La saga de lesiones de Jasson Domínguez se desarrolla con un calendario sombrío

El sueño de los Yankees con Jasson Domínguez sufrió una brusca sacudida el domingo. La evaluación médica reveló que el novato ha sufrido un desgarro del ligamento cruzado anterior del codo derecho, un contratiempo que se espera que le deje fuera de juego durante la mayor parte de la próxima temporada. Este desafortunado giro de los acontecimientos obligó a Jassob Domínguez a ser una omisión de última hora en la alineación del domingo, atribuida inicialmente a lo que entonces se creyó que era una inflamación del codo.

Según Aaron Boone, Jasson Domínguez había estado experimentando dolor en el codo que se remonta a su serie inicial en Houston. Sin embargo, no afectó a su rendimiento en el plato hasta que comenzó su práctica de bateo el domingo.

El plazo de recuperación previsto para la estrella novata de los Yankees es de unos 9 a 10 meses.

Boone expresó su opinión al respecto después de que los Yankees consiguieran una victoria contra los Brewers el domingo. Mencionó que Jasson Domínguez le había informado de que tenía molestias ya en su último partido en Houston. En aquel momento, los Yankees no le habían dado mucha importancia, ya que el problema no había parecido afectar significativamente a su rendimiento.

Sin embargo, durante su sesión de práctica de bateo del domingo, Jasson Domínguez tuvo dificultades para generar potencia o golpear la pelota con fuerza. En consecuencia, se le sometió a pruebas durante el partido, y los resultados indicaron un desgarro del ligamento cruzado anterior.

El joven de 20 años tuvo un comienzo impresionante en las Grandes Ligas, con cuatro jonrones en sus siete primeros partidos. Asumió la posición de jardinero central para los Yankees, un equipo que actualmente evalúa posibles contribuyentes para la temporada 2024.

Los Yankees de Nueva York tenían objetivos ambiciosos para “El Marciano” en el próximo mes, especialmente centrados en mejorar su comprensión de la rutina de la MLB. Aunque Jasson Domínguez posee una inmensa potencia, durante su estancia en los niveles inferiores del juego se ha enfrentado a retos en áreas como el manejo de la base y otras métricas.

Jasson Domínguez responde a un pase de lista de los aficionados de los Yankees el 5 de septiembre de 2023, en el Yankee Stadium.

Boone hizo hincapié en la importancia del conocimiento de la situación, destacando cómo se evaluaban las reacciones de Jasson Domínguez en las bases. Mencionó que esta evaluación no se refería únicamente al robo de bases, sino que abarcaba el conocimiento de factores como la posición de la defensa, la lectura de la situación de juego, la comprensión de cuándo marcar y otros aspectos matizados similares. Además, teniendo en cuenta el papel de Jasson Domínguez en el centro del campo, Boone estaba interesado en observar su dinámica de comunicación con jugadores como Aaron Judge a su derecha y Everson Pereira a su izquierda.

¿Qué es un desgarro del ligamento cruzado anterior, la lesión que tiene Jasson Domínguez?

El LCC, abreviatura de ligamento colateral cubital, está situado a lo largo de la cara interna del codo, comúnmente denominada meñique o cara medial. Este complejo ligamentoso se extiende desde el hueso húmero de la parte superior del brazo hasta el hueso cúbito del antebrazo. Compuesto por tres bandas o divisiones distintas -la anterior (anterior), la posterior (posterior) y la transversal (transversal)-, el LCCU desempeña un papel crucial en el mantenimiento de la estabilidad del codo. Entre estas divisiones, la banda anterior reviste especial importancia para preservar la estabilidad del codo.

En el contexto de los jugadores de béisbol, el ligamento colateral cubital (LCC) desempeña un papel fundamental en su movimiento de lanzamiento y suele estar relacionado con la cirugía Tommy John cuando se desgarra por completo. La cirugía Tommy John consiste en utilizar un tendón procedente de otra parte del cuerpo o de un donante para sustituir al LCC dañado. El procedimiento incluye la creación de túneles en los huesos cúbito y húmero para fijar el nuevo injerto tendinoso. En algunos casos, pueden fijarse restos del ligamento original al injerto para reforzar su resistencia.

El alcance de la lesión de Jasson Domínguez sigue siendo incierto, pero puede dejarle fuera de juego durante una parte importante de la pretemporada, si no más. Lamentablemente, es muy probable que su actual temporada haya llegado a su fin.

Boone expresó abiertamente su decepción por Jasson Domínguez, admitiendo que estaba “destrozado”. Es un hombre joven, y estos contratiempos tienden a resolverse por sí solos. Esto no es más que un momento fugaz en el contexto más amplio de lo que prevemos como una carrera prometedora y duradera.”

