Aaron Judge niega tener resentimientos por la expulsión, pero la ira de los Yankees sigue encendida contra el árbitro

aaron-judge-new-york-yankees
Michael Bennington
domingo mayo 5, 2024

Aaron Judge, conocido por su deportividad estelar, se topó el sábado por la tarde con un nuevo hito en su carrera: su primera expulsión de un partido. Aunque se mostró amable incluso después de ser expulsado, tanto sus compañeros de equipo de los Yankees como los aficionados increparon al árbitro y se mantuvieron acalorados.

En el 870º partido de sus nueve años de carrera en la MLB, Aaron Judge se atrevió a expresar su frustración después de que el juez de home Ryan Blakney anulara un tercer strike por la esquina exterior en la parte baja de la séptima entrada. La expulsión se produjo tras la protesta de Aaron Judge por el tercer strike cantado por el árbitro Ryan Blakney. El catalizador de su despido fueron sólo ocho palabras que pronunció mientras se alejaba de Blakney.

Según el audio captado por los micrófonos del campo, Aaron Judge dijo: “No, eso es una gilipollez. Has estado diciendo gilipolleces todo el partido”.

A pesar de estar de espaldas a Blakney, el árbitro encontró una excusa en las palabras de Aaron Judge para expulsar al capitán de los Yankees de Nueva York. Al parecer, Blakney rebatió la afirmación de Judge, declarando: “No me dirás que he estado diciendo gilipolleces todo el partido”, según se oyó en el audio de YES Network.

Aaron Judge admitió que no fue consciente de su expulsión hasta que oyó al público del Yankee Stadium rugir en su defensa.

Expresando su asombro por la situación, el bateador señaló que ocurrió durante un juego de 5-3, en las postrimerías del partido, mientras él estaba luchando en el recuento. Se alejó tras expresar sus pensamientos, añadiendo que había dicho cosas peores en el pasado. Según Aaron Judge, normalmente evita montar una escena en este tipo de situaciones, por lo que le sorprendió lo que ocurrió mientras se alejaba.

“Me sorprendió mucho”, dijo Judge. “(Es) un partido de 5-3, en las postrimerías del partido, luchando durante el recuento y yéndome diciendo lo que tenía que decir. He dicho cosas mucho peores. Normalmente intento no montar una escena en situaciones como ésa, así que me sorprendió un poco que me marchara así”.

El bateador, que mide 1,90 metros, está acostumbrado a que le piten strikes bajos -aunque en este caso se trató de una bola rápida 3-2 que apenas rozó el borde exterior de la zona-, pero Aaron Judge no suele mostrar mucha frustración hacia los árbitros.

Un raro incidente con Aaron Judge

aaron-judge-new-york-yankees
AP

Antes del sábado, Aaron Judge nunca había sufrido una expulsión en ninguna faceta de su vida. Esto abarcó toda su carrera de nueve años en la MLB, su paso por las ligas menores durante tres temporadas, sus años universitarios en Fresno State durante tres años, su paso por el instituto Linden High durante cuatro años, e incluso su paso por las Ligas Menores.

Además, Aaron Judge se convierte en el primer capitán de los Yankees expulsado desde Don Mattingly el 13 de mayo de 1994.

Tras el partido, un reportero de Pool pidió información a Blakney sobre la interacción entre él y Aaron Judge. Sin embargo, Blakney no estaba disponible para hacer comentarios. En su lugar, el jefe de equipo Alan Porter, que actuó como árbitro de tercera base el sábado, habló con el periodista. Porter mencionó que no había conversado con Blakney y transmitió que, al parecer, Aaron Judge no estaba de acuerdo con el lanzamiento e hizo un comentario que provocó su expulsión. Porter señaló que se esfuerzan por ayudar a los jugadores a permanecer en el juego, pero en este caso, Aaron Judge dijo algo que no debería haber dicho.

Antes de su expulsión en el séptimo, Aaron Judge no había refunfuñado a Blakney sobre su zona de strike. Sin embargo, expresó su desacuerdo con un par de decisiones al principio del partido, sobre todo cuando Gleyber Torres estaba en el plato.

Durante una entrevista posterior al partido con YES Network, Aaron Judge reconoció la difícil naturaleza del trabajo de los árbitros, afirmando: “Entiendo que su trabajo es duro. Todo el mundo comete errores. Todo el mundo se equivoca. Yo me equivoco mucho cuando estoy en el palco”. Expresó su respeto por los árbitros y reconoció los retos a los que se enfrentan al tomar decisiones, especialmente en el calor del momento.

Aaron Judge mencionó que nunca ha intentado socavarlos intencionadamente, pero admitió que puede que lo haya hecho inadvertidamente en este caso concreto.

A lo largo de su carrera en los Yankees, Aaron Judge se ha enfrentado a menudo a llamadas de strike fuera de la zona, siendo expulsado con frecuencia por lanzamientos bajos por debajo de las rodillas. El bateador admitió que nunca tuvo intención de menospreciar a los árbitros, pero reconoció que en este caso pudo haberlo hecho inadvertidamente.

