El entrenador utiliza un método único para entrenar a Ramírez, el prospecto estrella de los Yankees

Agustin-Ramirez-new-york-yankees
John Allen
viernes abril 26, 2024

Antes de un partido crucial, el capitán de los Patriotas de Somerset , Raúl Domínguez, tenía planeada una reunión poco convencional con su bateador estrella, Agustín Ramírez. Al tiempo que elogiaba la impresionante destreza ofensiva de Ramírez, líder de las filas de Doble A en jonrones, y sus avances detrás del plato como receptor, Domínguez trató de abordar un área diferente de crecimiento: la adquisición del lenguaje.

Basándose en su propia experiencia como panameño que tuvo que superar las barreras lingüísticas al principio de su carrera como entrenador, Domínguez compartió una anécdota personal. Contó cómo un compañero entrenador le había proporcionado un cuaderno con frases esenciales de béisbol en español e inglés, lo que le ayudó en sus esfuerzos de comunicación.

Reconociendo la situación similar de Ramírez como jugador dominicano, Domínguez le hizo un regalo muy considerado: un cuaderno nuevo, acompañado de un bolígrafo y un lápiz. La idea era que Ramírez utilizara el lápiz para las palabras en inglés y el bolígrafo para las traducciones al español, fomentando un enfoque bilingüe del aprendizaje.

Para iniciar el viaje lingüístico de Ramírez, el cuaderno comenzó con una frase habitual del receptor durante las visitas al montículo: “Adelántate en la cuenta”, escrita tanto en inglés como en español. Domínguez animó a Ramírez a añadir continuamente nuevas frases relacionadas con la comunicación entre receptor y lanzador, abarcando estrategias de lanzamiento y situaciones de juego.

Aseguró a Ramírez que el esfuerzo constante le llevaría a mejorar la fluidez, haciendo que el cuaderno quedara obsoleto con el tiempo, a medida que la lengua se arraigara en su repertorio.

Ramírez acogió con entusiasmo el regalo, reconociendo el papel fundamental de la comunicación para un receptor. Aunque poseía la capacidad de comprender el inglés hablado, reconoció el valor de un mayor desarrollo lingüístico para fortalecer sus relaciones con los lanzadores y mejorar la comunicación en el campo.

Ramírez avanza dentro y fuera del campo

El receptor en perspectiva de los Yankees Agustín Ramírez está en Doble-A Somerset.
gigantecibao

Agustín Ramírez, estrella emergente de los Patriotas de Somerset, está experimentando un crecimiento multifacético, tanto dentro como fuera del diamante.

Aunque sus hazañas en el campo son innegables, liderando las filas de Doble A en jonrones y demostrando su destreza ofensiva, Ramírez también está dando prioridad al aprendizaje de idiomas para reforzar la comunicación, sobre todo con sus compañeros de batería. Este esfuerzo adicional subraya su inquebrantable dedicación a su oficio.

En el frente doméstico, su hija de un año, Aileen, está desempeñando un papel imprevisto en el desarrollo lingüístico de Ramírez. Con un toque de humor, el posible jugador de los Yankees reconoce su exposición a los dibujos animados educativos, en particular los que presentan al icónico Mickey Mouse.

Esta revelación provoca la diversión de su representante, Raúl Domínguez, que comparte su propia experiencia de conquistar el inglés a través de su sitcom favorita, “Friends”. Incluso hoy en día, Domínguez disfruta viendo el programa, un testimonio de su eficacia en su viaje de adquisición del lenguaje.

El camino de Ramírez hacia el éxito no estuvo exento de obstáculos. Fichado por los Yankees en 2018, tuvo un comienzo flojo, pasando sus tres primeras temporadas en la liga de novatos. La cancelación de la temporada 2020 debido a la pandemia de COVID-19 obstaculizó aún más su progreso. Sin embargo, el año pasado marcó un punto de inflexión con su ascenso a un club de temporada completa. Esta temporada ha sido testigo de su florecimiento ofensivo, bateando .271 con 18 jonrones en tres niveles. Su impresionante capacidad para alcanzar la potencia y mantener una media sólida le ha valido el reconocimiento, lo que le ha llevado a ocupar el puesto 21 en la lista de los 30 mejores prospectos de los Yankees de MLB Pipeline.

A pesar de sus proezas ofensivas, el futuro de Ramírez como receptor suscitó inicialmente cierta preocupación. Los informes de ojeadores de pretemporada destacaban su potencial en bruto en el plato, eclipsando sus limitaciones defensivas. Los ojeadores observaron áreas de mejora en las habilidades de recepción, encuadre y bloqueo debido a una falta de agilidad y “manos blandas.” Aunque su fuerza de brazo se consideraba sólida, una liberación lenta contribuyó a una alta tasa de bases robadas contra él el año pasado (79%). Estos factores llevaron a algunos a creer que podría ser necesario un cambio de posición a primera base.

Estas evaluaciones se basaron en la actuación de Ramírez en 2021, en la que registró 16 balones perdidos y ocho errores. Incluso el representante de Ramírez, Domínguez, albergaba dudas en aquel momento. Sin embargo, se ha producido una notable transformación.

“Después de la temporada, Ramírez fue a Tampa a la Liga de Instrucción”, recuerda Domínguez. “Cuando volvió para los entrenamientos de primavera de este año, fue algo que noté enseguida. Ha mejorado detrás del plato”.

