James Rowson pone en marcha innovadores ejercicios de bateo para potenciar los bates de los Yankees

Yankees' hitting coach James Rowson is  with Anthony Rizzo in Tampa, Florida, on March 4, 2024.

Incluso Aaron Judge, famoso por su implacable ética de trabajo a lo largo de su carrera y en su época universitaria, se está viendo empujado por una nueva fuerza: James Rowson, el entrenador de bateo de los Yankees.

James Rowson ha introducido un giro novedoso en las prácticas de bateo. Divide a los bateadores en equipos y les plantea situaciones de juego difíciles. Estos escenarios podrían involucrar corredores en segunda y tercera con un out y el infield cerrado. Cada equipo dispone de cinco turnos para ejecutar la tarea con éxito, lo que crea un ambiente competitivo y reproduce la presión del juego real.

Este innovador taladro cumple dos objetivos simultáneamente. Estimula la competición amistosa entre compañeros de equipo, fomenta la camaradería y empuja a todos a rendir al máximo. Y lo que es más importante, simula las situaciones de alta presión a las que se enfrentarán los Yankees durante la temporada regular, permitiéndoles refinar su enfoque y realizar ajustes cruciales antes de los partidos que más importan.

El juez comentó que las sesiones de entrenamiento con James Rowson les ayudan a mentalizarse y a estar bien preparados para los partidos. Mencionó el jueves: “Nos ayuda a acostumbrarnos a diversas situaciones de juego, de modo que cuando nos encontramos con ellas durante los partidos reales, nos resultan familiares porque ya las hemos practicado numerosas veces”. También destacó que disfrutaba con el aspecto competitivo de los ejercicios.

Los Yankees dan prioridad al bateo situacional con James Rowson

James-Rowson-new-york-yankees
elatletismo

El enfoque de los Yankees en el bateo situacional se ha intensificado bajo la dirección del nuevo entrenador de bateo James Rowson. Las rutinas previas al partido se están ajustando para enfatizar este aspecto del juego, un área en la que el veterano jugador de campo DJ LeMahieu anticipa un mayor escrutinio.

La temporada pasada, los problemas ofensivos de los Yankees estaban bien documentados, siendo el bateo situacional una debilidad evidente. Con los anteriores entrenadores de bateo, Dillon Lawson y Sean Casey, el rendimiento del equipo con corredores en posición de anotar era especialmente pésimo. Su promedio de bateo colectivo en tales situaciones fue de un magro .227, con un porcentaje de base más slugging (OPS) de sólo .677. Estas cifras les sitúan cerca de los últimos puestos de la liga en ambas categorías, lo que pone de manifiesto la necesidad de una mejora significativa.

Los Yankees están desesperados por redescubrir su “clutch-hitting mojo”. No se han clasificado entre los mejores equipos en bateo con corredores en posición de anotar desde su explosiva temporada 2019. Por aquel entonces, lideraban toda la liga con una media de .294 y un OPS de .890 en esas situaciones cruciales, lo que se traducía en una media de 5,82 carreras por partido, la mejor de la liga.

El nuevo entrenador de bateo, James Rowson, aporta una prometedora trayectoria en este campo. Durante su etapa con los Mellizos de Minnesota de 2017 a 2019, sus equipos se destacaron constantemente en el bateo de embrague. Se clasificaron entre los diez primeros en promedio de bateo con corredores en posición de anotar durante los tres años, terminando 9º (.268), 3º (.283), y 2º (.292) respectivamente.

Los Yankees esperan que la experiencia de James Rowson en la creación de ataques que produzcan carreras pueda contagiarse a sus bateadores y rectificar sus problemas con los corredores en base. Su éxito en el pasado sugiere que tiene las herramientas para elevar el rendimiento del equipo en estos escenarios de alta presión.

James Rowson destacó que, aunque el título sea “entrenador de bateo”, el objetivo final es marcar carreras. Subrayó que todos los aspectos de sus entrenamientos y debates, incluidos los ejercicios de bateo situacional, giran en torno al avance de los corredores y al acercamiento del equipo al marcador. James Rowson subrayó la importancia de tener siempre en cuenta cómo pueden generar carreras, reconociendo que algunos días las carreras pueden resultar fáciles mientras que otros días puede ser más difícil conseguirlas. Por ello, insistió en la necesidad de aprovechar las oportunidades de marcar carreras siempre que se presenten.

James Rowson se asegura de que los Yankees estén preparados para esos momentos durante los entrenamientos de bateo. Sirve tanto como una actividad divertida como un método para evitar que los bateadores confíen únicamente en el swing instintivo, explicó. James Rowson cree que el énfasis en las rondas situacionales ha disminuido un poco en los últimos años dentro del juego. Sin embargo, sigue considerando que estas rondas son importantes.

La familiaridad de James Rowson con Judge beneficia a los Yankees

Aaron Judge está en una temporada de prácticas de los Yankees en 2019 en Tampa.
hit_tamu

El entusiasmo de los yanquis por James Rowson va más allá de su filosofía como entrenador. Su conexión preexistente con Aaron Judge desde sus días juntos en el sistema de ligas menores de los Yankees es otro factor que contribuye. Esta buena relación se ha trasladado sin problemas a su dinámica actual, fomentando una sensación de confianza y comunicación abierta que puede resultar inestimable para el desarrollo de los jugadores.

Judge expresó su entusiasmo por su regreso al equipo, afirmando que estaba encantado de contar con una persona con un don para motivar a los jugadores y mantener altos niveles de energía.

El capitán de los Yankees no es el único impresionado con el nuevo entrenador de bateo James Rowson. Judge aprecia especialmente la capacidad del entrenador de bateo para adaptar su enfoque a cada bateador. Se comunica fácilmente con ellos y les ofrece análisis detallados del swing si se lo solicitan, lo que garantiza una atención personalizada que responde a las necesidades específicas de cada jugador.

DJ LeMahieu, que tuvo la oportunidad de trabajar con James Rowson durante las sesiones de entrenamiento fuera de temporada, se hizo eco de este sentimiento. Destaca el compromiso de Rowson de maximizar el potencial de cada jugador, asegurándose de que tengan las herramientas y la orientación necesarias para prosperar.

El seleccionador Aaron Boone también elogió la capacidad de James Rowson para crear vínculos sólidos con sus jugadores. Destacó el talento del entrenador para fomentar la comunicación abierta, escuchar activamente las opiniones de los jugadores y traducir esas aportaciones en estrategias eficaces que pueden elevar el rendimiento general del equipo. Es probable que este enfoque de colaboración tenga una buena acogida entre los Yankees y contribuya al éxito de la temporada.

Boone describió a James Rowson como un valioso miembro del equipo, destacando su capacidad para fomentar la unidad dentro del equipo. Además, el seleccionador destacó su paciencia y su habilidad para entenderse y comunicarse con los jugadores, lo que refleja su experiencia en el cargo.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.