La Volpe y Gil emboscan a unos Diamondbacks centrados en frenar a las estrellas de los Yankees

Luis-Gil-new-york-yankees

Después de impulsar a los Yankees a una aplastante victoria por 4-0 sobre los Astros, el bateador estrella Juan Soto no pudo batear a lo grande contra Arizona el lunes. Mientras los Diamondbacks le daban jaque mate, dos héroes improbables emergieron de la sombra y llevaron a los Yankees a una victoria por 5-2 en el Chase Field.

El joven campocorto Anthony Volpe, que había estado un día de baja por un virus estomacal, tuvo un regreso impresionante. El fenómeno de 22 años demostró su habilidad al registrar el récord de su carrera con cuatro hits, dos de ellos dobles, y una carrera impulsada. Su notable actuación es un testimonio de su estelar temporada de segundo año con los Yankees, en la que ostenta un impresionante promedio de bateo de .400, un jonrón y una encomiable proporción de walk-strikeouts. La Volpe parece dispuesta a superar los .666 OPS de su campaña de novato.

El partido también marcó el esperado regreso del lanzador titular de los Yankees , Luis Gil, que había estado alejado de los terrenos de juego durante un largo periodo de 690 días debido a una operación Tommy John. Gil, que saltó al campo por primera vez en casi dos años, impresionó con su potente bola rápida, ponchando a seis jugadores y limitando a los Diamondbacks a una sola carrera en 4 2/3 entradas.

Mientras que el buen rendimiento de la Volpe refleja su buen comienzo de temporada, el regreso de Gil ha sido un viaje muy esperado. Tras haber lanzado por última vez para los Yankees en mayo de 2022, el jugador de 25 años se sometió a una operación de codo y dedicó mucho tiempo a la rehabilitación. Sin embargo, su impresionante actuación durante los entrenamientos de primavera le valió el codiciado puesto de quinto titular, y su primera salida de vuelta consolidó su determinación de sobresalir en la rotación de los Yankees.

No cabe duda de que los Yankees están encantados de tener a la Volpe y a Gil de vuelta en el campo. La buena racha de la Volpe añade potencia ofensiva, mientras que la dominante actuación de Gil como lanzador promete una formidable rotación inicial. Esta victoria sirve de señal positiva para los Yankees en su andadura por la temporada.

Gil potencia la rotación de los Yankees en ausencia de Cole

Los New York Yankees han mostrado una inesperada profundidad en su roster, desafiando las expectativas tras la lesión de Gerrit Cole, que inicialmente supuso un importante contratiempo. Aunque la baja del vigente ganador del Cy Young durante los próximos dos meses suscitó dudas sobre la capacidad del equipo para mantener su racha de victorias, los Yankees han salido victoriosos en los cinco partidos disputados durante la ausencia de Cole.

La contienda del lunes por la noche fue una prueba más de la resistencia del equipo. Aunque es innegable que el talento de Cole es insustituible, los Yankees han sacado provecho de su poderío ofensivo y de los buenos lanzamientos de los demás miembros de su rotación. En este partido en particular, todas las miradas estaban puestas en Luis Gil, que saltó al terreno de juego por primera vez en la temporada regular tras someterse a una operación Tommy John en 2022.

Gil aprovechó la oportunidad en el gran escenario, superando sus impresionantes exhibiciones de los Entrenamientos de Primavera. Desatando su eléctrica bola rápida con un calor abrasador, dominó a los Diamondbacks de Arizona, impulsando a los Yankees a una victoria por 5-2 y ampliando su racha de victorias a cinco partidos.

El campocorto Anthony Volpe, que logró una actuación de cuatro hits en su carrera, describió el ambiente como “eléctrico”. Atribuyó la victoria a la energía de Gil y a su habilidad como lanzador, sobre todo contra la formidable alineación de los Diamondbacks. La Volpe, que contribuyó con dos dobles, dos carreras anotadas y una RBI, destacó cómo Gil dominaba a los bateadores rivales con su variado arsenal de lanzamientos.

Los Yankees están demostrando que poseen la profundidad necesaria para capear el temporal de la ausencia de Cole. Con un dominio ofensivo continuado y buenas actuaciones de jóvenes talentos como Gil, el equipo parece preparado para mantener su dinámica ganadora.

Inicio histórico de los Yankees gracias a una alineación segura

Los Yankees de Nueva York han inscrito su nombre en los anales de la historia al lograr un extraordinario registro de 5-0 al comienzo de su temporada. Esta notable hazaña, sin parangón desde 1992, es la cuarta vez en la historia de la franquicia que el equipo se embarca en un comienzo tan dominante.