¿Cuánto tiempo tardará en volver Jasson Domínguez?

Jasson Domínguez responde a un pase de lista de los aficionados de los Yankees el 5 de septiembre de 2023, en el Yankee Stadium.

Jasson Domínguez aún no ha concretado un calendario quirúrgico. Sin embargo, el periodo de recuperación estándar de un desgarro del ligamento cruzado anterior suele ser de 9 a 10 meses. Esta proyección implica que su posible reaparición podría producirse a mediados de la próxima temporada, posiblemente hacia junio o julio. Dada la juventud de Jasson Domínguez y su potencial como valioso bateador de media línea a largo plazo, se prevé que los Yankees actúen con cautela durante este delicado periodo. Pretenden reintegrarlo al juego a su propio ritmo, dando prioridad a su bienestar sobre cualquier prisa por devolverlo a la acción.

Es importante destacar que Jasson Domínguez es un jugador de posición, no un lanzador. Cuando un lanzador sufre un desgarro del LCA, y la posterior operación Tommy John es casi inevitable, representa un diagnóstico realmente descorazonador. Aunque no es tan mortal como hace cuatro décadas, sigue acortando considerablemente la carrera de un lanzador, a menudo robándole hasta dos años durante sus mejores años de juego.

Si Jasson Domínguez tuviera que someterse a una operación Tommy John, hay que tener en cuenta que los jugadores de posición suelen reaparecer en un plazo relativamente corto, de nueve a diez meses. Esto implica un posible retorno hacia junio o julio. Algunos jugadores muestran una notable capacidad de curación; por ejemplo, Bryce Harper se recuperó en sólo cinco meses, inicialmente como bateador designado y más tarde como primera base tras su intervención. Otro ejemplo es Shohei Ohtani, que podría someterse a una segunda intervención Tommy John, pero que logró regresar en tan sólo seis meses, retomando su papel de bateador designado tras su cirugía inicial.

Aunque, en comparación con los lanzadores, los jugadores de posición no suelen necesitar una operación de reconstrucción del ligamento cruzado anterior, hay situaciones en las que se convierte en una necesidad. Paul Molitor hizo historia como el primer bateador de las grandes ligas que se sometió a este procedimiento. Normalmente, el tiempo medio de recuperación de un jugador de posición es de aproximadamente 11 meses. Los casos recientes aportan información valiosa: Didi Gregorius regresó sorprendentemente rápido en poco menos de siete meses, mientras que Corey Seager se perdió casi un año, principalmente debido al momento de su operación, que tuvo lugar en la misma fecha cinco años antes. La operación a la que fue sometido a principios de mayo le impidió regresar hasta después de la postemporada. La situación de Salvador Pérez es notable, ya que soportó una larga recuperación de 15 meses, agravada por su cirugía en marzo de 2019, seguida de un marzo sin béisbol en 2020.

Gregorius luchó por recuperar su forma anterior tras la lesión, mientras que Seager necesitó un año entero de tiempo de juego para redescubrir su ritmo, aunque sus estadísticas de bateo tras la operación reflejaron fielmente las de antes. Aaron Hicks, tras su propia operación, pasó de ser una presencia regular en la alineación a un perpetuo cuarto jardinero.

Por el contrario, Travis d’Arnaud protagonizó un notable regreso y empezó a desarrollar el potencial que había mostrado como promesa; su bateo mejoró significativamente tras su regreso. Pérez vivió los dos mejores años ofensivos de su carrera en las dos temporadas siguientes a su operación. Gleyber Torres recibió una nueva UCL un año antes de su debut en las Grandes Ligas y procedió a ofrecer actuaciones excepcionales durante dos temporadas consecutivas.

Jasson Domínguez batea un jonrón contra los Cerveceros en el Yankee Stadium el 09 de septiembre de 2023.
NYY

No obstante, es un día inmensamente descorazonador. Jasson Domínguez, él solito, había inyectado un rayo de esperanza en la temporada de los Yankees, que por lo demás iba camino de su primer final decepcionante desde 1992. Su extraordinario comienzo incluyó cuatro jonrones en sus siete primeros partidos. Sus movimientos con la zurda en el Yankee Stadium provocaron auténtica alegría entre los aficionados de los Yankees, que le veían apuntando al porche corto del jardín derecho durante los próximos 15 ó 18 años. Su destreza en el campo era igualmente impresionante.

Con sólo 20 años, Jasson Domínguez goza de buena salud, y el camino que tiene por delante sigue siendo una extensión ilimitada de potencial. Dadas las circunstancias, la noticia podría haber sido ciertamente más sombría.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.