Juan Soto registra dos primicias en su carrera y se une a otro club de élite en un “día divertido” contra los Medias Rojas

Yankees' Juan Soto reacts after his second homer of the day against the White Sox on May 18, 2024, at Yankee Stadium.

Juan Soto, el bateador superestrella de los Yankees, salió de una prolongada mala racha de forma espectacular, con un 4-4, dos jonrones solitarios y un paseo en la dominante victoria del equipo por 6-1 sobre los Medias Blancas de Chicago en el Yankee Stadium. El resurgimiento ofensivo de la estrella de los Yankees se produjo tras un tranquilo periodo de ocho partidos en los que sólo logró cuatro hits en 31 bateos.

El bateador de los Yankees, de 24 años, no tardó en hacerse notar, con dos jonrones en sus tres primeras apariciones en el plato contra los Medias Blancas. La actuación multijonrón de Juan Soto, la primera desde que fichó por los Yankees y la 18ª de su carrera, puso de manifiesto su inmenso poder y su capacidad para influir en el juego con su bate.

La primera bola larga de Juan Soto, un disparo de 417 pies desde un cambio de medio campo, empató el partido a uno en el primer periodo. Tras lanzar un sencillo RBI en la segunda entrada, el OF de los Yankees volvió al plato en la quinta y machacó una bola rápida interior, haciéndola volar 437 pies para ampliar la ventaja de los Yankees a 6-1.

Con su día de dos jonrones, Juan Soto aumentó su total de la temporada a 11, uniéndose a sus compañeros Aaron Judge (12) y Giancarlo Stanton (11) en dobles dígitos de jonrones, solidificando aún más el formidable trío ofensivo de los Yankees.

Juan Soto, de los Yankees, batea su primer jonrón del día contra los Medias Blancas el 18 de mayo de 2024, en el Yankee Stadium.
AP Photo/ Frank Franklin II

Dos primicias en la carrera de Juan Soto

En una exhibición de potencia bruta, los dos jonrones de Juan Soto combinaron una asombrosa velocidad de 854 pies, lo que llevó a la experta en estadísticas de la MLB Sarah Langs a destacar que era la primera vez que bateaba ambos jonrones con una velocidad de salida de al menos 110 mph. Su primer bambinazo, un solo en la primera entrada, salió del bate a una impresionante velocidad de 112,5 mph y recorrió 417 pies, demostrando que no era un simple cuadrangular, ya que habría superado las vallas de los 30 estadios de la MLB.

Sin embargo, la segunda bola larga de Juan Soto fue aún más asombrosa, ya que se disparó a varias filas de las gradas tras ser lanzada a 110,2 mph y recorrer unos impresionantes 437 pies.

Entre estos dos descomunales jonrones hubo un sencillo a 107,3 mph, seguido de otro sencillo que salió despedido del bate de Juan Soto a 110,1 mph.

Según Langs, éste fue el primer caso en la carrera de Juan Soto en el que registró tres bolas bateadas con velocidades de salida superiores a 110 mph en un solo partido, lo que subraya aún más su excepcional potencia y la pura fuerza con la que impacta la bola de béisbol.

Juan Soto entró en el partido inmerso en una mala racha, con sólo cuatro hits en sus 31 partidos anteriores. Sin embargo, recuperó el tiempo perdido de forma espectacular, con un 4-4 perfecto y empatando el récord de su carrera con 10 bases totales. La impresionante actuación de Soto elevó su promedio de bateo de la temporada a .317, junto con 11 jonrones, 37 carreras impulsadas y un sólido OPS de .975.

Juan Soto de los Yankees durante el partido contra los Medias Blancas de Chicago
Yankees

El término “talento generacional” se utiliza a menudo para describir a Juan Soto, y no es ninguna exageración. Con sus excepcionales habilidades y logros a una edad tan temprana, está preparado para desafiar el contrato de 700 millones de dólares de Shohei Ohtani en un futuro próximo.

El lugar de Juan Soto en la historia del béisbol ya está asegurado, ya que es uno de los seis únicos jugadores que han mantenido un porcentaje de bases de .400 y un porcentaje de slugging de .500 mientras bateaba 150 home runs antes de los 25 años. Los otros cinco jugadores de este grupo de élite son Mel Ott, Jimmie Foxx, Mickey Mantle, Mike Trout y Albert Pujols, todos ellos considerados entre los más grandes que jamás hayan jugado a este deporte.

El bateador de los Yankees comentó que había sido un día divertido después de conseguir un 4-4 con un paseo, tres carreras impulsadas y su primer partido con varios jonrones como Yankee. Juan Soto añadió que estaba más que contento de conseguir la victoria y de ver que Gil rendía bien.

“Fue un día divertido”, dijo después del partido. “Más que contento por conseguir la victoria y ver a Gil haciendo de las suyas”.

Los entrenadores de los Yankees ayudan a Juan Soto a despuntar

Juan Soto batea un lanzamiento durante una práctica de red en las instalaciones de entrenamiento de los Yankees en Tampa, en marzo de 2024.
NYY

Para salir de su reciente mala racha, Juan Soto adoptó un enfoque proactivo, profundizando en sus estadísticas y vídeos mientras buscaba la orientación del entrenador de bateo de los Yankees, James Rowson, del ayudante Casey Dykes y de su entrenador de bateo personal, Roessler. El viernes, cinco horas antes de la victoria de los Yankees por 4-2 sobre los Medias Blancas, Juan Soto era el único jugador en el campo, realizando una práctica de bateo temprana.

Bajo la atenta mirada de Roessler, que lanzaba desde detrás de una pantalla, y de Rowson, que se apoyaba en la jaula de bateo, Juan Soto trabajó diligentemente para afinar la mecánica de su swing. Fue este mismo swing el que le había impulsado a un comienzo fulgurante en su primera temporada con los Yankees, bateando .338 con nueve jonrones, 33 carreras impulsadas y un OPS de 1,023 en sus 38 partidos iniciales.

Sin embargo, antes del partido del sábado, Juan Soto se encontraba inmerso en una mala racha, con sólo cuatro hits en 31 bateos (.129) en sus ocho partidos anteriores. Los ajustes realizados durante su primera sesión de entrenamientos de bateo dieron resultados explosivos, ya que lanzó dos jonrones indudables. En la primera entrada, machacó un cambio 3-1 que cogió demasiado del plato, enviándolo a lo más profundo de los asientos del jardín central derecho. Luego, en el quinto, el bateador de los Tankees soltó otro potente disparo en una bola rápida de primer lanzamiento, que casi alcanzó la segunda cubierta del jardín derecho. Además de sus dos cuadrangulares, Juan Soto contribuyó con un sencillo RBI en la segunda entrada, consiguió un paseo con las bases llenas en la sexta y añadió otro sencillo en la octava.

Al reflexionar sobre su rendimiento, Juan Soto expresó su deseo de recuperar sus sensaciones del primer mes de la temporada, cuando golpeaba bien la pelota de forma constante.

“Intentando volver a encontrar esa sensación con la que golpeaba la pelota en el primer mes”, dijo Soto. “Recuperar esa sensación y volver a tener esa confianza”.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.