Los Yankees tienen pocas opciones de revertir la caída libre y dar la vuelta a la situación

Anthony Volpe, Rizzo, IKF, and Torres of the New York Yankees at Yankee Stadium.

El comienzo del “sprint” de la segunda vuelta, como dijo Brian Cashman, se vio empañado por el mediocre rendimiento de los Yankees. Los Yankees, que actualmente ocupan el último puesto de la clasificación de la AL Este, tras haber perdido nueve de sus últimos once partidos, están ansiosos por romper su racha de derrotas y dar la vuelta a la situación antes de que sea demasiado grave. Pero tienen más retos a los que enfrentarse y escasas líneas de vida para recuperarse.

Según ha expresado el manager de los Yankees, Aaron Boone, la situación actual del equipo dista mucho de ser agradable, enfrentándose a duras derrotas y a un difícil viaje por carretera. Sin embargo, insistió en la necesidad de afrontar y resolver estas dificultades. Boone reconoció su situación actual y subrayó la importancia de estar preparados para dar lo mejor de sí mismos en los próximos partidos, empezando por el del viernes.

“Ahora mismo apestamos. Lo reconocemos”, dijo. “Reconocemos dónde estamos, que no somos muy buenos ahora mismo; lo entendemos. Ciertamente, este es un punto bajo para nosotros. El lado positivo de todo esto es que lo tenemos delante y lo controlamos y lo entendemos”.

El equipo sigue centrado en enderezar el rumbo y, si no lo consigue el viernes, no cejará en su empeño.

Actualmente, los Yankees mantienen un récord ganador (50-47) y tienen la oportunidad de conservarlo en las dos próximas series contra equipos con récords por debajo de 500. Su primera serie será contra los Royals, que poseen el segundo peor récord de la Major League Baseball. Pero teniendo en cuenta su actuación contra los Rockies y los Angels, las cosas no parecen nada sencillas en el Yankee Stadium.

La caída libre de los Yankees

En un giro inesperado de los acontecimientos, los Yankees, que una vez tuvieron una ventaja de 10 juegos por encima de .500 y quedaron por detrás de los Rays por seis juegos en la AL Este, ahora se han encontrado en la parte inferior de la división. Con un récord de 50-47, están 9 partidos y medio por detrás de los Orioles en la columna de derrotas y a 3 partidos y medio del tercer puesto de Comodín de la liga. Su reciente gira, en la que han perdido cinco de los seis partidos contra los Rockies y los Angels, ha hecho que muchos aficionados sientan que han tocado fondo.

Entrenamiento de bateo de la estrella de los Yankees Aaron Judge
MLB

Los Yankees tenían un impresionante récord de 35-25 la noche en que Aaron Judge sufrió su inesperada y grave lesión en el dedo gordo del pie derecho. Sin embargo, desde ese momento, han sufrido mucho y sólo han conseguido un balance de 15-22. Sus apuros ofensivos han sido tan graves que casi parece que el nuevo equipo de fútbol de Lionel Messi en Miami marcará con más facilidad que los Yankees. Comparando el rendimiento del equipo con Judge en el campo con su rendimiento sin él, uno podría incluso considerar su contrato de 360 millones de dólares como una de las gangas más astutas de la historia del béisbol.

Aunque pueda parecer descabellado imaginar que el regreso de Judge cambie por sí solo la suerte de los Yankees, sobre todo teniendo en cuenta su mediocre rendimiento en las últimas semanas, también sería precipitado descartar por completo sus posibilidades. Es importante esperar y ver si pueden recuperar la forma que tenían como equipo de 10 partidos por encima de .500 con un Judge sano antes de hacer juicios concluyentes.

El mánager Aaron Boone reconoció que el equipo no está rindiendo bien después de que los Yankees sufrieran una barrida en Anaheim.

Sin embargo, se espera que Aaron Judge regrese pronto, y hay signos de mejora en el rendimiento de bateo de Giancarlo Stanton. Además, una vez que Néstor Cortés se recupere por completo, se unirá a la parte superior de su rotación junto a Gerrit Cole y Carlos Rodon. Si Anthony Rizzo y DJ LeMahieu pueden recuperar su forma de bateo, los Yankees tienen el potencial de convertirse en un equipo más formidable de lo que sugiere su récord de 85-82 desde la pausa del All-Star del año pasado.

