Los documentos de la DEA de Alex Rodríguez hacen revelaciones explosivas sobre el escándalo de Biogénesis

Alex Rodriguez with his girlfriend

En 2014, Alex Rodríguez fue suspendido por las Grandes Ligas de Béisbol para toda la temporada siguiente tras ser declarado culpable de consumir drogas para mejorar su rendimiento. Peor aún, intentó obstaculizar la investigación de la MLB sobre su implicación en el escándalo de dopaje Biogenesis. A pesar de ser un eterno All-Star, Alex Rodríguez era una figura controvertida en el mundo del béisbol. En ese momento, en 2014, tenía 38 años, se había sometido recientemente a dos cirugías de cadera y su dañada reputación estaba a punto de costarle su salario de 25 millones de dólares al año de los Yankees.

En enero de 2014, Alex Rodríguez, que entonces era tercera base de los New York Yankees, acudió a Weston (Florida) para una entrevista en las oficinas de la División de Miami de la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA). Durante esta entrevista, Alex Rodríguez gozaba de un estatus legal especial denominado “Reina por un día”, lo que significaba que cualquier cosa que dijera a las autoridades no podría utilizarse en su contra en futuras acciones legales. Sin embargo, aún tenía que decir la verdad o, de lo contrario, podría enfrentarse a graves cargos por mentir a los agentes federales.

Lo que se dijo durante esa reunión a puerta cerrada, junto con lo que otros implicados en la investigación de 21 meses de la DEA sobre Biogénesis compartieron con los agentes, crea una imagen mucho más oscura que la del confiado y sonriente Alex Rodríguez que vemos hoy. Ha experimentado una de las transformaciones de imagen más notables de la historia del deporte estadounidense. La información recabada en la investigación hace aún más sorprendente que más tarde se convirtiera en un destacado locutor y embajador de las Grandes Ligas de Béisbol.

Durante su conversación con los agentes federales, Alex Rodríguez confesó finalmente haber consumido drogas para mejorar el rendimiento que había comprado a Tony Bosch, el operador de la clínica Biogenesis. Era la primera vez que Alex Rodríguez lo admitía, aunque lo había negado rotundamente tras la decisión del árbitro, lo que llevó a sus abogados a presentar demandas de corta duración contra la MLB y el sindicato de jugadores.

Es más, las notas de las entrevistas extraídas de los archivos de la investigación de la DEA, que ESPN obtuvo por primera vez, ofrecen un relato exhaustivo de la relación entre Alex Rodríguez y Bosch. Detallan cómo conectaron inicialmente, las estrategias que utilizaron para eludir los controles antidroga, su desencuentro final y un intento infructuoso de encubrir sus acciones. Estos documentos federales también revelan la implicación de otros conocidos deportistas que hasta ahora se desconocía que formaban parte de la investigación.

7/7/12 Boston, MA Alex Rodríguez de los Yankees de Nueva York con su novia Torrie Wilson saliendo del Fenway Park después de una derrota 9-5 contra los Medias Rojas de Boston el viernes 6 de julio de 2012.
Matthew J. Lee

Los documentos sin editar revelan las medidas extremas adoptadas por Alex Rodríguez y su equipo para obstaculizar y desacreditar la investigación de las Grandes Ligas de Béisbol. Describen cómo el tercera base de los Yankees intentó inicialmente sobornar a Bosch y, más tarde, Alex Rodríguez recurrió a tácticas drásticas para proteger su reputación.

Según los registros, el equipo A-Rod cubrió los gastos legales de Bosch en Miami, a pesar de que tanto Bosch como Alex Rodríguez negaron públicamente cualquier relación entre Bosch y el jugador de béisbol. También pagaron la compra de medicamentos para los clientes atletas que le quedaban a Bosch cuando su clínica cerró. Según las versiones dadas por los testigos a los agentes federales, el grupo de Alex Rodríguez ofreció o Bosch pidió cientos de miles de dólares para que saliera del país en el momento álgido de la investigación de la MLB.

Por último, los documentos muestran que los directivos de la Major League Baseball (MLB) pensaron que el campamento de Alex Rodríguez hizo que Bosch se sintiera tan inseguro que la oficina del comisionado acabó gastando casi 2 millones de dólares en su seguridad personal. Esta cantidad era el doble de lo que habían previsto pagar inicialmente. El acuerdo entre la MLB y Bosch acabó costándole a la liga más de 5 millones de dólares, que incluían gastos adicionales como los honorarios de los abogados y el alojamiento temporal en hoteles de lujo y condominios millonarios en Miami.

