Los Yankees comienzan flojos la segunda mitad de la temporada y pierden 7-2 ante los Rockies

carlos-rodon-ny-yankees

New York Yankees 2, Colorado Rockies 7

DENVER – Kris Bryant bateó una de las tres pelotas largas de Colorado de una manera única, y fue un poderoso jonrón. Austin Gomber también volvió a ganar, con lo que suma cuatro victorias consecutivas. Como resultado, los Rockies vencieron a los Yankees de Nueva York por un abultado marcador de 7-2 el viernes por la noche.

En un partido muy esperado tras el nombramiento de su nuevo entrenador de bateo, Sean Casey, los Yankees, en apuros, no tardaron en causar impacto. Giancarlo Stanton marcó la pauta con un impresionante jonrón de dos carreras. Sin embargo, a medida que avanzaba el partido en el ofensivo Coors Field, el ímpetu de los Yankees disminuyó y su rendimiento decayó.

En su segunda salida de la temporada, Carlos Rodon concedió cuatro carreras en cinco entradas, dejando a Nueva York en una posición difícil. Por desgracia, los Yankees tuvieron dificultades para remontar. Desde la lesión de su potente bateador Aaron Judge el 3 de junio, con un promedio de bateo de .219, el peor de la liga, los Yankees (49-43) han encontrado dificultades. En particular, han anotado dos carreras o menos en 12 partidos durante este periodo, lo que pone de manifiesto sus dificultades ofensivas.

Es la primera vez desde el 23 de agosto de 1992 que Nueva York se encuentra empatado en el último puesto de la AL Este a estas alturas de la temporada.

Randal Grichuk y Nolan Jones se unieron a la racha de jonrones de los Rockies, que actualmente tienen el peor récord de la Liga Nacional. Austin Gomber, con una sólida actuación, lanzó seis entradas y consiguió reducir su ERA de 6,30 a 6,19. Entre los 62 lanzadores clasificados, sólo Jordan Lyles tiene un ERA más alto, de 6,42.

Después de que Gleyber Torres iniciara el juego con un sencillo, Stanton se adelantó y disparó un monumental jonrón de 455 pies. Sin embargo, Gomber demostró una excepcional destreza como lanzador, cediendo sólo cuatro hits y dejando fuera a los Yankees durante las cinco entradas restantes en Coors Field.

Foto AP

El impresionante rendimiento de Stanton en Colorado continuó, ya que ahora ostenta la notable cifra de 11 jonrones en 24 partidos en el recinto. En particular, entre sus increíbles hazañas, comparte el récord del jonrón más largo de la historia de Coors Field: una colosal explosión de 504 pies lograda el 6 de agosto de 2016, durante su etapa con los Miami Marlins.

En un esfuerzo decidido, Rodón (0-2) permitió cuatro hits mientras registraba seis ponches y concedía dos paseos. El lanzador zurdo exhibió su velocidad, alcanzando unas impresionantes 97 mph con su bola rápida, a lo largo de su actuación de 88 lanzamientos. En particular, Rodón tuvo que superar importantes obstáculos al luchar contra lesiones en el antebrazo y la espalda, que le apartaron de los terrenos de juego durante los tres primeros meses de la temporada.

Durante el partido, Brenton Doyle logró un doblete decisivo de dos carreras en la segunda entrada, que impulsó a los Rockies a tomar una ventaja de 3-2 contra Rodón. La secuencia comenzó con un paseo a C.J. Cron y un sencillo de Grichuk, preparando el escenario para Ezequiel Tovar para conducir en la primera carrera de Colorado con un solo oportuna.

A la cabeza de los shortstops novatos, Tovar se distingue por su impresionante cifra de 46 carreras impulsadas.

A medida que avanzaba el partido, Grichuk se hizo notar con un jonrón en la cuarta entrada, consolidando aún más la ventaja de los Rockies. En la séptima entrada, Bryant se unió a la acción con un potente disparo de dos carreras de Michael King, ampliando la ventaja a 6-2. El despliegue ofensivo continuó cuando Jones lanzó un extraordinario jonrón de 469 pies en la octava entrada, dejando a los espectadores boquiabiertos.

En dos ocasiones, Gomber demostró su capacidad para sortear situaciones difíciles. En la tercera entrada, con una pequeña ventaja de 3-2, indujo a Harrison Bader a hacer un pop out con dos corredores y dos outs, eludiendo hábilmente posibles problemas. Del mismo modo, en la sexta entrada, Gomber se encontró ante un momento crítico después de que el fly de campo contrario de Stanton cayera para un doble, poniéndole en posición de anotar. Sin embargo, Gomber mostró compostura y dejó a Stanton en tercera base. Cabe señalar que Gomber comparte actualmente el liderato de la liga con 22 jonrones cedidos.

Torres, por su parte, brilló con luz propia en el bateo, con tres hits.

SIGUIENTE

En el próximo partido intermedio de la serie, el sábado, los Yankees tendrán al lanzador diestro Clarke Schmidt (4-6, 4.40 ERA) en el montículo, mientras que el equipo contrario estará liderado por el lanzador diestro Connor Seabold (1-6, 6.65 ERA). Schmidt llega al partido con una nota positiva, habiendo salido victorioso en sus dos últimas decisiones y ostentando una impresionante ERA de 2,85 en sus nueve salidas anteriores. Por otro lado, Seabold se ha enfrentado a retos recientemente, permitiendo un total de 24 carreras en sus últimas cuatro salidas.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.