El entrenador Aaron Boone se centró en la capacidad de los Yankees para superar el reto ante rivales formidables. Expresó su inmenso orgullo por su esfuerzo colectivo, en particular por su capacidad para aprovechar los momentos críticos y conseguir victorias decisivas.

“Después de una gran serie en el Día Inaugural contra un gran rival y de jugar aquí contra un equipo muy bueno, es bueno hacer una gran entrada para nosotros”, dijo el capitán de los Yankees. “Primera salida del año, viniendo de una gran serie, [Gil] nos marcó el tono desde el principio”.

Se otorgó un reconocimiento especial a Gil, cuya salida inaugural de la temporada marcó la pauta de la noche. Impulsado por un fuerte empuje ofensivo desde el principio, Gil demostró su maestría en el montículo, ponchando a seis bateadores y permitiendo sólo un hit y una carrera en 4 ²/₃ entradas.

A pesar de conceder tres bases por bolas, lo que elevó su número de lanzamientos a 84, la extraordinaria actuación de Gil se ganó el aplauso atronador de sus compañeros de equipo, que lo colmaron de palmadas de celebración en la espalda. Antes de relevar a Gil de sus funciones, Boone le ofreció un apretón de manos, reconociendo el peso del regreso del lanzador. Tras someterse a una operación Tommy John en mayo de 2022, el regreso del jugador de 25 años resonó profundamente. El propio Gil expresó su gratitud por la oportunidad de volver a competir al más alto nivel, un testimonio de la capacidad de resistencia que demostró durante su recuperación.

Con un récord intachable en su haber y una joven estrella como Gil demostrando su valía, los Yankees han despertado el entusiasmo por lo que podría ser una temporada histórica.

Gil desata el calor con un potente arsenal

Luis-Gil-new-york-yankees
X-NYY

El lunes por la noche, Luis Gil desplegó una impresionante variedad de lanzamientos, haciendo gala de una impresionante velocidad que dejó perplejos a los bateadores de los Diamondbacks. Gil, que ponchó a cinco de los seis bateadores a los que se enfrentó, se apoyó en gran medida en su potente bola rápida, con lanzamientos de 98, 99 e incluso 100 mph en la pistola de radar.

Más allá de su velocidad bruta, Gil mantuvo a los bateadores de Arizona fuera de balance al emplear una mezcla bien equilibrada de cambios y deslizadores, interrumpiendo eficazmente su sincronización y evitando que capitalizaran su dominio de la bola rápida. Este enfoque estratégico fue especialmente notable, teniendo en cuenta la explosión ofensiva de los Diamondbacks en sus partidos anteriores, en los que habían acumulado un total de 32 carreras en sus cuatro primeras salidas.

Gil mantuvo una velocidad media de su bola rápida de 97,7 mph, una mejora significativa respecto a su media de 2021 de 96,1 mph, y mostró un notable control durante toda su actuación. Incluso en la quinta entrada, siguió alcanzando velocidades impresionantes, que culminaron con un strikeout a 98 mph contra Jake McCarthy, el penúltimo bateador al que se enfrentó.

A pesar de haber lanzado un número limitado de partidos durante el último año y medio debido a su recuperación de la operación Tommy John, el camino de Gil hasta este momento no ha sido directo. Inicialmente asignado a las ligas menores en marzo para garantizar un regreso gradual, su destacada actuación durante los entrenamientos de primavera le impulsó de nuevo a la competición. Con la lesión de Gerrit Cole creando una vacante en la rotación, Gil aprovechó la oportunidad, solidificando su posición como quinto titular.

El seleccionador Aaron Boone reconoció la notable actuación de Gil en los entrenamientos de primavera, destacando el merecido puesto del joven lanzador en la rotación titular. Aunque reconocía la presencia de otras opciones capaces, Boone acabó confiando en el excepcional rendimiento de Gil y en su inquebrantable confianza en su capacidad de ejecución en el montículo.

La ofensiva de los Yankees continuó su dominio de la serie de Houston, proporcionando un amplio apoyo a Gil. Haciendo gala de una gran disciplina de bateo en toda la alineación, sacaron del partido al titular rival, Ryne Nelson, en la tercera entrada, después de hacerle lanzar la friolera de 76 lanzamientos en sólo 2 ²/₃ entradas. Esta ofensiva propulsó a los Yankees a una dominante ventaja de 5-0 al principio, que finalmente mantuvieron para la victoria.

Con Gil mostrando su talento y el ataque disparando a todos los cilindros, los Yankees se han propulsado a sí mismos a un comienzo histórico. Su récord perfecto de 5-0 y la aparición de jóvenes estrellas como Gil dibujan un panorama prometedor para el resto de la temporada.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.