La familiaridad se ceba con los Yankees: el pariente de Boone y el hijo del ex entrenador roban el partido

Athletics shortstop Nick Allen with wife and Aaron Boone's niece Savannah and  Tyler Nevin with father and former Yankees third base coach Phil Nevin. inset Aaron Boone, the Yankees manager, at post-game media meet on April 25, 2024, at Yankee Stadium.
Inna Zeyger
viernes abril 26, 2024

Dos conocidos del manager Aaron Boone desempeñaron un papel clave en el robo del partido a los Yankees el jueves. Los Bombarderos dividieron la serie con los Atléticos tras su derrota por 3-1 en el Yankee Stadium.

Aunque no comparte el apellido Boone, el campocorto de los Atléticos de Oakland Nick Allen presume de una conexión familiar con el entrenador Aaron Boone a través del matrimonio. Allen, marido de la sobrina del entrenador de los Yankees, Savannah (hija del ex All-Star Bret Boone), ha sido bien recibido en la familia Boone, amante del béisbol, e incluso ha pasado temporadas en la residencia del entrenador en Connecticut.

En la serie de esta semana en el Yankee Stadium, Boone volvió a recibir a Allen, aunque el jueves la hospitalidad de Allen fue limitada. En la tercera entrada, conectó un jonrón solitario contra Néstor Cortés, que contribuyó a la victoria final de los A por 3-1.

Allen no fue el único jugador relacionado con Boone que tuvo éxito contra Cortés. Poco después, Tyler Nevin, hijo del ex entrenador de tercera base de los Yankees Phil Nevin (amigo íntimo de Boone), lanzó un jonrón de dos carreras.

Reflexionando sobre el partido, Cortés reconoció un posible exceso de confianza en las bolas rápidas contra Allen y una oportunidad perdida con Nevin, que tuvo problemas contra el cortador antes del lanzamiento del jonrón. Introducir más lanzamientos interiores, creía Cortés, podría haber dado un resultado diferente.

El capitán Boone se hizo eco del sentimiento de Cortés, reconociendo la buena actuación general del lanzador a pesar de un fallo crítico en la tercera entrada. Cortés completó siete entradas, en las que sólo cedió cinco hits y tres carreras (todas ganadas), sin bases por bolas, con cuatro ponches y 94 lanzamientos efectuados. Esta salida mantiene su ERA de temporada en un respetable 3,50 tras seis salidas.

Al tiempo que elogiaba la consistencia de Cortés y su eficaz uso de la bola rápida durante todo el partido, Boone subrayó la importancia de aprender del lapsus momentáneo que acabó afectando al resultado.

Nick Allen en acción contra los Yankees el 25 de abril de 2024, en el Yankee Stadium.
AP

La ofensiva de los Yankees se estanca tras fallar demasiadas ocasiones

Tras su victoria del miércoles, los bates de los Yankees de Nueva York se enfriaron en una frustrante derrota por 3-1 ante los Atléticos de Oakland el jueves.

A pesar de enfrentarse a un Alex Wood en apuros, que tenía un ERA de 7,89 al entrar en el partido, los Yankees sólo anotaron una carrera. Esta única anotación provino de un jonrón solitario de José Treviño en la segunda entrada. Wood, aunque cedió ocho hits, consiguió sofocar el ataque de los Yankees durante 5,2 entradas, impidiéndoles aprovechar las oportunidades de anotar.

El mánager Aaron Boone reconoció la eficacia de Wood forzando pelotas por el suelo en momentos clave. Sin embargo, su principal preocupación eran las oportunidades perdidas por el equipo. Los Yankees dejaron a 11 corredores varados en base y sólo aprovecharon una de las siete oportunidades de anotar con corredores en posición, excluyendo el jonrón de Trevino.

“Quieres crear ese tráfico, pero tienes que cumplirlo”, dijo el capitán de los Yankees después de que su equipo dejara 11 en base. “No hemos sido capaces de hacerlo esta noche”.

El partido empezó de forma prometedora para los Yankees. Anthony Volpe empezó con un sencillo, seguido de un doblete de Juan Soto y un paseo de Aaron Judge. Sin embargo, el impulso se estancó y los “Bombarderos” no consiguieron marcar en la primera entrada. Sus luchas continuaron contra la potente bola rápida del cerrador Mason Miller, que consiguió salvar el partido con cuatro outs.

Boone elogió el impresionante arsenal de Miller, destacando su bola rápida de más de 160 km/h y su afilada deslizadora. Reconoció el potencial de Miller como valioso activo para el bullpen de los A’s.

Con esta derrota, el récord de los Yankees desciende a 17-9. Ahora se centrarán en reavivar su ataque en un viaje crucial. El viaje comienza con una serie de tres partidos en Milwaukee el viernes, seguida de una serie de cuatro partidos contra los Orioles de Baltimore a partir del lunes.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.