Los documentos recibidos por ESPN contienen alrededor de 1.400 páginas de notas de la DEA (Drug Enforcement Administration) relacionadas con la investigación federal sobre el mayor programa de dopaje del deporte estadounidense. Esta investigación comenzó oficialmente hace unos diez años. Estos documentos, denominados internamente informes DEA-6, sirven de registro de la investigación de la DEA sobre la distribución de drogas. Consisten en notas tomadas por agentes federales durante entrevistas con una docena de atletas profesionales, clientes y empleados de Biogénesis, así como con fuentes confidenciales. Los archivos también incluyen resúmenes de operaciones de vigilancia, en algunas de las cuales se utilizaron helicópteros de la DEA, compras encubiertas y órdenes de registro ejecutadas. Combinados con el reportaje exclusivo de ESPN, estos documentos ofrecen el relato más completo de la implicación de Alex Rodríguez en el escándalo.

Admisión de Alex Rodríguez

#1. Como parte de la investigación, Alex Rodríguez proporcionó los nombres de tres jugadores antiguos o actuales a los que, según él, Tony Bosch había mencionado como clientes que consumían drogas para mejorar el rendimiento (PED): Manny Ramírez, Ryan Braun y otro jugador All-Star. Entre estos actores, el tercero no estaba previamente en el radar de los investigadores federales. Este jugador nunca dio positivo por consumo de PED, no había sido interrogado por las autoridades y no se había enfrentado a ninguna suspensión de la Major League Baseball (MLB). ESPN intentó ponerse en contacto con este jugador a través de su agente, pero no lo consiguió. El agente mencionó que Biogénesis era un tema que ninguno de sus clientes quería volver a tratar.

#2. Alex Rodríguez admitió que solía dar a Bosch 12.000 dólares cada mes para planes de dopaje que implicaban el uso de cremas de testosterona, pastillas rojas tipo gominola que contienen testosterona y hormona de crecimiento humano. Esto ocurrió desde finales de la temporada 2010 hasta octubre de 2012. Alex Rodríguez también informó a los agentes federales de que su primo, Yuri Sucart Sr., había sido la persona que le había suministrado drogas para mejorar el rendimiento (PED) durante al menos diez años. Preguntado al respecto, Sucart prefirió no hacer comentarios sobre esta historia.

#3. Para mantener en secreto sus tratos con el especialista en hormonas y el operador de la clínica antienvejecimiento, Alex Rodríguez pagó a Bosch en efectivo sin dejar rastro alguno. Explicó a los agentes que extendía cheques de su cuenta comercial a su primo Sucart, que inicialmente servía de intermediario para pasar el efectivo a Bosch. En ocasiones, Rodríguez mencionó que los pagos se realizaban con “caja chica” que tomaba de la secretaria del equipo de los Yankees que viajaba con el equipo. Esta secretaria no sabía cómo se utilizaba el dinero, que procedía de las ganancias de Alex Rodríguez.

Alex Rodríguez, ex estrella de los Yankees
UPI

#4. Informó a las autoridades de que finalmente despidió a Sucart tras realizar una revisión contable forense exhaustiva de sus cuentas bancarias. Este análisis reveló que su primo gastó una cantidad significativa, entre 250.000 y 500.000 dólares, de su dinero sin obtener la debida aprobación.

#5. El jugador reveló que en la víspera de Navidad de 2012, Sucart exigió 5 millones de dólares para guardar silencio sobre los tratos de Alex Rodríguez con Bosch y no reportarlos a las Grandes Ligas de Béisbol. Alex Rodríguez informó entonces a los agentes federales de que posteriormente llegó a un acuerdo financiero confidencial con Sucart para evitar que revelara sus asuntos privados. Sin embargo, la versión de Sucart sugiere que en realidad fue A-Rod quien propuso inicialmente un acuerdo confidencial a principios de mes. Sin embargo, en un principio no pudieron ponerse de acuerdo sobre las condiciones financieras del acuerdo.

#6. Alex Rodríguez también compartió detalles personales confidenciales sobre Sucart, que acabaron implicando a otras personas en la investigación federal. Esto incluía revelar información sobre la novia de su primo casado.

#7. Alex Rodríguez admitió no haber dicho la verdad cuando el presidente de los New York Yankees, Randy Levine, le llamó en noviembre de 2012, lo que ocurrió aproximadamente un mes antes de que se hiciera público el escándalo de Biogénesis. Levine preguntó a Alex Rodriguez si tenía conocimiento de Bosch, a lo que A-Rod contestó falsamente que no tenía ninguna relación con Bosch.

#8. Cuando la Major League Baseball (MLB) entrevistó a Alex Rodríguez varios meses después de la llamada telefónica de noviembre, éste prefirió no responder a las preguntas sobre su relación con Bosch. Citó la Quinta Enmienda como razón para no responder.