La dedicación de Ramírez a mejorar se extiende más allá de la caja de bateo. Su compromiso con el aprendizaje de idiomas y sus nuevos avances defensivos muestran a un jugador polifacético en ascenso.

Los entrenamientos de primavera de los Yankees impulsaron el crecimiento defensivo de Ramírez

El receptor en perspectiva de los Yankees Agustín Ramírez está en Doble-A Somerset.
photosbymadisons

El crecimiento de Agustín Ramírez va mucho más allá de las impresionantes estadísticas ofensivas que le tienen liderando la Liga Este en jonrones y carreras impulsadas. Su participación en los entrenamientos de primavera de las grandes ligas resultó ser una experiencia inestimable, que le ofreció la oportunidad de aprender de los mejores.

Uno de esos mentores fue el receptor de los Yankees José Treviño, ganador del Guante de Oro y el Guante de Platino en 2022. Ramírez expresó su profunda gratitud por la oportunidad de aprender de Treviño, en particular sobre la gestión del juego de carrera y el apoyo a los lanzadores. La voluntad de Trevino de compartir su experiencia ha tenido un impacto demostrable en el juego de Ramírez.

Los resultados en el campo lo dicen todo. En sus cinco partidos como receptor esta temporada, Ramírez ha demostrado una notable mejoría. Todavía no ha registrado ningún pase, sólo ha cometido dos errores y ha expulsado a dos de diez intentos de robo de base.

La dedicación de Ramírez a mejorar va más allá de la tutoría que recibió. El entrenador defensivo de los Patriots, Aaron Bossi, reveló los comentarios específicos que le dio a Ramírez, centrándose específicamente en mejorar sus habilidades de bloqueo. Ramírez aceptó estos comentarios, y Bossi ha sido testigo de importantes avances en este ámbito. Aunque hay que seguir perfeccionando los tiempos de lanzamiento, la mejora inicial es innegable.

Cabe señalar que Ramírez sólo ha atrapado en cinco de los 12 primeros partidos de los Patriots, compartiendo tareas con Ben Rice, el número 12 de los Yankees. A pesar de esta división, Bossi expresó su satisfacción por la evolución de Ramírez y su compromiso de mejora. Destacó el valor, a menudo infravalorado, de las contribuciones defensivas de Ramírez.

Si bien el arrebato ofensivo de Ramírez, que incluye liderar la Liga Este en jonrones y carreras impulsadas, acapara una gran atención, sus avances defensivos no deben pasarse por alto. Su promedio de bateo de .262 y su impresionante OPS de 1,154 son dignos de elogio, lo que consolida aún más su polifacético conjunto de habilidades.

Su aumento de potencia ha sido especialmente electrizante. Ha lanzado un cuadrangular en los tres primeros partidos de Somerset y lleva seis cuadrangulares en sus siete primeros partidos en total. Su última exhibición de poder se produjo el miércoles por la noche, con un disparo altísimo desde el jardín derecho del TD Bank Ballpark. El seleccionador Raúl Domínguez no pudo evitar cantar las alabanzas de Ramírez, destacando su notable potencia y su constante capacidad para conectar con el punto dulce del bate, lo que se traduce en unos resultados impresionantes.

Ramírez apunta alto

Agustin-Ramirez-new-york-yankees
instagram-elagus10

La reciente erupción ofensiva de Agustín Ramírez, que le ha llevado a encabezar la clasificación de la Liga Este en jonrones y carreras impulsadas, puede atribuirse a un ajuste fundamental en su mecánica de swing. Ha incorporado más rotación de cadera, un cambio que ha mejorado de forma demostrable su capacidad para elevar el balón. “Este ajuste ha sido inmensamente beneficioso”, elucidó Ramírez, subrayando su objetivo de lanzar la pelota al aire para conseguir la máxima potencia.

La potencia de Ramírez no es un fenómeno reciente. Cuenta que demostró este talento incluso en sus días de formación jugando al béisbol en la República Dominicana a la tierna edad de ocho años. “La gente se dio cuenta de mi capacidad para golpear la pelota con autoridad desde el principio”, recuerda Ramírez.

De adolescente, Ramírez, que ya atraía la atención de los ojeadores de las Grandes Ligas de Béisbol, idolatraba al receptor de los Yankees Gary Sánchez, un jugador famoso por sus proezas con los jonrones. “Gary Sánchez era alguien a quien admiraba”, admitió Ramírez.

Esta admiración ha alimentado las propias aspiraciones de Ramírez. Sueña con seguir los pasos de Sánchez y convertirse algún día en el receptor titular de los Yankees. Esta ambición es especialmente palpable durante sus visitas fuera de temporada al Bronx, donde pasa tiempo con su novia, su hija y la familia de éstas. Al contemplar el Yankee Stadium durante estas visitas, Ramírez no puede evitar imaginarse a sí mismo jugando allí algún día. “Llegar allí es mi objetivo final”, declaró Ramírez con una determinación inquebrantable.

Más allá de sus sueños en el campo, Ramírez está comprometido con la mejora continua en todos los aspectos de su juego. Esta dedicación se extiende al perfeccionamiento de sus habilidades de bateo y recepción, así como al dominio del inglés.

La comunicación es esencial, sobre todo para un receptor, según Raúl Domínguez, que cree que el receptor es esencialmente el líder en el campo, llamando a las jugadas y guiando a los lanzadores, y su discípulo se compromete plenamente a dominar este aspecto.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.