Everson Pereira tiene la oportunidad de regresar a los Yankees

Yankees outfielder Everson Pereira was 2-for-3 on Friday night with a two-run home run and a base hit

Antes de que concluyera la experiencia inicial de Everson Pereira en las Grandes Ligas el pasado otoño, el entrenador de los Yankees, Aaron Boone, criticó duramente al jardinero en ciernes. Boone hizo hincapié en que el éxito en las mayores depende de capitalizar los lanzamientos bateables, un reto al que se enfrentó el prospecto de los Yankees durante su etapa de 27 partidos con los Yankees.

Boone comentó a mediados de septiembre que Pereira a menudo no aprovechaba los lanzamientos que podía dañar, lo que con frecuencia se traducía en bolas de foul o swings and misses. “Ésa es la diferencia entre tener éxito aquí o no”, señaló Boone.

Pereira recibió 103 apariciones en el plato para demostrar su capacidad de adaptación a los lanzamientos de las Grandes Ligas, una rara oportunidad de tener tiempo de juego constante durante el habitual periodo de contención de los Yankees en agosto y septiembre. Si el prospecto hubiera continuado su impresionante bateo en Triple A en el Bronx, podría haber influido en las decisiones de Nueva York en la temporada baja. Los Yankees podrían haber reconsiderado el traspaso de Juan Soto y Alex Verdugo si Pereira hubiera demostrado que estaba preparado para ocupar el puesto de jardinero izquierdo.

Sin embargo, el rendimiento de Pereira se quedó corto, ya que bateó sólo .151 con un OPS de .427, se ponchó 40 veces y registró una tasa de fallos del 43,1%. Su OPS nunca superó .500 durante este tramo.

La carrera profesional de Pereira se ha visto obstaculizada por su tendencia a golpear y fallar, junto con problemas en la selección de lanzamientos y en la gestión de un enfoque agresivo. Hasta que no aborde estos aspectos, su potencia bruta y sus impresionantes velocidades de salida seguirán estando infrautilizadas.

Everson Pereira de los Yankees batea contra los Blue Jays el 1 de marzo de 2024.
X-NYY

¿Podrá Pereira volver a los Yankees?

Pereira ha dejado de ser el centro de atención tras su decepcionante debut y las adquisiciones de Soto y Verdugo, junto con el ascenso de los prospectos de campo de mayor rango Spencer Jones y Jasson Domínguez.

El camino de Everson Pereira para volver a vestir las rayas de los Yankees esta temporada depende de lesiones y circunstancias imprevistas. Aunque el año pasado fue un prospecto muy popular en Triple A antes de ser llamado a filas, Pereira es más bien una idea tardía en 2023.

Sin embargo, no es el primer aspirante que pasa apuros durante su primera oportunidad en las grandes ligas, ni será el último. En una conversación con NJ Advance Media esta semana, el entrenador de bateo de Triple-A Scranton/Wilkes-Barre, Trevor Amicone, enumeró nombres conocidos como Mike Trout, Aaron Judgey Jackson Holliday -despedido por los Orioles tras un mal debut a principios de año- como ejemplos de grandes promesas a las que se les ha dado un “puñetazo en la boca” al principio de sus carreras en la MLB.

Amicone explicó que la gente a menudo no se da cuenta de lo difícil que puede ser esa primera experiencia en las grandes ligas, con defectos no expuestos en niveles inferiores de las ligas menores que de repente quedan al descubierto “delante de todo el mundo”. Según él, lleva tiempo adaptarse mental y emocionalmente, pero una vez que los jugadores recuerdan las habilidades de élite que les llevaron hasta ese punto, pueden volver al trabajo.

Everson-Pereira-new-york-yankees
instagram-everson_pereira08

Amicone reveló haber tenido una conversación reciente con Judge específicamente sobre ese proceso relacionado con Pereira. Cuando se le preguntó por el futuro incierto de Pereira en la organización, imaginó que los Yankees degradarían al novato para ayudarle a convertirse en el mejor jugador posible. Su objetivo es prepararle para que destaque al más alto nivel, y luego dejar que las circunstancias se desarrollen orgánicamente.

“Independientemente de con quién sea, queremos que Everson juegue en las grandes ligas y sea muy, muy bueno”, dijo. “Queremos que sea realmente bueno para nosotros. Y si eso ocurre, estupendo. Si ocurre con otra persona, y nos ayuda a ganar, creo que nos alegraremos por todos y él también se alegrará por todos.”

Pereira no es el primer prospecto importante de los Yankees que sale a trompicones, ni tampoco se encuentra en aguas desconocidas teniendo que restablecerse tras una decepcionante primera etapa en la MLB. Jugadores como Judge proporcionan una plantilla para perseverar a través de esa adversidad.

Los números de Everson Pereira en Triple-A Scranton/Wilkes-Barre esta temporada podrían sugerir inicialmente un bajón respecto a su destacado rendimiento de 2022. Su promedio de bateo ha bajado de .312 a .265, y a pesar de liderar el equipo con 10 home runs hasta el miércoles, sus strikeouts han aumentado. Pereira se ha ponchado 59 veces en 182 apariciones en el plato, lo que supone una tasa de ponchados del 32,4%, frente al 27,8% de sus 158 apariciones en el plato en Triple A el año pasado.

Sin embargo, esas estadísticas no reflejan totalmente el reciente progreso de Pereira tras realizar ajustes en su trayectoria al bate, un retoque similar al realizado por el jugador de segundo año de los Yankees Anthony Volpe, según el entrenador de bateo Trevor Amicone.

Amicone explicó que el ajuste estaba ayudando a Pereira a ser más plano a través de la zona y a hacer contacto tanto si está ligeramente por detrás de una bola rápida como si se enfrenta a lanzamientos fuera de velocidad en la zona. Este ajuste le está dando más longitud en la zona y le ayuda a permanecer más tiempo en el plano.

Las mejoras son evidentes. La tasa de strikeout de Pereira fue del 37% en sus primeros 19 partidos, pero ha disminuido al 28,7% en sus últimos 21 partidos. Amicone observó que el índice de swing-and-miss del jardinero ha descendido significativamente durante este periodo reciente.

A pesar de un OPS y un wRC+ más bajos, y de un ligero descenso en su tasa de paseos en las últimas tres semanas, hay signos positivos al abordar su principal debilidad en un tamaño de muestra limitado. Reducir su tasa de swing-and-miss podría beneficiar a todas las partes, tanto si ayuda a Pereira a asegurarse un puesto en Nueva York como si aumenta su valor comercial para un posible traspaso a mitad de temporada o fuera de ella.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.