#9. Alex Rodríguez informó a los investigadores de que Bosch observó que sus niveles de testosterona eran bajos para un hombre de su edad según un análisis de sangre. Aunque esto no estaba directamente relacionado con el plan de dopaje, Alex Rodríguez también admitió haber obtenido ilegalmente Cialis y Viagra de Bosch. Dijo a los investigadores que lo hacía con fines recreativos.

Filtración de nombres de jugadores como estratagema

Durante el punto álgido de la investigación sobre Biogénesis, el programa “60 Minutes” de la CBS emitió un reportaje en el que se sugería que allegados a Alex Rodríguez habían divulgado documentos que inicialmente vinculaban a su compañero de equipo en aquel momento, Francisco Cervelli, y al jardinero de los Milwaukee Brewers Ryan Braun, con el escándalo de dopaje. El informe afirmaba que el equipo de Alex Rodríguez filtró estos documentos a Yahoo Sports. Sin embargo, negó esta acusación.

Alex-Rodriguez-Jac-Cordeiro
INSTAGRAM

Cervelli no hizo ningún comentario cuando fue contactado por ESPN, y Braun prefirió no hacer comentarios tanto a través de su padre como de su agente desde hace mucho tiempo.

El equipo de relaciones públicas de A-Rod adoptó una estrategia agresiva que se tradujo en polémicas casi diarias. Una fuente cercana a Alex Rodríguez lo describió como una batalla en toda regla contra la MLB. Esto incluyó varios enfrentamientos, como acusar a los Yankees de ofrecerle un tratamiento médico deficiente y lanzar ataques personales contra personas como el director general de los Yankees, Brian Cashman, y altos cargos de la MLB.

Una fuente de los Yankees comentó que A-Rod esencialmente trató de desviar la atención de sus propias acciones. La fuente mencionó además que Alex es un individuo complejo con muchas facetas, y creía que se arrepentía, pero que perjudicó a mucha gente con sus actos.

Alex Rodríguez, que ha estado trabajando como analista de béisbol con ESPN desde la temporada 2018, optó por no proporcionar un comentario para esta historia. Su publicista, Ron Berkowitz, se ha puesto en contacto con él varias veces en los últimos seis meses. En un momento dado, Berkowitz pidió a un periodista que le enviara por correo electrónico un resumen de la historia junto con algunas posibles preguntas. Sin embargo, después de eso, el publicista no respondió a los mensajes telefónicos ni a los correos electrónicos.

Hace poco más de diez años, Alex Rodríguez se encontró en el centro de un caso penal federal cuando funcionarios del béisbol compartieron información con la DEA que conectaba a Bosch y Sucart, primo y asistente personal de A-Rod. Varios jugadores habían sido suspendidos recientemente por no superar controles antidopaje debidos a niveles elevados de testosterona. Esta testosterona fue descrita por el actual comisionado Rob Manfred en la audiencia de arbitraje de A-Rod como el esteroide anabólico más potente.

La investigación de la DEA resultó en ocho condenas, entre ellas la de Bosch. Se declaró culpable de conspiración relacionada con la distribución de testosterona y fue condenado a cuatro años de prisión federal. Sin embargo, fue puesto en libertad a finales de 2016 y permaneció en libertad condicional otros tres años. La condena de Bosch se redujo porque cooperó con las autoridades.

Ningún deportista o usuario se enfrentó a cargos por parte de las autoridades.

Pruebas tangibles contra A-Rod

Alex Rodriguez como jugador de los Yankees
Imagen Getty

Alex Rodríguez se había reunido con las autoridades federales cuatro meses antes de que Bosch revelara información sobre el origen de la crema de testosterona. Al parecer, las autoridades no hicieron ningún seguimiento a A-Rod en relación con las afirmaciones del operador de la clínica antienvejecimiento.

En las primeras fases de la investigación, Bosch informó a las autoridades de que Alex Rodríguez consumía el doble que los demás en cuanto a las sustancias que suministraba a los jugadores. Como ejemplo, mencionó que A-Rod compraba cada mes dos tubos de una crema que contenía un 10% de testosterona, mientras que otros jugadores sólo compraban uno.

Durante una entrevista con la DEA, la ex mujer de Bosch declaró que éste se jactaba de ganar una importante cantidad de dinero con su jugador estrella. Esto la llevó a solicitar a Bosch un aumento de la pensión alimenticia.

