del equipo, subrayando la creciente frustración mientras los Yankees intentan recuperar su forma.

“La gente va a decir cosas y, desde luego, todo el mundo tiene derecho a opinar”, dijo Aaron Boone, “y especialmente cuando atraviesas un tramo difícil y llevas este uniforme, sé que la gente va a criticarte y cosas así, así que no puedes consumirte con todo eso. Ya tenemos bastante con preocuparnos de abrocharnos los botones y dar lo mejor de nosotros mismos cada día.”

Los Yankees han sufrido mucho, con un balance de 4-13 en sus últimos 17 partidos. Más preocupante es su incapacidad para mantener una ventaja en sus últimas 11 derrotas, que suman al menos 99 entradas sin ir por delante.

La descripción de Aaron Boone de este tramo como una “mala racha” ha suscitado críticas por subestimar las dificultades del equipo. Los observadores sugieren que es necesario un mayor reconocimiento de las luchas del equipo.

El seleccionador también señaló la capacidad de los rivales para aprovechar los errores de los lanzadores, calificándola de “desafortunada”. Los críticos argumentan que esos resultados son de esperar en las grandes ligas, lo que implica que la evaluación de Aaron Boone podría ser excesivamente indulgente.

Esta diferencia de tono pone de manifiesto el debate actual sobre la mejor forma de dirigir y motivar a un equipo en tiempos difíciles. Su enfoque, aunque coherente con su estilo general, sigue siendo objeto de escrutinio mientras los Yankees intentan salir de su mala racha.

El manager de los New York Yankees, Aaron Boone
AP

Los Yankees de Nueva York se enfrentan a importantes retos, sobre todo en su rotación de lanzadores. Los titulares clave Carlos Rodon, Luis Gil y Marcus Stroman han flaqueado tras unos comienzos prometedores, contribuyendo a los recientes males del equipo.

En medio de estas luchas, sólo unos pocos jugadores han brillado constantemente. Aaron Judge sigue ofreciendo actuaciones sobresalientes que recuerdan a las de Babe Ruth, y Juan Soto también ha contribuido mucho. El resurgimiento de Gerrit Cole ofrece cierta esperanza al equipo de lanzadores.

Las optimistas valoraciones de Aaron Boone contrastan fuertemente con la amplia realidad de las luchas ofensivas del equipo. De los diez Yankees con más apariciones en el plato, sólo Judge y Soto tienen OPS+ superiores a la media, mientras que los otros ocho están por debajo de la media de la liga.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.