Un error de Aaron Boone y una confianza equivocada empujan a los Yankees a otro desastre

Yankees manager Aaron Boone at

Aaron Boone y Luis Severino comparten a partes iguales la responsabilidad de la aplastante derrota de los Yankees por 9-2 ante los White Sox el miércoles. La confianza equivocada del entrenador de los Yankees en un Luis Severino en apuros desempeñó un papel importante, agravado por sus decisiones cuestionables que agravaron los problemas del equipo.

Aaron Boone se adelantó con Iam Hamilton como abridor con una estrategia para ayudar a la recuperación del lanzador en apuros. Sin embargo, su decisión de sustituir a un excelente Hamilton por un arriesgado Luis Severino hizo que, en última instancia, este plan se limitara a posponer el inevitable desenlace.

La metedura de pata de Aaron Boone

Después de la eficiente apertura de 10 lanzamientos de Ian Hamilton, Aaron Boone tomó una decisión cuestionable al no continuar con él para una segunda entrada, a pesar de un próximo día libre. En su lugar, Boone sacó a Luis Severino del bullpen. Desgraciadamente, sólo cuatro bateadores después, los Yankees perdían por 3-0.

Luis Severino entró en el partido y se enfrentó inmediatamente a Yoan Moncada, que bateó un doblete a la pared del jardín derecho. El batazo tuvo una velocidad de salida de 97.2 mph, que fue la más lenta entre los cinco batazos concedidos por Severino.

Después de un out, Yasmani Grandal bateó un sencillo al jardín izquierdo, dando a los White Sox una ventaja de 1-0. Oscar Colas siguió con una notable exhibición, lanzando un slider 2-2 de Luis Severino a 430 pies al jardín central derecho para un jonrón de dos carreras, ampliando la ventaja a 3-0 en el Guaranteed Rate Field.

Luis Severino logró ponchar a los dos bateadores siguientes, evitando más daños en la entrada, pero sus problemas se reanudaron en la tercera. Luis Robert Jr. bateó un sencillo de un out al jardín derecho y luego robó la segunda posición, preparando el escenario para el doblete de dos outs de Moncada, que aumentó el marcador a 4-0.

En la parte baja de la cuarta entrada, Luis Severino dio un paseo de cuatro lanzamientos a Grandal, lo que llevó al entrenador Aaron Boone a tomar la decisión de sustituirlo.

Según Boone, la decisión de no ponerle de titular había causado frustración a Luis Severino, que se convertirá en agente libre. Sin embargo, el resultado de la primera aparición como relevista de Luis Severino en la temporada no mejoró su estado de ánimo.

La estrategia de los Yankees al emplear un abridor tenía como objetivo parcial aliviar parte de la presión sobre Luis Severino durante la primera entrada, en la que arrastraba un problemático ERA de 13,85 en la temporada. A pesar de estas consideraciones, siguió teniendo dificultades durante su primera entrada de trabajo, aunque esta vez se produjo en la segunda entrada del partido.

Aaron Boone señaló que Luis Severino se sentía frustrado por el acuerdo, haciendo hincapié en que no estaba en línea con sus preferencias. Señaló que la fuerte naturaleza competitiva de Severino impulsaba su deseo de ser titular. Sin embargo, Aaron Boone también destacó la intención del equipo de ayudar a Luis Severino a recuperar su forma y rendimiento. El objetivo es que esta decisión marque el inicio de ese viaje.

La confianza equivocada de Aaron Boone en Luis Severino

Luis-Severino-new-york-yankees
Twitter

El rendimiento de Luis Severino en la primera entrada ha sido el más pobre de la liga este año, caracterizado por un asombroso ERA (14,79) y unas estadísticas desfavorables en promedio de bateo rival (.441), porcentaje de bases-base rival (.506) y porcentaje de slugging rival (.824).

Considerado en su día como un prometedor fijo en la rotación, Luis Severino se ha encontrado con un importante declive. Antes del partido del miércoles, su ERA era de 4,15 en la segunda entrada, 8,53 en la tercera, 4,76 en la cuarta y 7,36 en la quinta. A pesar de una serie de actuaciones desfavorables en las últimas salidas, Aaron Boone siguió depositando su confianza en Severino.

Comenzando su aparición en la segunda entrada, Luis Severino colocó rápidamente a los Yankees en un déficit perjudicial de tres carreras, una brecha que no pudieron superar, lo que finalmente resultó en una derrota por 9-2 ante los White Sox y marcando una pérdida de serie en Guaranteed Rate Field.

Reconociendo su sorpresa por no comenzar el juego del miércoles, Luis Severino admitió haber cometido errores cruciales, incluyendo servir un jonrón de dos carreras debido a una percha a Oscar Colas, así como luchando con la colocación de pitcheo, lo que llevó al sencillo RBI de Yasmani Grandal y el doble RBI de Yoan Moncada.

Desde el punto de vista inmediato, la actuación de Luis Severino se limitó a apenas dos entradas, durante las cuales concedió cuatro carreras, inflando aún más su ERA de la temporada a 8,06 en 14 apariciones.

Luis-Severino-new-york-yankees
Twitter-@TalkinYanks

La viabilidad de alinear consistentemente a Luis Severino en los próximos partidos, especialmente cuando los Yankees compiten por un puesto en la postemporada, sigue siendo un tema de duda significativa.

Si ampliamos la perspectiva, esta derrota supuso la culminación de una difícil secuencia de tres partidos, en la que los Yankees (59-56) no pudieron sacar provecho de unos White Sox en apuros (47-69).

Al término de la serie, se encontraban a 5 partidos y medio de los Blue Jays por el último puesto de comodín de la Liga Americana. La decisión equivocada de Aaron Boone costó caro a los Yankees.

¿Qué le parece? deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.