La ex novia de Bosch en Miami compartió con los investigadores que Bosch describió a Alex Rodríguez como su cliente mejor pagado. También mencionó que llevó a Bosch a atender a Alex Rodríguez en su residencia de Miami Beach durante la temporada baja. Después del tratamiento, Bosch le dijo que A-Rod se enfadó porque tuvo dificultades para encontrar una vena, lo que provocó que hubiera sangre por todas partes. Según Bosch, A-Rod estaba frustrado y dijo que no sabía lo que estaba haciendo, así que le pidió que se fuera.

Dos empleados de la clínica también contaron anécdotas sobre cómo condujeron a Bosch para reunirse con Alex Rodríguez. Una de ellas relató un viaje nocturno para conocer a A-Rod, en el que acabó quedándose dormida en el coche mientras esperaba. Bosch volvió con un fajo de billetes y le dio 300 dólares. El otro empleado mencionó que llevó a Bosch a un Starbucks, donde se reunió con A-Rod y recibió dinero de él.

Durante muchos años, Alex Rodríguez negó o restó importancia a cualquier relación con las drogas para mejorar el rendimiento (PED). En 2007, durante una entrevista con Katie Couric, de la CBS, declaró que nunca había consumido esas sustancias. Dos años más tarde, cuando surgieron informes de que había suspendido una prueba de reconocimiento de la MLB en 2003 mientras jugaba para los Texas Rangers, culpó a su primo Sucart. Rodríguez afirmó que Sucart compró medicamentos de venta libre en la República Dominicana, y que esos medicamentos estaban contaminados. Durante el escándalo de Biogénesis, A-Rod intentó una vez más desvirtuar las acusaciones y afirmó que había sido engañado por su primo.

Entre marzo de 2012 y el escándalo que se hizo público a finales de ese año, A-Rod y Bosch mantuvieron más de 500 intercambios de mensajes de texto, como muestran los documentos de la audiencia de arbitraje de Alex Rodríguez en la MLB. También mantuvieron 53 conversaciones telefónicas. En sus mensajes de texto, se referían a las sustancias utilizando términos vagos como “comida” y nombres en clave más específicos como “gominolas” (que contenían testosterona), “comida rosa” (una crema con testosterona), “sopa líquida” o “líquido rojo” (una forma líquida de troche de testosterona), y “cohete” o “cohete” (una jeringuilla que contenía hormona de crecimiento humano o IGF-1).

A diferencia de Melky Cabrera y Ryan Braun, Alex Rodríguez nunca falló un control antidopaje mientras estuvo bajo la supervisión de Bosch. Los documentos de la audiencia de arbitraje de la MLB revelaron que la liga realizó pruebas de drogas a Rodríguez al menos 10 veces mientras estaba asociado con Bosch.

Alex Rodriguez bateando un largo jonrón en el Yankee Stadium.
X-Games

Alex Rodríguez informó a las autoridades federales de que Bosch le inyectó dos veces, concretamente el 16 y el 18 de octubre, durante una serie de partidos. La sustancia inyectada era un líquido rojo que A-Rod creía que contenía vitaminas. Sin embargo, Bosch declaró que en realidad contenía “hormona del crecimiento y algunos péptidos”. Cuando aún estaba en Detroit, Alex Rodríguez recibió una llamada del veterano entrenador de los Yankees, Steve Donohue, quien le comunicó que debía someterse a un control antidopaje. Los registros de la audiencia de arbitraje de A-Rod muestran que se sometió a la prueba el 17 de octubre.

El resultado del análisis de orina fue negativo, lo que significa que Alex Rodríguez lo superó.

Según Bosch, Alex Rodríguez no sólo consumió una gominola de testosterona antes del partido, sino que también aprendió a autoinyectarse una pequeña jeringuilla que contenía IGF-1 y vitaminas. Mencionó el uso regular del péptido CJC 1295, tomó DHEA por la noche y utilizó aminoácidos diariamente según fuera necesario. Toda esta información está documentada en los cuadernos de la Clínica Biogénesis.

Sin embargo, la pregunta sigue en el aire: ¿Mejoró realmente el rendimiento de Alex Rodríguez esta elaborada rutina de dopaje? Para entonces, se le consideraba mayor y más propenso a las lesiones según los estándares del béisbol. Así que, aunque las drogas para mejorar el rendimiento podrían haber contribuido a mantenerlo en el campo, sigue siendo una cuestión de debate.

En las más de dos temporadas bajo la supervisión de Bosch, aproximadamente desde el 6 de agosto de 2010 hasta la temporada 2012, Alex Rodríguez logró un promedio de bateo de .276 con 47 jonrones en 257 partidos. Durante cinco series de postemporada en la era Bosch, que incluyeron 21 juegos y 75 turnos al bate, el desempeño de Alex Rodríguez estuvo lejos de ser estelar, ya que bateó sólo .160 con dos hits extra base, ninguno de los cuales pasó la pared del jardín.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.