“Nunca he intentado ponerles en evidencia, pero supongo que en este caso lo hice”, dijo Aaron Judge.

Cabe destacar que Judge no había sido expulsado desde que entró en las grandes ligas, a pesar de que se enfrentó a 586 strikes mal pitados en su contra, el cuarto entre todos los jugadores en ese periodo.

Los yanquis siguen acalorados con el árbitro

Aaron Judge fue expulsado durante la victoria de los Yankees por 5-3 contra los Tigres de Detroit el 4 de mayo de 2024.
NY POST

Se trata de la segunda expulsión polémica de los Yankees en las últimas dos semanas. El árbitro Hunter Wendelstedt expulsó al manager Aaron Boone al suponer que protestaba desde el banquillo, aunque en realidad era un aficionado que expresaba su descontento con la zona de strike.

En cuanto el árbitro expulsó a Aaron Judge, Boone salió corriendo del banquillo para defender a su capitán, sujetándole ocasionalmente durante su interacción con Blakney. El capitán expresó su sorpresa por la brusca expulsión, declarando que “no creía que estuviera justificada”.

Boone mencionó que suele intervenir en este tipo de situaciones siempre que es posible, sobre todo en defensa de los jugadores de los Yankees. Según él, Aaron Judge expresa de vez en cuando su opinión, pero no se vuelve demasiado conflictivo. Boone tampoco lo percibió así en esta ocasión.

Las cámaras de YES Network captaron al jugador de primera base de los Yankees , Anthony Rizzo, gritando: “Es la s- más suave que he visto nunca”, tras la expulsión de Aaron Judge.

Tras el partido, Rizzo defendió enérgicamente a su amigo Aaron Judge al tiempo que increpaba al árbitro. El primera base destacó la reputación intachable del capitán en el juego, calificándolo de jugador de primera clase. “Todo el mundo lo sabe”, comentó. Desde el punto de vista de los Yankees, el aspecto más desconcertante del incidente fue la decisión de Blakney de expulsar a Aaron Judge cuando ya estaba regresando al banquillo.

Rizzo propuso que mejoraría el entendimiento entre equipos y árbitros si ambas partes compartieran la misma interpretación de la zona de strike, ya que hay desacuerdo sobre lo que constituye un strike y lo que no.

También comentó la disparidad tecnológica entre las ligas menores y las mayores, y la falta de alineación entre jugadores y árbitros respecto a la zona de strike. Rizzo subrayó la importancia de que ambas partes estén de acuerdo, sugiriendo que la comprensión mutua beneficiaría a todos los implicados.

“Tenemos todo esto que están probando en las ligas menores… pero no dejan que los jugadores y los árbitros se pongan de acuerdo sobre cuál es la zona de strike”, dijo. “Tienen un sistema completamente distinto al que vemos nosotros. A veces piensan que estamos locos. Creemos que están locos. Todos estamos de acuerdo en que si pudiéramos ver la misma partitura, sería beneficioso para todos.

Rizzo transmitió comprensión y aprecio por los esfuerzos de los árbitros, reconociendo los retos a los que se enfrentan con su constante calendario de viajes y la falta de un hogar permanente. Empatizaba con su exigente estilo de vida, a menudo soportando semanas en la carretera con descansos mínimos. Sin embargo, destacó cómo operan en una zona de strike que difiere de lo que los jugadores están acostumbrados a ver. Según él, la discrepancia inherente en la percepción da lugar a desacuerdos en cuanto a las llamadas, los juicios de los árbitros prevalecen ya que se adhieren a su zona de strike única, que los jugadores pueden percibir de forma diferente.

En la parte alta de la octava, los Tigres también tuvieron problemas con Blakney. Pidió tercer strike contra Mark Canha, Kerry Carpenter y Vierling. Los lanzamientos a Carpenter y Vierling aparecieron fuera de la casilla de la zona de strike de Statcast.

Anthony Rizzo grita al árbitro que ordenó la expulsión de Aaron Judge en el partido Yankees vs. Tigers en el Yankee Stadium el 4 de mayo de 2024.

Los aficionados de los Yankees se enfrentan al árbitro

Aaron Judge tenía sobrados motivos para sentirse agraviado por la llamada, cabe señalar. Había trabajado diligentemente la cuenta completa contra el relevista de los Tigres Tyler Holton, tratando de sacar provecho de una sólida actuación que incluía dos hits, uno de los cuales fue un doblete RBI al principio del partido. La bola rápida a cuenta completa de Holton no estaba simplemente ligeramente desviada del borde exterior; era una clara falta de ubicación, que obligó al receptor de los Tigres, Carson Kelly, a estirarse a través de la zona para recuperarla.

Una multitud que superaba los 45.000 espectadores en el Yankee Stadium reaccionó con vehemencia a la llamada. Los cánticos de “UMP TÚ APESTAS” resonaron por todo el estadio mientras Judge y el entrenador Aaron Boone se enfrentaban a Blakney, perplejos por su rápida decisión de expulsar a Judge.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.