Ocupar el último lugar es una situación inusual para los Yankees, sobre todo teniendo en cuenta su habitual presencia en los playoffs y su constante trayectoria de evitar temporadas perdedoras desde la época de la presidencia de Bill Clinton. Llama la atención que, transcurridos casi 100 partidos de la temporada, ni siquiera contemplen el primer puesto, algo bastante atípico para la franquicia.

La oportunidad de los Yankees para invertir la tendencia

Los Yankees aún no han demostrado el mismo nivel de resistencia que el equipo de los Phillies el pasado octubre. Sin embargo, ambos equipos giran en torno a un jugador estrella importante: Bryce Harper en los Phillies y Aaron Judge en los Yankees. La presencia de Judge da a los Yankees el potencial para elevar su juego y superar los desafíos, al igual que hicieron los Phillies con Harper.

Ciertamente, los Yankees han afrontado tres series consecutivas contra equipos por debajo de 500 -los Cubs, los Rockies y los Angels-, pero su rendimiento ha sido decepcionante, consiguiendo sólo un récord de 2-7 durante este periodo, que culminó con una barrida de los Angels.

carlos-rodon-new-york-yankees
AP Photo/ Ashley Landis

Rodon reconoció que el equipo tiene una mentalidad resistente, capaz de recuperarse de los contratiempos y seguir luchando. También mencionó que no ha tenido un buen rendimiento en sus dos últimas salidas. A pesar de ello, el equipo está decidido a reagruparse y dar lo mejor de sí mismo en el próximo partido del viernes.

Tras su serie contra los Royals, los Yankees disputarán una Subway Series de dos partidos contra los Mets antes de enfrentarse a rivales más duros, los Orioles y los Rays, hasta la fecha límite de traspasos del 1 de agosto. Brian Cashman, el director general, probablemente intentará hacer incorporaciones al equipo a menos que los jugadores actuales muestren una mejora significativa y le den una razón para aplazar los traspasos.

Los Yankees se enfrentarán a los Royals este fin de semana, y los abridores programados para Kansas City son tres lanzadores con ERAs superiores a 5.00. Este tipo de lanzamiento ha sido favorable para los equipos contrarios y ha causado problemas a los Yankees en los últimos partidos.

En sus nueve partidos más recientes, los Yankees se han enfrentado a actuaciones mediocres de lanzadores como Jameson Taillon (que tuvo un ERA de 6,93), Austin Gomber (6,40), Chase Anderson (6,89), Griffin Canning (4,62), Patrick Sandoval (4,41) y Chase Silseth (5,30), que consiguieron apagarlos. Colectivamente, esos cinco lanzadores titulares han cedido sólo seis carreras en un lapso de 37 ²/₃ entradas, mostrando sus actuaciones dominantes en su mayoría.

Durante la reciente serie de los Angels, la ofensiva de los Yankees soportó la asombrosa cifra de 42 strikeouts, quedándose a sólo uno del récord de la franquicia de strikeouts en una serie de tres partidos.

El comienzo de la era Sean Casey como entrenador de bateo de los Yankees no estuvo a la altura de sus expectativas tras separarse de Dillon Lawson en la pausa del All-Star.

Anthony Volpe batea una bola contra los Red Sox el 19 de junio de 2023, en Fenway Park.
AP

Anthony Volpe expresó la conciencia de su equipo de que su rendimiento actual es inaceptable y reconoció la frustración que le rodea. A pesar de sus dificultades, recalcó que nadie en el equipo elude la realidad de la situación.

Tras el partido del miércoles, Boone reconoció las dificultades actuales del equipo al admitir que “no están jugando bien ahora mismo.” Sin embargo, mantuvo su fe en los jugadores del equipo, afirmando que poseen el potencial necesario para revertir su suerte y mejorar su rendimiento.

A pesar de tener el potencial para rendir mejor, los Yankees han sido incapaces de capitalizarlo durante casi dos meses. Boone reconoció que se convierte en un reto cuando varios jugadores del equipo atraviesan una mala racha.

El entrenador de los Yankees recalcó que, en el fondo, cree en la capacidad de los jugadores, basándose en sus propias experiencias como antiguo jugador. Instó al equipo a profundizar y encontrar la manera de enderezar el rumbo.

Los Yankees están a punto de enfrentarse a una serie de partidos en rápida sucesión, empezando por los Royals, seguidos por los Mets, y luego tres partidos contra los sorprendentes Orioles. A pesar de sus recientes problemas, es prematuro descartar a los Yankees. Su destino podría cambiar radicalmente cuando Aaron Judge, su estrella, vuelva a la alineación.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.